La comunión en la mano simplemente no funciona

La comunión en la mano simplemente no funciona… Señores Cardenales y Obispos prohíban la comunión en la mano. Por favor actúen ahora, antes de que se sucedan los imitadores al sacrilegio de Pamplona.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos siempre ha corregido en estos temas relacionados a la comunión (incluso al mismo Papa), pero la escuchan solo los que quieren escuchar.

Y es precisamente la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos quien también repite y repite que la forma recomendada de recibir la comunión es en la boca y de rodillas y que recibir la comunión en la mano debilita la fe…. pero como los católicos hoy en día se creen eso de que “si el Papa lo aprueba por qué tu no? y como la falta de fe no les ayuda (y como quieren hacer lo que quieren), los errores dentro de la Iglesia se repiten como una enorme bola de nieve que rueda cuesta abajo.

sacrilega comunion en la mano krouillong

La comunión en la mano se basa en una montaña de mentiras.

Y cada mentira tiene su por qué y su para qué. Algunas son:

La mentira de que “los apóstoles recibieron la comunión en la mano” es una mentira creada para que los sacerdotes asimilen más rápidamente el entregar la comunión en la mano, a imitación de los Santos Apóstoles, los primeros obispos, el ejemplo a seguir. Esta mentira fue sembrada dentro de los seminarios y de ahí salen muchos sacerdotes que solo quieren entregar la comunión en la mano por este exclusivo motivo y se lo creen como si fuera cierto ignorando los dos milenios de tradición de la Iglesia y el respeto que siempre se dio a la Sagrada Eucaristía. El padre de la mentira logró crear una mentira seductora exclusiva para los sacerdotes y logró su propósito… en muchos. Pidamos a Dios que nos dé santos sacerdotes.

La mentira de que “si el sacerdote entrega la comunión en la mano tú no puedes reclamarle porque debes obedecerle”. Esa mentira es difundida por católicos que promueven la comunión en la mano, de la cual son partidarios. El padre de la mentira logró crear una mentira bajo la apariencia de obediencia para difundir su sacrílega obra y logró su propósito… en muchas parroquias. Todos los católicos que leen la excepción que permite la comunión en la mano pueden leer claramente que dice: “solo para el fiel que lo desea”, significa que si yo no quiero recibirla en la mano nadie me puede obligar. Y en este tema la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha reiterado que no se puede negar la comunión a un fiel por querer recibirla, por ejemplo, de rodillas o en la boca. Es cierto que se le debe respeto al sacerdote, pero el sacerdote no puede ir contra la norma de la Iglesia, hacerlo es un abuso de su parte y el fiel tiene el derecho de presentar su queja formal y con carta ante el obispo de su Diócesis. Pero estas son verdades que no se difunden a conveniencia.

La mentira que muchos católicos dicen a otros de que “así se recibe aquí la comunión” o “así reciben la comunión todos aquí” e imponen la comunión en la mano en las primeras comuniones de los niños, cuando la excepción que regula la comunión en la mano estipula claramente que es solo para el fiel que lo desea. Si yo no quiero recibirla en la mano, nadie puede obligarme a recibirla en la mano y si tú engañas a otros haciéndoles creer que es la única manera de recibirla en la parroquia, estás mintiendo. El padre de la mentira logró crear una mentira bajo la apariencia de guardar el orden en la Santa Misa -todos iguales como borregos- para difundir su sacrílega obra y logró su propósito… en muchas parroquias. ¿Qué la mentira no es pecado grave contra el Octavo Mandamiento y comulgar en pecado acaso no te lleva al infierno? Ese es el estado de muchos católicos, pero ahí no termina. Si te atreves a ir en contrario del statu quo de la parroquia -regresando los reclinatorios y recibiendo la comunión en la boca- entonces los mismos católicos te dicen que te falta caridad y te sobra soberbia.

No tengan miedo de ir contracorriente. Como verán hay mucha cizaña sembrada en medio del trigo. Pero no dejaremos que se ahogue el trigo y aguantaremos hasta que sea separada toda la cizaña y sea echada al fuego.

Otro aspecto -y una gran verdad- que tampoco se difunde lo suficiente es que la comunión en la mano es de origen protestante. Sabemos -supongo que los católicos sabemos- que los principales exponentes de la Reforma Protestante fueron Martín Lutero y Juan Calvino, siendo Lutero quien la inició en 1517.

Juan Calvino fue el primero en negar la Presencia Real de Cristo en la Sagrada Eucaristía, en rechazo a la Transustanciación de la Sagrada Eucaristía y afirmando que “en la Eucaristía, Cristo está presente pero de un modo espiritual “por virtud” y totalmente insustancial, de modo que no hay modificación absoluta de las sustancias”. Es decir, que el pan es pan y el vino es vino. ¿Ustedes se imaginan que a un católico del siglo XV le digan que reciba a Cristo en la mano? Pues no era fácil de calar esta idea, pero no siendo Cristo y siendo pan y vino (y habiendo dejado de ser católico, para ser protestante) entonces es más fácil… y así cayeron muchos.

De Lutero tampoco se difunde lo suficiente las revelaciones divinas dadas a la Beata  Sor María Serafina Micheli (1849-1911), fundadora del Instituto de las Hermanas de los Ángeles, y que todos los católicos deberíamos conocer.

En plena celebración del cuarto centenario del nacimiento de Lutero en Eisleben, ciudad de Sajonia, lugar donde nació Lutero, debido a la oscuridad se arrodilló delante de un templo para orar y acompañar a Jesús Sacramentado y su Ángel de la Guarda y le dijo: “Levántate, porque esta es una iglesia protestante”. Y añadió: “Yo quiero que veas el lugar donde Martín Lutero está condenado y la pena que paga en castigo de su orgullo”.

Entonces tuvo la visión de un horrible abismo de fuego, en el cual eran atormentadas una innumerable cantidad de almas. En el fondo vio a un hombre, Martín Lutero, que se distinguía entre los demás condenados pues estaba rodeado de demonios que lo obligaban a estar de rodillas y todos (los demonios), armados de martillos, mientras se esforzaba en vano, le clavaban en la cabeza una gran clavo. 

(..) La beata estaba convencida firmemente que Martín Lutero estaba condenado en el infierno sobre todo por el primer pecado capital: LA SOBERBIA. El orgullo lo hizo caer en pecado mortal, y lo condujo a la rebelión abierta contra la Iglesia Católica. Su conducta, su posición para con la Iglesia y sus herejías fueron determinantes para engañar y conducir a muchas almas superficiales e incautas a la perdición eterna.

Los protestantes son -aunque muchos no lo crean- grandes difusores de la comunión en la mano entre los católicos. El mayor deseo de todo protestante es hacer que el católico deje su Iglesia para arrastrarlo hacia sus “templos” y qué mejor manera que lograr que los católicos se comporten como protestantes, invitándolos incluso a sus reuniones protestantes. Y muchos católicos se preguntan ¿si es malo asistir a reuniones protestantes? Pues si, es malo. Los protestantes son herejes y “quien reza con herejes, es un hereje” lo dijo el Papa San Agatón.

Si no te basta con ello, cuando Nuestro Señor Jesucristo dictó a Santa Faustina la Novena a la Divina Misericordia en el quinto día le pidió oración por los herejes y cismáticos y los señala como aquellos que desgarraron Su Cuerpo y Su Corazón durante Su amarga Pasión. La misma Santa Faustina nos dice que las palabras originales de Nuestro Señor son aquí “herejes y cismáticos”, ya que Él habló a Sor Faustina según el contexto de su tiempo pero hoy -por causa de los malditos respetos humanos- son llamados “hermanos separados” y no bastando con ello se ha modificado a “los hermanos que creen en Cristo”.

Pues bien, muchos católicos -comenzando por los carismáticos de la década de los 70´s y 80´s- imitan las reuniones protestantes, porque la misa es aburrida, porque no “sienten” el Santo Espíritu, etc. y la comunión en la mano tuvo su puerta de acceso a través de ellos. Hoy en día, generaciones después, hay una gran cantidad de católicos que ya no son carismáticos sino que hacen y creen lo que quieren. Si los católicos quieren imitar a Juan Calvino y, las costumbres protestantes de Lutero, es bueno que sepan de antemano que también van a imitar su destino.

Responsables de muchos sacrilegios en el mundo entero

La comunión en la mano ha provocado tal cantidad de sacrilegios en el mundo que el número de sacrilegios es mayor que el número de defensores de la comunión en la mano dentro de la Iglesia Católica.

Los sacrilegios hoy en día no son exclusividad de los satánicos, que antes hacían el esfuerzo de robar de noche una parroquia para obtener las Hostias. Hoy en día gracias a la comunión en la mano cualquiera puede hacer lo que quiere con la Sagrada Eucaristía.

sacrilegio sagrada eucaristia krouillong comunion en la manosacrilegio sagrada eucaristia krouillong comunion en la mano

El sujeto de las imágenes, abiertamente homosexual y cuyo negocio es el escarnio a la Iglesia Católica, ha cometido solo uno más de los muchos sacrilegios que se cometen a diario.

En las fotos -que él mismo ha tomado- pueden ustedes ver (y él mismo lo afirma) cómo se sacó de la boca todas las Sagradas Eucaristías para este fin: su exposición sacrílega en una España cada vez menos católica. 242 en total, según sus palabras.

Un católico indignado con esta sacrílega exposición ingresó y se llevó todas las Sagradas Formas y las llevó a una parroquia para ser depositadas en el Sagrario. Ahora, el sujeto de la foto está recolectando nuevamente las Sagradas Eucaristías ¿cómo? Simple, pues yendo a comulgar.

sacrilegio sagrada eucaristia krouillong comunion en la mano

Este sujeto evidentemente odia a la Iglesia Católica, pero los católicos que apoyan la comunión en la mano son los responsables de que estos hechos ocurran.

¿Saben ustedes que el Concilio Vaticano II no aprobó ni normó la comunión en la mano? Y eso se puede leer en la Instruction Memoriale Domini donde se deja en claro que “El Papa otorga, que en todo el territorio, correspondiente a su Conferencia, cada obispo pueda de acuerdo a su juicio prudente y a su conciencia, autorizar en su diócesis, la iniciación del nuevo rito para dar la comunión en la mano, con la condición de que se evite completamente, cualquier causa que pueda escandalizar a los fieles, y cualquier peligro que pueda generar, irreverencia hacia la Eucaristía. ¿Dónde está el juicio de los obispos y sacerdotes y por qué no actúan?  “¡Bestias del campo, fieras de la selva, vengan todas a devorar! Sus guardianes son todos ciegos, ninguno de ellos sabe nada. Todos ellos son perros mudos, incapaces de ladrar. Desvarían acostados, les gusta dormitar. Esos perros voraces nunca terminan de saciarse, ¡y ellos son los pastores! No saben discernir, cada uno toma por su camino, todos, hasta el último, detrás de su ganancia.” Isaías 56, 9 – 11

Ahora lo vemos en las fotos… ¿y todos los sacrilegios que no vemos en fotos y que suceden a diario?

¿Acaso la comunión en la mano no es en sí misma, motivo de escándalo entre los fieles y de irreverencia hacia la Eucaristía? ¿Acaso no vemos cómo se la pasan de mano en mano durante las JMJ que se han dado en los últimos años? ¿Qué esperan para prohibir la comunión en la mano si en los últimos 50 años no se ha respetado la condición dada por el Papa Paulo VI?

th

No todo edifica.

Si, la Iglesia permite la comunión en la mano como excepción “solo para el fiel que lo desea” pero no olvides la Palabra de Dios: “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica” y para el caso de la comunión en la mano no solo no edifica sino que destruye.

Tú no estás obligado a recibir la comunión en la mano y nadie puede obligarte a recibirla en la mano, pues la excepción que la permite dice claramente que la comunión en la mano “es solo para el fiel que lo desea”. 

Muchos católicos también son blasfemos.

Una de las excusas de los católicos para tomar la comunión en la mano es que les da asco recibir la comunión en la boca porque pueden pasarle la saliva de otra persona y contagiarse una enfermedad. Si tú piensas así estás blasfemando contra la Sagrada Eucaristía.

Si, es una blasfemia (*) decir esto y tú lo dices y otros te escuchan. Asumirás tus consecuencias de difundir esta blasfemia y lo verás el día de tu juicio personal.

(*) Blasfemia: irreverencia desafiante, maldecir a Dios, degradar intencionalmente las cosas concernientes a Dios, atribuir algún mal a Dios, negar algún bien que deberíamos atribuir a Dios.

Los católicos hoy en día han perdido el Temor de Dios y de blasfemos contra la Sagrada Eucaristía, se convierten en sacrílegos al tomar la Sagrada Eucaristía en la mano y con este pecado se comen su propia condenación.

“Por reverencia a este Sacramento, nada lo toca sino lo que está consagrado” – Santo Tomás de Aquino

Y los mal llamados “ministros” extraordinarios de la comunión -que con un simple cursillo de parroquia y la pompa respectiva para recibir su medalla al cuello creen que ya igualan los años de estudios de Teología del sacerdote- son también parte de este problema.

Muchos santos nos hablan de reverencia. ¿qué será eso? Lamentablemente, el paso generacional hace que muchas cosas buenas sean olvidadas. La consecuencia de ello son niños y jóvenes sin respeto a los demás y sin reverencia a Dios, recibiendo la comunión como si fuera chicle. Parece lógico que si no respetan al que ven con los ojos es imposible que muestren reverencia al que no ven con los ojos. Si los padres no les enseñan a amar a Jesús Eucaristía nadie lo va a hacer ¿y cuál es la situación espiritual de esos padres? Los padres deberían recordar la Palabra de Dios que dice que los pecados de sus hijos, pecados suyos son.

A muchos católicos hoy en día no les interesa leer libros santos y menos orar, ya que no pueden despegar la ceja de las redes sociales y por esa razón ignoran la herencia de los santos, santos a los que no quieren imitar, hombres y mujeres como todos nosotros, comunes, que se ganaron su Cielo -y su lugar en los altares- con las rodillas, la comunión en la boca con devoción y con la Santa Misa en latín: la misa de los santos. Ningún santo recibió la comunión en la mano. Ninguno.

La comunión en la mano es el trabajo sacrílego perfecto de Satanás.

Yo no recibo la Eucaristía en la mano y me voy a proponer que todo el mundo sepa que la comunión en la mano es el trabajo sacrílego perfecto de Satanás porque primero los católicos blasfeman contra la Sagrada Eucaristía diciendo que les da asco recibir la comunión en la boca porque se pueden contagiar una enfermedad si les tocan con la saliva de otra personas, y luego cometen sacrilegio contra la Sagrada Eucaristía recibiendo la comunión en la mano, y con ese pecado se comen su propia condenación….. y lo repetiré hasta que lo sepan todos -y será traducido en varios idiomas- para que, luego de su muerte, el día de su juicio personal cuando estén en presencia delante de Dios , no puedan decir que no lo sabían… ya lo saben, vayan viendo que le van a decir a Él.

Recordatorio para todos.

La norma de la Iglesia dice -y siempre ha dicho porque nadie la ha cambiado- que la comunión se recibe de rodillas y en la boca. Nos han quitado los reclinatorios para difundir la sacrílega comunión en la mano…. y no hemos hecho nada.

La excepción dice que “solo el fiel que lo desea” puede recibir la comunión en la mano. Nos imponen la comunión en la mano como forma única… y no hacemos nada.

Ambas maneras de recibir la comunión se permiten hoy en día, la decisión es solo tuya. Toma la decisión correcta, no vaya a ser que estés siendo probado.

Cuando veas al sacerdote negarte la comunión en la boca y querer que la recibas en la mano piensa si por ese sacerdote vale la pena ofender a Dios.

Y recuerda que si en tu parroquia no cambian las cosas, siempre puedes cambiar tú de parroquia.

Que Dios bendiga a todos los que luchan contra la sacrílega comunión en la mano.

Karla Rouillon Gallangos

Googlea “krouillong” y encuéntranos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Slideshare, Youtube, Gloria.tv, Ivoox, Soundcloud, Pinterest y May Feelings

Más sobre la COMUNIÓN EN LA MANO

 

Puntuación: 4.85 / Votos: 7

Comentarios

  1. Hace un año nuestro Párroco se ausento, y vino un Sacerdote español Jesuita ha dar la Santa Misa, y al momento de la Eucaristía yo, abrí mi boca para recibir a mi Santo Señor Jesucristo, pero èl Sacerdote me la quiso dar en la mano, cosa que me ofendió de tal manera que sin pensarlo le dije, no, y èl se rió de mi persona y me la diò en la boca. Al retirarme llore, no por mi, si no por la blasfemia que un hijito suyo consagrado le habìa hecho…

    Publicado por hugo el:
  2. He visto también en mi parroquia dos jovencitas que, teniendo una de ellas lla hostia en la mano, se miraban y reían; no se cuáles eran sus intenciones, pero por señas les hice que la llevaran a la boca; como vemos tampoco se cumple el precepto de ver que la consuman delante de quien la administra..

    Publicado por Daniel osvaldo Felauto Ligresti el:
  3. El artículo está muy bien, aunq estoy totalmente en desacuerdo con su afirmación relativa a la Renovacion Carismática Católica, he de decir q en mi persona el Espiritu Santo ha realizado maravillas y q gracias a la Oración de Alabanza y a un deseo de conocer más a Jesus y de amarle más comulgo de rodillas y en la boca, el Espiritu Santo es el Gran Desconocido en la Iglesia Católica tradicional, el papa Francisco cuando era obispo en Argentina era el Consiliario de la Renovación para toda Argentina, no nos equivoquemos, la Alabanza es la oración mas potente q existe.
    Os pido q indaguéis y q no lancéis críticas sin estar totalmente seguros.
    Muchas gracias y q Dios os bendiga

    Publicado por Francisco De Castro Manglano el:
    1. Te han enseñado a ser carismático bien, no digo que todos los carismáticos sean malos católicos, pero la liturgia que ustedes enseñan no es la verdadera liturgia. No te equivoques tú, la alabanza no es la oración más potente, la oración más potente es aquella que se hace de rodillas y en silencio, donde solo tú y Dios conocen la intención. ¿Acaso el Santo Padre Pío, Santa Teresa de Jesús, San Juan Bosco, Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres, Santa Teresita del Niño Jesús, San Juan de la Cruz, San Agustín, Santo Domingo Savio, Sor Juan Inés de la Cruz, Santo Domingo de Guzmán se hicieron santos por dar alabanzas al Cielo en alta voz con aplausos y bailes como hacen ustedes en la misa? No, se hicieron santos con las rodillas. ¿Acaso tú estás pensando en el Santo Sacrificio de la Cruz mientras alabas al Señor en la misa? No te creo si me dices que reflexionar sobre la Pasión y Muerte de Jesus durante la misa te hace aplaudir y decir Aleluya.
      Eres una buena persona seguramente, pero debes indagar un poco más sobre el origen de la llamada “Renovación” pues surgió en contraposición al silencio, contemplación y devoción que de rodillas se demostraba en la Santa Misa Tridentina, la misa de siempre, que junto con el latín van a volver. Bendiciones

      Publicado por Karla Patricia Rouillon Gallangos el:

Deja un comentario