Los factores de atribución son aquellas conductas que justifican la transmisión de los efectos económicos del daño de la víctima al responsable del mismo. Los factores de atribución de responsabilidad son el dolo, la culpa leve y la culpa inexcusable.

Nuestro Código Civil establece que  incurre en culpa inexcusable quien por negligencia grave no ejecuta la obligación, supuesto en el que ha incurrido el demandado al haber incumplido la obligación acordada sin que medie justificación alguna para ello.

Inejecución de obligaciones

Puntuación: 2.33 / Votos: 6