Talento y Tecnología: Gestión de las TICS como fuentes de competitividad y productividad

Talento y Tecnología: Gestión de las TICS como fuentes de competitividad y productividad

[Visto: 382 veces]

La revolución tecnológica que ha sufrido el planeta en los últimos 20 años con la evolución del celular y el desarrollo del internet, influyó significativamente en el proceso de globalización.

En la actualidad, estas herramientas son claves en la rutina diaria de las personas, puesto que son capaces de concentrar una gran cantidad de información y mejoran notablemente el proceso de comunicación entre individuos a nivel mundial. No obstante, el uso de estas tecnologías de información y comunicación (TIC) también han transformado el trabajo y mejorado la productividad en la gestión empresarial.

Existen una gran cantidad de definiciones con respecto a las TIC; sin embargo, considero más integradora la del Ministerio de Tecnologías de Información y Comunicación (MINTIC) de Colombia, el cual dice lo siguiente: “Se conoce como TIC al conjunto de herramientas, equipos, programas informáticos, aplicaciones, redes y medios, que permiten la compilación, procesamiento, almacenamiento, transmisión de información como: voz, datos, texto, video e imágenes.”

En el ámbito empresarial, el uso de estas herramientas trae una serie de ventajas atractivas tales como la reducción de costos operativos, el desarrollo de innovaciones, mayor control de la calidad, mejor difusión de los productos y servicios, entre otros beneficios que ayudan a mejorar la productividad. No obstante, desde mi punto de vista, el hecho de implementar estas tecnologías en la estrategia empresarial no garantiza el éxito de la misma, puesto que es fundamental que el personal a cargo de utilizar estas herramientas tenga la capacidad de adaptarse al entorno inmediato y venidero que está en constante cambio. El ambiente laboral actual se atañe a un entorno donde la tecnología crece rápidamente, por lo que el talento que las empresas atraigan deberá desafiar estos nuevos retos tecnológicos basados en la eficiencia de los procesos y el aumento de la productividad. Por lo cual, un personal dispuesto y capacitado en TIC se convierte en una ventaja competitiva para la empresa y facilita su escenario productivo en el mercado.

Asimismo, la implementación de estas nuevas tecnologías no solo ha revolucionado la productividad de las grandes empresas, sino también ha logrado que pequeños emprendimientos resulten exitosos, tales como Amazon, Alibaba y Staples. Sin ir muy lejos, cualquier persona interesada en iniciar un emprendimiento puede recurrir a herramientas, como por ejemplo: Canvanizerpara crear un modelo de negocio; LinkedIn para encontrar el talento requerido en cada puesto; Google Classrom para capacitarlos;  Hangouts, Skype y Gmail para agilizar la comunicación interna; Google Calendar para sincronizar actividades; Facebook e Instagram para comercializar productos, posicionar  la marca y fidelizar a los clientes; Mailchimp y WordPress para incrementar el alcance de la publicidad; Excel para controlar inventarios, armar presupuestos, y automatizar facturas; entre otras herramientas gratuitas, de fácil acceso y uso.

Por consiguiente, las tecnologías de información y comunicación (TIC) se han convertido en uno de los instrumentos clave para medir el desarrollo de las empresas (INEI, 2015). De hecho, los recursos tecnológicos entre las organizaciones y otras entidades producen resultados innovadores los cuales pueden repercutir positivamente sobre las rentabilidades de las firmas (Tello, 2009). Es por ello que las organizaciones, sea del tamaño que sea, se ven obligadas a innovar en sus procesos formativos de enseñanza y capacitación, a su personal, con métodos que incorporen las TIC, lo que les permitirá responder y crear valor ante las demandas de formación continua, de calidad, procesos y ser eficientes en costes y tiempos. (Chacón, 2015).

A modo de conclusión, las TIC facilitan el conocimiento asistido a través de herramientas que aumentan la capacidad productiva en la labor profesional de las personas. Sin embargo, esta labor va de la mano con una adecuada capacitación continua del talento en estas herramientas que están al alcance de todos, a fin de generar una ventaja competitiva para la organización.

Autor:
Rodrigo Ramos


Suscribirse por correo

Completamente libre de spam, retírate en cualquier momento.