Elecciones PUCP: La trampa del cambio

Un colega, profesor como yo, a quien no tengo el gusto de conocer, me envió un correo que motiva este artículo. Pide mi voto con dos argumentos: que es necesario cambiar y que quiere que sigamos siendo Pontificia Universidad Católica del Perú.  La ambigüedad de la propuesta me obliga a escribir lo que pienso y a pedir reflexión a todos los que participaremos en estas elecciones votando donde nos corresponde.

La palabra cambio es ambigua si no se dice hacia dónde se va. Siempre cambian la sociedad y las instituciones pero proponer un cambio exige sustentar en qué consiste y aquí hay silencio.  Buscar el cambio puede ser simplemente reemplazar personas pero plantearlo no es inocente. Por eso la segunda afirmación explica el sentido de esta propuesta, que no es solo la de un profesor

Cuando pide que voten por él los que quieren que sigamos siendo PUCP, está afirmando que los demás y en particular la lista que encabeza el Rector Marcial Rubio no tiene ese objetivo. Eso es una falsedad.  Esta afirmación devela las intenciones de esta corriente que participa con todos los derechos en las elecciones, pero que es evidente que confunde Iglesia Católica con el Arzobispo Cipriani y que el cambio que propone pondría a la PUCP de rodillas ante sus intentos de someter a la Universidad, manejar sus bienes y sesgar su actividad académica y administrativa que por esencia universitaria son autónomas.  He estudiado íntegramente la Ex Corde Ecclesiae y es evidente que la interpretación del Arzobispo Cipriani no es la única y que la PUCP con pequeños ajustes cabe en su normativa.

La encrucijada de la PUCP está definida por lo que es y se va a resolver en diálogo con la comisión cardenalicia. Los que están planteando que cambie el rectorado quieren desarmar a la Universidad y revertir el proceso. No les puedo aceptar que se apropien de lo católico porque estaría negando todo lo hecho en mi vida que ya llega a los 70 años de los cuales 43 son como profesor de la PUCP.  Creo que están confundidos, creen que sólo se es católico siguiendo en todos los temas –no sólo en el campo pastoral que le es propio- al Cardenal Cipriani.

20140526-campus_pucp1.jpg Fuente de la foto

Muchos actores de hoy creen que la PUCP siempre ha sido como es hoy con la tolerancia y el pluralismo que hace posible la actividad académica. A ningún profesor ni alumno se le excluye por sus ideas y se discuten todas.  Se respetan las opciones y se busca crear una cultura democrática que es nuestro mejor aporte a la sociedad de hoy. Los católicos no tenemos privilegio alguno porque todos los universitarios somos iguales y obviamente reclamamos el mismo respeto que ofrecemos a los demás.  Estas características de la PUCP se han consolidado en esta generación, incluyendo este rectorado y varios anteriores. Estoy en la Universidad desde 1962 y he vivido los cambios, he conocido actitudes autoritarias y excluyentes que han ido desapareciendo. Por eso la PUCP es lo que es.

Negarle al Rector Rubio y a su equipo rectoral el mérito de haber conducido con firmeza la defensa de nuestra autonomía en los últimos años es infantil en unos casos y sesgado, en otros por una visión de Iglesia que está siendo superada por actos y gestos del Papa Francisco. Entre los primeros, veo a estudiantes que se creen de izquierda porque critican sin optar y le hacen el juego a las posiciones que están más distantes de ellos y que de ganar, les cerrarán espacios. Me recuerdan a sus antecesores en la década del 70 que cuando ganaron la FEPUC desmantelaron todo el esfuerzo que hicimos antes y que llevó, junto con el de profesores jóvenes de entonces, a proponer Estudios Generales, sistema escalonado de pensiones, formas democráticas de participación e iniciativa y hasta apertura de nuevas carreras. 

Peor es la crítica falaz que pretende –lo he escuchado en alumnos muy radicales- sostener que el rector Rubio no ha defendido la autonomía.  Ven la autonomía en abstracto y no comprenden que sólo se puede entender la PUCP en el seno de la Iglesia pero abierta a todos y que la autonomía no es incompatible con la participación de sus representantes que, además, ya está bien establecida en el Estatuto. Han dicho, sin prueba ni razón, que el rector ha hecho una maniobra para reelegirse después de haber anunciado que no participaría.  ¿Es que tenía poder para manipular al Papa? Hay ceguera en no entender y una costumbre que viene de la política de satanizar al adversario. Qué pena que haya jóvenes tan viejos.
               

Confío en que no se juntarán estos extremos y todos reconoceremos y apoyaremos la continuidad de lo hecho en forma valiente por este rectorado. El momento actual requiere de unidad, postergando particularismos y dejando para después las aspiraciones personales. El rector ha dado el ejemplo al declarar que renunciará cuando concluya  el diálogo con la comisión cardenalicia y se resuelva el conflicto abierto por el Arzobispado. Soy optimista y confío en que así será.

Puntuación: 4.36 / Votos: 55
Publicado por:
Visto:3720 veces
- Share

Comentarios

  1. Estimado Henry,

    Escribo este breve comentario como ex-alumno de la PUCP, ex-alumno tuyo, profesor contratado de nuestra universidad y ciudadano comprometido con la creación de espacios democráticos y de libertad de pensamiento.
    Firmemente espero que la unidad de la mayoría de profesores, estudiantes y trabajadores que conforman la universidad prime y logre enfrentar la amenaza que representa el arzobispado de Lima y la pérdida de autonomía y tolerancia que caracteriza a la PUCP.

    Con esperanza,

    Gerardo

  2. Sr. Pease: No fui a la universidad pero me inscribía en cursos y/o talleres que me ayudaban a superarme. Tengo 54 años y por lo que he vivido en nuestro país, pareciera que los valores y los principios que nos enseñaron se están extinguiendo. Predomina el poder y el dinero en cualquier campo. La PUCP ha sido y seguirá siendo una universidad de prestigio porque egresan excelentes profesionales.
    Desde mi punto de vista creo que es una competencia y/o disputa de poder y claro sin dejar de lado el dinero y/o ganancias que genera la PUCP.

  3. Señor Pease por qué no dice que Ud figura en la lista dorada de asesores con sueldo adicional y que no quieren soltar la mamadera. ¿Cómo es eso de que ahora si van a solucionar el problema con el Papa?, por qué no lo han hecho hasta ahora, es mentira, no lo van a poder hacer, pero el tiempo lo dirá. Como ha dicho el Papa, saludos ex PUCP.

    Publicado por Mario el día mar, 27 mayo, 2014 a las 10:27:23
  4. Las verdades a medias son al final medias verdades, la razón es el poder, el poder del manejo económico con los privilegios acostumbrados y la otra razón es retomar el camino por la cual fue concebida la idea de una universidad católica que como usted reconoce abrieron sus puertas a otras opciones, ése es el tema, es una universidad creada con fines católicos y usted permite el contrabando de fe, lo fácil para usted es el insulto o tratar a los que no aceptan estos cambios que usted avala como personas sin ideas, sin criterio, sin razón, si acepta el pluralismo de las religiones, acepte también que usted no es dueño de la verdad, acepte que esta universidad es católica y los que no comulgan con nuestra religión tienen otras opciones universitarias donde pueden defender sus fueros.

    Publicado por MARCO GARAVITO el día mar, 27 mayo, 2014 a las 15:27:52
  5. Marcial Rubio dijo que no iba a postular a la reelección y lo está haciendo, eso es ser inconsecuente entre lo que se dice y lo que se hace.
    Para defender a Marcial, Henry Pease dice que "no se debe satanizar al adversario", y lo hace mientras sataniza a Cipriani, cuando el lío es con el Arzobispado como institución, en tanto coadministrador de la herencia Riva Agüero y gran canciller, sea quien sea que ocupe ese cargo. Otra muestra de inconsecuencia.
    Según el "pensamiento Pease", todo está bien en la exPucp y nada debe cambiar, porque la gente paga feliz sus bajísimas pensiones, existe gran transparencia en la planilla dorada de las vacas sagradas y no se excluye a nadie, del mismo modo que el entonces rector sacerdote McGregor, no lo excluyó a él, ni a Rubio, ni a ninguno de los otros harto conocidos para que sean profesores en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Por si acaso, soy agnóstico.

    Publicado por Carlos Nuñez el día mar, 27 mayo, 2014 a las 18:30:29
  6. Mario, Usted miente. No he integrado ni integro ninguna planilla de asesores y mi sueldo es el de un profesor principal, con doctorado, con más de 40 años de docencia, con más de 15 horas de clase semanales entre EEGG,Maestría y Doctorado. Que además tiene el cargo de Director de la Escuela de Gobierno hasta abril del 2015 en que vence indefectiblemente mi mandato. ¿Cree ud que se construye Universidad mintiendo?

