Los Combustibles Fósiles en la Era del Cambio Climático

[Visto: 221 veces]

Quema de combustibles fósiles en las industrias. Recuperado de:
https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQEZ3vvHYqVqT9q8erLV0xc0yj9qRXM
Lh3mglxX4-Aoug&s

Autores:
Ramirez Negrón Camila 
Rodriguez Bojorquez Solange 
De la Cruz Ayala Paolo Francois 
Auris Vargas Arian Benjamin 

1. Síntesis del artículo de las Naciones Unidas
El artículo titulado “El papel de los combustibles fósiles en un sistema energético sostenible”,
escrito por Scott Foster y David Elzinga y publicado por Las Naciones Unidas, aborda la
compleja relación entre el cambio climático, el acceso a la energía y el desarrollo sostenible.
Si bien se destaca el papel crucial de las energías renovables, como la eólica y solar, en la
mitigación del cambio climático, se reconoce que los combustibles fósiles continúan siendo
una parte integral del sistema energético actual. Se argumenta que, aunque su eliminación total a corto plazo no es factible, el uso de tecnologías como el secuestro de carbono y la gestión de emisiones de metano puede ayudar a reducir las emisiones de CO2 y mitigar los impactos del cambio climático. El artículo enfatiza la necesidad de colaboración entre gobiernos, sector privado y otras partes interesadas para abordar estos desafíos y lograr una transición hacia un sistema energético más sostenible, que combine eficientemente las energías renovables con estrategias para reducir las emisiones de combustibles fósiles, en línea con los objetivos de desarrollo sostenible.

2. Sección informativa

2.1. Carbón
Origen:
El carbón es un recurso natural de origen orgánico que se forma a partir de la acumulación y
transformación de restos de materia vegetal en condiciones específicas. Este proceso de
formación del carbón se remonta a millones de años y se desarrolla en etapas:

  • Acumulación de Material Vegetal: Comienza con la acumulación de restos de plantas, tales como hojas, madera y otros residuos vegetales, en áreas pantanosas o boscosas.
  • Enterramiento y Compactación: Con el tiempo, estos restos vegetales se entierran bajo
    capas de sedimentos. La presión de los sedimentos superiores ejerce presión sobre los restos vegetales, comprimiéndolos y expulsando el oxígeno y otros componentes volátiles.
  • Transformación Química: Bajo la influencia del calor y la presión resultantes de la
    acumulación de sedimentos, los restos vegetales experimentan una serie de cambios
    químicos. Este proceso, conocido como carbonización, convierte gradualmente la materia
    vegetal en carbón.
  • Formación de Diferentes Tipos de Carbón: Dependiendo de las condiciones específicas de
    formación, se pueden desarrollar diferentes tipos de carbón, como lignito, hulla, antracita y
    turba. Estas diferencias se deben a variaciones en la cantidad de presión, temperatura y
    tiempo durante el proceso de formación.

Formación del Carbón. Recuperado de:
https://www.minainvierno.cl/formacion-del-carbon/

El carbón es el recurso fósil más ampliamente disponible en todo el mundo, con reservas
considerables distribuidas en más de 100 países en todos los continentes. Según algunos
estudios, las reservas de carbón actualmente superan aproximadamente cuatro veces las de
petróleo. Además de su papel en la generación de energía eléctrica, el carbón se utiliza en
diversas aplicaciones industriales, como la fabricación de acero, cemento y en procesos que
requieren calor. En los países en desarrollo, el carbón también desempeña un papel
importante en el ámbito doméstico, utilizado para calefacción y cocina.

Características
Las propiedades del carbón son influenciadas por diversos factores, especialmente por su
lugar de extracción y el método de almacenamiento. Por lo tanto, es apropiado citar
únicamente los valores promedio de los siguientes parámetros:
Contenido de materiales volátiles: aproximadamente entre el 39% y el 41%.
Porcentaje de cenizas: alrededor del 14% al 16%.
Porcentaje de azufre: aproximadamente 0.5%.
Poder calorífico: oscilando entre 5400 y 7000 kcal/kg.
Índice de humedad: entre el 13% y el 15%.

Composición del Carbón:

El carbón. Sus características y propiedades. Recuperado de:
https://www.masterlogistica.es/el-carbon-sus-caracteristicas-y-propiedades/

Extracción
El carbón se extrae utilizando dos métodos: la extracción en superficie, también conocida
como “a cielo abierto”, y la extracción subterránea o “de profundidad”.
En la extracción subterránea, hay dos técnicas principales: la extracción mediante pilares y la
extracción por tajos largos. En la primera, se cortan salas en la veta de carbón, dejando
pilares para sostener el techo de la mina. Estos pilares pueden representar hasta el 40% del
total de carbón en la veta y, a veces, se extraen en una etapa posterior utilizando un método
llamado “trabajo explotado en retirada”. En la extracción por tajos largos, se extrae todo el
carbón de una sección de la veta utilizando maquinaria.

Por otro lado, la extracción en superficie, sólo viable cuando la veta de carbón está cerca de
la superficie, permite recuperar una mayor proporción del yacimiento. Grandes
explotaciones a cielo abierto pueden abarcar varios kilómetros cuadrados y utilizan
maquinaria pesada como dragas excavadoras, excavadoras y camiones de gran tonelaje para
la extracción del material. Después de la remoción del material superior del suelo y la roca,
se perfora, fractura y extrae el carbón sistemáticamente en tiras, cargando en camiones o
cintas transportadoras para su transporte y procesamiento.

Proceso del Carbón. Recuperado de:
https://procesosmineros.weebly.com/carbon1.html#:~:text=El%20carb%C3%B3n%20
se%20extrae%20mediante,subterr%C3%A1nea%20o%20%E2%80%9Cde%20profu
ndidad%E2%80%9D.&text=Existen%20dos%20m%C3%A9todos%20principales%2
0de,la%20extracci%C3%B3n%20por%20tajos%20largos.

Usos
El carbón se emplea principalmente como un combustible sólido para generar calor a través
de la combustión, lo que produce dióxido de carbono, vapor de agua y otros gases como el
dióxido de azufre. Este calor generado se utiliza para producir energía eléctrica mediante el
vapor de agua que acciona las turbinas. Para comparar la cantidad de energía que se puede
obtener con diferentes tipos de carbón, comúnmente se utiliza la unidad de carbón duro.
En 2003, el uso industrial del carbón como combustible representó el 24.4% de la energía
primaria a nivel mundial y el 40.1% de la energía eléctrica, con una representación equitativa
entre el carbón y el lignito.

Las centrales eléctricas modernas que utilizan carbón emplean diversas técnicas para reducir
la emisión de sustancias nocivas y aumentar la eficiencia del proceso de combustión. Sin
embargo, en algunos países, estas técnicas no se aplican ampliamente debido al aumento de
las inversiones requeridas para tales instalaciones.
Una parte significativa del carbón se utiliza después de su conversión en coque para la
reducción de minerales, especialmente mineral de hierro, en altos hornos.
Desde el siglo XIX, el carbón también se ha utilizado para producir gas urbano, que se
empleaba para iluminación pública, cocina y calefacción. Este gas urbano se extraía en
fábricas de gas mediante la destilación en seco del carbón, siendo un subproducto del coque.
En el siglo XX, el gas natural reemplazó en gran medida al gas urbano.
Según sus características, el carbón se emplea tanto como combustible para uso doméstico y
energético, como materia prima en industrias químicas y metalúrgicas. Además, se extraen
elementos dispersos raros de él. Los productos derivados del carbón se utilizan en la
fabricación de barnices, pinturas, plásticos, medicamentos, entre otros.

● Impacto ambiental
La combustión de carbón emite la mayor cantidad de dióxido de carbono (CO2), un gas de
efecto invernadero, en comparación con otros combustibles fósiles ampliamente utilizados,
debido a su contenido energético. Las centrales eléctricas de lignito, con una eficiencia
inferior, liberan aproximadamente 1080 gramos de CO2 por kilovatio-hora (kWh), siendo
menos favorables en este aspecto que las centrales térmicas de carbón, que emiten alrededor
de 800 gramos de CO2 por kWh. Aunque la emisión de CO2 es inevitable, mejorar la
eficiencia de las plantas de energía puede reducir el consumo de carbón y, por ende, las
emisiones. Además del CO2 liberado directamente en plantas de energía e industriales, los
incendios de carbón durante la extracción también liberan más CO2.
El dióxido de azufre, generado principalmente por la quema de carbón marrón, contribuye
parcialmente a la lluvia ácida. En las modernas centrales eléctricas que utilizan carbón duro
y lignito, se emplean sistemas de desulfuración de gases de combustión para limpiar los
gases de escape, junto con métodos de desnitrificación catalítica (SCR) o no catalítica
(SNCR) para reducir los óxidos de nitrógeno, así como precipitadores eléctricos para
eliminar el polvo. La ceniza resultante de la combustión de carbón contiene concentraciones
más altas de metales pesados como arsénico y mercurio.

Carbón. Recuperado de:
https://es.greenpeace.org/es/trabajamos-en/cambio-climatico/carbon/

2.2. Petróleo
● Origen:
El conocimiento del petróleo está desde tiempos antiguos, siendo utilizado en el comercio por
civilizaciones mesopotámicas, quienes comercializaban productos como asfalto, nafta y betún,
todos derivados del petróleo. En 1859, Edwin Drake perforó el primer pozo petrolero
“moderno” en Pensilvania en Estados Unidos. El petróleo brotó naturalmente en el valle de Oil
Creek, después de meses de perforación y desencadenó una fiebre del petróleo, llegando así a
producir más de 25,000 toneladas al año, dando pie a la industria petrolera que ha desplazado
poco a poco el carbón como principal fuente de energía. A finales del siglo XIX, el petróleo
comenzó a usarse constantemente en todas sus formas, como por ejemplo el uso del queroseno para la iluminación. Además aparecieron los motores de explosión y combustión en los 80 y 90, gracias esto se logró el desarrollo de nuevos transportes con combustible. Aparte del uso energético, el petróleo también dio origen a la industria petroquímica, que produce productos químicos y derivados del petróleo, incluyendo plásticos para el uso cotidiano y compuestos farmacéuticos para medicamentos.

Petróleo. Recuperado de: https://energia.jcyl.es/web/es/biblioteca/historia-petroleo.html

● Características:
El color del petróleo puede variar desde amarillo hasta rojo pardo y negro. Cuando se observa
bajo luz reflejada, el petróleo crudo tiende a presentar un color verdoso debido a la
fluorescencia. Los aceites de densidad media tienden a tener un tono ámbar, mientras que los
aceites más pesados suelen ser más oscuros. Normalmente, su coloración se vuelve más oscura a medida que aumenta su densidad, lo cual está asociado con un mayor contenido de asfalto.
Aunque los hidrocarburos puros son incoloros, pueden adquirir coloración debido a la
oxidación, especialmente aquellos que contienen nitrógeno, oxígeno, azufre, además de
hidrógeno y carbono. Su ubicación está debajo del suelo, por lo que requiere de la perforación
para obtener el petróleo. El petróleo está compuesto por altos componentes, como los
hidrocarburos, en donde se utiliza la destilación fraccionada para separar estos elementos. Los
hidrocarburos pueden aparecer en estado líquido, gaseoso o sólido. Por ejemplo, los más
pesados como el pentano pueden ser líquidos o sólidos con una consistencia grasa, es por ello
que ciertas veces el petróleo es medio denso, viscoso y con grasa. Finalmente el olor que emite
el petróleo no es muy agradable para el sentido del olfato del ser humano ya que contiene
sulfatos y nitrogenados.

● Extracción:

Maquinaria utilizada para la extracción de petróleo. Recuperado de:
https://i0.wp.com/grupocasalima.com/wp-content/uploads/2022/09/maquinaria-para-petroleo-casa-lim
a-.jpg?fit=1000%2C706&ssl=1

Existen almacenes subterráneos, como los pozos que se encuentran encima de las reservas de
petróleo, más conocidos como yacimientos de GN (gas natural), en donde se obtiene toneladas
de petróleo. Para la extracción del petróleo se utilizan diferentes procedimientos ya que
depende de las propiedades y condiciones de cada yacimiento. El procedimiento convencional
que se desarrolla es descender un cañón, que genera orificios a la tubería de revestimiento en
donde se encuentra el yacimiento. El petróleo corre hasta el pozo, a través de estos orificios y
se extrae mediante la pequeña tubería de producción. Si en el yacimiento genera presión por el
suelo o por el agua que esta presente junto al petróleo a la hora de ser obtenido, es porque
cuenta con su propia energía y el petróleo saldrá espontáneamente. En este caso para extraer el petróleo se busca ciertos grupos de válvulas para controlar la llegada del petróleo.
En el caso de que la presión sea baja y no la requerida, el procedimiento que se busca es
colocar una bomba en lo profundo del pozo donde esta ubicado el petróleo, para que succione
la cantidad de petróleo requerido.

● Usos
La extracción del petróleo se utiliza:
– Fueloil: alimentar calderas, hornos y material a ser purificado
– Iluminación: las plantas de calefacción central para tiendas, oficinas y hogares
– Lubricantes: aceites para maquinarias y motores de vehículos de transporte
– Gas Natural: para la cocina, vehículos, aplicaciones industriales y genera electricidad.

Impacto Ambiental:

El derrame de petróleo en Ventanilla. Recuperado de:
https://i.ytimg.com/vi/G7JfDIhjoNk/maxresdefault.jpg

A pesar de que el petróleo sea beneficioso para el humano, es muy perjudicial para el medio
ambiente por sus derrames al océano anualmente. Según Greenpeace México (2012) menciona
que “3 mil 800 millones de litros entran cada año a los océanos como resultado de las
actividades humanas, de éstos, sólo ocho por ciento se debe a fuentes naturales; por lo menos
22 por ciento a descargas operacionales intencionales de los barcos, 12 por ciento por
derrames de buques y otro 36 por ciento por las descargas de aguas residuales” (p. 1). Estas
cantidades de litros de petróleo que se derrama en el mar perjudican la vida marina y su fauna.
Por ejemplo, produce asfixia en las especies marinas ya que el petróleo entra a su sistema nervioso y dañan sus órganos vitales. También disminuye las plantas fotosintéticas por ende se reduce el oxígeno y alimento al ecosistema por la parte marina. Además se integra
carcinógenos en los alimentos marinos y pueden ser perjudiciales tanto en la salud humana
como animal. Un claro ejemplo es el derrame de petróleo que ocasiono Repsol en Perú en el
año 2022, en donde murieron la mayoría de la población de aves marinas, se generó crisis
económica en el sector de pesca, además en los noticieros locales se mencionó que fue uno de
los peores desastres ambientales en el Perú.

2.3. Gas natural
● Origen
El gas natural es un compuesto no tóxico, sin color y sin olor, compuesto principalmente por
metano (CH4), una molécula simple formada por un átomo de carbono y cuatro átomos de
hidrógeno. Su composición química puede variar dependiendo de su origen, ya que a
menudo se encuentra mezclado con otras sustancias como ácido sulfhídrico (H2S), dióxido
de carbono (CO2), nitrógeno (N2) o helio (He), especialmente cuando se utiliza para fines
industriales y domésticos. El gas natural, al igual que el petróleo, se originó hace entre 240 y
70 millones de años, durante la Era del Mesozoico, a partir de la descomposición de materia
orgánica. Esta materia orgánica se acumuló en el fondo marino de plataformas costeras o en
cuencas poco profundas de estanques, siendo posteriormente enterrada bajo capas de tierra
debido a la actividad natural.

● Características
El gas natural es una mezcla de hidrocarburos gaseosos que se encuentra en depósitos
subterráneos junto con petróleo crudo. Aquí tienes algunas de sus características principales:
Principalmente metano (CH4): El metano es el componente principal del gas
natural, típicamente constituyendo más del 90% de su composición.
También puede contener cantidades menores de otros hidrocarburos, como
etano, propano, butano y trazas de compuestos de azufre.
Incoloro e inodoro: El gas natural es incoloro e inodoro en su forma pura.
Sin embargo, antes de distribuirlo para su uso comercial, se le añade un
compuesto de olor característico (mercaptano) para detectar fugas, ya que el
gas natural es altamente inflamable.
Ligero y no corrosivo: El gas natural es más ligero que el aire, lo que
significa que tiende a elevarse y dispersarse en caso de fugas. Además, es no
corrosivo para los metales comunes y no suele formar depósitos de carbono,
lo que lo hace menos dañino para los equipos y tuberías.
Bajo contenido de emisiones: En comparación con otros combustibles
fósiles, como el carbón y el petróleo, el gas natural produce menos
emisiones de carbono y otros contaminantes atmosféricos cuando se quema
para generar energía. Esto lo convierte en una opción más limpia en
términos de impacto ambiental.
Abundante y versátil: El gas natural es una fuente de energía abundante en
muchas partes del mundo. Se utiliza en una variedad de aplicaciones, incluyendo la generación de electricidad, calefacción de edificios, cocinar, combustible para vehículos y como materia prima en la producción de productos químicos y fertilizantes.
Seguridad: Aunque el gas natural es inflamable, es más seguro en
comparación con otros combustibles debido a su peso ligero y su capacidad
de dispersión en caso de fugas. Además, las compañías de gas implementan
medidas de seguridad, como el control de calidad del gas y la inspección
regular de las instalaciones, para minimizar los riesgos asociados con su uso.

● Extracción
La extracción de gas natural implica una serie de procesos que varían según el tipo de yacimiento y las técnicas utilizadas. Aquí tienes un resumen general de los pasos involucrados en la extracción del gas natural:
Exploración: Antes de comenzar la extracción, se lleva a cabo una fase de
exploración para identificar posibles yacimientos de gas natural. Esto implica el uso
de técnicas geofísicas y geológicas para estudiar la estructura geológica del subsuelo
y determinar la presencia de gas.
Perforación: Una vez identificado un yacimiento prometedor, se perfora un pozo de
exploración para confirmar la presencia y la viabilidad del gas natural. Se utilizan
plataformas de perforación terrestres o marítimas dependiendo de la ubicación del
yacimiento.
Evaluación y pruebas: Después de la perforación, se realizan pruebas para evaluar la
cantidad y la calidad del gas natural presente en el yacimiento. Esto ayuda a
determinar la viabilidad económica de extraer el gas.
Extracción primaria: Si se determina que el yacimiento es viable, se procede con la
extracción primaria. Esto implica el uso de la presión natural del yacimiento para
extraer el gas. En algunos casos, el gas puede fluir naturalmente a la superficie,
mientras que en otros puede ser necesario utilizar técnicas de bombeo para facilitar
la extracción.
● Técnicas de estimulación: En algunos yacimientos, especialmente aquellos de baja
permeabilidad, puede ser necesario utilizar técnicas de estimulación, como la
fracturación hidráulica (fracking), para aumentar la permeabilidad de la roca y
permitir que el gas fluya más fácilmente hacia el pozo.
Producción y transporte: Una vez extraído, el gas natural se procesa para eliminar
impurezas como el agua y el azufre, y luego se transporta a través de redes de
tuberías o se comprime en forma de gas natural licuado (GNL) para su transporte por
mar o por carretera.
● Reinyección o almacenamiento: En algunos casos, el gas natural que no se puede
transportar o utilizar de inmediato se reinyecta en el yacimiento para mantener la
presión del mismo y aumentar la recuperación de gas. También puede almacenarse
en instalaciones de almacenamiento subterráneo para su uso futuro.

Usos
El uso extendido del gas natural para la calefacción en áreas urbanas se debe a su eficacia y a
su menor emisión de carbono en comparación con otros combustibles fósiles.
Las calderas y hornos industriales suelen emplear gas natural debido a su capacidad para
proporcionar un flujo constante y regulado de calor.
Las centrales eléctricas de ciclo combinado son altamente eficientes en la generación de
electricidad.
El gas natural licuado (GNL) y el gas natural comprimido (GNC) están siendo cada vez más
adoptados como combustibles para vehículos, especialmente en el transporte público y de
larga distancia, debido a sus emisiones reducidas y ahorro en costos.
El gas natural sirve como materia prima en la fabricación de diversos productos químicos,
incluyendo pigmentos, fertilizantes, preservativos, aditivos y compuestos utilizados en la
industria química y farmacéutica.
El gas natural es una fuente clave para la producción de hidrógeno, utilizado en diversas
industrias como la refinación de petróleo y la fabricación de amoníaco para fertilizantes.

● Impacto ambiental
El gas natural, aunque considerado más limpio que muchos otros combustibles fósiles,
todavía tiene impactos ambientales significativos en varias etapas de su producción,
transporte y uso:

  • Emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): Aunque las emisiones de dióxido de
    carbono (CO2) son menores en comparación con otros combustibles fósiles como el carbón
    y el petróleo, la extracción, producción y combustión de gas natural aún generan emisiones
    significativas de CO2, así como también de metano (CH4), un gas de efecto invernadero
    mucho más potente en términos de calentamiento global en el corto plazo.
  • Impactos en la calidad del aire: La combustión de gas natural puede generar emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles (COVs), que contribuyen a la
    formación de smog y otros problemas de calidad del aire, especialmente en áreas urbanas
    con alta densidad de tráfico vehicular o industrial.
  • Impactos en los ecosistemas: La extracción de gas natural puede tener impactos negativos en los ecosistemas locales, incluyendo la fragmentación del hábitat, la contaminación del agua y del suelo, y la alteración de los ecosistemas acuáticos y terrestres.
  • Riesgos asociados con la fracturación hidráulica (fracking): La técnica de fracturación
    hidráulica utilizada para extraer gas natural de formaciones de esquisto puede tener impactos negativos en la calidad del agua subterránea, la salud humana y el bienestar animal, así como también provocar terremotos inducidos.
  • Desafíos en la gestión de residuos: La producción y el procesamiento de gas natural generan una variedad de residuos, incluyendo aguas residuales contaminadas y lodos de perforación, que deben ser gestionados adecuadamente para evitar impactos negativos en el medio ambiente.

¿Cuál es el impacto ambiental del gas natural?. Recuperado de:
https://gasogenio.com/es/blog/impacto-ambiental-gas-natural/

3. Poder calorífico
El poder calorífico es la medida de la energía por cada unidad de masa que un combustible
puede generar durante una reacción química de oxidación (Primagas, 2021). Su unidad de
medida depende de cual es el estado físico de los combustibles que han sufrido oxidación, por
ejemplo expresa en kilojulios (KJ) o kilocalorías (Kcal) por kilogramo (Kg) si es un
combustible sólido o líquido, por litro (L) si es sólido y por metro cúbico (m^3) si se
encuentra en estado gaseoso.

Recuperado de:
https://th.bing.com/th/id/R.55bc0d3a6b873c1d33cafd38681c87c4?rik=3q6gvtuDw%2fYgbg&riu=
http%3a%2f%2fwww.diemvic.com%2fwp-content%2fuploads%2f2017%2f10%2fburning-pellets-
1.jpg&ehk=Lbo7KtdtRlLXx04TdE7Vhpf2ydxMmCqrFMokV%2fwZU9U%3d&risl=&pid=ImgRa
w&r=0

3.1. Tipos de poder calorífico
● Poder calorífico superior (PCS)
Es la suma completa de calor liberado al quemar completamente un combustible lo cual abarca
tanto el calor desprendido por la condensación del vapor de agua generado durante la
combustión. Además, implica la consideración del calor latente de vaporización del agua.
El PCS se utiliza comúnmente en aplicaciones donde el calor liberado se puede recuperar,
como en sistemas de calefacción. También es utilizado en la comparación de combustibles.
Poder calorífico inferior (PCI):
Es la cantidad de calor que se libera al quemar un combustible, excluyendo el calor liberado
por la condensación del vapor de agua generado en el proceso. Por ende, no toma en cuenta el
calor latente de vaporización del agua.
El PCI es más relevante en aplicaciones donde no se puede recuperar el calor latente de
vaporización del agua, como en la generación de energía eléctrica.
¿Qué relación tiene con el calor energético?
El poder calorífico indica cuánto calor se libera al quemar una cantidad específica de
combustible, generalmente expresado en unidades de energía por masa, como julios por gramo o kilojulios por kilogramo. En contraste, el valor energético es una medida más amplia que considera no solo el calor liberado durante la combustión, sino también otras formas de
energía que se pueden aprovechar, como la energía cinética en el caso de algunos combustibles gaseosos o la energía eléctrica en baterías.

Valores relativos:
En la Tabla 1 se muestran los poderes caloríficos de diferentes combustibles, clasificados
según sus estados, gaseosos, líquidos o sólidos. Entre ellos el gas natural, el carbón y el
petróleo crudo. Como se observa, el combustible que tiene un poder calorífico mayor entre los
tres mencionados es el gas natural, luego está el carbon y al último el petróleo seco, que a
penas cuenta con un poder calorífico de 6.122 MJ/bl. Por tanto, se puede concluir que el
petróleo es el emnso eficiente de los tres, puesto que, la cantidad de energía que produce por
unidad de masa en su reacción es muy pequeña.

Tabla 1. Poderes caloríficos netos de combustibles fósiles

Lista de poderes caloríficos de los combustibles líquidos, sólidos y gaseosos. Recuperado de:
https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/619062/Lista_Combustibles_2021_26feb2021.pdf

4. Postura
La predominancia de los combustibles fósiles ha generado crecientes preocupaciones debido a
su impacto ambiental, siendo considerados como el principal catalizador del cambio climático
y un factor central en las problemáticas ambientales actuales. Sin embargo, es innegable que
en la actualidad desempeñan un papel fundamental en la economía global y en la vida
cotidiana de las sociedades modernas. Desde su descubrimiento y posterior explotación, estas
fuentes de energía han sido impulsores clave del crecimiento económico, la innovación
tecnológica y la expansión de la infraestructura a nivel mundial.
En este contexto, compartimos la perspectiva presentada por Foster y Elzinga, argumentando
que considerar exclusivamente a los combustibles fósiles como el problema no aborda
eficazmente la complejidad de los desafíos ambientales y socioeconómicos que enfrentamos.
Más bien, creemos que una reorientación en la gestión de su uso, reconociendo su importancia
actual pero trabajando en su transición hacia formas de energía más sostenibles y limpias,
podemos reducir las emisiones de CO2 sin comprometer otros sectores vitales como la
economía, la política o la salud pública.
En primer lugar, los combustibles fósiles podrían contribuir al secuestro de carbono mediante
ciertas prácticas y tecnologías asociadas. Existe una creciente presión tanto social como
gubernamental para abordar el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto
invernadero. Por ello, algunas empresas que dependen de los ingresos generados por los
combustibles fósiles podrían invertir en investigación y desarrollo de tecnologías de captura y
almacenamiento de carbono (CCS) con el fin de cumplir con sus responsabilidades
ambientales y sociales. Estas tecnologías buscan capturar el CO2 generado por la quema de
combustibles fósiles antes de que se libere a la atmósfera y almacenarlo de forma segura bajo
tierra o en otros lugares. Además, ciertas industrias relacionadas con los combustibles fósiles,
como la producción de cemento o acero, generan subproductos que pueden utilizarse en
procesos de captura de carbono. Aunque estas contribuciones son limitadas y no resuelven el
problema fundamental de las emisiones de CO2, demuestran que con la innovación y la
inversión adecuadas, incluso las industrias tradicionalmente asociadas con las emisiones
pueden desempeñar un papel en la mitigación del cambio climático.
Adicionalmente, otra de las razones por las que estamos de acuerdo con la postura del texto, es por el hecho de que reconocemos que estamos todavía en un proceso de transición con
respecto a las fuentes de energía que utilizamos en los distintos ámbitos y sectores, ya que el
tiempo que duraría adaptarnos a este puede ser demasiado, y es por eso que debemos de tomar en cuenta a los combustibles fósiles y considerarlos como un apoyo hacia una solución en vez de considerarlo como parte del problema.
De la misma manera, se ha comprobado que los combustibles fósiles son indispensables para
la humanidad, y es posible generar una equidad entre estos recursos y el medio ambiente. Por
ejemplo, con la tecnología Captura y almacenamiento de carbono (CCS). Esta permite
capturar dióxido de carbono (CO2) generado por la combustión de combustibles fósiles y
almacenarlo de forma segura en reservorios geológicos subterráneos. La CCS puede ayudar a
reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Otra opción es la inversión en transporte público
y movilidad sostenible. Países como Reino Unido, Países Bajos, y gran cantidad de países
europeos, promueven el uso de las bicicletas. Ellos se encuentran entre los países con menor
contaminación ambiental, ya que el uso de estos transportes reduce la demanda de
combustibles fósiles y las emisiones de contaminantes atmosféricos en áreas urbanas. Por otro
lado, los biocombustibles, como el biodiésel y el bioetanol, pueden mezclarse con
combustibles fósiles para reducir las emisiones de gases contaminantes. Además, la
producción de biocombustibles a partir de cultivos sostenibles puede ser una alternativa más
ecológica.
Teniendo en cuenta todas las alternativas mencionadas, sí se puede utilizar estos recursos y
proteger el ecosistema a la vez, depende de nosotros mismos ponerlas en práctica. La
exportación y el uso de combustibles fósiles sin precauciones, benefician de forma directa a la
actividad humana, pero perjudican en gran magnitud al medio ambiente. Con la
responsabilidad adecuada y las nuevas tecnologías, se va a promover un buen desarrollo
sostenible.

5. Referencias
Álvarez, D. (2021). Petroleo. Concepto. https://concepto.de/petroleo/

Asociacion Colombiana del Petroleo y gas. (2018). ¿Para qué Sirve el Petróleo? Los 6 Usos Más
Comunes
https://acp.com.co/web2017/es/sala-de-prensa/en-los-medios/886-para-que-sirve-el-petroleo-l
os-6-usos-mas-comunes

Equipo editorial, Etecé. (2018). Petroleo. https://humanidades.com/petroleo/#ixzz8VzfoWy1o

Gonzales, O. (2024). ¿Para que se utiliza el gas natural? Todos los usos posibles.
https://preciogas.com/instalaciones/gas-natural/usos

Greenpeace. (2012). Impactos ambientales del petroleo.
https://www.greenpeace.org/static/planet4-mexico-stateless/2018/11/cd1362c6-cd1362c6-impa
ctos_ambientales_petroleo.pdf

Infocielo. (2020, octubre). ¿Cómo se extrae el petroleo?.
https://infocielo.com/sociedad/como-se-extrae-el-petroleo-n502334

Jacto. (2023). Qué es el secuestro de carbono y cómo puede ser aprovechado en la agroindustria.
https://bloglatam.jacto.com/secuestro-de-carbono/

Junta de Castilla y León. (s.f). Historia del Petróleo.
https://energia.jcyl.es/web/es/biblioteca/historia-petroleo.html

Lifeder. (2020). Petróleo: características, estructura, tipos, obtención, usos.
https://www.lifeder.com/petroleo/.

Primagas. (s.f). ¿Qué es el poder calorífico? ¿Cuál es el poder calorífico del gas propano?.
https://www.primagas.es/blog/que-es-poder-calorifico

Secretaría de Energía.(2021). Lista De Combustibles Y Sus Poderes Caloríficos 2021 Que Se
Considerarán Para Identificar A Los Usuarios Con Un Patrón De Alto Consumo, Así Como
Los Factores Para Determinar Las Equivalencias En Términos De Barriles Equivalentes De
Petróleo.
https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/619062/Lista_Combustibles_2021_26feb20
21.pdf

Todo luz y gas. (s.f). Poder Calorifico.
https://www.todoluzygas.es/gas/diccionario/p/poder-calorifico

Carbon. (n.d.). PROCESOS MINEROS. Recuperado 12 de abril de 2024 de
https://procesosmineros.weebly.com/carbon1.html

Delgado, F. (11 de septiembre de 2019). El carbón. Sus características y propiedades.
Masterlogistica.es.

El carbón. Sus características y propiedades

Formación del Carbón. (n.d.). Mina Invierno S.A. recuperado el 12 de abril de

Formación del Carbón

Segui, P. (7 de julio de 2023). Gas Natural: Qué es, tipos, características y más. OVACEN.
https://ovacen.com/gas-natural/

SEO. (30 de junio de 2023). ¿Cuál es el impacto ambiental del gas natural? Gasogenio.

¿Cuál es el impacto ambiental del gas natural?

Puntuación: 0 / Votos: 0