Obama propone nueva magistrada para la Corte Suprema de los Estados Unidos de América

[Visto: 3119 veces]

Por: Luis Alberto Huerta Guerrero
Profesor de Derecho Procesal Constitucional
Pontificia Universidad Católica del Perú

En diciembre de este año deberán ser reemplazados dos magistrados del Tribunal Constitucional peruano, César Landa Arroyo y Juan Vergara Gotelli, por lo que corresponde empezar a realizar un seguimiento del proceso de elección de los nuevos magistrados de la institución, desde una perspectiva esencialmente académica.

En este sentido, resulta importante tomar en consideración cómo se llevan a cabo procesos similares en el derecho comparado, especialmente en los Estados Unidos de América, país en donde la designación de un nuevo magistrado de la Corte Suprema concita toda la atención pública, pues se trata de una nación que conoce perfectamente la especial importancia de esta designación para el funcionamiento de sus instituciones políticas y jurídicas. Se trata de algo que todavía no ocurre en el Perú, en donde por lo general las noticias sobre el proceso de elección de los magistrados del Tribunal Constitucional sólo aparecen en los medios luego de descubrirse algún problema o escándalo en su desarrollo, como ocurrió en el año 2007, cuando uno de los candidatos al Tribunal fue descubierto en un chifa capitalino con personajes de no muy grato pasado.

Por los motivos expuestos, resulta importante destacar la reciente noticia de la nominación hecha por el presidente Barack Obama de una nueva magistrada de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América. La nominada ha sido Sonia Sotomayor (54), que como su nombre lo indica, tiene origen latino. De ser confirmada su nominación por el Senado, reemplazaría al magistrado David H. Souter, quien ha renunciado al cargo, a la vez que se convertiría en la tercera mujer en ocupar uno de los nueve puestos más importantes en la judicatura norteamericana.

Lo más interesante del proceso de designación de un magistrado de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América, lo constituye la atención pública que este tema genera. En el año 2005 tuvimos oportunidad de estar presentes en este país cuando el ex presidente Bush nominó al magistrado John Roberts, quien es el actual Presidente de la Corte Suprema, y podemos dar fe del interesante debate nacional que sigue a la nominación, y que ya ha empezado a darse en el caso de Sonia Sotomayor.

Este debate gira en torno a la persona nominada para ser magistrado de la Corte Suprema, pues tanto los políticos, como los medios de comunicación y la sociedad civil empiezan a opinar sobre sus antecedentes, especialmente en el campo profesional, pues en el ámbito académico se asume sin cuestionamientos las cualidades del nominado. En Estados Unidos, un candidato a la Corte Suprema no puede haber egresado de cualquier universidad. Tiene que haber estudiado en alguna de las más prestigiosas. En el caso de Sotomayor, su currículum incluye su paso por la Universidad de Princeton y la Escuela de Derecho de Yale.

A nivel profesional, si la persona nominada ha ocupado cargos públicos, se busca la documentación respectiva. Si fue juez, se buscan sus decisiones, para ver qué casos ha resuelto y cómo decidió. Si fue funcionario o asesor de algún gobierno, se buscan sus informes, para medir la calidad de los mismos. Si ha sido un abogado en la actividad privada, se analiza qué casos ha defendido. En otras palabras, el pasado de un candidato a la Corte Suprema es objeto de un intenso análisis, en donde el papel de la prensa es particularmente importante. Aquí, como en ningún otro espacio, se demuestra la importancia del derecho de acceso a la información y de la transparencia en los asuntos de interés público, aparte del compromiso ciudadano con el desarrollo de sus instituciones.

Invitamos a los lectores de este blog a realizar un seguimiento al actual proceso de nominación de Sonia Sotomayor como magistrada de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América, que como ya adelantamos, debería culminar con su respectiva ratificación por el Senado, algo que no siempre es seguro. Claro, hacer esto produce una profunda envidia, pues mucho desearíamos que algo similar ocurra en nuestro país. Sin embargo, como ciudadanos estamos obligados a no cruzarnos de brazos y más bien proponer los cambios que sean necesarios para que a las altas cortes de nuestro país, como es el caso del Tribunal Constitucional, lleguen los mejores profesionales en Derecho, con reconocidas cualidades profesionales y morales para ser magistrados constitucionales.

En los siguientes enlaces puede encontrarse importante información sobre la nominación de Sonia Sotomayor al cargo de magistrado de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América:

New York Times: Obama Chooses Sotomayor for Supreme Court Nominee

Washington Post: Obama Picks Sotomayor for Supreme Court.

CNN: Obama names Sotomayor as Supreme Court nominee

BBC: Obama nombra hispana para Corte Suprema.

Puntuación: 2.50 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *