Womerang: Las gestoras de hoy que lideran el mañana

Womerang: Las gestoras de hoy que lideran el mañana

[Visto: 119 veces]

A pesar de los años es indudable mencionar que hoy en día se siguen evidenciando brechas de género en el mercado laboral que impiden el ascenso de las mujeres en el mundo de los negocios. Este denominado ‘techo de cristal’ ha fomentado el despertar de muchas mujeres que ahora luchan contra todo un sistema de discriminación.

En la búsqueda de romper este techo de cristal nació Womerang, un espacio creado por mujeres para mujeres a través del cual buscan brindar oportunidades y herramientas innovadoras de empoderamiento femenido para las futuras profesionales de las Ciencias de la Gestión. Es por esto que convocamos a Geraldine Caldas, Mishell Leandro y Diana Bautista, parte del equipo fundador de Womerang, para que nos brinden un mayor acercamiento a este nuevo emprendimiento de la Facultad de Gestión y Alta Dirección de la PUCP.

  • Geraldine Caldas (GC), estudiante de Gestión Social y líder de Womerang.
  • Mishell Leandro (ML), estudiante de Gestión Empresarial y parte del equipo de Human People & Culture y Marketing de Womerang.
  • Diana Bautista (DB), egresada de Gestión Pública-privada y parte del equipo de Marketing de Womerang.

Sobre Womerang, su origen y evolución

GC: Womerang como tal, nace con el propósito de visibilizar la desigualdad de oportunidades que existe por brechas de género, principalmente detrás de esa variable. El nombre nace de la idea de crear una red de contactos de mujeres para mujeres en gestión. Al igual que un bumerang cuando va y viene, nuestra meta es que las mujeres Womerang puedan encontrar un espacio donde se sientan empoderadas y capacitadas, para tener una correcta inserción laboral y que luego ellas sean referentes para las nuevas mujeres que entran a la organización. 

ML: Nuestra historia nace porque se presentó la oportunidad de poder viajar a la universidad de Harvard; puesto que ellos y sus estudiantes realizan un evento todos los años donde se reúnen jóvenes líderes de todo el mundo, con el propósito de discutir temas de género, de desigualdad y para que estas personas puedan regresar a sus países y ser agentes de cambio. La Facultad tuvo el propósito de apoyarnos y se lanzó una convocatoria dirigida a todas las chicas, y de esa convocatoria salimos seleccionadas 4. A partir de esa experiencia, al regresar dijimos: “Chicas, es momento de hacer realidad lo que tanto queríamos”.

DB: Inicialmente cuando tuvimos nuestro proceso de participación en la convocatoria de la Facultad, creo que sí demostraron bastante rigurosidad en el tema de manejar el inglés, tener una carta de motivación para asegurarse que los perfiles que ellos estaban buscando sean los más adecuados. Creo que ahí nosotras entendimos muy bien cuál era el perfil que ellos buscaban desde ese momento, que era el de personas que estén muy comprometidas con la temática y que puedan aprovechar de la mejor manera todos los conocimientos que puedan adquirir en el evento. De por sí, como organización, tuvimos vaivenes y dentro de esos vaivenes está el hecho de que consideramos de que hay cierto nivel de compromiso que se requiere dentro de toda organización. Pasamos por una transformación total y, gracias al apoyo de Gera y Flor, llegamos a obtener a nuevos integrantes que traían esta visión más apegada a lo que se requería, personas mucho más activas, que están motivando contenido y que están comprometidas con la temática. Entonces, ahí hubo un proceso de evolución y aprendizaje, por parte de nosotras y de la organización en general, sobre saber cómo fomentar ese equipo y hacer que genere resultados mucho más activos y, sobretodo, que cumpla propósitos, que es lo que estamos logrando con esta campaña inicial de la organización.

GC: Así es. Womerang nace, justamente, gracias al impulso de todo el equipo que está detrás. Nosotras, inicialmente, no hubiésemos podido con todo lo que involucra fundar una organización. Inicialmente, como se ha mencionado, éramos cuatro chicas seleccionadas, pero hubo también otras personas que nos acompañaron en el viaje voluntariamente, que también estaban muy vinculadas al tema y que hoy son parte de la organización. 

¿Cómo surgió el enfoque de Womerang? 

ML: Si nos damos cuenta, la mayoría somos mujeres en la facultad. Es decir, que siempre estamos un poquito más inclinadas a este tipo de carreras o nos gusta más. Hoy en día, somos líderes y activistas sociales, y entendemos nuestra problemática. Todas compartimos el mismo hecho de querer ser un poco más inclusivas en cuanto a la participación de la mujer en diferentes ámbitos de la sociedad y, sobre todo, dejar en claro que somos muy capaces de hacerlo y que eso no se limita a nuestro género, o a lo que quizás antiguamente se conocía por ‘el rol de la mujer’. Debemos ser ese espacio de confianza, ese espacio que puedas encontrar en la facultad, sobre todo, conformada por chicas para chicas, para crear ese ambiente de empoderamiento femenino, seguro e inclusivo para todas.

DB: Hay un interés, en nuestro caso, de generar una red de soporte entre mujeres para saber sobrellevar muchos casos que observamos a lo largo de nuestra estadía dentro de la facultad. Creo que tal vez a veces no queda claro algo que puede parecer un sesgo de la organización: el hecho de que nos enfoquemos en la temática de género, en especial, de mujeres. Esto no quiere decir que estemos excluyendo a las demás realidades, pero sí nos parece que hay un sentido de urgencia al cual se responde con la temática enfocada en las mujeres. ¿Por qué? Porque seguimos sesgándonos en que la mayoría tiene que irse a roles de recursos humanos o que no pueden asumir roles en operaciones o de alta dirección. Creo que son etapas que se van a ir superando y que tal vez, cuando estemos en un contexto donde sea mucho más equitativo para la mujer, como Womerang, podremos enfocarnos en algo mucho más completo. Ahora nos enfocamos más en visibilizar cuáles son los retos o variables a las que está expuesta una mujer, tratando de realizar su línea de carrera, dentro del mundo empresarial.

GC: Nosotras misma nos dimos cuenta y dijimos “Oye, somos más del 60% de mujeres en la facultad, de una facultad que además lleva el nombre de ‘Gestión y Alta Dirección’ y; sin embargo, en nuestro país apenas el 9.2% de las mujeres ocupan cargos de alta dirección”. Vemos qué está pasando y buscamos contribuir a que ese techo de cristal se rompa. Nos dimos cuenta de que mayor parte de las mujeres van a cargos que están sesgados por género, por lo que dijimos: “Debemos hacer algo”.

Consejos para las mujeres que buscan incursionar en la Gestión

GC: En el camino, uno se va a enfrentar a diferentes barreras y, probablemente, también a un techo de cristal. Sin duda, es todo un proceso de autoconocimiento y aprendizaje. Mi mayor consejo sería: rodéate de personas que te sumen, porque también va en línea con lo que es Womerang hoy en día. Womerang no existiría si no fuera por todo el equipo que está detrás trabajando. Yo quiero hacer mucho hincapié en toda la gente que está formando parte porque si ustedes nos ven moviéndonos en redes sociales y, próximamente, también en nuestros eventos es porque todas las chicas que somos parte nos estamos comprometiendo muchísimo con la organización y va un poco en línea con el sumarnos para nosotras mismas. Hemos encontrado en este espacio un sentido de pertenencia y consideramos que, a veces una misma puede sentirse un poco frustrada frente a todas estas barreras, pero cuando escuchas historias de otras mujeres y encuentras ese soporte, una se siente invencible. En verdad, rodéate mucho de personas que te sumen y poco a poco uno va encontrando ahí el empoderamiento.

ML: Las mujeres somos muy capaces de todo lo que queremos hacer, pero, en el camino, sí pueden haber barreras que nos digan “no puedes”, pero no debemos hacerles caso. Lo que dijo Gera es muy lindo, el rodearte con las personas que te suman y buscar las oportunidades que te permitan obtener un espacio de desarrollo profesional y personal. Si estamos en una situación vulnerable, busquemos ayuda. No estás sola. De hecho, aquí  tienes una organización bastante bonita: Womerang. Con mucho cariño nos pueden contactar a cualquiera de las chicas para platicar, ser más cercanas y, desde nuestra experiencia, contarles lo que hemos pasado, etc. Queremos que Womerang llegue hasta el rinconcito más lejano del Perú para empezar con este enfoque de diversidad e inclusión para las mujeres, y que esas niñas, que están por crecer, sepan de que hay un futuro muy lindo por delante y que tienen todo nuestro apoyo para seguir creciendo.

DB: A mí me gustaría dar un mensaje que las aliente a seguir su curiosidad. Creo que la etapa universitaria es la mejor etapa en la cual ustedes pueden equivocarse, pues es su periodo de experimentación. Creo que es la mejor etapa en la cual lanzarse a experimentar cosas te generan curiosidad. El equipo se enfoca en ser ese soporte para las mujeres que sienten curiosidad y buscamos dar ese acompañamiento. Buscamos ser esa red o ese equipo que va a estar a su lado ayudándola a generar este círculo de confianza en el cual ella puede despejar sus dudas y dejar de sentir que el ser mujer la puede sesgar una vez que ingrese a la vida laboral o en su futuro profesional.

Elaborado por:

Shirley Abanto – Estudiante de Gestión y Alta Dirección

 


Ellas deciden: hacia una lucha constante por la igualdad

[Visto: 305 veces]

Ellas escogen

Ellas deciden

Ellas permiten

Ellas prohíben [1]

(40 Linhas, Fernando & Soracaba ft. Matheus 6 Kauan)

El 2017, el Foro Económico Mundial reportó que la humanidad tardaría por lo menos 100 años en cerrar la brecha de género. Entonces, ¿recién, el 2117 podremos decir que mujeres y hombres nos encontramos en una sociedad igualitaria? Hasta entonces, los indicadores de género advierten preocupantes cifras, y es responsabilidad de todas y todos asumir un activismo intrínseco para cerrar las brechas y desigualdades de género.

El Índice de Desigualdad de Género (IDG) permite mediante tres dimensiones: salud reproductiva, empoderamiento y mercado laboral interpretar una medición combinada de estas tres dimensiones. En el Perú, el 2016 fue de 0.391. (INEI: 2017) indicando que, si bien existe una reducción de 0.135 en contraste con el 2000, aún estos avances no bastan. Me propongo de hablar de la autonomía de las mujeres, con el afán de presentar datos –espero no sueltos- de las tres áreas que se abordan: física, económica y toma de decisiones.

Los indicadores de la autonomía física “revelan los obstáculos que enfrentan las mujeres para decidir libremente acerca de su sexualidad y reproducción, y para ejercer el derecho a vivir una vida libre de violencia. En lo que respecta desde el 2009 hasta la fecha, las victimas de feminicidio atendidos por los CEM son 1 mil 179 casos”. (INEI: 2017)

Tan solo en lo que va del año 2019, 27 son los casos de feminicidio en el Perú: Clorinda, Daniela, Magdalena, Roxana, Ingrid, Luvinda, Nila, Cristina, María, Luzmila, María, Norma, Lidia, Carmen, Angery, Nickol, Juana, Jenny, Nicoll, Neybeth, Marcelina, Milena y Malu, todas victimas de feminicidio por su pareja, ex pareja, o conocido. 27 casos que equivalen al 18% de los 149 casos registrados el 2018 (MIMP: 2018), una cifra alarmante si tenemos en cuenta que fue la mayor en los últimos 7 años.

La autonomía en la toma de decisiones es un concepto que se refiere a la presencia de las mujeres en los diversos espacios deliberativos de poder. En el Perú, “la data revela que las mujeres aún están sub representadas en el total de los cargos directivos (26.1%). Según INEI, la mayor parte de la población femenina se (…) concentra en la base de la pirámide organizacional total” (Aequales: 2018) Además, aquellas que ocupan escaños en los parlamentos nacionales y los gobiernos locales entre 2016 – 2021, son 27.7%.

Con respecto, a la autonomía económica refiere a la “capacidad de las mujeres de generar ingresos y recursos propios a partir del acceso al trabajo remunerado en igualdad de condiciones que los hombres”. (INEI: 2017) Según el Censo 2017, de las y los 29 millones 381 mil 884 encuestados, el 50.82% son mujeres. La Población en Edad de Trabajar (PET) suma un total de 23 millones 771 mil 679 y las mujeres son alrededor de 11 millones 939 mil 414 (50.23%). Son la mitad de la población. Sin embargo, las cifras cambian cuando observamos la Población Económicamente Activa, donde de los 17 millones 215 mil 741 trabajadoras y trabajadores, el 44.56% son mujeres.

En lo que respecta a la brecha salarial, el 2017, las mujeres tuvieron un ingreso promedio de S/. 1,107.00, con una diferencia de S/. 458.2 en contraste con el ingreso promedio de los hombres. En cuanto, al ámbito laboral, la preocupación ahonda en los techos de cristal que son “los limites o barreras invisibles que dificultan el acceso y crecimiento profesional de las mujeres dentro de las distintas estructuras organizacionales”. (Aequales: 2018)

Si pensábamos celebrar por una sociedad igualitaria sin discriminación de género y sin discriminación por la orientación sexual, aguardemos – probablemente – al 2117. Si aplaudo el proyecto de ley que busca la decisión consensuada entre padres para el orden de apellidos, aplaudo para que se lleve a cabo la Política de Igualdad de Oportunidades, y aplaudo constantemente a mujeres y hombres que con un activismo intrínseco hacen que sea una lucha por empoderar a la mujer.

Reprochemos las condiciones arbitrarias que el patriarcado ha dejado a la sociedad peruana, romper con aquello, no solo depende de las mujeres. Nos queda aún, mucho por lo que luchar: porque ellas escogen, ellas deciden, ellas permiten, ellas prohíben.

[1] Traducción propia

Autor:
Cristian Shupingahua – Manager del área de Investigación y Medios Escritos
Gestión 360

 

Bibliografía:

AEQUALES. Moviendo la aguja: Acciones para cerrar la brecha de género en el sector privado. 2017.

INEI. Perú: Sistema de monitoreo y seguimiento de los indicadores de los objetivos de desarrollo sostenible. Objetivo 5: Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas. INEI, 2018.

http://ods.inei.gob.pe/ods/objetivos-de-desarrollo-sostenible/igualdad-de-genero

INEI. Indicadores de género. INEI, 2017.

https://www.inei.gob.pe/estadisticas/indice-tematico/brechas-de-genero-7913/

INEI. Perú: Brechas de género 2017. Avances hacia la igualdad de mujeres y hombres. 2017

SERVIR. La mujer en el servicio peruano 2018. 2018

 


Suscribirse por correo

Completamente libre de spam, retírate en cualquier momento.