La importancia de lo cotidiano

[Visto: 931 veces]

 

Una pareja de amigos me comenta un incidente funesto: un energúmeno propinó una golpiza a un conocido suyo. Se presume homofobia. Mis amigos están indignados, poseídos por una ira santa. Despotrican contra el agresor, lo llenan de improperios, claman por justicia.

Como son hijos de estos tiempos su primera acción ha sido apuntarse en la página de facebook creada para canalizar la ira ciudadana. Los comentarios van desde la condena solidaria hasta el llamado a la búsqueda y captura. Lo curioso es que muchas veces he escuchado a estos mismos amigos bromear entre ellos y con otros haciendo referencia a la condición homosexual como una deficiencia, sinónimo de debilidad e inclusive como una aberración de la naturaleza. A veces, cuando escucho alguno de esos comentarios pretendidamente jocosos imagino lo incómodo y excluído que debe sentirse uno al ser caricaturizado de esa manera. Es cierto, no es lo mismo hacer un chiste malo y reírse de él que golpear a otro por simple odio. Pero ¿no es ese ejercicio de ridiculización una forma de homofobia? Más sutil y cotidiana pero homofobia al fin. Son esos actos cotidianos, al parecer anodinos, los que expresan el verdadero sentido que le otorgo a las cosas de este mundo. Pero resulta complicado, extenuante hacerme cargo de mis opiniones, de mis reales filias y fobias. Es más sencillo ser solidario vía Facebook

Guardar

Puntuación: 5 / Votos: 3

Un pensamiento en “La importancia de lo cotidiano

  1. evy

    ser "solidario vía facebook", clarooo es mucho más fácil apoyar una causa por facebook que levantarte de tu cama o dejar de hacer alguna actividad para ir "en persona" a las reuniones de discusión y apoyar una causa, es más fácil saludar mil veces a un amigo a través de su muro que visitar una vez….en el facebook todo es comodidad!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *