Archivo por meses: julio 2011

Desempeño profesional basado en internet

[Visto: 1173 veces]

Para el común de profesionales -y de sus instituciones- internet no representa mucho más allá de una fuente para hallar información (usando buscadores como Google Search) y un medio para comunicarse a través del email o el messenger. No se aprovechan las múltiples herramientas y servicios de internet que están disponibles para interactuar y realizar tareas, actividades y proyectos de modo conjunto, compartido desde la oficina, centro de trabajo o desde cualquier otra ubicación, sin tener que reunirse en un mismo espacio y lugar. Estas sesiones grupales son ahora difíciles de programar para coincidir todos en un tiempo y horario “adecuados” o convenientes para cada uno de ellos. El uso de herramientas de internet “asincrónicas y sincrónicas” a discresión facilita esta labor, reduce costos e incrementa la producción.

Un ejemplo frecuente es el caso del diseño, elaboración, revisión y aprobación de diversos documentos: listados de tareas, análisis de problemas, definición de términos y casos, programación de actividades, organización de proyectos, revisión de avances, formulación de propuestas, redacción de informes, preparación de artículos y textos académicos, etc. En todos ellos, el modelo ideal de elaboración implica la participación y aporte de más de una persona, mejor aún de un equipo de trabajo. Ellos pueden cumplir su misión o encargo sin tener que reunirse en un horario fijo (por ejemplo, los lunes de 3 a 5 de la tarde) y menos hacerlo en el mismo lugar.

El responsable principal o coordinador del equipo podrá generar el primer documento (incluso en blanco, grabado como un texto en formato de MS-Word), el cual será “compartido” o autorizado digitalmente para que sus colegas intervengan como co-autores, editores o comentaristas, según sea necesario. Se podrán olvidar de estar enviando archivos por email. Todos podrán visualizar y editar el mismo documento, desde distintos puntos de acceso a internet (pero sincronizados entre sí) y ver en tiempo real los avances que se van logrando. El proceso podrá manejarse en privado para los miembros del equipo hasta obtener la versión final que, si lo desean, será publicada por internet. Algunas de las aplicaciones y servicios de internet que permiten hacer dicho proceso virtual son Google Docs, CrocoDoc, TitanPad, EdiGrid, SpringNote y son útiles no sólo para documentos sino también para hojas de cálculo y presentaciones con diapositivas (como las generadas en Excel y Power Point). Próximamente realizaremos un taller sobre Actividades Interactivas y Trabajo Online, cuyo primer módulo aborda estas aplicaciones.

Luis Palomino Sigue leyendo

Google Plus y Educación

[Visto: 2611 veces]

Ya no nos sorprende que, a cada momento, Google haga pública la puesta en servicio de diversas aplicaciones y “tecnologías”. Algunas son variantes o mejoras de prestaciones anteriores. Otras, se presentan como novedades o nuevos enfoques para aprovechar las tecnologías de información y comunicación. Google Plus es una de estas últimas: un conjunto integrado de aplicaciones que configuran una plataforma de red social y un portal para acceder a otros servicios como el Gmail, los documentos compartidos, calendario, noticias, etc.

Desde una perspectiva educativa en general, una primera impresión (hace apenas un par de semanas se abrió Google+) nos hace reflexionar en dos aspectos que deberían estar unidos pero usualmente los hallamos separados y hasta divorciados: profesores y estudiantes. Los “migrantes digitales”, es decir los docentes, con frecuencia se ven desbordados personal y pedagógicamente por las múltiples aplicaciones y servicios de tecnología que aparecen cada día. Apenas algunos se empiezan a familiarizar con Facebook (y tímida o tentativamente abren sus cuentas) y todavía no alcanzan a entender qué uso educativo darle al Twitter, cuando ya Google+ tiene más de diez millones de usuarios en menos de dos semanas. Creemos que, para el docente promedio, le será muy difícil obtener un nivel de aprovechamiento adecuado de estas novedades. La inmediatez y velocidad de los cambios e innovaciones tecnológicas es así. Sin una estrategia especial y de aplicación intensiva, muchos quedarán en el camino.

Al contrario, los estudiantes se hallan en mejores condiciones y sus perfiles de aprendizaje (son más “nativos digitales”) les ayudarán en el aprovechamiento de estos servicios y tecnologías. Ellos se incorporaron con rapidez al mundo del correo electrónico, los mensajes de texto, el uso del celular para generar contenidos audiovisuales y publicarlos en la red. Igual sucederá con Google+. Son una generación móvil y “enredada”, han tomado la red como propia.

Sin embargo, es posible diseñar e implementar buenas iniciativas pedagógicas y de socio-aprendizaje en las cuales se aprovechen, entre otras, facilidades de Google+ como los círculos, los intereses, las recomendaciones, las quedadas y el buscador plus. Los círculos permiten crear grupos a discreción (un equipo de proyecto o estudio, un grupo de docentes, una red educativa, etc.) de modo que toda la actividad deseada se realiza exclusivamente para cada círculo en particular. Los intereses son asuntos o tópicos que definen un perfil y gracias a ellos se puede filtrar, facilitar u organizar de un modo más rápido y eficiente el acceso a la información. Las recomendaciones (+1) son opciones para que evaluemos o califiquemos positivamente a una persona, contenido o recurso (tiene su antecedente en el “Me gusta” de Facebook) pero también es posible una calificación negativa (-1) para desaprobar o rechazar algo. Las “quedadas” son una facilidad que nos lleva al chat, videochat al interior de Google+. Incluso se pueden observar en simultáneo el mismo video de YouTube y compartir los comentarios del caso. También existe un buscador Google especializado en los contenidos publicados o intercambiados en Google+.

Estas son algunas de las prestaciones y servicios más notorios de Google Plus cuyas aplicaciones educativas empiezan a ser claramente visibles. También cabe destacar que, en tan corto tiempo (dos semanas) se están publicando muchas aplicaciones que permitirán ampliar el rango de uso de Google Plus. Se hace necesario explorar y probar cuánto de esto es posible y qué beneficios tendrá para el aprendizaje de las personas.

Sigue leyendo

Alfabetización Tecnológica: hacia un enfoque global

[Visto: 1818 veces]

Sobre el tema se ha escrito bastante y desde diferentes perspectivas. Algunos centran su atención en los equipos y dispositivos digitales, otros en sus aplicaciones e, incluso, en su valor educativo o social. No es un asunto agotado y merece definición y reflexión permanentes. Aquí nos referimos a un modo global de enfocar el tema a partir de seis preguntas clave que nos pueden ilustrar sobre los niveles que cubriría esta nueva clase de alfabetización y cómo las personas pueden avanzar entre dichos niveles o estancarse en uno de ellos.

1) Cómo se opera con determinada tecnología? Trátese de un dispositivo digital, un software instalado en nuestra PC o de una aplicación virtual, el primer paso siempre estará en saber cómo activarla o hacer que ella “funcione”.

2) Qué puedo lograr con ella? Sea un procesador de textos, un dispositivo móvil o una plataforma de red social, si no tenemos una clara idea de los resultados a obtener con su uso, no vale la pena emplearla.

3) Qué puedo aprender con ella? Tanto en los sistemas educativos formales cuanto en la vida diaria, la tecnología es un medio o herramienta para facilitar u optimizar aprendizajes.

4) Cómo me ayuda en mis labores cotidianas, en mi desempeño profesional? Este es un espacio muy amplio en el que la tecnología puede ayudar o brindar un valor agregado a nuestro trabajo, la productividad personal y el de nuestras organizaciones.

5) Cómo la tecnología cambia nuestra manera de actuar y pensar? La tecnología puede promover, facilitar o hacer viables cambios positivos en las pautas de comportamiento, las tendencias en el pensar o las preferencias sociales.

6) Cómo y qué puedo innovar usando tecnología? Aquí encontramos un campo selectivo para la creatividad, innovación e inventiva personal o social apoyada o basada en los adelantos y novedades tecnológicas de nuestros días.

Estas ideas pueden ayudarnos a entender mejor el proceso de alfabetización tecnológica, más allá de la llamada alfabetización digital, vinculando el aprendizaje de las personas con el desempeño laboral, las prácticas sociales y el desarrollo cultural.

Sigue leyendo

Del Papel a la Nube: estar en el mundo virtual

[Visto: 1104 veces]

Uno de los atractivos de la internet de los 90’s, para muchos estudiantes, educadores y otros profesiionales, fue que permitía un acceso fácil a textos, documentos y artículos sobre una amplia temática. En esos años, los usuarios de la red “imprimían en papel” los contenidos que consideraban de mayor novedad o utilidad. La magía del papel impreso parecía estar en su apogeo. Cuántos miles de esas páginas no se llegaron a leer? Una tendencia del comportamiento social que de pronto vió cómo de modo gratuito podía tener en sus manos cualquier contenido descubierto gracias a Yahoo! y Altavista.

En los años siguientes, con mayores (aunque no mejores) facilidades de almacenamiento digital, los usuarios cambian dicho modo de actuación por el de grabar y guardar, en disquettes, discos duros y CDs, cantidades excesivas de contenidos gracias a nuevas herramientas de búsqueda como Google. El resultado es similar: se atesoran recursos que pocas veces se llegan a leer y aprovechar a plenitud.

Con el desarrollo de nuevas redes digitales y sociales, velocidades de conexión optimizadas, menores costos en los servicios, etc. la tendencia es dejar de lado el “atesorar” localmente contenidos y recursos, los cuales se encuentran en la red o son publicados, guardados o reservados en un espacio virtual generado en internet conocido sencillamente como “la nube”. Desde las primeras opciones ofrecidas simplemente como “discos duros virtuales” hasta espacios con diversas prestaciones, el resultado es que cada día se prefiere más migrar hacia la nube, con la ventaja de poder acceder a ella en cualquier momento y desde cualquier lugar, empleando una PC, una laptop, un tablet o un dispositivo móvil como los smartphone o teléfonos inteligentes.

Si están interesados en explorar estas posibilidades, pueden encontrar una de ellas en CloudMe, un servicio gratuito que brinda 5 Gb de espacio de almacenamiento (más que suficiente para muchos usuarios). Les permite configurar un “escritorio en la web” para crear y editar documentos desde el navegador, manejar la subida y descarga de archivos así como compartir imágenes, música, video, etc. por internet.Trátese de estudio o de trabajo, se sorprenderán de ver todo lo que pueden hacer en CloudMe.

Sigue leyendo

Actividades Interactivas Online

[Visto: 922 veces]

Gracias a internet, muchas personas pueden estar “conectados” con familiares, amigos, colegas, compañeros de estudio o de trabajo y con otras personas. Los “encuentros virtuales” permiten que dos o más personas ubicadas en lugares diferentes puedan interactuar como si estuvieran juntos. Mejor aún, hace posible “estar juntos” sin que sea necesario coincidir en el momento y lugar de encuentro. Esta posibilidad tecnológica, bastante aprovechada por universidades y escuelas de postgrado para ofrecer cursos y maestrías virtuales, ha sido poco empleada por las empresas y otras organizaciones. Si podemos estudiar sin asistir físicamente a un aula universitaria, por qué no podemos interactuar y trabajar sin estar juntos en una oficina, taller, sala de sesiones u otro lugar? La respuesta es nítidamente afirmativa: sí podemos.

Un caso frecuente se presenta cuando varias personas, que son miembros de un equipo o que laboran en una misma institución, tienen que generar un documento con los aportes de todos ellos. En la actualidad, se tiene al alcance de cualquier usuario de internet opciones como Google Docs, CrocoDoc, TitanPad, EdiGrid o SpringNote. Todas ellas son plataformas online para la creación de documentos a partir de un archivo base al que pueden acceder y editar los diferentes miembros de un equipo o personas autorizadas, sin tener que reunirse en un mismo momento y lugar. El sistema sincroniza de modo automático las distintas versiones que se van generando y siempre mostrará la última versión actualizada. Algunas de estas plataformas no se limitan al procesamiento de textos y manejan hojas de cálculo o presentaciones con diapositivas.

La gestión de recursos online es un campo que brinda múltiples posibilidades. Entre ellas destacan los casos de discos virtuales y alojamiento de archivos, el envío de recursos “punto a punto”, el respaldo de contenidos y otras. También cabe mencionar el software que sirve para conectar dos o más computadores y tener acceso y control de un equipo ubicado remotamente pero con la ventaja de operarlo directamente.

En general, se pueden utilizar plataformas virtuales para realizar labores interactivas online, sesiones de trabajo, conferencias y videoconferencias, incrementando significativamente la comunicación y el intercambio de recursos entre personas e instituciones. Entre ellas, podemos mencionar Rounds, BigMarker, MiKogo, Scribblar, ShowDocument, QizIq, Yugma, ZipCast, LiveStream, Ubroadcast, etc.

En cada equipo de trabajo (o de estudio) así como en cada institución se hace necesario diseñar un plan básico para implementar algunas de estas herramientas y servicios para mejorar el desempeño profesional y la pro

ductividad de las organizaciones.

Sigue leyendo