IDENTIDAD PERUANA: EL LEGADO HISPANO.

20110730-redimensionnement20de2011320trujillo20-20plaza20de20armas.jpg
(Trujillo – Perú. Fuente de la foto:http://www.viajesyturistas.com/trujillo/)

 

Con la irrupción y conquista española, se produce la fractura de la historia de los pueblos andinos, y estos territorios pasan de una etapa de autonomía cultural y política, a una de dependencia y sojuzgamiento, como enfatizara Pablo Macera. Tradicionalmente, dependiendo de la perspectiva en que se ubique cada uno, ello ha sido visto como un acontecimiento fundante positivo, o como un hecho totalmente negativo. Estas posiciones extremistas, no contribuyen a ninguna interpretación razonable y objetiva de los hechos, ni a conseguir el necesario entendimiento de la pluralidad actual del Perú y los peruanos.

Para poder asumir la identidad peruana de hoy, es imprescindible superar las interpretaciones parcializadas e interesadas acerca de la invasión y la conquista española; abandonar las perspectivas cargadas de etnocentrismo y racismo de uno y otro lado, de subjetivismo de derecha o de izquierda; y asumir la irrupción de la cultura española y occidental, como lo que fue: un hecho histórico complejo, violento y crucial, pero explicable dentro de la coyuntura de su época.

Por ello, al igual que el hispanismo, debemos superar la leyenda negra del anti hispanismo indigenista; y haciendo un balance actual, libre de apasionamientos, de tal hecho histórico, solo cabe asumir que la invasión y conquista española implicó el trasplante a estas tierras de la civilización occidental, en su versión latina hispánica; la cual hoy en día todos los peruanos compartimos, en lo tecnológico, político, cultural y socio-económico. Significó asimismo la llegada del idioma español, bellísima lengua moderna con la que nos comunicamos los peruanos; significó igualmente la asunción de una religión como la Cristiana, que había desterrado prácticas, como los sacrificios, pues creía en un hijo de Dios hecho hombre, cuya vida había sido precisamente sacrificada por el bien de todos y cuyo máximo humanismo se evidenció con hombres que vivieron los hechos de la conquista y alzaron su voz contra el genocidio de los pueblos indígenas, como Fray Bartolomé de Las Casas o Francisco de Victoria.

En suma, con la llegada del elemento étnico español y occidental, se incorpora a estas tierras todo el bagaje cultural, tecnológico, que el resto del mundo había ido intercambiando y desarrollando, en mutuas inter-influencias entre sí, desde las civilizaciones de Mesopotamia, Egipto e Irán, a la China, la India, Grecia, Roma y Occidente en general; y que los hombres andinos desconocían, pues -hasta entonces- esta parte del mundo había permanecido aislada de esos contactos.

Así pues, otro elemento que define nuestra plural identidad peruana, es la HERENCIA HISPÁNICA, que constituye parte fundamental de nuestra peruanidad plural actual, que nos vincula o entronca con la gran cultura occidental, con su pasado, presente y futuro; con la tradición filosófica y espiritual hispano-europea, con las instituciones y principios del Estado Democrático de Derecho Social, consagrado en nuestra norma fundamental, con el derecho de filiación romano-germánica, con la tecnología e industria modernas, con la economía y la política mundiales y que nos proyecta al mundo actual, con sus retos de globalización e intercambio; pero que al mismo tiempo nos distingue de otras vertientes culturales que se asentaron en América, como la anglosajona o la lusitana; e igualmente nos distingue de las otras vertientes culturales del planeta.Reconocer ello, no puede significar sin embargo, caer en una posición que absolutice el legado hispano. El Perú es plural y el legado hispano es uno de sus diversos componentes esenciales.

Puntuación: 4.2 / Votos: 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*