Las dos efes del Perú

Si hay algo que agradecerle al 2017 es que nos ha enseñado qué nos une y qué nos desune como país: nos une el fútbol, nos desune Fujimori. El fútbol, y concretamente la clasificación al mundial de Rusia, no sólo nos ha unido en momentos de triunfos y perdidas con los equipos adversarios, sino que nos ha llenado de ilusión y, lo más importante, de un sentimiento triunfador, poco usual en el ánimo nacional. Fujimori, y concretamente el indulto negociado por PPK, nuestro mandatario, no sólo nos desune, sino que nos reencuentra con el constante sentimiento nacional de ser un país de mierda. Aceptémoslo, ni la tragedia del norte de inicios del año que se va, ni la llegada del Papa iniciando el nuevo año, tiene el poder de esas dos efes.

Leer más

Bodas de Plata

Mi madre estaba por Arequipa esos días pasándola conmigo, y ambos vimos en mi televisor de 5 pulgadas  el mensaje que daba al país Alberto Fujimori anunciando que su aún joven gobierno había resuelto disolver  el Congreso y, de paso, los demás órganos constitucionales. Salí raudo de mi pequeño apartamento hacia la Plaza de Armas pensando que habría una ola de protesta por la nueva ruptura del orden democrático, pero lo que noté fue desconcierto entremezclado con un ánimo de conformismo y apoyo.

Leer más

De paradojas y realidades

Nuestppkro historial político no deja de sorprendernos por sus paradojas: ad portas de nuestro accidentado bicentenario republicano, estamos por elegir al sesentavo presidente, el cuarto de un proceso ininterrumpido de democracia; sin embargo, la inestabilidad y el miedo vuelve a atacarnos repitiendo así esa constante que hace que cada proceso electivo en nuestro país sea de desesperanza y vacío.

Leer más