AUTOGESTIÓN PARA MÚSICOS

AUTOGESTIÓN PARA MÚSICOS

Etiquetas :

Categoría : ENTREVISTAS

[Visto: 277 veces]

Con el pasar de los años, se han podido percibir grandes cambios en la industria musical y no solo con respecto a la forma en la que se consume, sino también la forma en la que se produce. Esta evolución de la producción musical ha sido consecuencia de la reducción en costos de los artículos electrónicos y softwares especializados para la edición y grabación musical. Este fenómeno también ha traído consigo el nuevo concepto de la Autogestión para Músicos que todo artista, tanto profesional como aficionado, debe conocer. Para poder tener un panorama más claro de qué es y qué implica la autogestión para músicos convocamos a Marco Antonio Mazzini, actual profesor de clarinete y música de cámara en la Especialidad de Música de la Facultad de Artes Escénicas en la PUCP.

La Autogestión para Músicos 

La autogestión es un tema muy popular entre músicos hoy en día a raíz de la irrupción de la tecnología en nuestras vidas. Para mí, la autogestión tiene que ver con el control que tienes sobre el arte que desarrollas. Antes, la música estaba al mando de ciertas empresas o compañías las cuales medían tu éxito y en caso de que alguna de ellas te contratara, tenías la oportunidad de tener algún ‘hit’ o de grabar algún disco con un sello especializado. Eso ha cambiado muchísimo a raíz de las herramientas que tenemos a la mano. Es por esto que ahora tienes control de cómo compartes tu arte y cómo estableces contacto con tu público de una manera directa y sin necesidad de algún intermediario. Entonces, hoy en día, se ha vuelto una necesidad para cualquier músico del siglo XXI conocer herramientas y elementos básicos de lo que llamamos ‘autogestión’.

Aspectos a tomar en cuenta para autogestionar nuestra vida musical

Los músicos tenemos bastante privilegio hoy en día porque es una de esas artes que se consumen muchísimo. Es muy raro encontrar a una persona hoy en día que no escuche música, es muy raro. Posiblemente haya un par de casos por ahí pero, en general, la música forma parte del ser humano y siempre lo ha sido. De hecho, ahora lo es incluso con más intensidad gracias la tecnología, pues la música está en nuestros bolsillos, en todo lugar. Incluso tú lo llamas tú música. “Estoy escuchando mi música” que tú has seleccionado en tu teléfono o en tu computadora. Con esto podemos ver que hay mucha demanda. Además, hoy en día se pueden producir los discos y grabaciones desde casa porque tenemos los bajos costos de micrófonos y softwares especializados para hacer grabaciones profesionales. Entonces, lo que los músicos debemos de considerar es cómo promocionar aquello que hacemos. Todos los músicos nos juntamos a hacer música, diferentes géneros o estilos de música; entonces, ¿Cómo hacemos llegar esto que nosotros creamos hacia un público? Es aquí cuando viene la estrategia que debemos de tener los músicos para poder hacernos conocer y hacer que la gente se entere del tipo de música que hacemos. En ese sentido, muchos músicos fracasan porque aún creen que con tocar muy bien o con ser un músico profesional ya es suficiente, pero no lo es. Hay que ser un buen profesional, en cualquier sentido, pero si no tienes un impacto en tu sociedad y si tu sociedad no te reconoce como ‘músico’, entonces deberías cuestionarte si es que existes, en un sentido profesional artístico. Entonces, (1) debes tener un buen nivel profesional, (2) debes crear algo (típico de cualquier artista) y (3) plantear la estrategia para hacer que la gente se entere y aprecie lo que estás haciendo. 

Proceso de Autogestión 

En primer lugar, algo que noto a veces cuando se dan clases sobre ‘Music Business’ se habla mucho de la estrategias, pero no se habla de algo muy básico que es de que, antes de iniciar tu estrategia y tu plan para compartir tu arte, debes crear un producto de alta calidad. Suena obvio, pero no se menciona lo suficiente como para que quede en la mente de todos los artistas. Entonces, primero concéntrate en hacer algo de calidad, grabar y crear algo muy artístico al máximo de tu potencial, con buenos micrófonos, con la mejor calidad posible dentro de tus posibilidades. Después, la estrategia que viene es la del manejo de las redes sociales. Estas son estupendas para poder difundir nuestro trabajo. Y las redes, dependiendo de qué redes sociales, tienen un vocabulario y una cultura distinta, pero lo que puedo resaltar es:

(1) Hay que crear expectativa de lo que se viene. No solamente poner un post o un video diciendo: ‘Aquí está mi nueva grabación, disfrutenla’ o ‘Pongan me gusta’, porque es como rogar a que te den atención y eso no siempre funciona. Es mejor, primero crear expectativa; es decir, ir contando desde varios días antes qué es lo que estás haciendo, qué es lo que vas a promocionar y sobretodo, preguntar a la gente e interactuar con ella. Si ves que la gente te hace preguntas, debes responder y la respuesta no debe ser cerrada, sino que, una técnica que se utiliza muchísimo y yo la hago es la de responder también con una pregunta. Por ejemplo: ‘Y tú, ¿ De dónde me escribes?’, ‘¿Cómo así llegaste a mi canal?’, ‘¿Cómo así te gusta Vivaldi?’ o ‘¿Te gusta a ti también la salsa?’ y eso crea que la gente quiera engancharse mucho más contigo. 

(2) Momento del lanzamiento de la grabación. Al momento de lanzar esta grabación tienes que hacerlo en todas las plataformas posibles, en todas las que estés involucrado. Además, tienen que haber buenas imágenes. Esto también es muy importante, debido a que muchos músicos creen que por haber hecho el video ya hizo su trabajo y que eso es lo que hace un músico, nada más. Pero, un músico del siglo XXI debe saber no solo cómo promocionar su trabajo, sino también tener un dominio de herramientas para grabar, para editar video, photoshop, entre otros. Estas son herramientas que cualquier persona de este siglo debería conocer y los músicos también deberían dominar, además de su arte musical. Entonces, una vez que el video sale, debes llamar la atención con él, no solo desde el punto de vista artístico, sino también fijarse en detalles como la portada, el vocabulario que usas, tu redacción, entre otros, pues todo eso forma parte de tu imagen.

(3) Recicla tu contenido. Lo que también recomiendo mucho es que después de un tiempo recicles lo que habías publicado o compartido hace dos o tres meses, pues a lo mejor asumes que todos tus amigos y colegas han visto el video, cuando no ha sido así, entonces puedes volver a reciclar y postear tu trabajo. Además, algo que debemos de tomar en cuenta dentro de esta estrategia constante que tienen que hacer los músicos es que toma mucho esfuerzo. De la misma forma en la que le dedicas tiempo a tu arte, debes dedicarle a tu sistema de promoción de tu arte, de lo contrario, no habrá un impacto.

¿Cómo podemos saber si nuestro producto es de calidad? 

Tú estás en la obligación, como artista, de comparar tu trabajo con otros para poder medir, no solamente la calidad, sino también inspirarte en lo que otras personas con éxito han realizado. Y no solo hay que oírlos, sino que hay que escuchar y analizarlos. Entonces, si yo tengo mi producto y me he basado en los años 90s de Bon Jovi y quiero que tenga esa atmósfera, pero quiero que el sonido suene un poco antiguo, como el segundo o tercer disco de los Beatles, debo de trabajar sobre esas referencias. Una vez que haces tu producto, lo mejor es que lo compartas con tus amigos o con personas especialistas y les pidas su honesta opinión. Esa es una manera estupenda de crecer. También es un excelente ejercicio para el ego, porque siempre hay gente que es más experta que tú y es bueno acudir a ellos. Tal vez no a los amigos muy cercanos o familiares que tienden a decirte que todo está bien, pues te tienen un cariño bastante especial y esa aura no ayuda mucho. Necesitas gente o colegas que están en el mismo nivel de negocio o que son personas con muchísima más experiencia que tú. Entonces, empecemos a comparar, para después mejorar y fantasear sobre todos los trabajos que se han hecho en la música.

Importancia de la autogestión para un músico

Conocer de autogestión hoy en día no es una opción, es una obligación. Debería ser parte de la formación de cualquier músico que está siguiendo la carrera y si hay músicos aficionados, porque los hay muchísimos, que quieren dedicar un serio esfuerzo a la música, definitivamente tiene que conocer sobre la gestión, porque si eres un músico sobresaliente y un artista que quiere crear un impacto artístico en la sociedad o el mundo, pero no tienes a gente que reconozca tu esfuerzo y tu trabajo, suena duro, pero ¿Existes? Entonces, tienes la misión de, no solamente crear un producto a un nivel muy alto, dentro de tus posibilidades actuales, sino que también tienes la responsabilidad de compartir lo que estás produciendo con muchísima gente. Y para eso es la gestión, que te ayuda a seguir ciertos pasos, conocer cosas muy sencillas y que parecen obvias, pero que pasamos por alto; todo esto, para que la gente pueda disfrutar y pueda descubrirte. Uno de los casos que más me asombra hoy en día es el de Jacob Collier. Es la única persona que yo diría que es un genio actual. Pero, si este chico no subía sus videos, nadie lo habría descubierto, y ahora tiene una carrera increíblemente prometedora. Como él, hay tantos chicos que han iniciado así, aunque de una forma tímida, pero que se han atrevido a compartir su arte. Entonces, algo que nosotros no podemos dejar de hacer como músicos es producir, grabar y compartir. Es por esto que invito a los músicos jóvenes a que consideren esto y que no piensen que se trata de arrogancia, sino que se trata de compartir aquello que te apasiona. Compártelo.

La autogestión para músicos en la coyuntura actual

Hoy en día, lo positivo que veo de esta cuarentena obligatoria a nivel mundial es de que nos ha puesto frente al espejo y a mi me gusta repetir esto varias veces: somos artistas que vivimos en el siglo XXI, pero no somos músicos del siglo XXI. No somos artistas de nuestro siglo. Muchos artistas se han dado cuenta  de que no dominan herramientas básicas de edición, grabación, promoción, manejo de imágenes, fotografía, etc. Y eso es bueno, porque no se trata de hacer un drama, sino que es un buen jalón de orejas para ver si debemos conocer más sobre todo lo que acabo de mencionar que forma parte de lo que uno tiene que saber y dominar para poder promocionar de la mejor manera su trabajo. Entonces, yo creo que la cuarentena en ese sentido nos ha hecho un gran favor por haber hecho que nos demos cuenta de cómo podemos usar de la mejor manera la tecnología que tenemos y de qué cosas son las que debemos de adquirir y tener en casa como músicos. Esta cuarentena la considero una oportunidad para cometer errores, aprender, darte cuenta de tus puntos débiles e inmediatamente tomar acción y da capo, volver a empezar.

Palabras dedicadas a los músicos aficionados

Bueno, a todos los músicos aficionados y apasionados que existen en Lima, en el Perú o en el mundo; en primer lugar, quiero decir que a mi me inspiran muchísimo. Yo vengo de un régimen muy académico, pues vengo de estudiar en el conservatorio y también hice mi maestría en un conservatorio en Bélgica, pero siempre me han inspirado los músicos aficionados porque derrochan una pasión increíble al momento de crear música. Pareciera que los músicos académicos en el camino perdemos el norte de ‘¿Por qué estamos estudiando música?’. A veces, caemos tanto en tecnicismos que nos olvidamos de disfrutar lo que estamos haciendo y eso no sucede en ningún músico popular. Ellos piensan en la música que están creando, incluso pasando por alto algunas cosas técnicas, pero están ahí para disfrutar, compartir y expresarse, y eso es algo que yo valoro muchísimo. Entonces, para todos los músicos aficionados, en primer lugar, felicitaciones, porque son una gran inspiración para mi y si quieren seguir avanzado en este mundo artístico de la música, pues cada vez traten de especializarse un poquito más. Mi consejo es: entrénense, busquen profesores de manera particular, sigan a grandes músicos para que vean qué es lo que están haciendo, no solo desde un punto de vista artístico, sino cómo es que sistemáticamente promocionan su trabajo y a ustedes especialmente les digo: no tengan miedo de compartir su arte, porque al final el mundo de la música no es para ciertos músicos, son para las personas que quieren expresarse con un instrumento musical, con su voz o con la composición. Nunca abandonen ese gozo que tienen de salir al escenario, de agarrar su instrumento y de querer compartir. Así que, a seguir aprendiendo y a compartir muchísima música. 

Elaborado por :

Shirley Abanto – Estudiante de Gestión y Alta Dirección

Puntuación: 0 / Votos: 0

1 Comentario

Gustavo

13 julio, 2020 a 5:35 pm

Me parece importante la información del blog, tengo mi banda y me gustaría saber más de producción musical y así producir los discos de mi banda, he estado buscando bastante información pero solo encontré esta página https://447academy.com/produccion-musical/ pero quería ver si habían más.

Deje una respuesta

Suscribirse por correo

Completamente libre de spam, retírate en cualquier momento.