    Henry Pease

    Publicado por hpease el día mié, 28 mayo, 2014 a las 09:05:20
  7. Estimado Dr. Pease,

    Aunque no tengo el gusto de conocerlo en persona, ciertamente lo admiro por su notable trayectoria académica y política; sin embargo me sorprende su rápido análisis sobre la situación referida a las elecciones del Rector y las conclusiones a las que llega, solamente basado en una propaganda electoral, de la cual Ud. conoce ampliamente como experto en Política.

    Considero falsa la afirmación “Los que están planteando que cambie el rectorado quieren desarmar a la Universidad y revertir el proceso”, el problema Iglesia – Universidad existe desde el siglo XIII, en nuestra universidad tiene ya una década y es probable que sea un problema con el que debamos coexistir a futuro dependiendo de los futuros equipos rectorales y la jerarquía ecleasiástica de turno, planteando desafíos de solución para ambas instituciones; tal cual lo indica el profesor Marco Rizzi en el siguiente artículo
    http://rassegnastampa.unipi
    https://lebce.lamula.pe/201

    Ojalá se cumpliera lo vaticinado por el Dr. Rubio, cuando afirma que en dos años este problema estará oleado y sacramentado, y que en dicho momento se retirará convocando a nuevas elecciones, sin embargo, viendo lo largo que lleva la negociación y los tiempos para que ambas instituciones se acepten y adopten los posibles acuerdos a los que llegue el equipo negociador, es muy probable que este problema se resuelva en más de un período rectoral. Mientras tanto la universidad no puede andar en automático, es función del rector determinar la dirección que la universidad debe llevar a futuro.

    ¿No sería mejor que exista un equipo negociador, ajeno a la política de las elecciones del equipo rectoral, que nos represente ante la jerarquía eclesiástica en estas negociaciones y las que vengan, teniendo que responder al Rector y a la Asamblea Universitaria? Si Perú y Chile pusieron equipos negociadores aun cuando hubieron elecciones en ambos países; el Vaticano nombró a un equipo negociador (cambió a todo su equipo negociador anterior) ¿Por qué sólo en la PUCP consideramos que nuestra única alternativa es re-elegir al equipo rectoral actual y si no sería dar un paso en retroceso?

  8. como siempre, piss miente. ¡Caviares nunca más! Felizmente ya no es obligatorio su curso de irrealidad sucial. La consigna pro malulo es insubsistente por su propia mano, por el alza contínua de pensiones pese a vanas promesas. La iglesia tiene todo el derecho fundacional de reclamar su sitial y no los usurpadores. Si usted fuera católico estaría en la misa, donde se reza por Cipriani y Francisco, en vez de hacer su fariseismo.

    Publicado por orlando el día jue, 29 mayo, 2014 a las 11:04:26
  9. Dr. Pease espero ver las planillas y los informes financieros que no quieren mostrar, SÍ al cambio, para ver las cuentas claras.

    Publicado por Mario el día jue, 29 mayo, 2014 a las 20:08:38
  10. "Leo en el Curriculum del doctor Henry Pease:
    7. Grado Académico de Doctor en Sociología (PUCP.2002).
    El tema es que la Universidad Católica no tiene progama de doctorado en sociología." http://grancomboclub.com/20

    Publicado por Fuad el día vie, 30 mayo, 2014 a las 19:53:27
  11. Fuad,

    Puede usted verificar mi doctorado en la Escuela de Posgrado que a lo largo de los años ha tenido diversos programas. Los doctorados no se hacen en las facultades ni son escolarizados. Mi tesis fue publicada en coedición entre el Fondo De Cultura Económica y el Fondo Editorial de la PUCP el 2003.

    Henry Pease

    Publicado por hpease el día lun, 02 junio, 2014 a las 18:45:48
  12. Me parece sano que el equipo que ha venido defendiendo la posición de la PUCP siga hasta concluir el debate. El ofrecimiento del Rector de renunciar a su conclusión, en caso fuera reelegido, grafica muy bien su lucha por conseguir la autonomía de la universidad.
    Me parece que la fundamentación del Dr. Pease es clara, y la defensa que hace al señalar las intenciones del Cambio es meritoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *