Archivo de la etiqueta: comunion espiritual

Comunión Espiritual

COMUNIÓN ESPIRITUAL

A veces nos encontramos ante el Señor Sacramentado y pasamos momentos de aridez, sin percibir su voz ni llegar a decirle nada. ¿Qué hacer? He aquí una manera excelente de ocupar parte del tiempo en las visitas al Santísimo: hacer una comunión espiritual.

Llamamos comunión sacramental el recibir el cuerpo de Cristo bajo las especies eucarísticas en la Santa Misa o fuera de ella. Es este un momento inefable de unión e intimidad con Dios, por cierto el momento (o el acontecimiento) más importante del día o de la semana.

Pero resulta que además podemos encontrarnos con Nuestro Señor haciendo una comunión espiritual que podrá tener tanto o hasta mayor fruto que la misma comunión eucarística, dependiendo del fervor con que uno se empeñe y de la liberalidad de Dios.

La comunión sacramental se puede recibir hasta dos veces por día, si la segunda vez que comulgo lo hago participando de la Santa Misa, según estipula el Código de Derecho Canónico, canon 917.

En cambio, la comunión espiritual puedo hacerla en todo momento, en cualquier lugar, tantas veces cuantas quiera.

¿En qué consiste la comunión espiritual?

San Alfonso María de Ligorio nos lo explica muy claramente: “consiste en el deseo de recibir a Jesús Sacramentado y en darle un amoroso abrazo, como si ya lo hubiéramos recibido”.

Esta devoción es mucho más provechosa de lo que se piensa y muy fácil de realizar. Hay fórmulas que nos ayudan a hacerla como, por ejemplo ésta, que es de la pluma del mismo santo:

“Oh Jesús mío, creo que estas presente en el Santísimo Sacramento, te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti, No permitas, Señor, que vuelva jamás a abandonarte. Amén”

Pero cada uno pude meditar y realizar la comunión espiritual sin necesidad de acogerse a una receta específica, aunque para que sea bien hecha, se recomienda que se haga:
– un acto de fe en la Eucaristía (creo que estás presente en la Eucaristía)
– un acto de amor (te amo sobre todas las cosas)
– un acto de deseo (deseo recibirte en mi alma)
– Por fin, un pedido: (ven espiritualmente a mi corazón, permanece en mí y haz que nunca te abandone).

milagros eucaristicos krouillong comunion en la mano

Cuantas veces pensamos y hasta soñamos con cosas que queremos o que nos gustan. Es un imperativo de nuestro ser racional y volitivo. ¿Y cómo no vamos a tener en vista esa presencia tan benéfica que es, además, prenda de vida eterna?

Puede decirse que la comunión espiritual es un termómetro de nuestra fe y de nuestro amor a la Eucaristía. Y si no teníamos claro la factibilidad de esta práctica devocional, se comprende que no hayamos recurrido a ella; pero una vez que hemos comprendido cuán beneficiosa es para el alma, no tenemos más que hacerla parte de nuestros hábitos cotidianos.

Dice Jesús en el Evangelio que es preciso “orar en todo tiempo y no desfallecer” (Lc. 18, 1). La comunión espiritual es una forma excelente de oración que está siempre a nuestro alcance.

“Ecclesia de Eucharistía” es el título de una encíclica de San Juan Pablo II. “La Iglesia vive de la Eucaristía” y sin ella no puede existir. De forma real o virtual, debemos comulgar siempre con el Señor. La Eucaristía fue hecha para los cristianos y los cristianos para la Eucaristía.

Un pagano como el centurión romano (Mt. 8, 5-17) vivió la experiencia de la comunión espiritual cuando dijo: “Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa pero decid una sola palabra…”. La comunión con el Mesías, a través de un acto de fe, de esperanza y de amor, obtuvo su conversión y la cura de su siervo.

Creer, desear y adorar… ¡ya es comulgar!

Autor: Padre Rafael Ibarguren, EP
Fuente: Gaudium Press

Comunión Espiritual

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo Jesús mío, que estáis presente en el Santísimo Sacramento del altar; os amo sobre todas las cosas y deseo recibiros dentro de mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente venid a lo menos espiritualmente a mi corazón. Como si ya os hubiese recibido, os abrazo y me uno todo a Vos; no permitáis Señor que jamás que me separe de Vos. Amén.

sagrada eucaristia krouillong comunion en la mano

Googlea “krouillong” y encuéntranos en nuestras redes sociales: Facebook, Twiter, Slideshare, Youtube, Gloria.tv, Ivoox, Soundcloud, Pinterest y May Feelings

Recuerda que los demonios son RESPONSABLES del pecado pero tú eres CULPABLE por no haber resistido la tentación y por ofender a Dios con el pecado. ¡Confiésate bien!

Descarga tu GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN

Facebook GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN

La comunión en la mano es SACRILEGIO y PECADO y nadie puede obligarte a recibir la comunión en la mano, pues es “sólo para el fiel que lo desea”.

Por favor, por amor a Jesús, no se queden callados y luchen contra la sacrílega comunión en la mano… es Jesús ahí presente y no, no está dichoso de ser flagelado otra vez por ti recibiéndolo en las manos… ¡NO RECIBAS A JESÚS EN LA MANO!

Sobre la COMUNIÓN EN LA MANO

Adoración Eucarística: Visita Diaria al Santísimo

ADORACIÓN EUCARÍSTICA: VISITA DIARIA AL SANTÍSIMO

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro.

Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quién sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdonareis, por los méritos de vuestra preciosísima sangre, pasión y muerte, y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio, hasta el fin de mi vida.

Amén.

1. ORACIÓN PREPARATORIA.

Aquí estoy en vuestra divina presencia, Jesús mío, para visitaros.

He venido, Señor, porque me habéis llamado.

Vuestra presencia real en la Sagrada Eucaristía, es el eco de aquellas palabras que nos dirigís en el Evangelio: “Venid a Mí todos los que estáis cargados con vuestras miserias y pecados y Yo os aliviaré”. Aquí vengo, pues, como enfermo al Médico, para que me sanéis; como pecador al Santo, para que me santifiquéis; y como pobre y mendigo al rico, para que me llenéis de vuestros divinos dones.

Creo, Jesús mío, que estáis en el Santísimo Sacramento del Altar, tan real y verdaderamente como estabais en Belén, como estabais en la cruz y como estáis ahora en el Cielo.

Espero en Vos, que sois poderoso y bueno, para santificar mi alma y salvarme.

Os amo con todo mi corazón, porque sois la Bondad infinita, digno de ser amado de todas las criaturas del Cielo y de la tierra; y me habéis amado hasta derramar vuestra sangre y dar vuestra vida en la cruz por mí.

Vengo aquí a buscar un refugio contra la corrupción del mundo. En el mundo todo es falsedad y mentira; vengo a Vos que sois la Verdad eterna. El mundo está lleno de abismos de iniquidad; vengo a Vos que sois el único Camino de la felicidad. En el mundo todo es sensualidad y pecado; vengo a Vos que sois Vida y Santidad de las almas.

¡Dadme luz, Señor! ¡Que yo os vea presente en el Sagrario con los ojos de la fe; y que mi corazón beba hasta saciarse de la fuente del Amor divino que brota de vuestro Corazón Sacramentado!

2. LECTURA REPOSADA DEL DÍA CORRESPONDIENTE.

Ir a EVANGELIO DEL DÍA

3. COMUNIÓN ESPIRITUAL.

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar.

Os amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, venid al menos espiritualmente a mi corazón.
Y como si ya os hubiese recibido, os abrazo y me uno del todo a Ti.

Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén

4. ESTACIÓN AL SANTÍSIMO.

Está constituida por el rezo de cinco veces un Padrenuestro, un Avemarías y un Gloria, en honor a las cinco llagas de Jesucristo.

Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.
Sea por siempre alabado.

Heme aquí, buen Jesús, en Tu presencia, como un pobre a su gran Señor; dame, Señor Tu Gracia.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Heme aquí, buen Jesús, en Tu presencia: como un servidor ante su Dueño; dame, Señor, el sustento de Tu Cuerpo y líbrame de mi gran pobreza.
Padre Nuestro, Ave Maria, Gloria.

Heme aquí, buen Jesús, en Tu presencia, como un enfermo a su Médico; sana, Señor, las heridas de mi alma con el bálsamo de Tu divina Sangre.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Heme aquí, buen Jesús, en Tu presencia, como el discípulo ante su Maestro; enséñame, Señor, a aceptar Tu divina voluntad.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Heme aquí, buen Jesús, en Tu presencia, como un hijo ante un Padre; no me prives, Señor, de la herencia paterna que es la patria celestial.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Heme aquí, buen Jesús, en Tu presencia, como una oveja ante su Pastor; guarda Señor de tu Santa Iglesia y recibe benignamente las súplicas de nuestro Santo Padre.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

5. JACULATORIAS CONTRA LA BLASFEMIA.

Bendito sea Dios.

Bendito sea su Santo Nombre.

Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero Hombre.

Bendito sea el Nombre de Jesús.

Bendito sea su Sacratísimo Corazón.

Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.

Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.

Bendita sea María Santísima, la excelsa Madre de Dios.

Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.

Bendita sea su gloriosa Asunción a los Cielos.

Bendito sea el Nombre de María, Virgen y Madre.

Bendito sea San José, su castísimo Esposo.

Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

no existe ningún lugar en el mundo donde haya más amor adoración eucarística krouillong comunion en la mano

6. ORACIÓN FINAL.

Gracias, Jesús mío, por la bondad con que me habéis recibido y permitido gozar de vuestra presencia y compañía amorosas.

Me vuelvo a mis ocupaciones. Mi corazón queda contigo. En mi trabajo y en mis descansos me acordaré de Ti, y procuraré vivir con la dignidad que merece vuestra amistad divina.

Dadme vuestra bendición y concédeme todas las gracias, que necesito, para amaros y serviros con la mayor fidelidad.

Bendice, Señor, a nuestro Santísimo Padre el Papa, vuestro Vicario en la tierra; ilumínale, santifícale y líbrale de todos sus enemigos.

Bendice a vuestra Iglesia Santa y haced que su luz brille en todas las naciones; y que los paganos conozcan y adoren al único verdadero Dios y a su Hijo Jesucristo.

Bendice a vuestros sacerdotes, santifícalos y multiplícalos.

Bendice y protege a nuestra nación.

Bendice a todos nuestros bienhechores y concédeles la bienaventuranza eterna.

Bendice a los que nos han ofendido y cólmalos de beneficios.

Bendice a todos nuestros familiares y haced que vivan todos en vuestra gracia y amistad y que un día nos reunamos en la Gloria.

Da el descanso eterno a todas las almas de los fieles difuntos que están en el Purgatorio.

Da la salud a los enfermos. Convierte a todos los pecadores. Danos a todos vuestro divino amor, para que la fe que nos impide ahora ver vuestro santísimo rostro se convierta un día en luz esplendorosa en la Gloria, donde en unidad con el Padre y el Espíritu Santo te alabemos y bendigamos por los siglos de los siglos. Amén.

No dejes de saludar también a la Santísima Virgen, o con el rezo del Santo Rosario, o al menos de diez Avemarías y una Salve.

Googlea “krouillong” y encuéntranos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Slideshare, Youtube, Gloria.tv, Ivoox, Soundcloud, Pinterest y May Feelings

Divorciados vueltos a casar deben ir a Misa y comulgar espiritualmente

Vaticano: Divorciados vueltos a casar deben ir a Misa y comulgar espiritualmente

krouillong karla patricia rouillon gallangos no recibas la eucaristia en la mano divorciados no pueden comulgar
Mons. Jean Laffitte
ROMA, 30 Jul. 12 / 10:08 am (ACI/EWTN Noticias).- El Secretario del Pontificio Consejo para la Familia, Mons. Jean Laffitte, recordó que las personas divorciadas vueltas a casar deben participar de la Santa Misa y participar en la Comunión solamente de manera espiritual.

En entrevista concedida a ACI Prensa el 25 de julio en Roma, Mons. Laffitte señaló, que las personas divorciadas que contrajeron segundas nupcias, aunque no puedan recibir la comunión eucarística “siguen estando plenamente dentro de la Iglesia” y “siempre pueden tener una comunión espiritual fructífera”.

Al recordar la Exhortación Apostólica del Beato Juan Pablo II, Familiaris Consortio, el Prelado explicó que existe una distinción entre la comunión espiritual y la comunión eucarística, que afirma que sin la primera, no puede existir la segunda.

En este sentido, Mons. Laffitte indicó que la comunión espiritual es la forma en la que la persona se une personalmente a Cristo en el momento de la redención del Santo Sacrificio, para así, después, recibir la comunión eucarística.

En esta perspectiva, “las personas que por una u otra razón no pueden recibir la Santa Comunión, o comulgar, siempre pueden tener una comunión espiritual fructífera”, remarcó.

“Esto no es una disciplina inventada por la Iglesia”, recordó, y por lo tanto, en el matrimonio, “los cónyuges hacen un pacto con Dios, y Dios hace un pacto con ellos”, que crea un sacramento indisoluble. Una segunda unión “lo convertiría en algo contradictorio y contrario a lo sacramental”.

Finalmente, Mons. Laffite explicó, que para la comunión hace falta preparar el corazón para recibir al Señor, y de este modo, cuando los divorciados vueltos a casar se abtienen de recibirla, “dan mucho más honor al Señor con su sacrificio y ofreciéndose ellos mismos, a través del dolor que tienen en sus corazones, en el sacramento de la Eucaristía”.

“Ellos sufren por esto, pero, hay más honor dado por el cuerpo de Cristo en esta situación, que en cuando los bautizados van de manera superficial y a veces, de manera poco digna, a tomar la Comunión, sea cual sea el estado de sus almas”, concluyó.

Los divorciados vueltos a casar y el sacramento de la Comunión

La Congregación de la Doctrina para la Fe expresó en su carta a todos los obispos del mundo de octubre de 1994, que una persona divorciada vuelta a casar no puede participar de la Comunión, porque el matrimonio “es la imagen de la relación entre Cristo y su Iglesia”.

En ese aspecto, la Iglesia explica que los divorciados vueltos a casar sin un decreto de nulidad para el primer matrimonio, se encuentran en una relación de adulterio que no les permite arrepentirse honestamente, para recibir la absolución de sus pecados y por consiguiente, la Santa Comunión.

Dentro de este marco, para acercarse a los Sacramentos de la Penitencia y a la Eucaristía, deben resolver la irregularidad matrimonial por el Tribunal de los Procesos Matrimoniales u otros procedimientos que se aplican a los matrimonios de los no bautizados, de ser el caso.

Al respecto el Beato Juan Pablo II señala que “la Iglesia desea que estas parejas participen de la vida de la Iglesia hasta donde les sea posible (y esta participación en la Misa, adoración Eucarística, devociones y otros serán de gran ayuda espiritual para ellos) mientras trabajan para lograr la completa participación sacramental”.

[Leer más …]

Oraciones para la Adoración Eucarística

ORACIONES PARA LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA

Puesto que Cristo mismo está presente en el sacramento del Altar es preciso honrarlo con culto de adoración. “La visita al Santísimo Sacramento es una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia Cristo, nuestro Señor”

Santísima Virgen, Madre de Dios y Madre mía, medianera de todas las gracias, a ti debo la gracia de estar yo aquí en presencia de tu Divino Hijo. Pongo a tus pies mi pobre oración para que Jesús la reciba como venida de tus propias manos, y así, mis ruegos sean agradables a sus divinos ojos.

