Sunat accederá y utilizará secreto bancario en el 2021 para fiscalización

Sunat accederá y utilizará secreto bancario en el 2021 para fiscalización

Sunat accederá y utilizará secreto bancario en el 2021 para fiscalización
Tras haber cumplido con los estándares de seguridad fijados por la OCDE, la administración tributaria ahora puede exigir data de contribuyentes a las instituciones del sistema financiero.
En el 2018, el Poder Ejecutivo publicó el Decreto Legislativo N° 1434, el cual modificó la ley general del sistema financiero y le dio a la Sunat la facultad de requerir a los bancos información relacionada al secreto bancario, para que pueda usarse en la fiscalización, con el objetivo de reducir la elusión y evasión tributaria.
Sin embargo, esta facultad no había sido utilizada hasta ahora debido a que, para poder solicitar los datos del secreto bancario, la Sunat debía garantizar a los bancos que dicha información estaría resguardada con el mismo nivel de confidencialidad y seguridad utilizado para proteger los datos obtenidos mediante el intercambio automático de información financiera realizado por los miembros del Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de Transparencia e Intercambio de Información.
El viernes pasado, la OCDE aprobó los sistemas de seguridad utilizados por la Sunat para el intercambio internacional de información (Gestión 19.10.2020), por lo que ahora la superintendencia puede solicitar los datos del secreto bancario a las instituciones financieras del país.
Palmer de la Cruz, intendente nacional de Estrategias y riesgos de la Sunat, reveló a Gestión que, a partir del próximo año, esta entidad accederá y utilizará la información del secreto bancario de los contribuyentes a fin de mejorar la fiscalización tributaria.
Agrego que dicha información no será entregada a otros países, a menos que otro Estado haga un requerimiento expreso de esta data, si es que sospechan de actos ilícitos tributarios realizados mediante cuentas peruanas.
Información internacional
Además, la Sunat tendrá acceso a la información empresarial y financiera de más de 33 mil personas y 16 mil empresas peruanas que realicen operaciones en el extranjero.
Con la decisión de la OCDE, el Perú podrá compartir información tributaria de manera recíproca con más de 100 países de manera automática.
“Para diciembre, ya deberíamos tener toda la información del reporte país por país (el cual contiene información empresarial sobre sucursales y patrimonios empresariales) y reporte financiero (donde se consignan los movimientos y saldos de cuentas bancarias) de todos los peruanos con dinero en el extranjero”, indicó Palmer de la Cruz.
Agregó que estarán enviando estos reportes a los demás países del Foro de la OCDE en noviembre, con relación a empresas de origen extranjero.
“Vamos a enviar datos relacionados a 28 mil extranjeros que hoy día realizan transacciones bancarias en el Perú por S/ 14 mil millones y enviaremos reportes de 542 empresas con sucursales en el Perú, que realizan operaciones por más de S/106 mil millones”, señaló el intendente.
“Creemos que esto es un paso firme para eliminar los países o territorios de baja o nula imposición (antes llamados paraísos fiscales)”, comentó De la Cruz.
El intendente señaló que, aun si una persona moviese su dinero a un país que no realiza el intercambio de información como parte del Foro de la OCDE, todos estos países ya forman parte de una “lista negra” y que las transacciones que se realizan desde esos países ahora tienen un nivel mayor de imposición, por lo que “la capacidad de ocultar dinero en el mundo se va reduciendo cada vez más”.
De acuerdo a De la Cruz, la elusión tributaria principalmente vinculada a operaciones transfronterizas equivale a una pérdida de S/15 mil millones en impuestos, por lo que la data recibida como parte de la integración del Perú al Foro de la OCDE ayudará a reducir la elusión fiscal en alrededor de 10% a 20% anual, al contribuir a detectar más casos y al desincentivar a infractores, quienes ahora reconocerán que la Sunat puede detectar sus movimientos y sancionarlos.
“Si se mantiene el statu quo y no se crean nuevas formas de elusión, esperamos que para el 2030 la elusión se reduzca hasta en un 50%”, señaló De la Cruz.
Avances
Asimismo, el funcionario de la Sunat indicó que “ya tienen la información” acerca del país donde se encuentran principalmente los patrimonios de evasores fiscales, pero mantienen dicha información en reserva.
Sin embargo, comentó que varios de los recursos y “commodities” del país estaban siendo comercializados a través de negocios triangulados (donde el contrato de compraventa se realiza con el país que quiere adquirir el bien pero es facturado a un país donde hay baja tributación). Indicó que “esta modalidad de elusión es la que se presenta más recurrentemente en gran parte”.
Por otro lado, De la Cruz reveló a Gestión que en el primer trimestre del año ya existían casos de posible elusión fiscal que iban a ser investigados y fiscalizados por el Comité Revisor de la Sunat, pero que se suspendieron debido a la emergencia sanitaria generada por el covid-19. Sin embargo, aseguró que en los próximos meses se retomarán estos procedimientos.
“Tendría que engañar a 100 países”
Advertencia. Palmer de la Cruz, intendente de la Sunat, señala que, aunque existe la posibilidad de que países no entreguen toda la información necesaria para detectar elusiones tributarias, el Perú puede llevar el caso al Foro de Transparencia e Intercambio de Información de la OCDE. “Uno puede decir que ha detectado que un país no está informando cierta información y todo el Foro fiscaliza. Un elusor tendría que engañar a 100 países para seguir con su comportamiento”.
Fuente: Diario Gestión del 21 de octubre de 2020
Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario