Archivo por meses: octubre 2012

El origen de la Marinera y su relación con la Marina de Guerra del Perú.

[Visto: 2880 veces]

El antecedente de la marinera se encuentra en el fandango y las tonadillas populares españolas que, afirma Elena Gastelumendi, el mestizaje hizo peculiares e inconfundibles. Los estilos musicales de la península ibérica habían llegado a Perú bajo diversas denominaciones y en los viejos tiempos se les conocía indistintamente como maicito, ecuador, zanguaraña y chilena. Estos serían los precedentes de la marinera, confirmados en el completo estudio inédito de Julio Rojas Melgarejo.
El bautizo con el nombre definitivo de Marinera y, de hecho, su nacionalización peruana, corresponde al satírico escritor Abelardo Gamarra El Tunante. En su obra Rasgos de Pluma escribió:
“El baile popular de nuestro tiempo se conoce con diferentes nombres: se le llama tondero, mozamala, resbalosa, baile de tierra zanguaraña, hasta el año 1879 era más generalizada llamarla chilena. Fuimos nosotros quienes, una vez declarada la guerra entre el Perú y Chile, creimos impropio mantener en boca del pueblo, en sus momentos de expansión, semejante título, y sin ningún acuerdo de Consejo de Ministros, resolvimos sustituir el nombre de Chilena por el de Marinera, tanto porque en aquel entonces la marina peruana llamaba la atención del mundo entero y el pueblo se hallaba sumamente preocupado por las heroicidades del Huáscar, cuanto porque el balanceo, movimiento de popa, etc. de una nave gallarda, dice mucho del contoneo y lisura de quien sabe bailar, como se debe, el baile nacional.”
Corresponde a Rosa Mercedes Ayarza de Morales, hermana de Alejandro Ayarza Karamanduka, la distinción de haber sido quien llevó al pentagrama, por primera vez, la marinera La Concheperla que pertenece a Abelardo Gamarra. De El Tunante es, también, la primera marinera que se conoce, La Antofagasta.
La marinera se cantaba y bailaba en las casonas de los ricos, en las casas de mal vivir y en barrios serios como la cuadrilla, el rigodón, la pavana, se reclamaba la marinera. Eran los dueños de casa quienes bailaban primero, invitación formal y licencia para que hicieran lo mismo las demás personas de la reunión.
El viejo criollo César Andrade, cuenta que se bailaba marinera en Palacio de Gobierno, hasta las cuatro de la mañana. La aristocracia, pues, fue cautivada por la danza. Julio Vargas refiere que los jóvenes de sociedad iban donde un moreno apellidado Arredondo, para aprender marinera y que éste les decía, después de haber hecho lo imposible: Es dificil hacerles bailar marinera, que ésta es muy celosa y no se deja manosear.
En sus Recuerdos de Lima, el escritor y filósofo mexicano José Vasconcellos, describe las fiestas a las que asistió durante su permanencia en esta capital. Cuenta que se animaban las reuniones con el baile titulado marinera… danza la pareja un paso emparentado con la jota: ceñida, flexible la cintura, en alto los brazos; ágiles las piernas, van y vienen los giros fogosos; el hombre el pañuelo ondea… hay un instante de vértigo y el trozo concluye con un grito seco y hondo pone los rostros radiantes… Después seguian los dulces valses, las danzas románticas y todo lo que es universal; pero era la única suave gracia de las mujeres, el encanto amable, la alegría de aquellas horas dichosas.

Fuente: “50 AÑOS DE MUSICA CRIOLLA”. Ricardo Miranda Tarrillo. Lima, Perú

VIDEO: La marinera un homenaje a Don Miguel Grau Seminario y la Marina de guerra del Perú.
Sigue leyendo

HOMENAJE A DON AUGUSTO ASCUEZ ‘El Señor de las jaranas’

[Visto: 1427 veces]

AUGUSTO ASCUEZ VILLANUEVA
El Señor de las Jaranas

Augusto naciò el 07 de Octubre de 1892, hijo de Jorge Ascuez y de Nicolasa Villanueva, ambos de Lima. Es en homenaje a este ilustre compatriota, cantor e intérprete de jaranas que se ha instituido por acuerdo del Congreso el Día nacional de la Marinera en la fecha de su natalicio.

Se ha dicho por las voces más autorizadas de lo que aún queda de la canción peruana que con la muerte de don Augusto Ascues Villanueva, desaparece el último gran cantor de marinera limeña y uno de los caballeros que enalteció el encanto, la gracia y la prosapia de la jarana. Don Augusto representó una época, un capítulo, una tradición del mejor modo de cantar lo nuestro.

Con él termina un estilo de decir la marinera limeña, de enaltecer el ritmo del “amor fino” y de vanagloriar cualquier canción, sobre todo de la guardia vieja, que interpretara con su voz y manera incomparables.

Augusto Ascues, con su ya desaparecido hermano don Elías, nacieron en el viejo Malambo de Abajo el Puente, no sólo para perennizar el estilo, la moda, la costumbre de cantar de ese señorial barrio, sino para con el correr del tiempo, cerca de sesenta años, construir todo aquello en lo más genuino, auténtico y ejemplar de la jarana limeña. Don Elías precedió hace algunos años la partida de su hermano, su amigo, su “primera”. Se supone que ambos comenzaron a cantar cuando eran muy jóvenes las canciones de la vieja guardia, así como las que iban apareciendo, estimulaban las competencias de los antiguos barrios.

Lo cierto es que si a tenor de las manifestaciones de nuestros escasos tratadistas de la música peruana y en este caso particular de la limeña, las primeras apariciones de valses, polkas, marineras y aires negros se plasmaron por la rivalidad de los cinco principales barrios de entonces: Monserrate, los Barrios Altos, Cocharcas, Abajo el Puente y La Victoria, los Ascues fueron de los primeros en portar los pendones del Rímac. Y si por entonces; ellos hacía flor y elogio de la marinera limeña en el canto, nadie la bailaba mejor que esa morena tambien bajopontina llamada Bartola Sancho Dávila.

Debio ser de joven moreno, alto, esbelto don Augusto. Y así siguió con la misma madera y tronco hasta sus últimos años. Reposado y silencioso, elegante y lleno de finura. Tambien muy ocurrente y sabio. La esquina, el barrio, el callejón, la jarana, le dieron las clases de vida que no pudo aprender en claustros. Pero tenía la señera majestad de los emperadores negros.

Pienso afirmó Oscar Avilés que en toda mi vida artística he oído innumerables cantores, todo un naipe, pero ninguno tuvo o tiene la incomparable voz de don Augusto Ascues Villanueva. Todo lo reunía para cantar en ese su estilo sin paralelos: sabor, calidad de voz y ese sentir, ese “masticar” que lo caracterizaban. El fue la catedral de la marinera limeña.

El estilo de don Augusto era impresionante. Yo estimo que fue el cantor más “largo” de cuantos he conocido. Y al hablar de cantor “largo” naturalmente me refiero a las jaranas en mayor y menor.

Era largo, añadió Avilés, guitarra eximia, cantor y compositor, porque nadie como don Augusto sabía decir la marinera limeña. Y como era poseedor de una memoria extraordinaria, no sólo sabía más, sino que era capaz de hilvanar cuartetas con maravillosas improvisaciones para así continuar la conversación musical”

Que decir del “amor fino”. En esto fue un maestro. Y de ese ritmo ya no queda quien pueda seguirle el paso. Así también supo cantar como nadie marineras y resbalosas, panalivios y los más diversos géneros negros, amén de valses antiguos y polkas, a las que añadía la prestancia de su particular modo de decir……….

Tratándose de marineras limeñas, resbalosas y fugas, tanto en tono mayor como en menor, era un maestro. Y eso no sólo porque sabía aplicarlas magistralmente, sino porque contaba con muchísimos “trucos” que lo convirtieron en amo y señor del género. Si no se cuenta con estos atributos, la jarana se pierde y se esfuma, cesa el diálogo y el contrapunto. Pero cuando Ascues notaba que el otro cantor se perdía, el entraba en auxilio con una improvisación de su mente. Recuerdo que una vez en una jarana, se le “perdió” el “Curita” Gonzales, trastabillo por una indecisión entre la letra y la voz y don Augusto le entró al quite con esta cuarteta: “ No te metas, si no sabes, a lo más hondo a nadar, que a la hora de zambullir, ahí te puedes ahogar………..”

“Don Augusto como todos saben, refirió Alicia Maguiña, compositora y cantante, no fue un cantor profesional. Es más rehuía en cierta forma las presentaciones teatrales, los expectáculos televisivos, porque le tenía cierta aversión a los micrófonos. Su oficio, que desempeño con excepcional categoría y reponsabilidad era de albañil. Por lo mismo pienso que se sentía más cómodo como cantor aficionado”

Muy fino, delicado, elegante, incapaz de molestar a nadie, nunca fue remiso a enseñar todo lo mucho que sabía.

“He pasado cerca de cincuenta años de mi vida, jaraneándome con los Ascues, añadió el “Chino Soto. Precisamente a Augusto le gustaba mucho cantar “La Abeja” con su hermano Elías, después fue su segunda el “Manchao” Arteaga. Tenía una gracia única. Una vez cantaba a dúo con Covarrubias y éste medio que se quedó dormido. Entonces Ascues lo despertó con esta cuarteta: Manuelito de mi vida, tu criado es el que canta, en la tierra que usted pisa y el polvo que usted levanta”

* De acuerdo a la Marinera de Alicia Maguiña Augusto dueño del santo la fecha de cumpleaños de don Augusto Ascues es el 7 de Octubre.

FUENTE: ( Extraído del libro Antología de la Música Peruana Tomo I por Lorenzo Villanueva Regalado y Jorge Donayre Belaunde)

Sigue leyendo

Instituyen el 7 de Octubre como el Día de la Marinera

[Visto: 1204 veces]

El año pasado a lo ancho de la Plaza Mayor de Lima, en un evento denominado flash mob se concentraron alrededor de 400 personas entre los cuales un notable grupo de bailarines elevaron sus pañuelos blancos, y bailaron uno de los bailes más representativas de nuestro país, la marinera, como preámbulo al anuncio hecho por la Ministra de cultura, Susana Baca declarando instituido el Día Nacional de la Marinera cada 7 de octubre . Después de este anuncio, se esperaría la promulgación de la Resolución Ministerial para fijar el Día Nacional de la Marinera y enseguida, proponer esta danza como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ante la Unesco.

El Pleno del Congreso aprobó, por unanimidad, el proyecto de ley 1508/2012-PE enviado por el Poder Ejecutivo que propone declarar el 7 de octubre de cada año como el Día de la Marinera.
La propuesta fue sustentada por el presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural, Aldo Bardález Cochagne (GPF), quien resaltó que la propuesta tiene como propósito darle a la Marinera un alcance nacional, al ser reconocida en los diversos festivales del país, así como ser considerada parte de las danzas típicas del Perú.
Intervinieron para apoyar la propuesta los congresistas Martha Chávez (GPF), Héctor Becerril Rodríguez (GPF), José León Rivera (GPPP), Michael Urtecho Medina (SN) y Roberto Angulo Álvarez (NGP), quienes coincidieron en señalar que se debe dar un reconocimiento a uno de los géneros musicales importantes del país.
El acuerdo se logró por 91 votos a favor en la sesión del pleno. La fecha fue propuesta por la Dirección de Patrimonio Inmaterial Contemporáneo del citado ministerio. Fue escogida por ser antecesora al 8 de octubre, Día de la Marina de Guerra del Perú, y por ser el día de nacimiento de don Augusto Áscuez Villanueva, “El Señor de las Jaranas”, uno de los principales compositores e intérpretes de marinera, destacado por su encanto y gracia en cada una de sus interpretaciones.

Hoy domingo 7 de octubre se conmemora el Día de la Marinera y el Ministerio de Cultura, en coordinación con la Asociación Peruana de Cultores de Marinera (APECUMA), ha programado una serie de actividades culturales a nivel nacional, para celebrarlo.
El público podrá disfrutar en muchas ciudades de algunas de las diferentes variedades de marinera que existen en nuestro país: marinera limeña, marinera ayacuchana, marinera puneña y marinera norteña, en espectáculos de música y baile al aire libre.

Para celebrar este día, el Ministerio de Cultura realizará un evento de música y baile en el frontis de su sede central el domingo 7 de octubre, a partir de las 10:00 horas, en el que participará el ministro Luis Peirano Falconí.

También habrá otro evento en el parque de la Familia, de San Borja (avenida San Borja Sur, cuadra 1), donde, junto a la Asociación Peruana de Cultores de Marinera (Apecuma), se desarrollará la Marinera Expo 2012.

Allí, desde las 10:00 horas habrá clases masivas de marinera norteña, limeña y serrana, y clases de la “Historia de la marinera y su expansión en el territorio nacional”.
Igualmente, se desarrollarán exposiciones de las principales academias, shows de música criolla, feria gastronómica y el “Reto marinera”, un concurso en el que podrán participar personas de todas las edades que se apasionen por este género musical.

VIDEO Sigue leyendo