Necesidad de articulación en la política nacional contra la violencia basada en el género

Necesidad de articulación en la política nacional contra la violencia basada en el género

 Todos los Estados necesitan un sistema de planeamiento estratégico que permita alinear las políticas nacionales hacia un desarrollo armónico y sostenido. En el Perú esta función la cumple el SINAPLAN, el mismo que está integrado de órganos, subsistemas y relaciones funcionales cuya finalidad es coordinar y viabilizar el proceso de planeamiento estratégico nacional. En este sistema deben armonizarse los diferentes documentos que conducen el desarrollo del país, como aparece en la siguiente figura:

Figura 1: Políticas y planes para el desarrollo nacional

 Fuente: CEPLAN

  • Importancia de contar con un Objetivo Específico (OE) en el nuevo Plan Estratégico de Desarrollo Nacional al 2050

La lucha contra la violencia basada en el género, al igual que la garantía de una igualdad y no discriminación para el 50% de la población, que está compuesto por niñas, adolescentes y mujeres, debe ser una prioridad en este importante documento de planificación estratégica que va a ser referente -en los próximos 30 años- para el desarrollo de diversos planes estratégicos multisectoriales, así como en los diferentes niveles de gobierno, tal como se puede apreciar (Figura 1) del lugar preponderante que ocupa en la planificación estratégica del país.

En ese sentido, proponemos que se establezca dentro del Objetivo Nacional 1 “Alcanzar el pleno desarrollo de las capacidades de las personas, sin dejar a nadie atrás”, un Objetivo Específico: “Garantizar la igualdad y no discriminación contra las mujeres, así como una vida libre de violencia basada en el género” [1], en donde una de sus acciones estratégicas sea precisamente “Reducir toda forma de violencia basada en el género”.  Dicha acción estratégica, además debería ser desarrollada en una política ad hoc para su efectiva realización.

  • Necesidad de desarrollar una política pública contra la violencia basada en el género, como política independiente

Actualmente la Política Nacional de Igualdad de Género -PNIG (D.S. 008-2019-MIMP)-, si bien contempla como uno de sus objetivos prioritarios el “Reducir la violencia hacia las mujeres”, sólo considera para su seguimiento un indicador: el “Porcentaje de mujeres víctimas de violencia de género”, lo que se medirá a través del indicador proxy “Porcentaje de mujeres víctimas de violencia física y/o sexual en relaciones de pareja, los últimos 12 meses” que recoge la ENDES[2]. Si bien este indicador es importante, no permite hacer seguimiento de las acciones del Estado (indicadores de proceso), y tampoco permite medir el impacto en otras formas de violencia, como por ejemplo la violencia sexual sufrida por nuestras niñas y adolescentes. De acuerdo al proceso de planificación establecido por CEPLAN, el “Plan Nacional contra la violencia de género 2016 -2021”, quedó subsumido en la PNIG y los indicadores ahí previstos dejaron de tener seguimiento[3].

Creemos que ello debe corregirse con una política ad hoc que permita elevar los indicadores de resultado y productos previstos, por ejemplo, en el Programa Presupuestal orientado a Resultados de Reducción de la Violencia contra la Mujer – PpoR aprobado por R. M. N° 162-2019-EF/10. Ello resulta urgente, pues en la construcción de estos indicadores se identificó una brecha de información respecto al grupo etario sobre la cual se recoge la información, las definiciones que se manejan para violencia sexual y acoso sexual, entre otros. Todo lo cual hace necesario un esfuerzo de articulación al más alto nivel que incluya la reformulación de algunas encuestas nacionales y sus instrumentos de recojo de información, con el fin de garantizar un monitoreo y evaluación de las intervenciones tanto a nivel nacional como subnacional en materia de la violencia basada en el género que sufren las mujeres.[4]

Una buena articulación en la planificación estratégica nacional, coadyuvará a orientar los esfuerzos de las diversas entidades públicas y privadas, en los diferentes niveles de gobierno, y alinearlos al objetivo de reducir la violencia basada en el género y lograr una vida libre de toda forma de violencia para nuestras niñas y adolescentes, y todas las mujeres peruanas, en su diversidad.

[1] Huaita, M. (2021) Perú: Desarrollo Nacional al 2050, enfoque de derechos y derechos humanos de las mujeres

[2] Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. (2019). Anexo 4 de la Política Nacional de Igualdad de género. https://www.gob.pe/institucion/mimp/normas-legales/271118-008-2019-mimp

[3] Observatorio Nacional de la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar. (2021). Informe de evaluación de cierre al 2019 del “Plan nacional contra la violencia de género 2016-2021”.  https://observatorioviolencia.pe/wp-content/uploads/2021/09/Informe-cierre-PNCVG-2016-2021-al-ano-2019-VF-19.08.2021.pdf

[4] Al respecto pueden revisarse: Oportunidades y retos en el seguimiento de la política pública a través de un sistema de indicadores con enfoque de derechos

Enseñanza del derecho con enfoque de género para la reforma del Sistema de Justicia

El pasado mes de julio del 2021 se aprobó la Política Pública de Reforma del Sistema de Justicia (D.S.  No 012.2021-JUS), la misma que fue aprobada por unanimidad por el Consejo para la Reforma del Sistema de Justicia, con un horizonte temporal al 2025. La implementación de dicha política está a cargo de diversas entidades del Estado que deben coordinar con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para el cumplimiento de sus objetivos prioritarios.

La mencionada política trae varias novedades, una de ellas es la aplicación a lo largo de la misma de un enfoque de género, lo que ha tenido como consecuencia su integración en varios puntos clave como en el fortalecimiento de los recursos humanos de las instituciones del sistema de justicia, en la mejora en el ejercicio y formación para la abogacía, así como un compromiso claro con el combate a la violencia contra la mujer e integrantes del grupo familiar, todo ello como parte de sus objetivos prioritarios.

En estas líneas me quiero referir especialmente al reconocimiento de la necesidad de que las Facultades de Derecho brinden énfasis a una educación legal con perspectiva de género. En efecto, la mencionada política hace un desarrollo amplio al respecto, tanto en su diagnóstico como en la matriz de políticas a ser desarrolladas, así como en lo relativo a los resultados esperados, como podemos ver en el siguiente cuadro:

Extractos de la Política Pública de Reforma del Sistema de Justicia (D.S. No 012.2021-JUS)

Sección General Diagnóstico del sistema de justicia Matriz de propuestas de política pública en materia de justicia Informe de estimación de la propuesta de política pública de reforma del sistema de justicia
  Objetivos prioritarios Resultados esperados
Objetivo específico O.P. 6. Mejorar el ejercicio y formación para la abogacía Objetivo Prioritario 6: Mejorar el ejercicio y formación para la abogacía 2 Objetivo 6. Mejorar el ejercicio y formación para la abogacía
Página del documento p.  176 y sgts. p. 244 y sgts. p. 320 y sgts.

Fuente: DS Nª 012.2021-JUS. Elaboración propia

En la política se señala expresamente que en el Perú “se requiere establecer controles deontológicos efectivos del ejercicio de la práctica del derecho; y, en relación con ello, se requiere realizar la transversalización del enfoque de género en la práctica del ejercicio del derecho” (p. 176). Afirmación con la que estamos en absoluto acuerdo.

Para lograr ello, sin duda se requiere desarrollar no sólo una actitud crítica sino también herramientas de enseñanza, y trabajar con la comunidad educativa de las Facultades de Derecho. En ese sentido, las acciones propuestas para los próximos años pasan por promover la transversalización del enfoque de género en las mallas curriculares de las facultades de derecho, la incorporación de cursos ad hoc que puedan desarrollar este enfoque en los contenidos concretos, así como un trabajo constante con autoridades, docentes y estudiantes de Derecho.

Al respecto, queremos mencionar que algunos instrumentos ya han sido desarrollados en nuestro medio. En efecto, como parte de un esfuerzo de diversas profesoras de Derecho de la PUCP, hace algunos años desarrollamos una “Guía sobre enfoque de género en la enseñanza del derecho”, así como llevamos a cabo eventos académicos al respecto. De este desarrollo venimos dando cuenta en su momento en este blog* y por ello queremos expresar nuestra satisfacción que estos esfuerzos hayan sido tenidos en cuenta para este cambio en la política pública nacional y reiterar nuestro compromiso por una transformación del Derecho desde una perspectiva de género.

* Ver notas en la sección “Enseñanza del Derecho”

AGENDA PARA LA ACCIÓN: DEMANDAS MÍNIMAS PARA ASEGURAR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

 

En el marco del bicentenario de nuestra patria y ad portas que un próximo gobierno  asuma la conducción de nuestro país, necesitamos que los derechos de las mujeres sean respetados.

Sin duda el contexto en el que asumirá el nuevo gobierno  es un contexto difícil económica, política y socialmente, por ello y entendiendo la necesidad de establecer prioridades, presentamos un conjunto de  demandas mínimas que consideramos deben ser garantizadas con la finalidad de que los derechos de las mujeres no sigan siendo vulnerados.

Dichas demandas están organizadas tomando en cuenta los objetivos prioritarios de la Política de Igualdad de Género vigente, que creemos firmemente debe ser respetada por el nuevo gobierno, así como la institucionalidad de su ente rector, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Esperamos con ello contribuir a un diálogo democrático y alturado, como corresponde a una sociedad diversa y compleja como la peruana.

Las propuestas que aquí se resumen, han sido desarrolladas en  extenso en:

Huaita, Marcela , Andrea Choccechanca , Claudia Pacherre y Norely Hancco.. La Igualdad de Género, una demanda para el próximo gobierno. (Publicado el 1 de junio de 2021)

 

 

 

Los planes de gobierno frente a la política de igualdad de género. Parte II

En nuestro equipo de trabajo, hemos continuando realizando el análisis de los planes de gobierno de todos los partidos políticos que postulan en estas elecciones, para ver si sus propuestas han tenido en consideración la Política Nacional de Igualdad de Género, aprobada por D. S. N° 008-2019-MIMP, la misma que -como se sabe- constituye una política nacional multisectorial de cumplimiento obligatorio para las entidades públicas y privadas.

Por ello, en esta segunda entrega, completamos el análisis de los objetivos prioritarios de la mencionada política, desarrollando el análisis específico de los objetivos 5 y 6, a saber:

  • Objetivo prioritario 5 Reducir las barreras institucionales que obstaculizan la igualdad en los ámbitos público y privado entre hombres y mujeres. Norely Hancco Rodríguez

https://drive.google.com/file/d/19cHWzS9jiqgwMDJXU0OFxuX7NDtLDw14/view?usp=sharing

  • Objetivo prioritario 6 Reducir la incidencia de los patrones socioculturales discriminatorios en la población Claudia Pacherre Avalos

https://drive.google.com/file/d/19che0ByzuHKQzTxki5DOxOJHnEbrzV8T/view?usp=sharing

Sin embargo, también compartimos nuestra mirada sobre otros temas igualmente relevantes, como el enfoque temático que los partidos políticos emplean para abordar la problemática de la mujer y la previsión presupuestal. Así como, el tratamiento de algunos temas emergentes que pensamos su presencia puede resultar novedosa en las propuestas de planes de gobierno, especialmente por ser abordados mirando un impacto diferenciado entre hombres y mujeres, como los temas de migración, estadísticas sobre uso del tiempo, ciencia y tecnología; por la envergadura de los problemas que abordan como lo relativo a juicio de alimentos, discriminación, programas sociales; o por la vulneración de derechos que sufren algunos grupos sociales como las mujeres indígenas, o la población LGBTI.

  • Enfoque temático y previsión presupuestal. Andrea Choccechanca Gamboa

https://drive.google.com/file/d/1YIrT62u7qplZWhfJ8d9Jiu1nURidEwAK/view?usp=sharing

  • Temas emergentes. Marcela Huaita Alegre

https://drive.google.com/file/d/1oXDCI_zjeGWkICKdd-QqfcKYMfI2Qm2O/view?usp=sharing

 

Reiteramos, nuestro deseo de que nuestros comentarios sean una pequeña contribución al debate nacional.

 

 

Los planes de gobierno frente a la política de igualdad de género

Ad portas de las nuevas elecciones nos pareció un ejercicio necesario revisar en los planes de gobierno si quienes postulan a ser nuestras máximas autoridades han contemplado en sus propuestas algunas relacionadas con la Política Nacional de Igualdad de Género,  aprobada por D. S. N° 008-2019-MIMP, y que constituye una política nacional multisectorial, de cumplimiento obligatorio para las entidades públicas y privadas.

En general, los partidos políticos no proponen derogarla, ni modificarla de manera sustantiva. En los casos que hay una referencia a la misma, es para garantizar su cumplimiento, incluso dotándola de mayor presupuesto. Sin embargo, cuando nos aproximamos a las propuestas concretas respecto de los objetivos prioritarios de la política y sus lineamientos, encontramos que la mayor parte de planes de gobierno han contemplado acciones respecto del objetivo de una vida libre de violencia, mientras que los otros objetivos han quedado un poco más rezagados. A continuación, compartimos el análisis que venimos haciendo con un equipo de trabajo y que aborda cuatro de los objetivos prioritarios de la política:

Objetivos Prioritarios:

1: Reducir la violencia hacia las mujeres, Andrea Choccechanca Gamboa.

https://drive.google.com/file/d/10ryq6FY580xIr3kol1ueMd_h4yH06WTS/view?usp=sharing

2: Garantizar el ejercicio de los derechos a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, Norely Hancco Rodríguez.

https://drive.google.com/file/d/1E0ZCwjYIc9wfd2HTecRbkWGCvRzqPlob/view?usp=sharing

3: Garantizar el acceso y participación de las mujeres en espacios de toma de decisiones, Marcela Huaita Alegre

https://drive.google.com/file/d/1G4tKcvlQ1udRaj4C5xd_v_UYCCebsXZo/view?usp=sharing

4: Garantizar el ejercicio de los derechos económicos y sociales de las mujeres, Claudia Pacherre Avalos

https://drive.google.com/file/d/1RFDRE3jkS6QMLTlLU6PV5lqj7gKiSJj6/view?usp=sharing

Esperamos que nuestros comentarios sean una contribución al debate nacional.

Para quienes desean conocer otras propuestas además  de las comentadas, les recomendamos revisar las siguientes publicaciones:

Adolescentes y su derecho al aseguramiento en salud como problema de política pública

El Perú está transitando lo que se conoce como “bono demográfico”, es decir un periodo cuando la población en edad de trabajar se incrementa más rápido que la población dependiente, ello debido a varios factores como la disminución de la fecundidad y el proceso de envejecimiento. Con el cambio de la pirámide poblacional, hoy en día la generación de adolescentes es la más grande de nuestra historia, es más, en las próximas décadas la generación de adolescentes y jóvenes será crucial para el desarrollo nacional. Por ello, la forma en que las políticas públicas aborden sus necesidades es de suma importancia por cuanto tendrán efectos duraderos que moldearán el destino de nuestro país.

En esa línea, la investigación que desarrollamos con UNICEF sobre el derecho al aseguramiento y atención en salud sexual y reproductiva, así como en salud mental de los y las adolescentes en el Perú, nos parece un tema que debería ser abordado en todos los planes de gobierno que actualmente se debaten. Continuar leyendo

Las mujeres, la conquista de sus derechos, y los retos que aún hay que enfrentar: Publicaciones 2020

Las mujeres académicas con responsabilidades familiares, como muchas otras, sufrimos un impacto tremendo al tener que asumir la carga productiva y reproductiva en el contexto de una pandemia, que de pronto nos confinó a nuestras casas y no nos dio tregua, sino más bien multiplicó nuestras responsabilidades.

A pesar de ello, las estrellas se alinearon para poner a disposición de ustedes varias publicaciones, que son el corolario de esfuerzos de años anteriores y que finalmente el 2020 han podido ser difundidas a través de diferente formatos, varios de ellos on line.  Asimismo, este fue un año en que me incorporé al grupo María Rostworowski II del Registro Nacional de Ciencia, Tecnología y de Innovación Tecnológica (Renacyt) – Concytec- Perú.

Continuar leyendo

¿Cuál es el derecho que más se vulnera en el caso de las mujeres peruanas?

Si pensamos que la violencia es un continuo que amenaza de manera permanente la vida de las mujeres peruanas bajo diferentes manifestaciones como la violencia de pareja, el acoso sexual callejero, el acoso sexual en el ámbito educativo, el hostigamiento sexual laboral, el acoso político, y un largo etcétera., podríamos pensar que el derecho a la vida y a la integridad es el que puede ser más vulnerado. Sin embargo, esta percepción no es la que corresponde a nuestra idiosincrasia. Veamos algunas cifras recogidas en la II Encuesta Nacional de Derechos Humanos[1].

Los resultados de esta encuesta nos permiten conocer las principales percepciones de la ciudadanía frente a la protección de los derechos humanos en el Perú. Al respecto resulta interesante comparar la percepción sobre los derechos que a los(as) peruanos y peruanas les importan más, y comparar la percepción que se tiene sobre los derechos que se perciben como menos respetados para el caso de las mujeres (Fig. 1 y 2). Continuar leyendo

La doble negociación de las mujeres y su lento reingreso a las actividades productivas en el contexto de la pandemia COVID 19

Para quienes venimos siguiendo el impacto de la COVID-19, no nos queda duda alguna sobre el elevado costo que esta crisis –como otras anteriores- tiene para las mujeres, en especial para aquellas que deben asumir responsabilidades familiares.  También tenemos claro que el reingreso de las mujeres en las actividades productivas será lento, y atravesará varias negociaciones, una primera en el ámbito familiar y una segunda en el ámbito laboral propiamente. Continuar leyendo

Políticas públicas, género y pandemia

Hace unos días desde el LUM (Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social), me invitaron a participar en el diálogo“Cómo reaccionamos ante la pandemia?: Políticas públicas y acciones para enfrentarla”. El objetivo fue conversar sobre cómo el Estado ha reaccionado frente a la emergencia sanitaria y cuáles son las políticas públicas que se vienen gestando y aquellas que se deberían implementar para enfrentar la pandemia desde el sector salud, educación y mujer; sectores que se han visto fuertemente impactados por esta. Continuar leyendo

Día de la Madre 2020: “Porque te quiero abrazar más adelante, me distancio ahora”

Una de las modernas tradiciones en América Latina es la extendida celebración del “Día de la Madre”, que en muchos de nuestros países se da el segundo domingo de mayo. Esta celebración tiene como principal motivo exaltar la capacidad de las mujeres de dar vida, es decir, de ser madres. Sin embargo, junto a ella se refuerzan una serie de estereotipos sobre lo que la sociedad espera de las mujeres. Ser madre parece que es naturaleza y destino, y con ello la glorificación de valores como el sacrificio y  la abnegación en algunos casos, el cuidado de sus hijos o hijas, como prioridad de su misión en la vida, la habilidad de cumplir multiplicidad de roles aunque sea a costa de su sueño y tiempo de descanso, etc. Continuar leyendo

COVID 19, políticas públicas y su impacto en las mujeres

Las medidas que los gobiernos nacional, regional y local están planificando post cuarentena deben tener en cuenta el impacto diferenciado en hombres y mujeres, especialmente teniendo presente 3 vulnerabilidades que éstas últimas presentan. Las mujeres son las más vulnerables en la precarización de empleos, deben asumir gran parte de la carga del cuidado, y deben enfrentar con sus vidas la violencia que se ejerce contra ellas.

En virtud de ello, presentamos algunas recomendaciones para que se tenga en cuenta la especial protección que merecen las mujeres desde las medidas de política pública que el Estado asuma.

Continuar leyendo

Violencia de género ejercida en el ámbito familiar contra niños, niñas y adolescentes percibidos como parte de la población LGTBI

Fuente: Comisión Permanente de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad y Justicia en Tu Comunidad

La violencia en el ámbito intrafamiliar puede revestir muchas formas, una de la que no se habla demasiado -pero que puede dejar huellas atroces en las personas que la sufren- es la violencia que se ejerce contra NNA percibidos como parte de la población LGBTI.

Pocos estudios dan cuenta de ello: la mayor parte recoge testimonios de personas adultas jóvenes que relatan sucesos experimentados en su niñez o adolescencia y que nos revelan diferentes formas de violencia que son consideradas como  mecanismos legítimos de crianza, como golpizas en los casos de varones gay y violaciones sexuales correctivas a adolescentes lesbianas, por mencionar solo algunos ejemplos.

A propósito  de ello, junto a un equipo de jóvenes investigadoras -Julissa Chávez Granda, abogada; Gissela Cornejo Castellano, comunicadora; y María Alejandra Saravia Pinazo, politóloga- nos decidimos abordar esta problemática y escribir un artículo reflexionando sobre la protección que estos NNA  deben gozar a partir de los estándares internacionales de protección frente a la violencia intrafamiliar.

Continuar leyendo

Cuarentena por sexos: ¿Por qué las mujeres salen más?

Fuente: El Bocón. Mujeres en Wong de Miraflores, sábado 4 de abril.
Fuente: El Bocón. Mujeres en Wong de Miraflores, sábado 4 de abril.

No ha pasado desapercibido que la medida de la cuarentena por sexos nos ha evidenciado un comportamiento distinto de hombres y mujeres. Las mujeres salimos más, en todos los distritos y niveles socioeconómicos*.

Este comportamiento se ha relacionado con la responsabilidad social de “las compras”.  Por supuesto está la necesidad urgente de dar de alimentar a la familia, esto podría explicar el comportamiento en algunos casos de hogares liderados por mujeres y en zonas empobrecidas en donde no hay capacidad de guardar productos perecibles. Pero no parece ser el caso de otras zonas urbanas.

Continuar leyendo