Inglés

Luego de ser sometidos a las estrictas medidas de seguridad, que duró como 30 minutos, por fin pudimos llegar al Salón de Convenciones que la Embajada Americana había preparado para recibir a una centena de autoridades universitarias de todo el país, para el lanzamiento de la decimotercera edición de su Programa 100,000 strong in the Americas,  el fondo concursable creado por el gobierno de Barack Obama con el fin de incrementar el intercambio de estudiantes universitarios entre Latinoamérica y Estados Unidos para mejorar  el capital humano en el presente siglo.

A este programa se postula con proyectos ligados a los siguientes ejes temáticos: problemática medio ambiental, STEM (ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas) y poblaciones vulnerables. De ganar, el Programa apoya con US$25,000 para que el proyecto se ejecute beneficiando, principalmente, a estudiantes que pueden hacer las pasantías en las universidades americanas que respaldaron el proyecto presentado.

Son varios los casos de universidades peruanas que ya han sido ganadoras con este programa, pero aún estamos a la zaga, pues quienes nos llevan la delantera son los mexicanos, argentinos, colombianos e incluso los venezolanos. Las universidades peruanas están detrás y de allí el interés de los americanos que seamos nosotros los beneficiados de la presente edición, tal como lo dijo el propio Embajador,  Brian A. Nichols, que participó en esta reunión que en realidad terminó siendo un Taller para que las autoridades universitarias del país no sólo se enteraran de su existencia, sino que ellos mismos, al ser cabezas de sus instituciones,  sean los principales motivadores para postular y así ver a sus estudiantes complementando su formación profesional en una universidad americana.

Obvio que finalizando la reunión, luego de 8 horas, el entusiasmo fluía, pero se opacaba cada vez que la pregunta que rondó desde el principio, se hizo más explícita: “¿ y el inglés?”. Es decir, el cuco del idioma se levantaba como una barrera que liquidaba toda exaltación, mucho más para las universidades públicas, y muchísimos más para las de provincia.

Desde que dirijo la Oficina  de Convenios, Cooperación e Internacionalización de la Universidad Nacional de San Agustín, he notado que ese es uno de los principales obstáculos en las aspiraciones de los estudiantes agustinos que quieren cruzar fronteras para perfeccionar o complementar sus estudios. Las oportunidades existen y cada vez más, ahora que se ha instalado en el mundo académico la variable internacionalización  como un medidor de la calidad universitaria que, incluso, está incluida en la nueva Ley Universitaria. Pero frente a ellas, el idioma o idiomas, son frenos infranqueables de nuestros estudiantes. Justamente por eso es que la misma ley universitaria contempla que hoy nadie puede graduarse sin antes demostrar un conocimiento mínimo del inglés, y es por eso que se enseña ese idioma casi obligatoriamente. Por su obligatoriedad, tengo la impresión que los alumnos poco o nada están interesados, mucho más cuando dentro del dictado de cursos, ninguno se hace en inglés, y menos aún se usa bibliografía en ese idioma. Es decir, temo que de nada servirá  ese  cursito, como de nada sirve la decena de años que nos meten el curso de inglés desde el primer día de nuestra educación básica regular.

Por las exigencias y retos, cada vez mayores, del actual mundo académico, es imprescindible reformular el tema de la enseñanza y practica del inglés entre nuestros estudiantes. Creo que hay que vincularlo a una necesidad real para que su aprendizaje  sea serio y no el curso de relleno que es en la actualidad. Por qué no empezar, por ejemplo, a plantear dentro del examen de admisión universitario, unas preguntas en inglés?  Pienso que esa sería una forma de incitar a que nuestros estudiantes, luego de 10 años de estudiar ese idioma en sus colegios, sepan algo más que decirle Miss a su profesora.

Puntuación: 5 / Votos: 1

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*