Acceso a la Salud y Vacunación en tiempos de la Pandemia del Covid 19

[Visto: 410 veces]

Vacunación ante el COVID 19: Lecciones desde Israel

Por César Lincoln Candela Sánchez, profesor ordinario de la Facultad de Derecho PUCP

Si bien cada país cuenta con características propias y determinantes al enfrentar los nudos críticos y vulnerabilidades frente a la Pandemia del Covid 19, es oportuna la gestión del conocimiento sobre experiencias de organización y esfuerzos mancomunados en la etapa de vacunación como exhibe el modelo israelí.

Israel cuenta con una población estimada en 9 millones de habitantes, 21.937 km2 de extensión geográfica y empezó a vacunar el 20 de diciembre de 2020.

A la fecha, más del 20% de la población total de Israel (2 millones de personas) han recibido la primera dosis y desde el 10 de enero del año en curso, una gran proporción ya recibió la segunda dosis, según la doctora Malena Cohen, médica argentina, jefa de Neumología pediátrica en el Hospital universitario Hadassah de Jerusalem donde labora 18 años, entrevistada por Pablo Rossi, de Radio Mitre.

Se empezó a vacunar al personal médico de los hospitales y de todos los servicios que tienen que ver con la parte médica; siguiendo en la prioridad, las personas mayores de 60 años, las personas con enfermedades de base de riesgo. Y luego, gradualmente, a todo el personal docente y a los mayores de 45.

Por ahora, en Israel solo se viene aplicando la vacuna de Pfizer, la de mayor exigencia logística debido a las condiciones de su temperatura y que Israel logró gestionar con gran celeridad y organización.

A tal efecto, antes de realizar anuncios sobre la llegada de la vacuna, llevó a cabo una preparación muy importante en todos los ámbitos.  De ese modo, cuando llegaron las vacunas a Israel fueron trasladadas al Laboratorio de la Industria Farmaceutica Teva, que brindó almacenamiento y lo sigue haciendo a menos de 70 grados (cadena de frio imprescindible para la distribución de las vacunas en todo el territorio, ya que cuando se corta la cadena de frío, la vacuna debe ser empleada antes que expiren 5 días).

El 100% de las personas cuentan en el sistema de salud israelí con cobertura médica igual para todos en la capa de atención básica de salud, procedimientos quirúrgicos, partos, vacunas, por lo cual al 100% de la población le corresponde tener la posibilidad de recibir la vacuna en forma paritaria, dijo Cohen.

Desde los registros en los sistemas de salud se facilita llevar un control y contactar a las personas de acuerdo a su edad u ocupación  para ser vacunado. (A la fecha,  el 75% de las personas mayores de 60 años ya habrían sido vacunados).

Si bien existen estudios y resultados que certifican a la vacuna en todas sus fases, nunca antes se logró reunir una muestra tan alta de personas a los que se les aplicó la vacuna de Pfizer, veta de información científica de altísimo valor para conocer la respuesta inmunológica o eventuales efectos adversos que se pudieran reportar sobre las personas, en forma anónima, (v.gr. descripción de los efectos adversos, porcentaje, edad y género de las personas, registros presentados tras la primera o segunda dosis).

El recojo de esta información será fundamental para determinar la serología y establecer el momento en que aparecen los esperados anticuerpos, estimando que el 50% de las personas a partir de la segunda semana, ya generarían anticuerpos.

Según la doctora Cohen, entrevistada por Pablo Rossi de Radio Mitre, Israel va viviendo todo junto: el proceso de vacunación más importante; el tercer confinamiento y un aumento de casos de contagios, panorámica que lleva a ponderar la correlación entre el avance del porcentaje de vacunación con la velocidad de los contagios.

Al respecto, el confinamiento estricto que probablemente se extienda para dar tiempo a la vacunación de la primera dosis para algunos (y de la segunda dosis para otros), resulta necesario para que las personas puedan alcanzar serología positiva (anticuerpos) y a partir de ello, pensar las formas de flexibilizar el confinamiento.

En Israel, a fines de marzo del 2021, dijo Cohen, cinco millones de personas estarán vacunadas y 1 millón de personas tendrán serología positiva.

De acuerdo a Cohen, el contar con 6 millones de personas vacunadas (de los 9 millones de habitantes de la población total) significará que habrán superado el 60% de la totalidad de su población, acercándose a la inmunidad de rebaño.

Y, para abril del 2021, esperan dejar atrás a la pandemia cumpliendo el proceso de vacunación.

El objetivo de vacunar a cinco millones de personas (que equivalen a 10 millones de dosis disponibles) lleva a que Israel haya tomado la decisión de realizar compras no solo de Pfizer sino de otras empresas.

Dejando de lado a la política, como muestra del ecumenismo en el servicio médico de salud y al juramento hipocrático, una gran parte de las vacunas se donaron a los palestinos.

Para el Perú, la vacunación ante la pandemia del COVID 19, en el 2021, será un acontecimiento científico e histórico de la mayor responsabilidad y una prueba de máxima exigencia y compromiso para toda la nación peruana, siendo necesario ganar tiempo evaluando e internalizando lecciones como las que va alcanzando Israel.

Fuente de la información: Entrevista de Pablo Rossi (Programa “Le Doy Mi Palabra”, del 15.01.2021, de Radio Mitre) a la doctora Malena Cohen, médica argentina, jefa de Neumología pediátrica en el Hospital Universitario Hadassah de Jerusalem, Israel.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *