Archivo de la etiqueta: Educación bilingue

¿Qué es enseñar un idioma? Segunda parte

[Visto: 2192 veces]

Entrevista a Elizabeth Cortez, profesora de idiomas

Ahora, en la mente del común de la gente están los profesores de idiomas que prácticamente siguen al pie de la letra un libro de texto. ¿Esa es toda la labor del profesor de lenguas idiomas? ¿Cómo describirías la labor real de un profesor de idiomas?

Yo creo que cualquier persona que tome un clase de lengua extranjera aprende. La única diferencia que yo he visto en mi experiencia es que el proceso de aprendizaje puede ser más lento o rápido y eso depende mucho del profesor. Yo estudié 11 años inglés en el colegio y luego tomé cursos extras en la universidad. Uno diría que con todos esos años de estudio yo era bilingüe!! Lamentablemente nunca pude hablar inglés aún después de tanto estudio. Reconocía palabras, entendía conversaciones sencillas y podía decir una que otra palabra bien pronunciada, pero de eso no pasaba. Claro que sabía inglés, sabía algo!! Pero hubieron varios factores que me impidieron aprenderlo más rápido y uno de ellos fue que nunca me gustó porque mis profesores nunca me motivaron. No se trata tampoco de echarle la culpa al profesor porque el alumno tiene que poner de su parte, pero qué niño pone de su parte si un adulto no lo motiva? Los que ponen de su parte son los grandes, los que quieren aprender y toman clases de idiomas por motivación propia o por necesidad. Los chicos del colegio esperan que el profesor haga algo interesante para ver si ellos sienten la motivación o la necesidad. Ese es mi trabajo diario en mis clases. Yo hago actividades en forma de proyectos que creen necesidades y ganas de comunicarse en mis chicos. El libro siempre está de referencia, al igual que el diccionario. Pero aprender del libro es como pensar que si te lees todas las palabras del diccionario vas a ser un máster en la lengua que te propongas aprender. Yo estoy totalmente convencida que una lengua se aprende imitando y comunicando. Imitando preguntas, pronunciación, reacciones a ciertas situaciones. Comunicando ideas, opiniones, sugerencias, sobre alguna situación específica o un texto, por ejemplo. Yo los hago trabajar con proyectos de acuerdo a su nivel. Sugiero un nombre que les haga sentir importantes como por ejemplo : El reportero del tiempo. Explico y doy ejemplos concretos y ellos saben que me refiero al ‘Weather man’ que ellos conocen de la tele. Claro, hay motivación no por decir el tiempo, sino por ser el hombre de la tele, vestir el terno, hacer nevar en lugares que no cae nieve o describir tempreaturas altas en lugares que hace frio. Dependiendo del grupo y la edad dejo que ellos creen a su manera, otras veces doy pautas específicas que requieren más investigación certera, pero para niveles básicos sólo busco que usen el idioma. Siempre dejandoles espacio para que trabajen individualmente o en grupo hago clases que les de las herramientas para que ellos puedan crear solos. Yo les doy información que sé no van a poder descubrir solos, algunos aspectos gramaticales sí y sólo si son necesarios, guías de trabajo porque su creatividad puede irse de las manos cuando se emocionan. Los proyectos se anuncian siempre con ejemplos/modelos y luego se enseña vocabulario, estructuras, conceptos que serán útiles para el proyecto y luego se les deja trabajar bajo supervisión. Yo siempre planeo presentaciones informales antes de las presentaciones finales porque es ahí cuando se dan cuenta de sus errores y se corrigen. Lo más sustancioso de este tipo de actividades es que ellos mismos me preguntan, “cómo se dice…?” y es cuándo veo que tienen necesidad de comunicar algo y de esa respuesta es de la que no se olvidan.

Más allá de los beneficios prácticos que implica manejar un idioma diferente a tu lengua materna (apertura de posibilidades académicas o laborales), ¿cuáles crees que son los beneficios de aprender un nuevo idioma? ¿qué tipo de capacidades, habilidades sociales, u otras se desarrollan en las personas?

