Madeleine Roux

“Entonces la suerte (lo opuesto a la ciencia, pero su compañera necesaria) intervino y el paciente que te precedió se acercó mucho, de forma completamente accidental”.

Minnesota, 1985. Nace Madeleine Roux, joven escritora que se ha hecho conocida por una saga de novelas de suspenso/terror, la cual empieza con el libro que vamos a reseñar el día de hoy: Asylum. 

Aún es pronto para conocer todos los logros de Roux; de hecho, es la escritora (viva) más joven he leído. Sin embargo, era necesario un cambio sobre la tendencia de mis lecturas, dar una nueva mirada a un poco de la literatura comercial reciente, para monitorearla de vez en cuando. En ese sentido, llegué a Asylum y me ha gustado bastante para ser honesto.

Asylum

La novela sigue compartiendo las características principales de la literatura comercial contemporánea; esto es: (i) mantiene un lenguaje sencillo, que agiliza la lectura y no requiere de mucha concentración, y (ii) no hay un contenido crítico o reflexiones profundas sobre elementos de la vida. Narra una historia y listo. En mi opinión, estas cosas no van a cambiar en el corto plazo. Los lectores de todo el mundo nos estamos volviendo menos exigentes.

Pero bueno, de acuerdo, en esta mirada eventual de la literatura reciente he notado que las cosas no han cambiado mucho. No obstante, sí lo han hecho en algunos casos. Ese es el caso del argumento que, a mérito de la autora, ha logrado crear un argumento que se ha extendido con naturalidad y ha tenido la capacidad de convertirse en una serie.

Me ha gustado (y bastante), en especial porque me ha hecho sentir como un adolescente otra vez (sí, a veces es bueno). La novela te ofrece una mirada inocente (que no deja de tener elementos de suspenso efectivos), casi tierna, del género del terror. Esto, por cierto, no es algo negativo. Todo lo contrario, ha sido ese bocadillo ligero que te permite tomar un respiro de la literatura usual sin perder del todo la calidad de una buena historia.

Argumento

Asylum narra la historia de un adolescente que empieza sus estudios en una nueva institución, conoce un par de amigos, se enamora y tiene algunas aventuras peculiares. Lo que es un lugar remodelado, antiguamente era un hospital psiquiátrico. Hay entradas cerradas que nuestros personajes harán caso omiso y entrarán. Ahí comienzan los problemas. Se describirá que se hacían experimentos (y algunas cosas un poco más perturbadoras que lo anterior). Todo esto se relaciona con la descendencia de nuestro personaje principal, que viene de una familia con integrantes que han padecido problemas psiquiátricos y hay un familiar en específico que ha tenido una participación en lo que fue ese hospital. No te cuento más porque el argumento es lo mejor que tiene la novela. Sigamos con la reseña.

La llegada al libro

Tratando de modificar la forma usual del blog, más que nada para que las entradas sean más cercanas entre el lector, en este caso te quiero contar cómo he llegado a la novela.

Ya te he contado que era parte de una mirada eventual prevista para conocer los avances de la literatura contemporánea. Ahora, para específicamente escoger este texto ha sido un caso interesante. Me encontraba aproximadamente en la mitad de lo que duró el curso de extensión de economía del Banco Central de mi país. Nunca he dejado de leer novelas, así que esta experiencia no fue una excepción. El desgaste mental y físico me tenía algo más tenso de lo normal y había llegado al punto donde perdí el interés por el curso (los detalles de cómo llegué ahí los encontrarás pronto en una entrada del blog Eco 101 donde te contaré mi experiencia en ese curso, al cual muchos estudiantes de economía de mi país aspiramos a participar).

Entonces, una tarde, después del almuerzo y tomando un café, se me prendió la bombilla para empezar una novela, pero quería una simple. Navegué por la web y con la facilidad de lo que es que te recomienden la obra “de X género” más leída en el último mes (y hasta te ponen una lista por si no te gusta el primero) vi la portada de Asylum, leí un par de reseñas y lo compré. Lo empecé a leer en un iPad y literalmente perdí la noción del tiempo. Cuando levanté la mirada para ver porqué de pronto había más ruido de lo normal en el banco resulta que ya había acabado la clase de las 5:00 p.m. (habían pasado más de 3 horas).

Me fui a casa y, cuando intenté retomar la lectura, no pude. Al minuto mi mente rechazaba las palabras y no podía concentrarme. Al día siguiente, antes de empezar la clase, alrededor de las 7:00 a.m., intenté leer la novela de nuevo y no pude detenerme hasta la hora de almuerzo. Así sucesivamente hasta que la acabé. Curiosamente, mi mente, por xyz razones había asociado la novela con el ambiente donde se llevaba el curso. Lo más interesante es que mi concentración era mucho mayor en ese entonces con esa novela (y las novelas y papers que le siguieron) que con las clases al inicio del curso. Lo que siguió de ahí ya es parte de otra historia, pero lo que quería contarte es que con esta novela, sin una razón aparente, comencé a desarrollar una nueva forma de ver y enfrentar la vida.

Últimas notas

Entonces, te recomiendo que leas Asylum? La verdad es que sí, porque es verdaderamente entretenida. Por nada más que eso.

Cada novela te acompaña en un momento distinto de tu vida, de tu desarrollo como persona, algunas son más especiales que otras, a veces solo por coincidencia. Puede ser tu caso o no, al final no siempre es lo relevante. Lo que Asylum te deje o no, no importa. Lo que importa es que puedas disfrutarla y yo creo que podrás hacerlo. Solo no vayas a ella esperando una obra maestra o con un ojo crítico agudo, no es para eso.

 

Posdata

Ha pasado un poco más de una semana desde que escribo en el blog. Han sido días un poco duros en el trabajo por lo que he tenido la mente en otro lado. Como fuera, las cosas se han calmado un poco así que nos vemos el jueves con otra reseña.

Que estén bien,

R.

Puntuación: 4 / Votos: 1
Asylum – Madeleine Roux
Etiquetado en:                                    

R

Un economista al que le gusta leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue este blog

Obtén un correo semanal con todos los nuevos posts.