Archivo por días: 23 noviembre, 2015

Los trabajadores están cada vez mejor formados, aunque no siempre encuentran empleos idóneos

[Visto: 523 veces]

La nueva edición de la herramienta de referencia en línea de la OIT analiza el vínculo entre educación y acceso al mercado laboral.

El nivel de educación de la fuerza de trabajo está aumentando en todo el mundo, pero el acceso a la enseñanza superior no produce una disminución del desempleo a nivel mundial, constató la 9.a edición de los “Indicadores Clave del Mercado de Trabajo” (KILM) de la OIT.

Según la última edición de los KILM, que forma parte de la base de datos central de la OIT (ILOSTAT ), sólo dos de los 64 países con datos disponibles registraron un incremento en la proporción de la fuerza laboral con estudios superiores en los últimos 15 años. Los mayores aumentos fueron observados en Canadá, Luxemburgo y Rusia.

Al mismo tiempo, se constató una caída en la proporción de la población activa con tan sólo un nivel de educación primaria o inferior.

¿Dónde un nivel más alto de educación se traduce en mayor productividad?

“Esta es una evolución positiva para los individuos, ya que los trabajadores más instruidos tienden a recibir mayores ingresos y obtener mejores condiciones de trabajo”, declaró Steven Kapsos, Jefe de la Unidad de Producción y Análisis de Datos del Departamento de Estadística la OIT. “Pero también constituye un progreso a nivel nacional y mundial, ya que hay una estrecha correlación entre los niveles de educación de la fuerza de trabajo y los niveles nacionales de productividad del trabajo”.

No obstante, esto no significa que los trabajadores con estudios superiores tengan automáticamente mejores oportunidades de encontrar un empleo. Si bien en la mayoría de las economías de altos ingresos, es menos probable que los licenciados en educación superior estén desempleados, en las economías de ingresos bajos y medianos bajos, tienen mayores probabilidades de figurar entre los desempleados que los trabajadores con niveles de educación más bajos.

“Esto refleja un desajuste entre las personas cualificadas y el número de empleos disponibles que correspondan con sus competencias y expectativas y, si no se corrige, este desajuste podría frenar el crecimiento económico y el desarrollo”, declaró Rosina Gammarano, del Departamento de Estadística de la OIT.

Fuente: http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_423645/lang–es/index.htm?shared_from=media-mail