Racional creativo: ¿bla, bla, bla?

[Visto: 14084 veces]

¿Cuantas veces ha sucedido que al momento de presentar su proyecto de identidad corporativa (o de un logotipo) el cliente le ha pedido que justifique o sustente su propuesta?

Esto obliga a presentar lo que algunos conocen como “racional creativo”, una suerte de sustento argumental del por qué del diseño de algo. De por qué este color, por qué esta forma, por qué aquello, por qué lo otro. Para la mayoría de clientes una explicación “lógica, coherente” del diseño le añade peso y hasta credibilidad al trabajo. De otro modo te dirán que no les convence lo que has presentado y te dirán que presentes más propuestas. “No tiene concepto” dirán.

Pegarán el grito en el cielo de por qué la marca “Gato” tiene como ísotipo un perro. “No se ajusta al concepto de lo que es un gato”.Personalmente considero que, aunque existen convenciones en la manera de ver y entender las cosas (la manzana es roja y el cielo es azul) y que es necesario satisfacer o resolver las necesidades de comunicación, hay que reconocer que la gran mayoría de personas no piensa en el diseño gráfico ni en el posicionamiento de marca ni en el concepto ni en nada por el estilo cuando ven un logotipo o un cartel.

Y en la práctica, el conocimiento del público objetivo y una buena medida de intuición resultan efectivos al momento de diseñar. Pedir que se explique lo hecho de esta forma es forzar una justificación al diseño. Em suma cuenta, es pedir que se hable bonito. Es florear. Los no profesionales no convencen porque no florean.

Estaba leyendo un interesante artículo en ForoAlfa acerca de “una reflexión sobre cierto tipo de argumentos que muchos diseñadores gráficos utilizan para justificar sus trabajos”. El artículo de Jorge Gaitto , diseñador gráfico argentino, enfatiza la necesidad de libertad ante lo que él llama “memorias descriptivas” (que pintan ser las convenciones impuestas en el diseño). Sí, más sentido de praxis y menos floro argumental. “Resistencia y claridad”. ¿Para qué tanta justificación bien hablada si nadie se va a enterar de eso?

Gaitto enlaza su artículo a otro muy relacionado, uno que “va en contra de los que piensan que las formas y colores de una marca gráfica tienen la capacidad de generar y transmitir la imagen de una institución”. Su autor es Raúl Belluccia, consultor de imagen argentino, quien va más allá al arguir que “la marca gráfica […] no es la imagen de una institución ni la encargada de trasmitirla al público”. Cierto. Belluccia cita un destacado ejemplo pero me permitiré citar otros conocidos aunque más obvios y sencillos: ni el agua ni el aire tienen símbolo alguno aunque todo el mundo sabría a qué me refiero cuando hable de ellos.

Con esto no se pretende decir que no se requieren elementos de base ni sustento válido para el diseño. Intuición no es sinónimo de incoherencia. Más bien se apunta a la importancia de no forzar argumentos para justificar un diseño. En un mundo tan competitivo y acelerado, habrán ocasiones en que “el fin justifique los medios”. Más aún si responden favorable a las necesidades de comunicación requeridos.

Si usted es diseñador(a), ¿qué piensa al respecto?

Puntuación: 4.33 / Votos: 12

6 pensamientos en “Racional creativo: ¿bla, bla, bla?

  1. Gabriel Rodríguez R.

    Una parte es a lo que se refiere Gaitto, que es la descripción forzada y "esotérica" de las decisiones de diseño. Sobre eso, yo prohibo a mis alumnos emplear argumentos como: "azul porque le da profundidad y elegancia". Sin embargo, uno puede leer explicaciones de este tipo inclusive en marcas de grandes empresas. Belluccia cita el ejemplo de telefonica quienes explican que "con el trazo caligrafico de la marca se transmite la humanidad de la empresa" (?)

    Por otro lado, el acto mismo de la creación en el diseño es un proceso intuitivo. Eso es cierto. Nadie diseña desde la teoría: Nadie diseña con un libro de semiótica o retórica cual recetario de ideas.

    Pero tambien es cierto, que en el mercado hay que saber sustentar las propuestas. No debemos esperar que nos lo pida el cliente, debemos tener la iniciativa de sustentar. Ahora bien, yo recomiendo que esa sustentación obedezca a decisiones estratégicas (diferenciarse de la competencia, transmitir los atributos visuales de la marca, etc.) más que argumentos redundantes que es de lo que habla Gaitto.

    En mi experiencia docente, he tenido propuestas geniales de alumnos que no han sabido sustentar ni defender su proyecto. Y eso es puede resultar muy desventajoso frente a clientes reales.

    Responder
  2. Pablo

    Digo ¿no fue importante en el mes de Setiembre la venida de uno de los GUNS N’ ROSES originales?

    Pienso que fue lo mas importante del mes y uno de los mejores conciertos del año sin lugar a dudas, el gran STEVEN ADLER estuvo en Lima y parece que no les importara, increible, es por eso que luego no vienen grupos tan grandes a Lima

    Responder
  3. July

    Gracias por refrescarnos la cabeza. Yo soy publicista y todos estos terminos son aceptables, ya que son bien claros cuando los explican.

    Responder
  4. David Ricaurte

    En mi experiencia de docente concuerdo totalmente con lo que dice el colega Gabriel
    Y estoy utilizando su artículo y su opinión como tema de debate en mi clase

    Responder
  5. Leobardo Juárez

    Me parece un articulo demeritatorio para el Diseño en si mismo, un racional creativo no forma parte únicamente de la presentación con un cliente y mucho menos se conforma con palabras embellecidas, el racional creativo es la justificación incluso con uno mismo sobre lo que se hace, no busca convencer por convencer, sino ser la base para partir.

    Responder
  6. Teresa Morán

    Exacto. De acuerdo con lo que dice Juárez. El dar un racional es solo poner por escrito lo que se estaba pensando a la hora de crear el diseño. No se le cambia nada, ni para embellecerlo ni para adornarlo, simplemente se transcriben ideas a palabras. Lo que quieren los clientes es algo solo para sustentar.
    Hay que tener claro que el diseño gráfico es arte, pero aplicada. Es decir, debe haber una justificación, dar razón de lo que se ha creado. Si no les gusta hubieran elegido artes plásticas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *