¿El uso de la tecnología en el reclutamiento y selección del personal?

¿El uso de la tecnología en el reclutamiento y selección del personal?

[Visto: 428 veces]

El psicólogo social Arnaldi Paredes Palomino con experiencia en gestión de recursos humanos y desarrollo organizacional explica cómo es que la tecnología es empleada por las distintas organizaciones como medio de facilitación de reclutamiento y selección de personal.

Ya se acercan las vacaciones para los estudiantes universitarios y con ello las postulaciones en masa a prácticas pre profesionales o trabajos de verano. Es interesante ver cómo las formas más usuales de aplicar a un puesto de trabajo son a través de entregas de CV’s, pruebas psicotécnicas, grupales y entrevistas con distintos integrantes de la institución a la cual se postula y es que desde hace décadas se han realizado las mismas dinámicas.

La primera impresión es importante, ya que es el primer acercamiento a las organizaciones y, generalmente, estas se realizan durante las etapas de reclutamiento y selección del personal, funciones realizadas bajo el área de Gestión de Talento Humano (o también conocida como Recursos Humanos) Actualmente, estos procesos son guiados por personas del área, pero dados los avances tecnológicos ¿cuál sería el cambio si usaran nuevas herramientas tecnológicas para facilitar los procesos de reclutamiento y selección?

El uso de tecnología, ya sea básica o compleja, se viene empleando dentro del área de Recursos Humanos en diversas organizaciones. Un ejemplo de algo básico es el uso de software para organizar y ordenar los CV’s durante y después del reclutamiento de trabajadores. Estos programas son tan sencillos para la organización como Excel, el módulo de Talento de Dynamics 365 o incluso el uso de documentos Drive en empresas pequeñas. También, existen usos complejos de tecnología, como lo son Peoplematch o “People Analytics” o la “Altamira recruiting”, que permiten una búsqueda rápida y efectiva de postulantes a un puesto de trabajo a través de análisis de datos del capital humano que se necesite.

Otro uso tecnológico, aplicado en los últimos años, ha sido el uso de los muy populares “Chatbots”. Este es un chat interactivo sin una persona en la otra línea que ayuda al diálogo con una dinámica pregunta-respuesta que integra un sistema de inteligencia artificial. Los chatbots no son exclusivos del área de ventas, ya que no solo sirven para atender clientes. Tal es el caso de Arnie, el bot reclutador, que cumple con la función de realizar el primer paso de selección de personas que cumplan con los requisitos del puesto de trabajo.

No obstante, también contribuyen a facilitar la comunicación interna y resolución de dudas que puedan tener los trabajadores, pues son útiles para responder interrogantes que se relacionen con las necesidades o funciones del puesto. Por ejemplo: si un trabajador necesitara conocer los procedimientos para pedir permiso o alguna duda similar, se necesitará de alguien que lo guie; por ello, con el uso de tecnología se ahorrará tiempo y recursos.

Sin embargo, ahora existen brechas o limitaciones que presenta el uso de tecnología en los procesos de selección. Una de estas limitaciones es la manera en cómo afecta la interacción con los trabajadores durante las entrevistas. Primero, debe entenderse a la entrevista como un mecanismo o herramienta que sirve para adquirir información. Según Marquez (1994), su objetivo es suministrar información relevante, fiable, válida y precisa a partir de la interacción con el otro, entonces surge la interrogante de ¿qué pasaría si se sacara este campo interactivo con el uso de la tecnología? ¿Se recibiría la misma información con medios tecnológicos que cuando se hacía uso únicamente de la interacción entrevistador-entrevistado?

Otro punto importante, es conocer en qué medida el proceso de recursos humanos y la aplicación de tecnología, mediante entrevistas, recojo de cv’s y otros símiles “discriminan” o naturalizan la higienización (práctica de depurar y discriminar aquello que no encaja o no es aceptado frente a lo comúnmente aceptado) de los puestos de trabajo para los futuros miembros de la organización. En este caso, la tecnología se emplea como una “máquina calculadora” de quién es útil y quién no. No obstante, el uso de esta en el proceso de reclutamiento y selección deben ser entendida por su función para clasificar y ordenar las experiencias de los trabajadores y no para excluir a los mismos. En efecto, este proceso de recursos humanos con soporte de tecnología debe ser diseñado con la finalidad de que se obtenga un beneficio común entre el trabajador y la organización, un encuentro entre ambos objetivos.

Quizás el beneficio de tecnología será más progresivo y cambiante de lo que es ahora, pues permite analizar datos, clasificar mejor a los trabajadores disminuir el costo – tiempo y con ello, generar mayor eficiencia en las actividades, pero es labor del gestor saber de qué manera usarla para lograr el beneficio de la organización y de sus trabajadores, ya que la tecnología debe entenderse como un medio para mejorar el estilo de vida de ellos en la interacción de su introducción al trabajo.

Entrevistador: César Serrano
Entrevistado: Arnaldi Paredes Palomino


Talento y Tecnología: Gestión de las TICS como fuentes de competitividad y productividad

[Visto: 381 veces]

La revolución tecnológica que ha sufrido el planeta en los últimos 20 años con la evolución del celular y el desarrollo del internet, influyó significativamente en el proceso de globalización.

En la actualidad, estas herramientas son claves en la rutina diaria de las personas, puesto que son capaces de concentrar una gran cantidad de información y mejoran notablemente el proceso de comunicación entre individuos a nivel mundial. No obstante, el uso de estas tecnologías de información y comunicación (TIC) también han transformado el trabajo y mejorado la productividad en la gestión empresarial.

Existen una gran cantidad de definiciones con respecto a las TIC; sin embargo, considero más integradora la del Ministerio de Tecnologías de Información y Comunicación (MINTIC) de Colombia, el cual dice lo siguiente: “Se conoce como TIC al conjunto de herramientas, equipos, programas informáticos, aplicaciones, redes y medios, que permiten la compilación, procesamiento, almacenamiento, transmisión de información como: voz, datos, texto, video e imágenes.”

En el ámbito empresarial, el uso de estas herramientas trae una serie de ventajas atractivas tales como la reducción de costos operativos, el desarrollo de innovaciones, mayor control de la calidad, mejor difusión de los productos y servicios, entre otros beneficios que ayudan a mejorar la productividad. No obstante, desde mi punto de vista, el hecho de implementar estas tecnologías en la estrategia empresarial no garantiza el éxito de la misma, puesto que es fundamental que el personal a cargo de utilizar estas herramientas tenga la capacidad de adaptarse al entorno inmediato y venidero que está en constante cambio. El ambiente laboral actual se atañe a un entorno donde la tecnología crece rápidamente, por lo que el talento que las empresas atraigan deberá desafiar estos nuevos retos tecnológicos basados en la eficiencia de los procesos y el aumento de la productividad. Por lo cual, un personal dispuesto y capacitado en TIC se convierte en una ventaja competitiva para la empresa y facilita su escenario productivo en el mercado.

Asimismo, la implementación de estas nuevas tecnologías no solo ha revolucionado la productividad de las grandes empresas, sino también ha logrado que pequeños emprendimientos resulten exitosos, tales como Amazon, Alibaba y Staples. Sin ir muy lejos, cualquier persona interesada en iniciar un emprendimiento puede recurrir a herramientas, como por ejemplo: Canvanizerpara crear un modelo de negocio; LinkedIn para encontrar el talento requerido en cada puesto; Google Classrom para capacitarlos;  Hangouts, Skype y Gmail para agilizar la comunicación interna; Google Calendar para sincronizar actividades; Facebook e Instagram para comercializar productos, posicionar  la marca y fidelizar a los clientes; Mailchimp y WordPress para incrementar el alcance de la publicidad; Excel para controlar inventarios, armar presupuestos, y automatizar facturas; entre otras herramientas gratuitas, de fácil acceso y uso.

Por consiguiente, las tecnologías de información y comunicación (TIC) se han convertido en uno de los instrumentos clave para medir el desarrollo de las empresas (INEI, 2015). De hecho, los recursos tecnológicos entre las organizaciones y otras entidades producen resultados innovadores los cuales pueden repercutir positivamente sobre las rentabilidades de las firmas (Tello, 2009). Es por ello que las organizaciones, sea del tamaño que sea, se ven obligadas a innovar en sus procesos formativos de enseñanza y capacitación, a su personal, con métodos que incorporen las TIC, lo que les permitirá responder y crear valor ante las demandas de formación continua, de calidad, procesos y ser eficientes en costes y tiempos. (Chacón, 2015).

A modo de conclusión, las TIC facilitan el conocimiento asistido a través de herramientas que aumentan la capacidad productiva en la labor profesional de las personas. Sin embargo, esta labor va de la mano con una adecuada capacitación continua del talento en estas herramientas que están al alcance de todos, a fin de generar una ventaja competitiva para la organización.

Autor:
Rodrigo Ramos


La fórmula de Huawei para liderar el mercado de smartphones

[Visto: 1945 veces]

Analizar, comprender, invertir y adaptar

Actividades como despertarse por la mañana, encontrar la dirección de una reunión, compartir fotos de un reencuentro con amigos o ver la hora, resultarían considerablemente más complicadas de no contar con un smartphone al alcance de nuestras manos. De hecho, existe una gran probabilidad de que estés leyendo este artículo desde tu smartphone. Resulta entonces interesante revisar algunas cifras de este mercado en el país.

De acuerdo a la Cámara de Comercio de Lima, al cierre del año pasado, el valor de  las importaciones de smartphones alcanzó los US$ 1 121 millones, lo cual representa un crecimiento de 2.1% en comparación al 2015. En cuanto a volumen, se han importado 12.3 millones de teléfonos inteligentes. Según el gremio, la competencia por una porción de esta cifra está concentrada en 5 marcas: el 22,2% le corresponde a Samsung, le sigue Huawei con 21,3%, Apple 13,6%, LG 10,6% y Motorola 7,8%.

Salta a la vista el segundo lugar alcanzado por la marca Huawei, solamente 0,9% detrás del líder Samsung. Este resultado no es una casualidad, por el contrario, demuestra la nueva estrategia de diferenciación desplegada para reposicionarse en la mente de los consumidores y adaptarse mejor a las necesidades del mercado. A su vez, esta iría acompañada de una elevada inversión en I+D que ha implementado la empresa a nivel internacional en los últimos años, ya que durante el CES 2016 aseguraron haber invertido alrededor de US$ 4 600 millones en investigación y desarrollo.

Así, si bien Apple decidió apalancarse en equipos de gama alta para un público de lujo y Samsung optó por elaborar equipos adaptables para todo tipo de usuario, Huawei, aparentemente, ha decidido ofrecer equipos de alto nivel tecnológico con precios accesibles no solo para usuarios de lujo, sino para todo tipo de consumidor.

Si analizamos el contexto actual, encontramos a la economía  global en proceso de recuperación tras un reciente periodo de recesión internacional y para el caso peruano tendríamos que agregar las pérdidas ocasionadas por el fenómeno de El Niño Costero y los escándalos de corrupción descubiertos durante este año.

Por otro lado, el último estudio de APEIM sobre los niveles socio económicos en el Perú muestra que actualmente los NSE B y C (la clase media tradicional y emergente) componen el 48.3% de la población urbana en el Perú. Estos sectores son los de mayor crecimiento en los últimos años, pues pasaron de representar el 28% de la población urbana en el 2007 a ser casi la mitad, según el último informe de APEIM publicado en agosto del 2016.

De esta manera, en un contexto económico en recuperación, una clase media creciente parece ser un sector del mercado interesante para una empresa como Huawei que pretende ofrecer equipos de gama alta a precios cómodos, accesibles para todos los consumidores. No olvidemos que el consumidor peruano perteneciente a la clase media busca calidad, pero sin que esto signifique despreocuparse por su bolsillo.

Adicionalmente, el contexto de transformación digital exige que cada vez la tecnología esté más cerca de todos. Bajo estas circunstancias, Huawei parece tener la oferta ganadora para llegar a satisfacer la demanda por tecnología a un precio asequible para los peruanos. De hecho, en otros países esta estrategia parece estar dando resultado, ya que en España fue la marca con más equipos vendidos el año 2016.

En una entrevista al diario “El Comercio”, Vicente Li, GTM Manager de Huawei Perú, aseguró que proyectan un crecimiento de 30% en sus ventas en relación al año 2016. Asimismo, afirmó que planean montar por lo menos una tienda de servicio adicional en lo que queda del año, es así que, tras haber alcanzado el segundo lugar, Huawei busca destronar al líder Samsung ofreciendo equipos de calidad y alta tecnología a un precio cómodo para los peruanos.

Sin embargo, el reto para Huawei será adaptarse a la cambiante demanda tecnológica de los consumidores y hacerlo más rápido que su competidor Samsung, pero manteniendo márgenes que le permitan continuar con los altos niveles de inversión en I+D que ha venido ejecutando.

El caso Huawei muestra como un adecuado entendimiento del entorno y del mercado permite ofrecer un producto que se adapte a las necesidades y posibilidades del consumidor. Además, prueba que una estrategia adecuada acompañada de recursos invertidos en las áreas correctas puede generar importantes beneficios para la compañía a nivel global.

Escrita por:
Isaac Campos – Director General
Gestión 360°


La Perspectiva Estratégica: Una Mirada a la Industria Tecnológica

[Visto: 1237 veces]

Bruno Chaihuaque Dueñas

Magíster en Administración Estratégica de Empresas (MBA), CENTRUM Graduate Business School, Diplomado en Estadística Aplicada y Licenciado en Administración en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Máster en Gestión Empresarial Internacional en la Universidad Complutense de Madrid.

Estrategia es uno de los conceptos más utilizados en el mundo de la gestión. No es difícil encontrar su uso en temas referidos a la mercadotecnia, finanzas, incluso en la logística se utiliza para describir la modalidad de adquisición de bienes y servicios. En el año 1998 la consultora Boston Consulting Group publicó el libro “Ideas Sobre Estrategia”. Este libro presenta apuntes importantes a partir de las experiencias de sus años en la industria, y por supuesto comienza con una crítica respecto al abuso del término estrategia. Lo primero que debemos mencionar respecto a la estrategia empresarial es que se fundamenta en las ideas de la estrategia tal como se conoce en el ámbito militar. De hecho, una parte importante de la literatura referida a la estrategia empresarial cita textos tan antiguos (y de carácter bélicos) como “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu, o “El Libro de los Cinco Anillos” de Miyamoto Musashi. Si hacemos una búsqueda del término “business strategy” en las principales bases de datos académicas vamos a observar que este continuamente concita la atención de investigadores que han generado, por ejemplo más de 15 mil publicaciones registradas en el Web of Science de Thomson.

Para responder a la pregunta “¿Qué es estrategia?” debemos decir que este es uno de esos términos en los que empiezas a buscar el significado y de pronto te encuentras en una aventura bibliográfica interesante, cuyo recorrido tiene varias paradas. Dentro de todas estas paradas, encontramos una que nos ha parecido de las más importantes, y esta es la concepción y principalmente el proceso que explican Henry Mintzberg, Bruce Ahlstrand y Joseph Ampel (2010) en el libro “Safari a la Estrategia” para plantear una explicación respecto a la estrategia.

En este esfuerzo por definir la estrategia los autores hacen un recorrido bibliográfico interesante sintetizando el cúmulo de conocimientos revisados en 10 escuelas del pensamiento estratégico. Cada una de estas escuelas presenta una concepción distinta y un elemento central diferente. Para algunos autores e investigadores, la estrategia se concibe a partir de un proceso lógico y secuencial en los aspectos externos e internos, para lo cual se prescribe un orden en el análisis y el uso de determinadas herramientas. Otras escuelas en cambio se concentran describir el proceso de concepción de la estrategia desde lo individual hacia lo externo. Mintzberg et al. (2010) sostienen que la estrategia empresarial puede entenderse a través de 5 elementos, conocidos como las 5 Ps de la estrategia:

Figura 1. Las 5 Ps de la estrategia según Mintzberg et al. (2010).

La estrategia es un Plan (Planning) porque implica la ejecución de acciones y para ello la estrategia se encarga de definir la manera como se llevan a cabo estas acciones. Es un plan, en el sentido de expresar el conjunto de acciones de manera programada con anticipación.

La estrategia es un Patrón (Pattern) porque implica coherencia en la dirección de las acciones planificadas. Entonces el conjunto de pasos o acciones programadas tienen un sentido acorde con la visión que quiere alcanzar. La estrategia es una Posición (Position) dentro de la arena competitiva de tal forma que permita a la empresa diferenciarse de los competidores a través de sus procesos internos y cómo, a partir del diseño de éstos, crea valor.

La estrategia es una perspectiva (Perspective) ya que implica la manera particular de interpretar el mundo. Mintzberg, Quinn y Boyer (1997) señalan que la perspectiva es la personalidad de la estrategia. Algunas empresas sustentan su estrategia en el diseño, como Apple, otras en cambio lo hacen a partir de la ingeniería. Esta forma de concebir a la organización esta fuertemente influenciada por la cultura organizacional, es por ello que aun cuando Pixar y Apple sean dos empresas distintas, ambas mantienen un énfasis similar en torno al diseño, quizá por la influencia de Steve Jobs en ambas organizaciones.

El quinto elemento conceptual de la estrategia es su cualidad de Estratagema (Ploy); es decir, aquella capacidad de engañar a los competidores y persuadirlos de adoptar un curso de acción que más convenga a los intereses de la empresa. Por ejemplo, empezar a comprar terrenos comerciales en determinados ámbitos geográficos puede levantar sospechas sobre una próxima apertura en esos territorios, aun cuando ello no ocurra en realidad o generar barreras de ingreso a otros competidores por la escasez de los mismos en determinada ciudad.

A su vez, Porter (1996) señala que la estrategia competitiva consiste en ser diferente. Es decir, escoger deliberadamente un conjunto de actividades con los que la empresa pueda sobresalir y distinguirse de sus competidores de tal forma que pueda entregar una propuesta singular de valor en el mercado. Algunas empresas por ejemplo basan su estrategia competitiva en su capacidad innovadora que les permite crear tecnología (y patentarla). Así pues Samsung es una empresa que se distingue de sus competidores precisamente por su capacidad de innovar y crear valor a partir de la investigación y desarrollo. Esta empresa registra un total de 99,617 patentes en la United States Patent and Trademark Office [, USTPO]. Mientras que en 2015 fue la segunda empresa con el mayor número de patentes (5,072), detrás de IBM (7,355). Asimismo los resultados económicos de estas empresas arrojan resultados heterogéneos, principalmente por causas ajenas a la operación normal de los negocios. Toshiba por ejemplo ha acumulado pérdidas netas por JPY 37,825 MM, debido al cúmulo de impuestos reconocidos en ese ejercicio ascendentes a JPY 155,659 MM. La Figura 2 muestra la posición de estas empresas expresadas en base al número de patentes generados en 2015 y el EBITDA obtenido ese mismo año.

Figura 2. Posición relativa de las principales empresas por el número de patentes registradas en la USTPO y EBITDA en 2015.

Samsung es un ejemplo de diseño de una estrategia basada en una perspectiva innovadora, la misma que le permite establecer una posición competitiva construida a partir de su capacidad de desarrollo tecnológico. Esta perspectiva está expresada en su filosofía:

Dedicar nuestro talento y tecnología en crear productos y servicios superiores que contribuyan a una mejor sociedad global. Cada día nuestra gente da vida a esta filosofía. Nuestros líderes buscan los talentos más brillantes de todo el mundo y le dan recursos que necesitan para ser los mejores en lo que hacen. El resultado es que todos nuestros productos – desde los chips de memoria que ayudan a las empresas a almacenar el conocimiento vital a los teléfonos móviles que conectan personas a través de continentes – tienen el poder de enriquecer vidas. Y eso es lo que hace una sociedad global mejor.   

Esta filosofía ha dirigido las acciones de Samsung hacia estrategias de integración hacia atrás, en busca principalmente de acceder a los mejores insumos fabricándolos por su cuenta y diferenciarse de sus competidores más preocupados en diseño y patentes. 

REFERENCIAS
  • Nisen, M. (2013, Marzo). Samsung Has A Totally Different Strategy From Apple, And It’s Working Great [Website]. Consulta realizada el 14 de Noviembre de 2016, de: http://www.businessinsider.com/samsung-corporate-strategy-2013-3
  • Mintzberg, H., Quinn, J. B. & Voyer, J. (1997). El Proceso Estratégico Conceptos, Contextos y Casos. México D.F.: Pearson.
  • Mintzberg, H., Ahlstrand, B. & Lampel, J. (2010). Safari a la Estrategia. Buenos Aires, Argentina: Gránica.
  • Porter, M. E. (1996). What is Strategy? Harvard Business Review, Noviembre – Diciembre.
  • Samsung. (s.f.). Values & Philosophy [Website]. Consulta realizada el 14 de Noviembre de 2016, de: http://www.samsung.com/us/aboutsamsung/samsung_group/values_and_philosophy/
  • The Boston Consulting Group. (1998). Ideas sobre Estrategia. Bilbao, España: Ediciones Deusto.
  • United States Patent and Trademark Office [Base de Datos]. Consulta realizada el 14 de Noviembre de 2016.

 

Planeamiento y coordinación :
  • Katherine Borja – Manager de Gestión de Contactos

Suscribirse por correo

Completamente libre de spam, retírate en cualquier momento.