TOMA DE DECISIONES RELEVANTES

TOMA DE DECISIONES RELEVANTES

[Visto: 268 veces]

¿Cómo analizar alternativas y tomar decisiones partiendo de información relevante?

El concepto de relevancia

Los costos e ingresos se identificarán como relevantes si cumplen tres características:

  • Ocurren en el futuro; es decir, en la toma de una decisión se consideran los valores futuros esperados de cada alternativa.
  • Difieren entre cursos de acción alternativos, pues, en caso contrario, no tendrían mayor importancia y no afectarían el proceso de elección.
  • Son evitables, ya que el hecho de que se incurra o no en ellos está determinado por la decisión que se toma.

Otros aspectos importantes

  • Costos de Oportunidad (CO): Son los beneficios que brinda la mejor alternativa que se deja de lado. Por ello, los CO son relevantes para la toma de decisiones.
  • Costos hundidos o históricos: Son aquellos costos en los que la empresa ya incurrió y que, por lo tanto, no se pueden recuperar. Debido a ello, estos costos son irrelevantes en la toma de decisiones.

Tipos de decisiones

Por un lado, en el área de Marketing, frecuentemente se presentan los siguientes escenarios que requieren la toma de decisiones aplicando el concepto de relevancia:

 1. Eliminar una línea de productos

Inicialmente, es importante precisar que la depreciación y los costos de alquiler o mantenimiento son irrelevantes. Los primeros, porque representan los costos de adquisición de activos fijos en el pasado, por lo que no se pueden evitar o recuperar; mientras que los segundos, que conforman parte de los costos fijos de la empresa, se distribuyen entre todas las líneas de producción, por lo que eliminar una no produce efectos.

La estructura más empleada en el análisis diferencial para recoger los datos relevantes es la siguiente:

 

Para tomar una decisión, se debe considerar que el resultado final indica en cuánto incrementa o disminuye la utilidad operativa de la empresa al considerar la nueva opción.

2. Órdenes especiales

La decisión de aceptar o no estas órdenes, se da cuando existe capacidad de producción ociosa y cuando estas no tienen implicación a largo plazo. Las principales partidas a tomar en cuenta son: (i) los ingresos provenientes del pedido especial, (ii) los costos de fabricación variables, (iii) los gastos de venta y administración variables y (iv) los costos por la compra de material o equipos para cumplir con los requerimientos adicionales del pedido.

Por otro lado, el área de Producción se enfrenta a los siguientes escenarios:

 1. Fabricar vs. Comprar

En este caso, la empresa debe decidir si es más rentable abastecerse internamente u optar por el outsourcing o subcontratación, el cual consiste  en la compra de bienes o servicios a proveedores externos. Por ello, estratégicamente se evalúan los costos e ingresos incrementales, que son los totales adicionales en los que se incurre en una actividad, y los costos e ingresos diferenciales, que es el monto total en el que varían las alternativas.

Algunas de las partidas relevantes que se evalúan son: (i) los costos derivados de la subcontratación y (ii) los costos variables de fabricación.

2. Mantener vs. Reemplazar un equipo

Para este tipo de escenarios, es importante recalcar la idea de que el valor en libros de los equipos (costo original menos la depreciación acumulada) es un costo irrelevante por ser histórico. Sin embargo, las partidas que sí deben ser consideradas por su relevancia son: (i) el costo de adquisición de la nueva máquina, (ii) el valor actual de desecho de la máquina antigua y (iii) los costos de operación a un plazo determinado.

3. Productos con un factor limitante

En ocasiones, se debe enfrentar una restricción del cuello de botella para incrementar la producción. Bajo esta premisa, para decidir las cantidades a producir de cada producto con que cuenta la empresa, se debe priorizar a aquellos que tienen un mayor Margen de Contribución por unidad del factor limitante.

Referencias:

Horngren, C., Datar, S. & Rajan, M. (2012). Contabilidad de costos: un enfoque gerencial. México, D.F.: Pearson Educación.

Elaborado por:

Andrea Arroyo Barboza – Estudiante de la Facultad de Gestión y Alta Dirección


MÉTODO DE ASIGNACIÓN DE COSTOS

[Visto: 6127 veces]

I. ¿Qué es el costo?

Es el desembolso económico que se realiza para la producción de algún bien u oferta de algún servicio. El costo incluye la compra de insumos, el pago de la mano de obra, los gastos en la producción, los gastos administrativos, entre otros.

Según los factores de producción, existen 2 tipos de costos:

  1. Costos Directos: Pueden asociarse con el objeto del costo de forma técnica y económicamente viable; son rastreables.
  2. Costos Indirectos: No pueden asociarse con el objeto del costo de forma técnica y económicamente viable; no pueden rastrearse de manera factible.

 

 

*Importante: Costo vs Gasto

Los costos son considerados como inversiones, ya que se espera que vuelvan como forma de ganancias para la empresa. Este se define como una inversión necesaria para la producción o servicio; por ejemplo: mano de obra, materias primas.

Los gastos son todos los pagos que la empresa debe realizar por aspectos que no están asociados directamente con la producción; por ejemplo: el pago de suelo al personal administrativo

II. Métodos de Asignación de costos indirectos

Costos indirectos de fabricación (CIF): Son todos aquellos costos de producción que no son materiales directos (MD) ni mano de obra directa (MOD). Forman parte del costo de productos, áreas productivas, líneas de producción o departamentos. Su naturaleza indirecta dificulta la asignación, por ello, es necesario definir métodos y bases de asignación para distribuirlos de forma adecuada hacia los productos terminados.

Bases de Asignación: Surgen de factores causales que son variables o actividades en los departamentos de producción que generan los costos en los departamentos de soporte.  La selección de la base debe ser guiada por el propósito perseguido y el costo o esfuerzo necesario para la asignación. Por ejemplo: Horas/costo de mano de obra directa, horas máquina.

 

1.Método de Tasa General Única:

Posee un único grupo de costos indirectos y una base de asignación (una sola tasa para todos los productos). Se recomienda emplear este método cuando: los productos o servicios se consumen de forma homogénea, la base de asignación es el principal generador de los costos indirectos de fabricación y se considera una parte importante del costo total del producto. No obstante, es importante mencionar algunas deficiencias de este método: Se puede evidenciar un sobrecosteo o subcosteo, carece de precisión y los datos de costos son poco confiables; así como, los costos de los productos o servicios no guardan relación con su consumo de recursos.

2. Costeo Basado en Actividades (ABC):

Agrupan los costos indirectos y bases de asignación por actividad; se enfoca en el costo de las actividades para asignar los costos indirectos (CI) a los productos o servicios. Utiliza grupos de CI que tienen un mismo generador de costo; y, emplea generadores del costo como bases de asignación.

Pasos para aplicar un sistema ABC

 

Elaborado por:

Kiara Vega – Estudiante de la facultad de Gestión y Alta Dirección


Suscribirse por correo

Completamente libre de spam, retírate en cualquier momento.