Archivo de la etiqueta: aprendizaje

Quiero volver a jugar, sin roche

-El juego es importante.
-Sí, es muy importante… Es básico para los niños – te responden.

No obstante, hacia los 5 años pareciera que pasa por una suerte de “pre”, como si prepararse para entrar al colegio fuese una experiencia trágica. Entonces, hablan del desfase que hay en algunos aspectos entre el nivel inicial y la primaria. Entonces todo se vuelve una negociación de exigencias e intransigencias… ¿y el juego? Se quedó castigado en un rincón. Porque a los 5 años un niño ya está grande y tiene que empezar a enseriarse, ¿verdad? Después de todo, no todo en la vida es juego (¿?).

Pasan los años y ahora somos adultos, para quienes el juego es una cosa negada; porque si uno juega es inmaduro, tonto, aniñado; a menos que el contexto te lo permita. Por ejemplo, una tarde de amigos en casa, todos con un trago en la mano. Entonces, jugar está bien (¿?).

Incluso los juegos sexuales no están “plenamente aprobados” en el mundo adulto. Aunque ahí ya entramos a otros traumas de la psicología colectiva en algunos lugares de nuestra América Latina, donde el demostrar experticia, interés o creatividad sexual puede verse negativamente; ya que uno se convierte en un “recorrido”, “cualquiera”, etc.

¿No es eso bastante raro que el juego sea negado al adulto? Es decir, ¿por qué una experiencia enriquecedora, desestresante se nos ha negado?

Dicha negación al juego en el adulto, ha generado una resistencia a jugar. Recuerdo alguna vez que he tenido que hacer capacitaciones y he desarrollado algún juego en mitad de la capacitación: aparecieron las miradas de reojo, los rostros de resistencia, la incredulidad. Con el rostro siempre positivo y tragando saliva, logré que el juego saliera adelante. Después de los primeros minutos, prácticamente todo el mundo estaba riendo, estaba jugando y, sin pensarlo, estaba aprendiendo.

Qué tal si hoy día reclamamos el juego para nosotros también. No por los beneficios educativos o psicológicos que pueda tener (de lo cual trataré en una pronta ocasión), sino ¡porque sí!

P.D. Quise encontrar una imagen de adultos jugando (no practicando deporte). Irónicamente, no encontré ninguna.

Sigue leyendo

¿Qué es la Inteligencia emocional?

Hace ya algunos meses, empezamos a hablar de la Inteligencia. En aquel primer post vimos que la inteligencia no se limita a la acumulación de información y datos, ni se limita necesariamente a cuestiones “académicas”. Más bien concordamos con la teoría de Gardner, quien observa a la inteligencia como una capacidad desarrollable de diferentes tipos, unos de corte “académicos” como la inteligencia lógico-matemática y otros novedosos como la inteligencia emocional. Sobre este último punto trataremos en esta ocasión.

Aunque Gardner ya hablaba de la inteligencia emocional (inteligencia inter e intrapersonal), fue Goleman quien popularizó el término con la publicación de su libro en 1995. En él, Goleman profundiza sobre las características del concepto y da una serie de explicaciones basadas en diversas investigaciones.

Básicamente, encontramos que la inteligencia emocional se define como la capacidad de comprender nuestros sentimientos y emociones, así como las de los otros (empatía) y manejarlos de modo que la persona sea capaz de gestionar sus emociones y sus relaciones.

La inteligencia emocional, normalmente puesta a un lado en nuestra educación formal, tiene un alto impacto en nuestras vidas. Imaginemos simplemente a un alumno muy aplicado y brillante académicamente, pero con problemas de socialización. ¿Podrá ingresar a una universidad y tener éxito en ella? Sí. Sin dificultades, probablemente. ¿Será una persona exitosa en estos tiempos en los que el trabajo en equipo es un requisito tan buscado? ¿Podrá tener una vida social plena? ¿Qué clase de relaciones familiares o de pareja tendrá? ¿Qué clase de padre podría ser?

Este imaginario no es poco común. Hace no mucho conocí a un joven que se gradúo a los 22 años como el mejor de su promoción. Sin embargo, al término de su discurso de graduación hubo un enorme silencio. Ninguno de sus compañeros le aplaudió; ya que el muchacho siempre consideró el hacer amistades como “un estorbo”, “una pérdida de tiempo”. Él dijo: “he venido a estudiar, no a hacer amigos”. Aquella persona, espero equivocarme, estará marcada por una profunda soledad y su práctica laboral estará marcada por el individualismo.

Además, la incomprensión de los sentimientos y emociones personales puede generar tremendas confusiones, pensamientos negativos o autodestructores; es decir, generar infelicidad en la persona.

Quien desarrolle su inteligencia emocional será capaz de manejar su vida de modo que no sólo resulte más exitoso. También podrá ser una persona con mayores probabilidades de realización personal.

Para profundizar en el tema, les recomiendo revisar los siguientes enlaces:

Inteligencia emocional (Goleman)

El papel de la inteligencia emocional en el alumnado (Pacheco y Fernadez)

Inteligencia emocional: teoría y práxis en educación (Alterio y Perez).

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Sigue leyendo

Educación e Internet: ¿necesitamos un portal?

Internet y educación
Foto de Dain Sandoval

Con cada avance tecnológico, la educación formal suele tener una reacción (a veces) un poco tardía para acoplar esos avances en su beneficio. Pasó con la televisión y el video, y pasó con la Internet. En dicho campo, la avanzada le lleva sin ninguna duda la educación en línea o e-learning, como modernización de la tradicional educación a distancia, recordando la época de la correspondencia y las visitas periódicas de tutores a diversos puntos de un país.

La educación en línea optó por el desarrollo de plataformas de aprendizaje para optimizar el proceso educativo. Estas son las muy conocidas LMS (Learning Managment System), las cuales agrupan varias herramientas ahora tradicionales como el correo electrónico, los foros de discusión, la administración de archivos y documentos compartidos, entre otros. Recientemente, algunas plataformas han incluido herramientas como el desarrollo de Wikis, la reproducción de video y audio, etc.

Entonces, las plataformas resultan un espacio en línea que concentra todos los contenidos y es el centro de comunicación formal entre los participantes y los docentes. Estos desarrollos pueden ser carísimos como la plataforma privada Blackboard, o de presupuesto variable como la plataforma de sistema abierto y gratuito Moodle. En todo caso, el mensaje oculto es el siguiente: para entrar al mundo de la educación en línea, una organización (escuela, universidad, instituto) debe contar con una plataforma educativa.

La pregunta ahora sería: ¿es necesario? ¿Realmente vale la pena en cuanto a inversión de costos, recursos humanos y tiempo? Y Lo pregunto porque con cada avance en Internet, resulta que las plataformas deben hacer innovaciones constantes que no son tan rápidas como la aparición de nuevos avances. Por lo tanto, surge una limitación y retraso de adaptabilidad.

Ello se compensa con el uso de otras herramientas pagadas o gratuitas como Youtube, Skype, herramientas para seminarios en línea o webinars, etc. Entonces, ¿cuán útil es la inversión en una plataforma si al final no cubre todas mis necesidades?

Personalmente, creo que no es necesario contar con una plataforma para incursionar en la educación en línea. Existen diversas herramientas que cumplen con casi todos los aspectos que cuenta una plataforma educativa.

Naturalmente, una plataforma ayuda al docente a la administración del curso, pero no es una herramienta indispensable.

De hecho, las nuevas generaciones de usuarios están acostumbrados a lidiar con diversos sitios web para obtener algo o trabajar. De modo que emplear diversas herramientas gratuitas resulta sumamente natural para ellos.

Por ejemplo, puede abrir un canal para una clase o institución en YouTube para subir videos de charlas, guías de trabajos manuales y laboratorios, etc.

Puede abrir una pagina en Facebook para realizar notificaciones a los participantes de un curso, compartir información, subir videos y realizar discusiones grupales mediante foros; además del servicio de mensajería y chat que brinda.

El mundo de la educación en línea no tiene porqué inventar cosas complejas cuando hay soluciones simples. Es cosa de mantenerse informado del mundo Web, sus aplicaciones y tener un poco de imaginación.

Sigue leyendo

Gardner y las inteligencias múltiples

¿Qué es la inteligencia? Me pregunté alguna vez en este espacio concluyendo que la inteligencia debería ser comprendida como capacidad o, viendo a la inteligencia como un conjunto de capacidades interrelacionadas. Siguiendo en esa línea, quisiera comentar brevemente la teoría de Howard Gardner.

Para quienes no lo sepan, Gardner presentó un nuevo concepto de inteligencia, planteándola como una capacidad susceptible de desarrollarse aunque sin negar factores genéticos vinculados a ese proceso de desarrollo. Además, planteaba la idea de que no existe una inteligencia, como normalmente se ha pensado, sino que existen diversos tipos de inteligencia y que dichas inteligencias residen en todas las personas, sin embargo, unas suelen desarrollarse en forma predominante sobre otras.

¿Varias inteligencias? Sí, varias, y no todas relacionadas a los campos académicos. Desde la perspectiva de Gardner, las habilidades sociales o deportivas son inteligencias. Para graficar mejor el panorama, les enumero las inteligencias de Gardner:

Inteligencia lógico-matemática
Inteligencia lingüística
Inteligencia musical
Inteligencia espacial
Inteligencia corporal
Inteligencia emocional (intra e interpersonal)
Inteligencia naturalista
Y… ¿qué significa que existan diversas inteligencias?

Para empezar, la inteligencia deja de ser una cuestión estrictamente academicista, memorista, unidimensional. Se restituye el atributo de inteligente a prácticamente cualquier persona,reconoce que efectivamente, es posible desarrollar las otras inteligencias en las personas, precisa una diversificación en las estrategias de aprendizaje, y un largo etcétera.

Ahora, cabe preguntarse: ¿qué es lo que hacen los padres y profesores por desarrollar las inteligencias en sus hijos y alumnos?

¿La formación universitaria y profesional responde a estas inteligencias? ¿Acaso es suficiente con que un empresario sepa hacer un plan de negocios? ¿No requeriría habilidades sociales determinadas, manejo de diversos idiomas entre otros aspectos?

¿En qué medida el estilo de vida sedentario afecta a nuestras inteligencias?

¿Puede un adulto desarrollar aún sus otras inteligencias?

Si quiere aprender más de las inteligencias múltiples, puede visitar estos sitios:
El docente y las inteligencias múltiples
Fundamentos de la teoría de las inteligencias múltiples

Sigue leyendo

Sociedad del Conocimiento IV: TIC y Aprendizaje

Referente al tema del conocimiento y su implicancia en la sociedad, es muy común hallar información estrechamente asociada a las TICs; y para ser más exactos a la Internet.

La difusión de la Internet en el Perú es más bien el resultado de la combinación de una gran demanda social y del éxito de las cabinas públicas de Internet, como una alternativa empresarial, mayormente informal, que provee acceso barato a la red. Esto significaría que la desigualdad económica no es una traba infranqueable para acceder a TICs y en consecuencia, los beneficios de estas tecnologías podrían llegar a una gran cantidad de peruanos; lo cual facilitaría la consolidación de una sociedad de la información en el Perú y, en extensión, la realización de condiciones para el tránsito hacia una sociedad del conocimiento.

Sin embargo, esta difusión de usuarios de las TICs no necesariamente implica un alcance favorable en cuanto al desarrollo del conocimiento debido a que la persona no necesariamente está preparada para discriminar, seleccionar, analizar la información y los datos a los que accede. Lo cual señalaría insuficiencia de la tecnología por sí misma. Resulta, así, la incidencia de la necesidad de educar para pensar y para la innovación.

Esta avalancha tecnológica está cambiando los procesos de aprendizaje en las generaciones jóvenes actuales y, especialmente, en las futuras debido a que acceden a una edad más temprana a tecnología “de punta”.

Así, es cotidiano que un joven desarrolle diversas actividades en paralelo al pasar tiempo en una computadora. No requiere enfocarse plenamente en una sola actividad, sino que es capaz de mantener una o múltiples conversaciones, por ejemplo. Esto es conocido como media multi-tasking y es un fenómeno creciente en el mundo.

El año pasado, la organización Kaiser Family publicó una investigación al respecto y entre sus conclusiones se afirma que los adolescentes, al desarrollar diversas tareas en forma simultánea adquieren mayor cantidad de información en el mismo tiempo. Ahora bien, esta investigación no se centra en cuestiones educativas, sino más bien recreativas, uso principal de estos medios y recursos (Rideout, Roberts & Foehr, 2005). Sin embargo cabría realizar cuestionamientos a partir de esta investigación y este fenómeno: ¿Cuál es el nivel de profundidad con el que adquieren esta información? ¿Existe realmente una adquisición de información o es en realidad solo una exposición a esta? ¿Qué habilidades se benefician o perjudican a partir de este fenómeno? ¿Qué implicancias tiene en los procesos de aprendizaje para esta generación y las siguientes que serán “nativos tecnológicos”? ¿Qué implicancias tiene en la gestión del conocimiento? ¿Cuál es el impacto en la educación y cómo se debe enfrentar este fenómeno?

Aparte del media multi-tasking, existe otro fenómeno que ha tenido una mayor investigación en el campo educativo y que se relaciona a los procesos de aprendizaje. El flujo de los hipertextos en Internet ha desarrollado la posibilidad de asociar temas diversos. Algo semejante sucedería en muchos jóvenes a quienes el tratamiento monotemático resulta muy poco estimulante, mientras que las asociaciones de temas aparentemente inconexos pueden resultar benéficas, pues además, se perfila a desarrollar un pensamiento integrador.

Así, gracias a los sistemas de hipertextos, el aprendizaje se realiza durante la navegación. Es decir, a medida que una persona procesa la información de un determinado texto del sistema, debe integrar esos datos en la estructura de conocimiento que ya posee sobre el resto de contenidos del sistema. Con la incorporación de esos nuevos datos, el conocimiento de un usuario puede cambiar tanto cuantitativa como cualitativamente. Por tanto, el orden en la adquisición de la nueva información, determinará en parte la forma final en la que se almacene el conocimiento adquirido durante la navegación (Salmerón y otros, 2006; Rodríguez y otros, 2006).

Como observamos, existen diversos aspectos a considerar que deben ser investigados respecto al impacto de las TICs en el aprendizaje. Hay varias investigaciones en lo que es la enseñanza o el uso de las TICs en la educación; pero creemos que el reto de comprender el impacto en los procesos de aprendizaje nos brindará herramientas para enfrentar procesos educativos y, así, de generación de conocimientos en diversos niveles y ámbitos.

Referencias

Rideout, Victoria; Roberts, Donald & Foehr, Ulla. “Generation M: Media in the Lives of 8 – 18 years old”. Fecha de acceso: setiembre de 2006. http://www.kff.org/entmedia/upload/Executive-Summary-Generation-M-Media-in-the-Lives-of-8-18-Year-olds.pdf

Salmerón, Ladislao y otros (2006). “Análisis de la adquisición del conocimiento en sistemas hipertexto a partir de las estrategias de navegación del usuario”. Fecha de acceso: setiembre de 2006. http://lsi.ugr.es/~fguti/taller/06/ladislao%20salmeron.pdf

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Sigue leyendo