Archivo por meses: Febrero 2009

02/02/09: La soprendente distribución departamental del ingreso en el Perú

LA SORPRENDENTE DISTRIBUCION DEPARTAMENTAL DEL INGRESO
Efraín Gonzales de Olarte (1)

Llama mucho la atención el resumen del informe del Banco Mundial-INEI sobre las desigualdades de los ingresos regionales, recientemente publicado por este diario.

Primero, porque los coeficientes de desigualdad (Gini )(2) son bastante bajos, lo cual querría decir que la desigualdad en las regiones del Perú no es tan grande como a menudo se comenta. Según estas cifras el Perú sería menos desigual que toda América Latina y varios países europeos y, entre departamentos, las diferencias oscilarían dentro de márgenes de igualdad antes que de desigualdad. Esto es realmente sorprendente, pues datos de la Encuesta de Hogares (INEI) señala que el Perú era mucho más desigual el 2004 (g=0.525) de lo señalado por el informe (g=0.42) para el mismo año.

Segundo, el informe también señala que habría ocurrido un empeoramiento de las desigualdades entre regiones entre el 2004 y el 2007, los años de mayor crecimiento macroeconómico del Perú. Esto confirmaría la perversidad de la economía peruana, pues a mayor crecimiento macroeconómico mayor desigualdad.

Obviamente, aquí requerimos que el BM-INEI explique su metodología y nos convenza que sus estimaciones son razonables y, si lo hacen, deberíamos cambiar nuestras creencias sobre las desigualdades de ingresos en el Perú.
Sin embargo, creemos que las cosas van por otro lado. Los estudios del BM sobre ingreso personal, sólo recogen los ingresos por trabajo (sueldos y salarios) o, más a menudo, sólo recogen información sobre gastos. En consecuencia, estas distribuciones sólo llegan a explicar un tercio o menos del ingreso nacional o departamental, mientras que los dos tercios restantes, que son ganancias y rentas no son considerados. Esto explicaría porque no hay mucha desigualdad en estos ingresos y los gini son bajos, pues la mayoría de trabajadores tienen ingresos bajos y no muy distanciados.

Lo que falta como análisis a nivel de las regiones es explicar cómo se han comportado los dos tercios restantes del ingreso, o sea las ganancias y las rentas. Y el cuadro se completaría si se integran las tres fuentes de ingreso. Si esto se hace, es muy probable que las desigualdades sean mucho mayores y podríamos tener luces de porqué el crecimiento no mejora la distribución. Esta información sería muy útil para impulsar el desarrollo productivo de los departamentos, única vía para reducir las desigualdades.

1 Artículo publicado en Dia-1, Suplemento semanal de economía y negocios de EL Comercio, 2 de febrero del 2009.
2 El coeficiente Gini oscila entre O=igualdad perfecta y 1=desigualdad total
Leer más »