San José, primer adorador de Dios, Humanado, intercede por mí.

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio

ACTOS DE ADORACIÓN

R: ¡TE ADORO JESÚS MÍO!

Vengo, Jesús mío, a visitarte.  R.
Te adoro en el Sacramento de tu amor. R.
Te adoro en todos los Sagrarios del mundo. R.
Te adoro, sobre todo, en donde estás más abandonado
y eres más ofendido. R.
Te ofrezco todos los actos de adoración que has
recibido desde la institución de este sacramento
y recibirás hasta el fin de los siglos. R.
Te ofrezco principalmente las adoraciones de tu Santa Madre, de San José y de las almas más enamoradas de la Eucaristía. R.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era
en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén

Ángel de mi Guarda, vé y visita en mi nombre todos
los Sagrarios del Mundo. Dí a Jesús muchas cosas que yo no sé decirle, y pídele su bendición para mí.

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (7)

ACTOS DE FE

R: ¡JESÚS MÍO, YO CREO EN TÍ!

Creo, Jesús mío, que eres el Hijo de Dios vivo, que has venido a salvarnos. R.
Creo que estás presente en el augusto Sacramento del Altar. R.
Creo que estás por amor a mí en el Sagrario, noche y
día. R.
Creo que has de permanecer con nosotros hasta que se acabe el mundo. R.
Creo que bendices a los que te visitan y que atiendes los ruegos de tus adoradores. R.
Creo que eres el Viático de los moribundos que te
aman, para llevarlos al Cielo. R.
Creo en Tí, y creo por los que no creen. R.

comunion espiritual sagrada eucaristia krouillong comunion en la mano

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que estáis realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar.
Os amo sobre todas las cosas y deseo recibiros en mi alma.
Pero como ahora no puedo recibiros sacramentado,
venid a lo menos espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Como si ya os hubiese recibido, os abrazo y me uno todo a Vos.
No permitáis, Señor, que jamás me separe de Vos. Amén.

Comunión Espiritual de San Alfonso María de Ligorio

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (4)

ACTOS DE ESPERANZA

R: ¡EN TÍ CONFÍO, SEÑOR!

Espero en Tí, Jesús mío, porque eres mi Dios, que me
has creado para el Cielo. R.
Espero en Tí, porque todo lo he recibido de tu bondad. R.
Sólo lo malo es mío. R.
Espero en Tí, porque eres mi Redentor. R.
Espero en Tí, porque eres mi Hermano y me has
comunicado tu Filiación Divina. R.
Espero en Tí, porque eres mi Abogado e intercedes
por mí ante Dios Padre. R.
Espero en Tí, porque eres mi Intercesor constantemente en la Eucaristía. R.
Espero en Tí, porque me has conquistado el Cielo con
tu Pasión y Muerte. R.
Espero en Tí, porque reparas mis deudas. R.
Espero en Tí, porque eres el verdadero Tesoro de las
almas. R.
Espero en Tí, porque eres tan bueno, que me pides que confíe en Tí. R.
Espero en Tí, porque siempre me atiendes y me consuelas,
y nunca has defraudado mi esperanza. R.

Sagrado Corazón de Jesús, en Tí confío

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (1)

ACTOS DE CARIDAD

R: ¡JESÚS MÍO, YO TE AMO!

Te amo, Jesús mío, y te amo con todo mi corazón y
como a nadie. R.
Porque Tú me amas infinitamente. R.
Porque Tú me has amado desde la eternidad. R.
Porque Tú has muerto para salvarme. R.
Porque Tú me amas tanto que no podrías amarme
más. R.
Porque me haces participante de tu Divinidad y quieres que lo sea también de tu Gloria. R.
Porque te entregas del todo a mí en la Comunión. R.
Porque me das en manjar tu Cuerpo y en bebida tu
Sangre. R.
Porque estás siempre por amor a mí en la Santa Eucaristía. R.
Porque me recibes siempre y nunca me rechazas. R.
Porque eres mi mejor Amigo. R.
Porque me colmas de tus dones. R.
Porque me tratas siempre con misericordia a pesar de
mis pecados e ingratitudes. R.
Porque me has enseñado que Dios es mi Padre y que
me amas mucho. R.
Porque me has dado por Madre a tu propia Madre. R.
Dulce Corazón de Jesús, haz que te ame cada día más. R.
Dulce Corazón de Jesús, sé mi Amor. R.
Te amo por los que no te aman; R.
Te amo por los que nunca piensan en Tí; R.
Te amo por los que no te visitan; R.
Te amo por los que te ofenden e injurian. R.
¡Qué pena por todo esto! R.

Te amo y te digo con aquél tu siervo: “¡Oh, Jesús, yo
me entrego a Tí para unirme al amor eterno, inmenso
e infinito que tienes a tu Padre Celestial! ¡Oh, Padre
Adorable! Te ofrezco todo el amor eterno, inmenso e
infinito de tu amado Hijo Jesús”. (San Juan Eudes.)

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (3)

ACTOS DE GRATITUD

R:¡GRACIAS, SEÑOR, POR TODOS TUS BENEFICIOS!

¡Oh, Jesús, te doy gracias por los beneficios que me has concedido! R.
Yo no sabré nunca apreciarlos si no en el Cielo, y allí
te los agradeceré eternamente. R.
Padre Celestial, te los agradezco por tu Santísimo Hijo Jesús. R.
Espíritu Santo, que me inspiras estos sentimientos, a
Tí sea dado todo honor y toda gloria. R.
Jesús mío, te doy gracias, sobre todo, por haberme
redimido. R.
Por haberme hecho cristiano, mediante el Santo Bautismo,
cuyas promesas renuevo. R.
Por haberme dado por Madre a tu propia Madre. R.
Por haberme dado un gran amor a tanta tierna Madre. R.
Por haberme dado por protector a San José, tu padre
adoptivo. R.
Por haberme dado el Ángel de mi Guarda. R.
Por haberme conservado hasta ahora la vida para
hacer penitencia. R.
Por tener estos deseos de amarte, de vivir y morir en
tu Gracia .R.

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (3)

ACTOS DE CONTRICIÓN

R: ¡JESÚS MÍO, MISERICORDIA!

Jesús mío, te pido perdón por los muchos pecados que he cometido durante mi vida. R.
Por los de mi niñez y adolescencia. R.
Por los de mi juventud. R.
Por los de mi edad adulta. R.
Por los que recuerdo y no recuerdo. R.
Por lo mucho que te he ofendido por ellos. R.
Por lo mal que me he portado contigo. R.
Siento mucho el haber pecado. R.
¡Perdóname, Señor Jesús! R.
Perdóname según tu gran misericordia. R.
Perdóname por lo ingrato que he sido para Tí. R.
Perdóname y no quieras acordarte ya de mis pecados. R.
Perdóname y limpia mi alma de tanta miseria e infidelidad. R.
Perdóname y ten misericordia de este pobre pecador. R.
Perdóname, que estoy muy arrepentido. R.
Perdóname, que quiero ser bueno en adelante con tu
gracia. R.
Perdóname, y aparta tu rostro de mis ingratitudes. R.
Perdóname, que me causan mucho dolor mis pecados. R.
Perdóname, porque me reconozco pecador. R.
Perdóname, porque no obstante, Tú sabes que te
quiero mucho. R.
Jesús, sé mi Salvador.

María, Madre mía, intercede por mí ante tu Divino
Hijo Jesús. Dulce corazón de María, sé mi salvación.

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (2)

ACTOS DE SÚPLICA

R: ¡TE RUEGO, JESÚS MÍO!

Te ruego, Jesús mío.
Que no me dejes, porque me perderé. R.
Que me persevere siempre en tu Amor. R.
Que estés siempre conmigo, sobre todo cuando esté en peligro de pecar y en la hora de mi muerte. R.
Que jamás permitas que me aparte de Tí. R.
Que sepa padecer con resignación por Tí. R.
Que no me preocupe si no de amarte. R.
Que ame también a mi prójimo. R.
Que ame mucho a los pecadores. R.
Que ame mucho a los necesitados y a los enfermos. R.
Te ruego, Jesús mío, que ampares:
a tu Santa Iglesia R.
al Romano Pontífice, tu Vicario visible en la Tierra. R.
A los Obispos y sacerdotes. R.
A los Religiosos y Religiosas R.
A los que mandan en tu nombre. R.
A nuestra querida Nación. R.
A mis amados familiares y allegados. R.
Que premies a mis bienhechores. R.
Que favorezcas a los que ruegan por mí. R.
Que bendigas a los que me traten con indiferencia o
no me quieran. R.
Que trabaje mucho por Tí, hasta mi muerte. R.
Que me concedas una muerte santa. R.
Que digas al morir: ¡Jesús, María, salvad el alma mía! R.
Que me lleves al Cielo cuando muera. R.
Amén.

adoracion eucaristica krouillong comunion en la mano es sacrilegio (2)

VISITA A JESÚS SACRAMENTADO

Señor mío Jesucristo, que por amor a los hombres, estás de día y de noche en este Sacramento lleno de piedad y de amor, llamando y recibiendo a todos los que vienen a Tí: Creo que estás presente en el Pan Consagrado oculto en este humilde Sagrario.

Te adoro desde el abismo de mi nada y te doy gracias por todo lo que Tú me has dado; te doy gracias de un modo especial, por haberte dado Tú mismo a mí en este Sacramento; te doy gracias por haberme dado por Madre espiritual a tu propia Madre; te doy gracias por haberme llamado a tu Presencia para estar ahora aquí, junto a Tí.

Adoro tu Divino Corazón; de quien proceden tus amorosos dones; y desde aquí quiero adorarte en tu presencia Eucarística, que envuelve toda la tierra.

Jesús mío, te amo de todo corazón; me arrepiento de haberte ofendido.
Prometo serte fiel en adelante; y… miserable como soy
me consagro todo a Tí: te entrego mi voluntad, mis afectos, mis pensamientos, y todas mis cosas; haz lo que quieras de mí y de todo lo mío; sólo te pido y deseo tu infinito amor, y tu ayuda para cumplir siempre la voluntad de Dios y perseverar así hasta el final de mi vida.

Amado Salvador mío, uno mi corazón a tu Corazón,
y así reunidos los ofrezco al Eterno Padre,
en amorosa oblación y entrega total. Amén.

San Alfonso María de Ligorio

san alfonso maria de ligorio krouillong comunion en la mano

ORACIÓN FINAL

Jesús mío, dame tu Bendición antes de retirarme y
que el recuerdo de esta visita que acabo de hacerte,
permanezca en mi memoria y me anime a amarte más
y más. Haz que cuando vuelva a visitarte, vuelva más santo. Aquí te dejo mi corazón para que te adore constantemente y lo hagas más agradable a tus divinos ojos.

Adiós, Jesús mío.

Santísima Virgen, Madre de Dios y Madre mía, que
por tu intercesión he alcanzado la gracia de realizar
esta adoración, concédeme que pueda repetirla todos los días de mi vida.

San José, Patrono de la Iglesia Universal, ruega por
nosotros.

¡JESÚS, MARÍA, OS AMO: SALVAD LAS ALMAS!

Googlea “krouillong” y encuéntranos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Google Plus, Slideshare, Youtube, Gloria.tv, Ivoox, Soundcloud, Pinterest y May Feelings.