alipidiado

ALIPIDIADO. a . adj. Con lepidia, colerina.
Jesús, que no habla!
Sin pulsos la siento
está alipidiada!
Listín de Toros. Diálogo. Lima, 17 Enero 1820.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

alquiladora

ALQUILADORA. adj. De alquilar.
”… andar al Santo Oficio por casas alquiladoras…”
Carta del Lic. Cerezuela al Inquisidor Mayor. – Lima Enero de 1570.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

aine/aini

Calvo Pérez, Julio (2014). Diccionario etimológico de palabras del Perú. Lima: Universidad Ricardo Palma.

aini. <aim. ayni < ayniña ‘ir muchos juntos’ <q. ayniy ‘cooperar; ant. vengarse’ (‘intercambio laboral, reciprocidad, hermandad’). NOTA: La palabra con tal significado aparece en primer lugar el Bertonio (1612), de ahí que la consideremos aimarismo, pero hay que retrotraerse al quechua (DST 1560), donde significa ‘venganza’. De hecho la definición de Bertonio es peyorativa: ”el obligado a trabajar por otro que trabajó por el”, lo que se desmonta no poco uno de los tópicos andinos más interiorizados: l reciprocidad, pues de hecho se trata de una devolución obligada del trabajo recibido de otros. Una variante por apertura vocálica final es aine, con iguales parámetros de etimología y signficado. Es palabra derivada ainoca (< aim. aynuqa < q. ayni ‘reciprocidad, solidaridad’ + kaq ‘lo que es’) ‘tierra comunitaria’ y también ‘posesión de la tierra por herencia’. Algunos escriben todavía con la ortografía anticuada ayni.

 

Academia Peruana de la Lengua (2016). DiPerú. Diccionario de peruanismos. Lima: Compañía de Minas Buenaventura y Academia Peruana de la Lengua.

aini. m. Ayuda laboral mutua, que se da en el mayor equilibrio social y sin que medien pagos en dinero. Igualmente la reciprocidad, el segundo principio, ha sido bastante estudiado. Es conocida la importancia del aini, que regula la vida social, económica, religiosa.

alcael

ALCAEL s. Cebada verde, alfalfa. El diccionario dice Alcacer. B. Cobo. Hist del Nuevo Mundo.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

aiguanco

Calvo Pérez, Julio (2014). Diccionario etimológico de palabras del Perú. Lima: Universidad Ricardo Palma.

aiguanco. <jac. aywanqu (‘avalancha muy fuerte’).

 

Academia Peruana de la Lengua (2016). DiPerú. Diccionario de peruanismos. Lima: Compañía de Minas Buenaventura y Academia Peruana de la Lengua.

NO SE REGISTRA LA ENTRADA.

ajochar

AJOCHAR. Hostigar, perseguir, molestar.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

ajear

AJEAR. Decir ajos.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

ahuecar el ala

AHUECAR EL ALA . Huir, poner pies en polvorosas, tomar soleta, dar , media vuelta, mandarse cambiar.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

achuma

Calvo Pérez, Julio (2014). Diccionario etimológico de palabras del Perú. Lima: Universidad Ricardo Palma.

 

achuma. <aim. achuma ‘cardo grande’ (‘espino muy ramificado, de sección estrellada, del que se obtiene un narcótico’). NOTA: Algunos le llaman huachuma y hay quien escribe incluso guachuma y huaichama, con los mismos parámetros históricos y semánticos.

 

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua (2014). Diccionario de la lengua española, 23.ª ed. Colombia: Planeta.

 

achuma. Voz quechua. 1. f. Arg., Bol. y Perú. Cardón gigante, cactácea de hasta diez metros de altura y tronco leñoso.

 

Academia Peruana de la Lengua (2016). DiPerú. Diccionario de peruanismos. Lima: Compañía de Minas Buenaventura y Academia Peruana de la Lengua.

achuma. f. Cactus arbustivo, de tallo cilíndrico verde, con depresiones longitudinales, muy ramificado, con flores nocturnas blancas y fruto oblongo. N.c.: Trichocerus pachanoi. 2. Alucinógeno preparado con el fruto de un cactus arbustivo, que al hervirlo libera gran cantidad de alcaloides, que se absorben por la nariz. Se refiere a una planta sagrada de la región andina: el sampedero o “cactus de los cuatro vientos”, también conocido como achuma. Es un cactus de ramas columnares que alcanzan hasta 15 cm de diámetro y algunos metros de altura.1 Si bien no es posible reconocer los detalles de recolección y preparación de la achuma, hay coincidencia de diversas fuentes de que se consumía como una bebida.2

ahuachafarse

AHUACHAFARSE. r . V. Huachafo.
Vargas Ugarte, Rubén (1953). Glosario de peruanismos. Lima: San Marcos.

1 115 116 117 118 119 141