Archivo por meses: enero 2014

Me quedo con ese momento

[Visto: 354 veces]

En estos últimos veranos ( bueno después del accidente) trato de estar en la playa lo más que puedo, busco conectarme con el mar, el sol y la arena, para olvidarme por un momento que estoy en medio de una vorágine atroz de responsabilidades, precoupaciones y demás estreses en el  mundo real.

Mis días playas son siempre o casi siempre junto a mi familia, y no me refiero especificamente a mis padres, sino a mi familia hermana, cuñado sobrinos y familia de mi cuñado. (Por cierto mi cuñado tiene dos hermanas, cada una casada y con dos hijos). Entonces paso mis días entre juegos en la arena, bañadas en el mar con “huacachitas” incluidas , y chapuzones de piscina cuidando que nadie se ahogue.

Pero dentro de todas estas escenas familiares, en las que yo soy la única individualista que toma la foto o se queda en la sombrilla mientras todos están con sus hijos, puedo disfrutar o participar de varios momentos.

El primero de ellos es ese que estos últimos tiempos anda resultando más frecuento y se vuelve medio incomodón: “¿porqué sigues sola?”…seguido de : “¿Pero y que paso con fulano, mengano y perengano?”, para terminar con :”¿Pero seguro en tu trabajo hay mas chicos, y ayer que saliste conociste a alguie?”. Luego del incómodo momento de “Gracias por recordarme que nuestro concepto social no admite mujeres solas por mucho tiempo”, viene la calma de disfrutar de la soltería. Digamos que este está comenzando a ser ese momento al que me estoy acostumbrando, no tengo una respuesta fija…pero sé que siempre se me ocurrirá algo para salir del paso y evadir el tema =).

Muy bien, entonces ahora viene el momento del que participo, uno que ocurre en medio de ese trance de soponcio que nos causa el sol; y de relajación que nos trae la brisa marina. Es en este instante que las imágenes de las personas que vemos frente al mar empiezan a dibujarse de manera distinta, y no me refiero a la forma contorneada de los cuerpos no, sino a las acciones, los gestos, los movimientos, y hasta las risas que podemos ver y escuchar. Porque siendo sincera, para mi el verano es aquella época del año que nos convierte a todos (ya seamos niños o  adultos) en personajes de historias extraordinarias, dispuestos a enfrentar al mar y a  la arena, “luchar” con ellos, zambullirnos recordando las peliculas de “Tiburón” o “Pirañas”. Todo eso pensando en el   premio nos espera  al final del día:  el mega  heladazo (del carrito amarillo) o la chelita bien helada.

Hago esta introducción a mi momento especial, porque cuando entramos al mar hay un solo sentimiento que nos embarga “cautela“.  Miramos las olas con precaución y medimos la fuerza a la que nos podemos enfrentar en función del “golpe” que podamos sentir. Tanteamos bien hasta que parte debemos dejar que nos llegue el agua y nos plantamos fijos dispuestos a recibir al mar para saltarlo o sumergirnos debajo de el. Es exactamente este momento el que me encanto capturar, una imagen maravillosa en la que hijos y padres , todos juntos, enfrentan con alegría y compañerismo el golpe que les da la marea; se toman de las manos fuertemente se sonríen juntos, y deciden en equipo si se sumergirán o si pasarán por encima, para  finalmente y luego de la “tempestad” de esa ola bien sorteada, felicitarse  todos por el buen trabajo hecho. Esto claro sólo por unos breves segundos ya que tienen que alistarse para recibir a la siguiente sin dejar de lado a la sonrisa y la emoción.

Este es mi momento perfecto en la playa, la sensación completa de sentirte acompañado enfrentando retos y divirtiéndote, junto a quienes más te aman, y cuando mis ojos capturan esta imagen tan perfecta es inevitable  sonreír desde mi posición en la sombrilla.

Nosé si algún día tenga hijos, pero definitivamente estoy guardando este momento para ponerlo en práctica y si ustedes los tienen no dejen que se acaben los días de verano para intentarlo, verán que bien se sentirán.

Éxitos en la semana =)

Sigue leyendo

Hace 3 años…

[Visto: 440 veces]

No quería despedirme del día de hoy sin recordar un acontecimiento muy importante en mi vida. Hoy cumplo 3 años de haber sobrevivido a la que quizas fue la experiencia más traumática en lo que va de mi existencia.

Hace 3 años , un día como hoy un carro me paso por encima, estando yo en la vereda al frente de mi casa, y quiso Dios y el destino “causal” que pueda sobrevivir a tan macabro hecho para poder seguir sonriendo y enfrentando con fuerza cada uno de los retos que se me presentan en el camino.

Saben, el accidente, y bueno en si todo el tiempo que tomo mi mejoría  (que fueron cerca de 6 meses), me hizo pensar, analizar y darme cuenta de ciertas cosas…que ahora de vez en cuando se me olviden, pero de una cosa si estoy segura mi vida cambio por completo después de aquel día. Entendí que muchas veces el aprendizaje no son letras y ejercicios numéricos, sino experiencias de vida que debes enfrentar, a las que debes darle la cara con valentía, y entonces es en ese momento que miras a ti alrededor y quienes están allí contigo dandote fuerza, son esas personas que tu muchas veces postergaste, aquellas que creíste solo querían fastidiarte; ah y porsupuesto aquellos “amigos” se esfuman y solo quedan los verdaderos, los que luego se convierten en tus hermanos espiritualos porque hasta el corazón te dieron en esos momentos.

Bueno, si son lectores nuevo pueden buscar en los post´s de incios del 2011 allí encontrarán detalles de lo que me pasó y como lo enfrente, por ahora ya casi he olvidado el asunto, aunque un eventual dolor en la pierna a veces me lo recuerda.

Finalmente solo quiero decir Gracias, a todos los que estuvieron cerca en aquel momento y prometo siempre siempre valorar las cosas simples de esta vida. =)

Los quiero mucho

Sigue leyendo

Iniciemos con iniciativa

[Visto: 324 veces]

Muy feliz 2014 mis queridos lectores¡¡¡ siento haberlos dejado tanto tiempo, a veces cuando el corazón esta triste le pasa este sentimiento al alma y entonces la inspiración también se esfuma. Pero como primer propósito de año nuevo esta el no volver a ponerme triste por mis recuerdos, y si vienen a mí le vere el lado feliz y alegre, para luego decirle “Adiósss” ,  continuo con mi vida.

Bueno hoy les quiero contar, una vez más acerca de ese tensionante momento que tiene que ver con que las mujeres tomemos la inciativa, disculpen tímidos hombres galantes, pero la verdad que para mí eso es una utopía y les voy a decir porque.

Hoy en el almuerzo encontre a una persona que…por decirlo de algún modo me parece interesante, en el sentido de que me interesaría conocer un poco más acerca de su forma de ser, sin que eso signifique algún tipo de “alucinación” (you know my friend), el punto es que en un par de ocasiones anteriores le he hecho llegar una conversa y un saludo a través de medios no presenciales (chat y mensaje), y en ambos casos sentí un tono bastante cortez y formal, pero a la vez “por si acaso hasta aca nomas ah”, jajajajaj. Sé que es completamente subjetivo, pero los siento mi corazón se està recuperando aún de demasiadas decepciones, y digo demasiadas porque el 2013 me trajo demasiados tragos amargos, que por ahora ya no quiero recordar. Bueno el punto es que debo estar protegida , debo evitar situaciones que me lastimen o me dañen, debo cuidar cada paso que dé, porque la verdad es que ya en nadie se puede confiar.

Muy bien volvamos entonces a hoy en el almuerzo, digamos que tuve la oportunidad de sentarme exactamente frente a este sujeto “interesante” de estar un poquito más closer de él y del grupo con el que estaba almorzando ( a quienes si conozco), peero ese instinto de protección automática que últimamente aflora en mí ( y que me hace actuar de una manera fría y seca) hizo que me siente exactamente dejando una silla al frente del sujeto, algo asi como marcando la barrera de separación, como que tipo “no me incluiré en tu conversa”. Tomé asiento y espere a mi partner para iniciar nuestro hora de refrigerio separadas “minimamente” del otro grupo.

Obviamente la conversa se escuchaba, y parecía interesante, por un momento me dió ganas de unirme a ella, solo por hablar. Pero no ya era tarde, yo ya había marcado mi barrera. En algún momento lo miré, nose si el me miró ( ala facil y me vió masticando mi carne, que nice). El punto es que termine mi comida, y junto con mi compañera nos despedimos del grupo y nos fuimos.

Analizando la situación, pude haber tomado el momento mucho más relajada y simplemente decir si me podria sentar y punto, pero algo dentro de mi me llevo a actuar de esa forma, el punto es ¡cuantas veces más seguire actuando de esa manera?, fueron nervios??, protección al  sentimiento?? miedo??.

La verdad mis queridos amigos, aún no lo sé y me lo pregunto para tratar de entender la forma en que estoy reaccionando ahora, nose si la ilusión a desaparecido de mi vida o si simplemente ya no quiero más expectativas vacías que me lleven a decepciones.

No me emociona ya en nada descubrir la personalidad de alguien, porque se que en el fondo tiene algo que me dañará, no me ilusiona encontrar un corazón tierno y bueno porque he perdido las esperanzas de que sigan existiendo, cada día conozco y sé de más “seres abominables”, que pisotean ilusiones, juegan con sentimientos y destruyen lo bonito que pudo haber unido a dos personas (sí, me paso)…entonces empiezo a preguntarme si en realidad existe alguien que pueda quererte bonito, si podrá aparecer (así sin pensarlo) esa persona que te cautive, que no te depecione y que te quiera hasta en esos peores momentos.

Mi vida ha perdido esa ilusión, y le va a costar mucho trabajo recuperarla, mucho mucho, porque ahora cabeza y corazón piensan igualito ya no quieren más dolor para lo profundo de mi ser. Se que saneré, pero es un proceso lento y mientras tanta voy a seguir encontrado ese amor incondicional en aquellos que nunca mle han fallado, que me entienden, que me dan la mano y que pase lo que pase siempre  pero siempre cuidarán mi corazón. =)

Sigue leyendo