CARTAGO la púnica.

[Visto: 440 veces]

                                                                                                             

    Es la hora sin sombra. Melkart el Dios rige desde la cumbre del mediodía el mar de Cartago. Aníbal es la espada de Melkart……Alabado sea Baal, Dios de los muchos cielos,  alabada sea Tanith, la cara de Baal, que dieron la victoria a Cartago….Tuya es la espada ahora, romano; la tienes clavada en el pecho…”                     
                                                                                                                                                                             Jorge Luis Borges.

 

Dónde  está?  Alguna vez existió?

Cuál es la razón de su nonada?

Un día, partieron de ella,  elefantes y leones del Atlas, con ansias de apisonar europa.

Hombres de rizos oscuros y  perfiles agudos,  tambores y pífanos  sensuales. De la misma sangre de Akbar, cruzaron los Alpes, batieron a los volscos y cercaron a Roma.

Aún no conocían la palabra Cristo y mucho menos:  que salvo Alá todo es ilusión.

Pero lo presagiaban.

Por tamaño atrevimiento, los romanos no dejaron de ella  ni la más tenue silueta de una sola  piedra, refocilada sobre otra.

Pero  lo grande,   es que por muy poco, todo el cuento  pudo ser exactamente  al revés.

Su nonada de hoy,   explica

el  todo  que abarca.

 

Puntuación: 4.92 / Votos: 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *