Archivos de autor: gestion360

El rol del gestor de proyectos en una startup

[Visto: 66 veces]

El gran cambio que generó la pandemia colocó al mundo entero en un punto vulnerable frente a estos sucesos de fuerza mayor; sin embargo, no ha sido motivo para detener al ser humano y más bien ha sido una fuente de inspiración para la explotación de ideas con originalidad así como la construcción de ellas.

En efecto, el resurgimiento de estas grandes ideas se puede apreciar con el auge de las startups. En nuestro país, se observa que la inversión en startups en lo que va del año alcanzó un 80% más que en el año 2020, lo cual se puede dilucidar del reporte emitido por la Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor (PECAP). Es así que, en la presente, se abordará cuál es el rol del gestor de proyectos y cómo trasciende a través de su desenvolvimiento en una startup como Inntegra.

Inntegra es un emprendimiento fundado por estudiantes y gestores de la Pontificia Universidad Católica del Perú que nace como una organización estudiantil en el 2018 y se constituye como startup en el año 2020. Esta organización se fundó con el objetivo de construir cambios en el ámbito social y ambiental a través de la creatividad e innovación. Además considera, dentro de sus fundamentos los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible, que la ONU incluyó en la Agenda Global para el 2030.

Por otro lado, un gestor de proyectos es aquel que observa, analiza y responde a una necesidad o  problema preponderante en la sociedad y, busca por medio de un producto original satisfacer o brindar solución a ello y, para el cumplimiento de su objetivo hace uso de una metodología que se basa de manera general en definir: i) las fases del proyecto, ii) el presupuesto del proyecto, iii) el alcance, iv) la duración y, v) el objetivo. 

La creatividad e innovación es indispensable en la gestión de proyectos, puesto que todas las acciones que son ejecutadas en el proceso de gestión surgen de una idea con la finalidad  de lograr un impacto para determinado público. Asimismo, pueden responder a una necesidad del consumidor o solucionar un problema en específico. Todo ello parte desde un punto inicial, una idea.

Entonces, ¿cuán importante es el rol del gestor de proyectos en una startup? La importancia radica en que trae consigo los siguientes beneficios para una empresa emergente: 

i) Ayuda a determinar la factibilidad de un proyecto,

ii) ayuda a orientar a la empresa en el mercado, 

iii) convierte la creación del producto en una tarea más sencilla,

iv) hace posible que la modificación del producto sea rápida y, 

v) disminuye el tiempo de respuesta ante problemas. 

Si bien, es cierto que estos son los principales beneficios que otorga un Project Manager a una startup, no se puede dejar de lado que su rol va más allá, el cual tiene un papel fundamental en los proyectos de innovación como son los que trabaja Inntegra. Tal como lo menciona el gestor de proyectos y arquitecto Carlos Pampliega, ‘’La innovación es una forma de llevar a cabo los procesos que ayudarán a conseguir mayores rendimientos y obtener importantes beneficios. Una pieza clave para lograrlo es la del Project Manager’’.

Inntegra implementa uno de los pilares principales de su  emprendimiento la innovación sostenible en la sociedad. De acuerdo al cofundador y líder de innovación abierta de Inntegra, Anthony Montalván, ‘‘las ciudades se han vuelto fuente y núcleo del desarrollo económico y tecnológico. Sin embargo, este sistema de acelerado crecimiento y centrado en la acumulación de capital no se había cuestionado a sí mismo si su impacto podría ser sostenible en el tiempo.’’ Ante este contexto nace esta startup, y, como muestra le ha hecho frente a este nuevo panorama de la COVID-19 desarrollando a través de su equipo de trabajo un proyecto de innovación denominado ‘QHATU’, el cual consiste en un dispositivo tecnológico que evalúa si la temperatura al momento de ingresar a algún establecimiento es o no la adecuada. Asimismo tiene equipado sensores que cuantifican el aforo en los establecimientos.

Lo que caracteriza a Inntegra es la libertad horizontal y la libertad creativa de sus miembros lo cual incluye al gestor de proyectos, este equipo se une con la visión en un mismo objetivo. La propuesta que maneja la empresa trata de canalizar y catalizar la fuerza en nuevas formas de innovación que trasciendan de una idea a lo tangible, resulta indispensable forjar un camino estratégico.

En conclusión, toda startup en surgimiento o crecimiento necesita un gestor de proyectos que será el guía por el sendero del desarrollo en este nuevo mercado competitivo actualmente ha flexibilizado y dinamizado a los cambios tecnológicos. Por ende, el rol de un Project Manager se enfoca en guiar el proceso de creación y ejecución del proyecto, empoderando a cada uno de sus integrantes e impactando en al sociedad. 

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

Noceda, W. (2021). El rebrote de las startups peruanas en el 2021: más inversiones, crecimiento y regionalización. Recuperado a partir de 

https://semanaeconomica.com/sectores-empresas/tecnologia/startups-una-nueva-etapa

Zurita, M. (2021). FORBES. Startups en Perú: Inversión crece 80% en el primer semestre del año. Recuperado a partir de 

https://forbes.co/2021/08/18/tecnologia/startups-en-peru-inversion-crece-80-en-el-primer-semestre-del-ano/

Pampliega, C. J. (2018). SALINERO PAMPLIEGA. Beneficios del Project Management para la Innovación y StartUp. Recuperado a partir de

https://salineropampliega.com/2018/09/beneficios-del-project-management-para-las-startup.html

Montalván Bazán, A. I. (2019). INNTEGRA: ¿Por qué integrar el valor de la Innovación Sostenible en la ciudad?. InnovaG, (5), 51-62. Recuperado a partir de https://revistas.pucp.edu.pe/index.php/innovag/article/view/21295

Rock Content. (11 de mayo de 2019). Qué es la gestión de proyectos o Project Management y qué beneficios aporta a las empresas. rockcontent. Recuperado a partir de https://rockcontent.com/es/blog/que-es-gestion-de-proyectos/#:~:text=La%20gesti%C3%B3n%20de%20proyectos%20o%20Project%20Management%20es%20una%20serie,%C3%ADndole%20de%20principio%20a%20fin.


Rol del Estado en la economía

[Visto: 153 veces]

El mercado se define como el conjunto de actividades que realizan los agentes económicos sin la presencia del poder público (Estado), donde la demanda de los consumidores rige aquello que se produce y a qué precio. Sin embargo, los mercados no siempre funcionan eficientemente, por lo que se producen fallas y se hace necesaria la intervención del Estado.

¿Cómo se generan las fallas de mercado? 

Las fallas en el mercado se producen cuando este no produce la asignación suficiente. Algunas de ellas son las siguientes: 

  • Competencia imperfecta: Es cuando se crean monopolios, oligopolios o monopolios naturales.
  • Externalidades: Son los efectos que producen los actos de una persona o empresa en los demás. Pueden ser tanto negativas como positivas.
  • Bienes públicos: Son los bienes que no le pertenecen a un solo individuo, sino a todos. Se rigen bajo los principios de no rivalidad y de no exclusión, y producen externalidades positivas.
  • Mercados incompletos: Este escenario se da cuando existe menos oferta de la que el público exige; es decir, no se suministran bienes aún cuando los costos de hacerlo son inferiores a la disposición de pago de los consumidores.
  • Fallos de información: Se producen cuando los consumidores poseen información incompleta sobre los productos que circulan, pues el mercado brinda solo una parte de esta.
  • Desempleo, inflación y otros desequilibrios: Cuando se producen estas situaciones, el Estado interviene a través de políticas fiscales y monetarias en función del tipo de economía y del contexto en que se suscitan.

Asimismo, es importante conocer los tres principales roles que cumple el Estado:

  • Regular: Es cuando el Estado genera normas y supervisa el cumplimiento de las reglas de juego para determinados mercados.
  • Financiar: Se da cuando el Estado costea la producción de ciertos bienes.
  • Gestionar: Es cuando el Estado ejecuta servicios o produce bienes, tales como la educación, obras públicas, acceso al agua, etc.

A partir de ello, Musgrave identifica tres brazos económicos del Estado:

  1. Asignación: Se visibiliza cuando el Estado interviene en la forma en que la economía asigna recursos, ya sea directa o indirectamente, con el objetivo de fomentar o desincentivar ciertas actividades.
  2. Distribución: Se refiere a la forma en que los bienes producidos en el mercado son repartidos entre sus miembros. En ese sentido, el fin que persigue el Estado es lograr un escenario de equidad.
  3. Estabilización: En este eje, el Estado vela principalmente por que la economía permanezca en pleno empleo y con precios estables, pues de esta forma se protege al país de shocks externos, tales como la pandemia.

La Cadena de Valor y Decisiones Logísticas

[Visto: 83 veces]

En toda organización, para la planeación de estrategias es necesario e importante identificar en la cadena de valor las actividades con que la Logística impacta a las organizaciones. Aplicando de forma adecuada la gestión de la logística, se puede aumentar la competitividad. Existen diferentes estrategias de la logística:

  1. Objetivos de Servicio al Cliente:  
  • Se debe conocer al cliente y sus expectativas 
  • Gestión de pedidos
  • Definir claramente el tipo de producto
  • Establecer niveles del servicio al cliente 
  1. Estrategias de Localización de instalaciones:
  • Disposición geográfica de los puntos de abastecimiento y asignación de estos a los puntos de contratación de instalaciones.
  • Establecer el número, ubicación y tamaño de las instalaciones
  • Asignar demanda de mercado a las diferentes instalaciones
  1. Estrategias de inventario:
  • Reglas de reabastecimiento de inventarios: punto de pedido.  
  • Control de niveles de inventario : tomas de inventario, kardex, sistemas de información  
  • Asignación de los inventarios a los puntos de almacenamiento : identificar zonas de demanda y mix de productos.
  1. Estrategia de transporte: 
  • Selección del modo de transporte : terrestre, aéreo, marítimo, ferroviario, multimodal.
  • Establecer el tamaño y/o consolidación de los envíos.
  • Establecer rutas para la programación del transporte.

Las decisiones logísticas

  • Decisiones sobre Redes Logísticas: Las  redes logísticas son el soporte que posibilita que el producto llegue al consumidor a través de almacenes y medios de transporte conectados entre sí, formando una red de distribución logística. Hay tres tipos: almacén central, almacenes de consolidación y almacenes regionales, los cuales tienen diferentes beneficios según el rubro en que el que se encuentre la empresa, así como sus objetivos.  
  • Decisiones sobre Tipos de Instalaciones: Relacionado con el tipo de infraestructura para almacenes y con el uso que se les va; por ejemplo, el almacenamiento al piso o en racks metálicos y con equipos manuales automatizados o mecánicos, para guardar bienes perecibles (refrigerados), material de construcción, químicos, partes y repuestos.
  •  Decisiones sobre Niveles de Inventario: Importante definir la cantidad de mercadería que se va a tener en stock en cada centro de almacenamiento, así como el número de SKUs (Stock Keeping Unit) o referencias de almacén, que lo conforman.
  • Decisiones sobre Modalidades de Transporte: Decisiones que definen la modalidad de transporte que se usará: terrestre, aéreo, marítimo, ferroviario, o multimodal, así como la conveniencia que sea propio de la compañía o se use outsourcing (operador logístico). 

FLUJO DE CAJA RELEVANTES

[Visto: 108 veces]

Son todos los cambios en los flujos de efectivo esperados de la empresa, los cuales son consecuencia directa de aceptar el proyecto. Asimismo, se debe tener en cuenta, el Principio de autonomía, el cual dice que es posible ver el proyecto cómo una mini-empresa con sus propios ingresos, costos y activos. 

Directamente Relacionados

  • Ingresos: son todas las entradas de efectivo y, para ello, primero debes de identificar la unidad de medida, la cantidad y el precio (PxQ). 

  • Egresos: son salidas de efectivo como que pueden ser variables o fijos. 

  • Inversiones: son los activos fijos, intangibles, capital de trabajo o los Pre operativos. 

  • Valor residual: este hace referencia, en primer lugar, a la liquidación de activos del cual se originan (1) valor de reventa, (2) costos de instalación y (3) flujos de efectivo después de impuesto. En segundo lugar, al valor de continuación, que es el flujo perpetuo.

Indirectos Relacionados

  • Costos de oportunidad: es el beneficio dejado de percibir para optar usar los mismos recursos, en otra oportunidad de negocio, por lo que la hace la alternativa más valiosa que se abandona. Un ejemplo de ello, es el terreno o local que ya se tenía, previo al proyecto, ya que de no haberlo tenido, de todas formas habría tenido que pagar un costo por él. 
  • Efectos colaterales: son los flujos de efectivo que se obtienen a costa de los que ya existen dentro de la misma empresa. Un ejemplo es la canibalización, ya que se va a aceptar a los mismos clientes de un negocio que la empresa ya tiene, como por ejemplo, el producto Coca Cola Diet y Coca Cola Zero, ambos abarcan al mismo público objetivo. 

Cuentas que significan movimiento en caja

  • Depreciaciones y amortizaciones
  • Provisiones diversas
  • Acreditación pérdidas fiscales
  • Beneficios fiscales
  • Compra de activos
  • Variaciones de costos

Errores frecuentes

Considerar los siguientes flujos, son errores frecuentes: 

  • Costos hundidos
  • Valores contables (ingresos o salidas de dinero entre compañías relacionadas o vinculadas)
  • Flujos para usos particulares
  • Costos de financiamiento (deudas, dividendos, etc.)
  • Servicios de asesorías
  • Pagos por estudio de mercados
  • Gastos de constitución 

El mercado del Dinero

Etiquetas :

Categoría : ECO1 , NOTAS DE CLASE

[Visto: 92 veces]

Los mercados monetarios proveen a quienes tienen fondos —bancos, gestores de capital e inversionistas minoristas— un medio para efectuar inversiones seguras y líquidas a corto plazo y ofrecen a los prestatarios —bancos, operadores bursátiles, fondos de inversión libre y empresas no financieras— acceso a dinero de bajo costo. El término mercado monetario abarca varios tipos de mercados, que difieren según las necesidades de prestamistas y prestatarios.

 

 

La demanda de dinero

La demanda de dinero está referida a la necesidad que experimentan las personas de conservar riqueza como dinero en efectivo. Las razones para mantener dicha liquidez en su mayoría son:

  • Transacción: se necesita el dinero como medio de cambio para realizar transacciones. A mayor ingreso, las familias tendrán mayores gastos, por tanto, demandarán más dinero.

  • Precaución: se necesita dinero como medio de pago para imprevistos o contingencias y compromisos de pago de deuda. A mayor ingreso, mayor es el dinero que se prevé por precaución.

  • Especulación: se demanda dinero como reserva de valor. La alternativa es tener, en vez de dinero, otros activos que generan interés, por ejemplo: los bonos. La tasa de interés vendría a ser el costo de oportunidad del dinero.

 

 

 

La oferta de dinero 

La oferta monetaria, oferta de dinero o masa monetaria, es la cantidad de dinero en circulación en una economía, y que está compuesto por el efectivo en manos del público y los depósitos que pueden utilizarse de manera similar al efectivo.

Existen dos formas de creación de dinero:

  • Primaria: emisión primaria o base monetaria, a cargo del banco central.
  • Secundaria: los bancos comerciales posibilitan una nueva circulación del dinero que ya existe en la economía.

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) fija un encaje legal obligatorio. A menor encaje, mayores préstamos de los bancos (efecto multiplicador), de esta forma el BCRP también puede controlar la creación secundaria de dinero.

 

 

Multiplicador Monetario 

El multiplicador monetario o multiplicador del dinero, es el proceso que permite        a los bancos multiplicar el dinero partiendo de una cantidad de dinero inicial.

 

 

 

 


¿SÁBES DE MATEMÁTICA FINANCIERA?: RENTAS

Categoría : NOTAS DE CLASE

[Visto: 94 veces]

Una renta es un conjunto de pagos que se realiza en un intervalo de tiempo. Las rentas tienen tres características principales: 

  • Las cuotas son del mismo importe: el monto del pago es el mismo siempre.
  • Tienen una misma periodicidad: el tiempo que hay entre cada pago debe ser el mismo entre cada periodo de pago.
  • Tienen una misma tasa de interés: esta debe ser la misma desde el momento 0 hasta el último momento del plazo. 

 

Entre las principales clasificaciones se puede encontrar a las rentas de pago vencido o adelantado.

  • Pago vencido: En este tipo de renta los intereses se calculan y cancelan al final del periodo. 

 

  • Pago adelantado: El pago de intereses se realiza de manera adelantada al inicio del periodo.

 

Es importante considerar esta clasificación debido a que en las rentas para hallar el pago del préstamo mensual se utiliza la siguiente función de Pago en excel:

Pago = (tasa, número de periodos, valor actual, valor futuro, tipo)

En base a ello, el “tipo” cambia según la clasificación de pago que se realiza, ya sea adelantado o vencido. En esta parte se coloca “0” cuando el pago es vencido y “1” cuando el pago es adelantado. 


Gestión del Capital de Trabajo

[Visto: 111 veces]

¿Cuáles son los elementos del Capital de Trabajo?

El capital del trabajo representa el ciclo financiero a corto plazo de la empresa, lo cual se refiere al tiempo promedio que transcurre entre la adquisición de materiales y servicios, su transformación, su venta y finalmente su recuperación convertida en efectivo. 

  1. Gestión de Inventarios: Consiste en organizar, planificar y controlar el conjunto de stocks con los que cuenta una organización. Los stocks pueden ser materias primas, insumos, productos en proceso, productos terminados, material de empaque o material de embalaje.
    • Organizar: implica fijar criterios y políticas para regular y determinar las cantidades más convenientes de inventario. Entre las políticas se encuentran contar con una cobertura con derivados.
    • Planificar: se refiere a establecer métodos de previsión y se determinan tanto los momentos como las cantidades de reposición. Se puede optar por una producción estacional o uniforme dependiendo de la industria.
    • Controlar: se refiere a monitorear los movimientos de entradas y salidas de inventario. 
  2. Gestión de proveedores: se refiere a conocer el tiempo en el que la empresa le paga a sus proveedores, el cual puede regirse por políticas comerciales que se hayan establecido dependiendo del tipo de industria en el que se encuentra la empresa. Dichas políticas de pagos se ajustan según el periodo promedio de pago o por la capacidad de negociación de los proveedores. 
  3. Gestión con los clientes: es el conocer en cuánto tiempo la empresa va a cobrar sus cuentas comerciales en relación a sus ventas realizadas al crédito. Además, también la organización puede establecer políticas de cobranzas estableciendo un periodo promedio de cobranza. Adicionalmente, la organización puede medir la antigüedad de sus cuentas por cobrar y realizar una provisión de cobranza dudosa frente a la sospecha que sus clientes no le lleguen a pagar como una forma de evaluar la eficacia de sus políticas. 
  4. Gestión de tesorería: son aquellas decisiones que deben tomar las empresas para disponer del dinero necesario para desarrollar satisfactoriamente las actividades propias del negocio, lo cual comprende el poder afrontar el pago a sus proveedores, pagar a su personal, pagar sus deudas financieras, pagar impuestos, entre otros. En otras palabras, es la caja mínima que debe mantener la empresa.

Relación del ciclo operativo con el ciclo de conversión del efectivo:

  • Ciclo Operativo: Es el periodo a partir del compromiso de efectivo para la compra de materia prima o insumos pasando por la venta del producto o servicio hasta la cobranza por la venta realizada o servicio brindado. Generalmente, se prefiere que sea corto, lo cual refleja una buena gestión de los inventarios y de las cuentas por cobrar (gestión con los clientes), así como indica que la empresa tiene una buena liquidez, la cual se refiere a su capacidad de poder afrontar sus pagos que tiene actualmente. Para su cálculo es necesario conocer el periodo de conversión de los inventarios y el periodo de cobranza de cuentas por cobrar. Por ende, se calcula de la siguiente manera:

Periodo de inventarios + Periodo de cuentas por cobrar

  • Ciclo de conversión del efectivo (CCE): Es el tiempo que se toma una compañía en convertir las compras de inventario en efectivo. En otras palabras, es el número de días promedio por el cual se tendrá que buscar financiamiento para gestionar las necesidades de contar con fondos en el corto plazo. Lo ideal es que se busque acortar el CCE e incluso el hecho de que sea negativo es bueno, ya que significa que el pago a sus proveedores se realiza después de cobrar las ventas, es decir, los proveedores financian todo el negocio y otras actividades fuera de él. Se calcula de mediante la siguiente ecuación: 

 

A partir de sus definiciones, se concluye que la relación entre ambos radica en que para determinar si la empresa necesitará o no financiamiento para cumplir con su proceso productivo, se debe conocer cuán corto o largo es su ciclo de conversión del efectivo.


EMPRENDIMIENTOS DESDE EL CONFINAMIENTO

[Visto: 170 veces]

Una de las principales consecuencias del COVID 19 fue el cierre temporal de empresas. Ante ello, se estima que más de 2 millones de personas quedaron desempleadas durante los primeros meses de confinamiento. 

Una respuesta de los ciudadanos a las circunstancias difíciles que estaba dejando la pandemia fue la formación de emprendimientos. Datum internacional (2020) señala que el 42% de los emprendedores iniciaron su negocio durante el COVID 19; además, señala que el 60% lo inició por necesidad. Por otro lado, el 45% de los emprendedores señalan que sus emprendimientos son su principal fuente de ingresos. Asimismo, el estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aseguró que el 37% de las personas están emprendiendo en el rubro de servicios, el 18% en el sector tecnológico y el 16% en industria. 

También, se debe considerar el cambio en el perfil del emprendedor. Antes del confinamiento, la mayoría de los emprendimientos estaban dirigidos por varones adultos. Actualmente, las mujeres y jóvenes están tomando relevancia en estos negocios por sus ideas innovadoras. 

Entre las herramientas que utilizan los emprendedores para hacer conocer sus productos se encuentran las redes sociales. Estas permiten que el emprendedor pueda ganar presencia en su público objetivo. Entre las redes sociales principales destacan Facebook, Instagram y WhatsApp. Si bien los canales tradicionales tienen impacto, un emprendimiento consigue más clientes utilizando estas redes. 

Un punto interesante de estos emprendimientos es el impacto social que generan. Los llamados emprendimientos sociales han tomado un rol importante en el confinamiento debido al alcance que han tenido. A pesar de que el Estado ha tratado de implementar políticas para minimizar el impacto negativo del COVID 19, algunas comunidades han quedado en el olvido, es aquí cuando los emprendedores sociales cumplen el rol de generar proyectos para visibilizar la problemática y encontrar soluciones. 

Bibliografía: 

Datum internacional (2020). Emprendedores en contexto COVID 19. Recuperado de: https://www.datum.com.pe/new_web_files/files/pdf/Emprendedores%20en%20contexto%20COVID-19_201216071732.pdf

Kantis, H. y Angelelli, P. (2020). Los ecosistemas de emprendimiento de América Latina y el Caribe frente al covid-19. Washington, Estados Unidos: Banco Interamericano de Desarrollo. Recuperado de: https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Los-ecosistemas-de-emprendimiento-de-America-Latina-y-el-Caribe-frente-al-COVID-19-Impactos-necesidades-y-recomendaciones.pdf 


Gestión social en el Perú: Bicentenario

[Visto: 155 veces]

En las últimas dos décadas, el crecimiento económico que ha presentado el Perú ha permitido reducir la pobreza y pobreza extrema, un aumento en las inversiones, más puestos de trabajo, entre otros. Sin embargo, aún hay muchas tareas pendientes. Los problemas de salud, alimentación, saneamiento, inseguridad, a los cuales hay que sumarle los problemas surgidos durante la pandemia. En este marco, la gestión social juega un rol fundamental, pues el fin de ello es la creación de valor social.

La gestión social no solo se desarrolla en ONG, empresas B, empresas sociales, sino, además, en instituciones públicas y empresas con fines de lucro. Por un lado, el crecimiento que han presentado las empresas sociales en el Perú ha sido significativo; algunas de ellas se convirtieron en startups: Yaqua, X-runner, Spry Wash (El Comercio, 2017). Este tipo de empresas buscan, directa e indirectamente, cumplir con uno o más de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Tal es el caso de Fishbox, objetivos 10 y 14, donde realizan un comercio justo para con el pescador artesanal y una pesca responsable para proteger el océano. Identificaron un problema social, plantearon una solución, la cual generó un valor social y económico.

Por otro lado, el Estado por medio de la Política Nacional de Modernización de la Gestión Pública busca que el sector público, en sus tres niveles, sea más eficiente al servicio de los peruanos. El fin de la gestión pública es maximizar el bienestar social, solucionar problemas que afectan a los ciudadanos. La gestión social contribuye en alcanzar esos objetivos, generando valor social. Por último, en el sector privado, numerables organizaciones, desde la década de los noventa, vienen desarrollando su RSE. Empresas como Backus, que a través de su proyecto Amunas busca preservar y restaurar numerosas cuencas; también, la agricultura sostenible, donde beneficia a más de 1000 familias de agricultores.

En definitiva, a través de los tres sectores: social, público y privado, se puede generar valor social. En ese sentido, recae una responsabilidad de contribuir al desarrollo económico del Perú en cada uno de nosotros.

Bibliografía: 

Beaumont, M. (2016). Gestión social: Estrategia y creación de valor. Lima, Perú: Pontificia Universidad Católica del Perú

Backus (2020). Memoria de sostenibilidad 2020. Recuperado de: https://www.backus.pe/sites/g/files/yrakuj241/files/2021-04/BACKUS_MS2020.pdf

El comercio (29 de mayo de 2017). 6 empresas sociales que se han convertido en startups exitosas. Zona ejecutiva. Recuperado de: https://archivo.elcomercio.pe/zona-ejecutiva/actualidad/6-empresas-sociales-que-se-han-convertido-startups-exitosas-noticia-1991953

Secretaría de gestión pública (1 de febrero de 2013). Política Nacional De Modernización de la Gestión Pública al 2021. Presidencia del consejo de ministros. Recuperado de: https://sgp.pcm.gob.pe/politica-nacional-de-modernizacion-de-la-gestion-publica-al-2021/


El Arte de hacer Gestión y su Importancia para el Fomento de la Cultura

[Visto: 141 veces]

“Cuando se trata de artes, no hay que temerle a la palabra negocio”

– (Torres Vilar, 2017)

Cuando pensamos en arte, automáticamente creemos que para que mantenga su esencia no debe vincularse con ningún término “empresarial”, ya sea “negocio”, “comercial”, “ventas” u otros similares, los cuales muchas veces terminan siendo “tabú” para las agrupaciones culturales. Existe una resistencia al cambio, ya sea por temor o por una escasa capacitación constante para que la gestión sea vista como la herramienta clave que ayude a resolver las problemáticas que aquejan al sector cultural y no como la disciplina que puede “destruir” el arte y la cultura.

Si bien se ha visto al arte y la cultura separados de la gestión y la economía, actualmente debería ser innegable que existe una relación estrecha entre estos dos mundos. Es importante resaltar este punto desde un inicio, ya que los/las artistas muchas veces viven de espaldas a la gestión, cuando podrían aprovechar mejor los recursos que les brinda en beneficio de su propio arte. David Throsby (Throsby, 2012) entendía a la cultura desde la perspectiva económica, como un conjunto de actividades que requieren creatividad, valor simbólico y propiedad intelectual, pero que también implican un intercambio de factores de dinero, tiempo, trabajo u otros. A manera de ejemplo, un teatro produce obras, para lo cual consigue materiales, compra utilería, paga a su elenco, etc.; y donde el público compra entradas para ver estas obras. En resumen, en una sola obra de teatro pueden ocurrir miles de intercambios económicos y culturales, donde la gestión puede ser el gran aliado para hacer más sostenible un proyecto, agrupación o colectivo cultural.

Sin embargo, existen dos retos importantes que impiden o dificultan que esto se realice óptimamente. En primer lugar, existe una percepción negativa cuando se contempla a una actividad cultural desde el enfoque de la gestión, ya que se la asocia con la venta, los negocios y el valor comercial sobre el valor cultural. Esto se entiende, debido a que el producto cultural no debe verse alterado por agentes externos, ya sea el Estado, patrocinadores o incluso el público mismo, ya que, de ser el caso, se estaría afectando la esencia artística y propósito máximo del creador, dramaturgo, director o encargado de la pieza de arte. Al contrario de lo que ocurre con un bien “común”, en el campo cultural los estudios de mercado tienen mucha menor importancia, se acostumbra adaptar las estrategias de marketing al producto, ya que primero se crea la propuesta artística y luego se encuentra al público (Bonet, 2007). Por ello, cualquier propuesta de gestión puede ser vista como una forma de influenciar en el corazón artístico, lo cual genera un rechazo automático entre las agrupaciones culturales.

En segundo lugar, una insuficiente oferta académica que promueva adecuadamente el aprendizaje de la gestión cultural como estrategia general para afrontar las problemáticas del sector cultural: escasos recursos económicos y baja afluencia de público, lo cual lleva a que muchas veces varios proyectos se vean truncados o entren en “quiebra”. Es necesario, detenerse en este punto, puesto que la gran mayoría de proyectos, colectivos y grupos artísticos batalla contra viento y marea para lograr cierta rentabilidad y mantenerse sostenible en el tiempo. En el caso de un teatro, por ejemplo, sus ingresos pueden provenir de tres fuentes: propias (venta de entradas, talleres, ahorros), de terceros privados (patrocinadores, auspiciadores) o el Estado (premios, estímulos económicos, entre otros). Salvo algunos casos especiales, casi ningún teatro del mundo podría mantenerse en el tiempo solamente con sus ingresos propios, provenientes principalmente por la venta de entradas, ya que, lamentablemente, la demanda nunca es suficiente para la gran oferta teatral existente.

Por ello, se suele buscar financiamiento en agentes externos; no obstante, conseguir patrocinios o ganar subvenciones del Estado es un proceso altamente competitivo, ya que no todos los proyectos tienen las herramientas, conocimientos y capacidades para postular, por lo que termina siendo un ingreso esporádico, para algunos proyectos puntuales y que solo algunos grupos artísticos logran obtenerlos.

Esto causa una gran brecha de ingresos que termina nuevamente en proyectos económicamente inviables, no rentables e insostenibles en el tiempo. Y si bien la generación de audiencias y recaudación de fondos ya eran grandes problemáticas del sector, la pandemia hace que esta brecha y estos problemas se agranden aún más, lo que lleva a que varios espacios culturales cierren, varios proyectos se vean truncados y miles de artistas queden desempleados.

Entonces, ¿no deberíamos estar incentivando, desarrollando y difundiendo cursos, maestrías, diplomados, especializaciones, talleres y herramientas para aprender a resolver las problemáticas que se presentan día a día y año tras año en las prácticas artísticas?

En el Perú, contamos con una limitada cantidad de oferta académica, de las cuales la mayoría está centrada en el patrimonio cultural o con un enfoque más teórico o sociológico. Asimismo, no contamos con los suficientes profesionales abocados a la gestión cultural propiamente dicha, justamente porque no hay promoción de la educación en gestión cultural. Se requiere con suma urgencia una oferta académica que incentive, enseñe y promueva de forma práctica a gestionar un proyecto cultural, con el fin de que se pueda sostener en el tiempo y logre así, una rentabilidad económica, pero sin perder de vista la sensibilidad artística. Y cuestiones como conocer la identidad de tu proyecto o tu agrupación, conocer a tu público, cómo se comporta, dónde se encuentra, cuánto presupuesto necesito, cómo lo puedo conseguir, qué estrategia de marketing utilizo para llegar a mi audiencia y un largo etcétera, pueden hacer la diferencia.

Es aquí donde la gestión toma un papel muy importante: fomentar la gestión cultural en las instituciones educativas fomentará a su vez, el desarrollo del arte y la cultura, puesto que no solo brindará herramientas para ayudar a resolver las problemáticas que aquejan al sector, sino que capacitará y mejorará la percepción que los grupos artísticos tienen respecto a la gestión. Esto puede traer consigo un doble beneficio: mejorar la oferta cultural y las propuestas artísticas, y también atraer, generar y formar a nuevas audiencias, tanto espectadores como patrocinadores, lo que conlleva a una mejor economía cultural y un mayor desarrollo en las comunidades. Y es importante resaltar el potencial que tiene el arte y la cultura como factor de desarrollo, ya que las actividades culturales no solamente entretienen, sino que pueden educar y transformar las percepciones y perspectivas de las personas hacia una sociedad más justa e inclusiva (Ministerio de Cultura & UNESCO, 2015).

Por lo tanto, ¿están la cultura y el arte exentos de la economía, la rentabilidad y la gestión? Consideramos que se encuentran íntimamente relacionados e incluso, la gestión podría ser la piedra angular que necesitamos para fomentar más el arte peruano. Y para ello, se necesita de una mayor y mejor oferta académica en gestión cultural, de más investigaciones, de herramientas de gestión fácilmente aplicables, con un lenguaje claro y práctico, y que acoja adecuadamente las necesidades del sector cultural. Dejemos de tenerle miedo a la “gestión”, al fin y al cabo, la gestión también es arte.

Referencias

Bonet, L. (2007). El lugar de la Economía de la Cultura como disciplina contemporánea. En C. Elia, & H. Schargorodsky, Economía de la Cultura (pág. 30). Buenos Aires: Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

Ministerio de Cultura & UNESCO. (2015). 22 Indicadores de Cultura para el Desarrollo en Perú. Obtenido de http://www.infoartes.pe/wp-content/uploads/2014/12/libro-22-Indicadores-de-Cultura-para-el-Desarrollo2.pdf

Throsby, D. (2012). Cultura, Economía y Desarrollo Sustentable. En CNCA, Cultura y Economía I (pág. 56). Santiago: Publicaciones Cultura.

Torres Vilar, L. (23 de 01 de 2017). Gestión y artes escénicas: ¿Cómo se relacionan ambos rubros? El Comercio.


Suscribirse por correo

Completamente libre de spam, retírate en cualquier momento.