Mucha gente piensa que uno aprende otro idioma, pero lo que hacemos es realmente aprender sobre otro idioma. El aprender un nuevo idioma es aprender sobre una nueva cultura y la forma de pensar de otra gente. Te vuelve totalmente sensible y tolerante y esas son cualidades que no sólo te sirven en el campo profesional sino también personal. Me da risa que menciones sobre habilidades sociales porque es justamente lo que yo enfatizo en clases. Yo creo que uno tiene que encontrarse en cada idioma. Yo por ejemplo cuando llegué a estados unidos sentía que era una hablando español y otra hablando inglés. Me sentía extraña. Realmente pasaron unos cuantos meses para yo poder sentir que era la misma en ambas lenguas. He tratado de aplicar lo mismo en los otros idiomas. No es fácil, demanda tiempo sentirse uno mismo en diferentes lenguas pero es de gran satisfacción sentir que puedes hacer los mismos comentarios que harias en las mismas situaciones sea tu lengua nativa o no. A veces lo siento en mis chicos cuando hablamos en clase y alguien trata de decir algo espontáneo y no le sale y se rie y luego me dice que no quería decir nada. Y yo insisto y usamos inglés y yo encuentro la forma de darle ese pedacito de información que necesita para que lo recuerde y lo use la próxima vez que sea necesario. A veces pasa que lo saben decir pero nunca lo asocian con sus conocimientos previos porque están pensando en decirlo bien para no pasar ‘verguenza’. Además del ser uno mismo yo trabajo mucho en su arte de presentación. No hay alumno que no pase por mis manos y que no haga una presentación formal e informal en español frente a la clase. No lo hacen una sino varias veces hasta que se les haga algo natural, hasta que no sientan verguenza de pararse al frente y hablar al público. Muchos de ellos me dicen que nunca lo hacen ni en inglés y les digo que el dia que se atrevan a hacerlo en inglés van a hacerlo tan bien o mejor pues han sido capaces de hacerlo en una lengua que no es la de ellos, qué podría salir mal en su lengua materna!! Ah!! como me encanta decirles esas cosas!!

¿Puedes hablarnos un poco acerca de las nuevas corrientes para el aprendizaje de lenguas y cuáles consideras que son las tendencias entrantes?

Ay no me hables de corrientes y tendencias que se me mueve todo!!. No sé si podría mencionarte las que esperas escuchar, pero si quieres te paso mis libros en inglés jaja. La verdad es que yo sigo el enfoque comunicativo, en inglés ‘the communicative approach’. Todos mis cursos buscan que el alumno sea competente comunicándose en esa segunda o tercera lengua extranjera. Ya sea a nivel básico, intermedio o avanzado. Acá tenemos lo que se llaman “The 5 C’s” (comunicación, cultura, conexiones, comparación, comunidad) que los profesores de lenguas extranjeras deberían tener en cuenta sino en todas, en la mayoría de sus clases. En inglés sería 1) Communication, que remarca exponer al alumno a situaciones reales de comunicación, 2) Culture, que remarca exponer al alumno a aspectos culturales del nuevo idioma, 3) Connections, que incluye el conectar el curso con otras áreas de aprendizaje del alumno, 4) Comparisons, que incluye hacer notar las diferencias y semejanzas entre el idioma nativo del alumno y la lengua que se aprende, 5) Communities, que incluye exponer al alumno a la variedad de recursos que hay en el mundo que puedan servirle para su nuevo aprendizaje como museos, páginas web, bibliotecas, paseos de campo, intercambios culturales. Aunque el enfoque comunicativo trae excelentes resultados muchos profesores se resisten a seguirlo por falta de apoyo en las escuelas que eseñan, la cantidad de alumnos que tienen en cada clase y la resistencia de los mismos alumnos y padres que están acostumbrados al antiguo método. Crear una currícula que siga el enfoque comunicativo es un trabajo que requiere de mucho compromiso por parte del profesor, pero desde mi punto de vista, los resultados y satisfacción personal son increíbles!!

Sigue leyendo

¿Qué es enseñar un idioma? Primera parte

[Visto: 2708 veces]

Elizabeth Cortez

Entrevista a Elizabeth Cortez, profesora de idiomas.

¿Puedes empezar hablando un poco acerca de ti?
A ver… estudié Educación Secundaria en la Universidad Católica, con especialidad en Lengua y Literatura. Trabajé en Lima como profesora de secundaria de Lengua y Literatura. Viajé a Estados Unidos New York, con un programa de profesores, Amity Institute. Regresé a Lima y busqué trabajo como profesora de Lengua y Literatura pero conseguí trabajo como profesora de inglés para niños entre 7 y 11 años. Luego regresé a Estados Unidos, California, e hice una maestría en la enseñanza de lenguas extranjeras en Stanford University. Toda mi experiencia había sido enseñando español e inglés, pero cuando me mudé a Houston, Texas, ya con la maestría, me ofrecieron ser profesora de francés para niños entre 5 y 12 años. El francés lo había aprendido en Lima luego de mi primer viaje a Estados Unidos. Aquí en Houston es en donde he aplicado todo lo posible e imaginable en la enseñanza de lenguas, todo lo que aprendí en mi experiencia de profe, en la maestría, y como estudiante de lenguas. Aún el aprendizaje de una primera, segunda, tercera o sin fin lengua me parece increiblemente maravilloso.

Cuando uno piensa en un profesor de Literatura, lo imagina hablando de Quevedo, García Lorca, Cortázar y Shakespeare; sin embargo, tú has tomado un camino diferente. ¿Cómo llegaste a la enseñanza de lenguas extranjeras?

Y es exactamente como me imaginé cuando empecé en el campo de la educación. Con mis lentes y mis libros discutiendo textos. Nunca me imaginé dictando clases de español, inglés y menos de francés. Creo que toda mi carrera se ha venido hilando gracias a las oportunidades que se me han presentado y he tomado y no necesariamente porque yo las haya buscado. Trabajé como profesora de Lengua y Literatura en Lima y luego tuve la oportunidad de ir a un programa de profesores a Estados Unidos. La primera vez estuve en Rochester, Nueva York y es en donde empecé a enseñar español. Me pareció muy divertido porque hacía actividades de la nada. Hasta cuando estornudaba y decía ‘salud’ y ‘gracias’ sentía que la gente aprendía de mí. Lo que me encantó es que pude enseñar a grupos muy diversos en todo sentido, sobre todo edades. Tuve alumnos de 3 años hasta 85, quienes por cierto fueron los más entusiastas. Cuando regresé a Perú busqué trabajo como profesora de Lengua y Literatura pero me ofrecieron trabajo de profesora de inglés para niños. Trabajaba en un colegio de lunes a viernes y en un instituto de idiomas los fines de semana. No sentía que mi inglés fuera tan avanzado pero lo suficiente para hacer actividades para niños. Sentí que las clases fueron para mí porque aunque eras cosas sencillas me esmeré en buscar un poco más para lucirme. Mi corta experiencia me hizo pensar que tal vez!! … algún día!! podía ser profe de lenguas extranjeras así que me animé a estudiar francés en la Alianza Francesa. El inglés nunca me gustó y si aún así lo había aprendido pensé que el francés lo aprendería más rápido porque me encantaba!!! Hice todos los niveles en 9 meses y hasta pasé los examenes internacionales (Delf 1 – 4) soñando en poder hacer un post grado en Francia. Por cosas del destino regresé a Estados Unidos, ahora a California, y disfruté de casi dos años sabáticos. Como muchos, o pocos saben, Estados Unidos está lleno de gente internacional y es en donde encontré a Veronique, una francesa que sabía español con quien me reunía para hablar dos veces por semana. Se me hizo facilazo aprender hablando y no podía creer como aún con errores y no una excelente pronunciación mi francés fue mejorando tanto. Decidí probar con el portugués y el italiano también… total, qué tan difícil podía ser!. Tomé clases formales de gramática de ambos idiomas pero me aburría totalmente porque yo quería hacer diálogos, moverme en clase, leer, ver videos!!! pero todas mis clases formales eran lo mismo. Además los profesores hablaban un montón en inglés para traducir porque los otros estudiantes americanos no entendían. Claro, era mucho más fácil para mí porque yo hablaba español. Tomé 3 meses de Portugués y 6 meses de italiano y cuando ya sabía toda la gramática conseguí una amiga brasileña y una italiana que gustosas aceptaron conversar conmigo. Muy aparte de estas actividades estudiaba inglés por mi cuenta y era voluntaria dando clases de conversación de español. Postulé a Stanford University para un programa de Maestría en la enseñanza de lenguas extranjeras y cuando me aceptaron en el programa fue uno de los momentos más felices de mi vida!! No sólo por ser una excelente universidad sino también por todo el esfuerzo que puse estudiando, dando mil exámenes, pasando entrevistas y haciendo mil trámites de visas y documentos que me volvían loca!! y todo en inglés. Yehh una razón más por la cuál es importante aprender una segunda lengua. /div> Sigue leyendo