Sendero

No cumplía mi mayoría de edad y ya escuchaba de la fórmula más efectiva de materializar y resolver la lucha de clases: con el uso del fusil. Eso lo oía en mis últimos años secundarios de algunos profesores que con verbo seductor y ardoroso tocaban esos temas en clases. Más tarde me enteraría que esos profesores eran, a la vez, dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Educación Peruana, Sutep. El más vehemente era Barreda Bazán empeñado en organizar a los alumnos a través de un Comité de Coordinación de Unificación de las Luchas Estudiantiles Secundarias, Ccules, símil del Comité de Coordinación de Unificación Clasista, Ccus. Esos años los viví en medio de puras siglas que parecían trabalenguas que desenredábamos entre risas con mis compañeros de aula, sin percibir lo que todo eso encerraba: la génesis del terrorismo que, como se demuestra en el informe final de la CVR, tuvo en la escuela su principal terreno de cultivo.

Leer más

Desencanto

“Ahora todos querrán postular”, decíamos antes de lanzar la segunda convocatoria de la Movilidad Estudiantil Internacional, programa de becas organizado por la UNSA para que sus mejores alumnos asistan a eventos académicos en cualquier parte del mundo. No era una adivinación, era una certeza, pues la primera Convocatoria fue un éxito del cual resultaron 46 beneficiados, que terminaron viajando hasta Rusia. Esa experiencia, pensamos, serviría de parlante para que hasta los incrédulos se animaran a postular en esta segunda convocatoria, que por otro lado debía hacerse ante que acabe el año, pues el presupuesto existente (S/. 240.000) tenía que agotarse, ya.

Leer más

El dilema de Ana María

Una de las sorpresas ppkausistas, horas antes de su Mensaje a la Nación dando cuenta de su primer año de gobierno, han sido los cambios ministeriales donde figura, de manera especial, Ana María Choquehuanca, quien desde ayer asumió el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Sorpresivo el anuncio porque muchos esperaban no sólo tres sino la recomposición de todo el gabinete, dado el saldo negativo de este primer año. Lo cierto es que nuestro mandatario, sólo decidió remover a dos e incluir a una, Choquehuanca, dentro de su gabinete. Así iniciará su segundo año. ¿Será útil esa fórmula? En breve lo sabremos.

Leer más

Nueva publicación: Cuadernos de Pensamiento

Cada vez es más frecuente marearme cuando me encuentro con Carlos Rivera, pues luego del “Manito” habitual, empieza a ametrallarme con sus proyectos editoriales, ahora con su nueva aventura: Quimera. El listado de libros que están en prensa o a punto de llegar a esa fase es larguísimo y abarcan varios temas: narrativa, ensayo, poesía, etc; todo entremezclado con una permanente actividad cultural desde su Casa de Cartón, institución donde él el jefe y él es la masa, pero que se ha convertido en la más activa de la ciudad en los últimos años.

Leer más

¿Qué esperas del mensaje?

Es la pregunta que más me han hecho estos días previos al Mensaje Presidencial, en calidad de un supuesto papel de opinólogo que me ha atribuido los medios locales, y probablemente es la interrogante que ha rondado en todos los diálogos cotidianos estos últimos días, pues querámoslo o no, como lo planteara el viejo Durkheim, lo que obligatoriamente diga o deje de decir nuestro mandatario este 28 de julio, es un hecho social en la medida que termina afectando nuestras vidas.

Leer más

Salvo mejor parecer: Freddy Rosas

Conocí a Freddy Rosas cuando el diario Arequipa al día empezó a funcionar en la Calle Melgar. Yo llegaba de un largo peregrinaje académico y aunque ya no integraba el equipo y menos la dirección editorial de ese diario, iba con frecuencia a su nueva y ampulosa casona a visitar a viejos amigos, aquellos con quienes arrancamos esa aventura periodística, y conocer a los nuevos, entre ellos a Freddy Rosas que firmaba una columna que siempre terminaba con la frase Salvo mejor parecer.

Leer más

AQP-PPK, un año después

De rodillas debiera estar PPK ante Arequipa, la región que prácticamente le dio el triunfo presidencial en las elecciones generales del año pasado. El magro 21% que obtuvo PPK a nivel nacional en la primera vuelta, fue compensado con el triunfo que alcanzó en Arequipa (la única que optó por él), pero que sirvió para que el resto de la región sureña lo catapultara en la segunda vuelta con promedios que rozaron el 70% de votación. Así, PPK inauguraba su gobierno con un mayoritario respaldo del sur peruano, especialmente de Arequipa, que creyó que, por fin, se terminaba la racha de los presidentes que gobernaban de espaldas a la región. Lamentablemente, nos volvimos a equivocar, pues un año de gobierno ppkausista y el sur, y Arequipa en particular, vuelven a ser tratados como el patio trasero del país.  

Leer más

La Alianza del Pacífico

PPK, junto a sus homólogos de México, Enrique Peña; Chile, Michelle Bachelet y Colombia, Juan Manuel Santos han sido los protagonistas de la XII Cumbre de la Alianza del Pacífico que se desarrolló en Cali, una semana después que se llevara a cabo, en esa misma ciudad, el III Encuentro de Instituciones de Educación Superior (IES) de la Plataforma de Movilidad Estudiantil y Académica de ese bloque que se creó en el 2011 como una iniciativa de integración regional y que representa un mercado de más de 225 millones de habitantes constituyendo así el 55% del comercio exterior en Latinoamérica.

Leer más

Descubrir y sentir

Fin de semana, 20:30. Regresar a casa después de ver Piratas del Caribe y descubrir las puertas violentadas; la reja que costó una millonada y las chapas otro tanto, para ahuyentar a los ladrones, rotas como waflers (para los cacos no hay imposibles, te dirá más tarde la policía); es decir, descubrir que has sido pirateado, que te tocó, algo que jamás imaginaste. Sentir miedo, rabia, impotencia, todo entremezclado. No saber qué hacer en ese momento y sólo, por instinto, quedarse afuera, no ingresar, pues tal vez, los ladrones, hijos de la gran puta, siguen adentro.

Leer más

Mesa desconcertada

Más que por voluntad propia, fueron las persistentes invitaciones que motivaron que luego de dos años, asistiera a la reunión del Comité Ejecutivo de la MCLCP, Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza, entidad estatal que por años encabecé y me alejé hace mucho, a pesar que en su página siga apareciendo mi nombre. Mientras se parloteaba sobre sus ritualísticos temas: informe de la reunión en Lima, tareas que de allí se desprenden, el POA a mitad de año y varios etcéteras, varios  miembros se retiraban mirando el reloj que les decía que ya estaban 120 minutos atendiendo lo mismo. Los pocos que se quedaron para el final, escucharon la renuncia del equipo técnico; es decir, la MCLCP se desmoronaba, pero todos impávidos nos despedimos hasta una próxima reunión fantasmal (sin equipo, esa institución no existe). Una señal que esa entidad poco o nada importa ya.

Leer más

1 2 3 4 5 99