En el Día del Periodista, el Juez y la Prensa

http://diariolaregion.com/web/en-el-dia-del-periodista-el-juez-y-la-prensa/

 

En el Día del Periodista, el Juez y la Prensa

Por: Dr. Alexander Rioja Bermúdez, juez del Primer Juzgado Civil de Maynas

Uno de los principales actores en el proceso civil es el juez, quien no solamente es el director del proceso, sino además es el encargado de resolver un conflicto de intereses o eliminar una incertidumbre, ambas con relevancia jurídica, haciendo efectivos los derechos sustanciales propuestos por las partes; este conflicto de intereses se inicia con la interposición de una demanda, por parte del demandante, la cual admitida se contrasta con la contestación, y que en caso ésta no se realice,  se declarará la rebeldía del demandado; es decir, que en todo proceso judicial civil, encontramos necesariamente la presencia de otros dos sujetos llamados demandante y demandado, y es sobre estos respecto de los cuales el juez ha de referirse en su decisión final.

La sentencia refleja la conclusión a la cual llega el juez como consecuencia del bagaje probatorio presentado por las partes en el proceso, el maestro Monroy1 en tal sentido ha precisado que históricamente el juez ha sido un creador del Derecho, sin que ello implique que éste prescinda de la norma escrita, sosteniendo que en la mayoría de sociedades el juez elaboró el Derecho a partir de la norma, produciendo el derecho necesario para su sociedad en el momento concreto.
´Durante todo el proceso y en especial al momento de expedirse la resolución final, la actividad del juez no debe verse afectada por ningún tipo de poder o elemento ajeno que presione o trate de presionar la voluntad; es decir, aquella facultad de decidir libremente en base a la norma y a las pruebas existentes. En tal sentido, “la independencia judicial tiene que ser entendida como independencia frente a los otros poderes del Estado y a los centros de decisión de la propia organización judicial, pero no como separación de la sociedad civil, ni como cuerpo separado de toda forma de control democrático y popular”2

Para Maier3 la llamada independencia judicial es una función del ideal de imparcialidad en la tarea de juzgar o del calificativo imparcial que integra la definición de la palabra juez. Deseamos jueces independientes de todo poder, o los estatuimos así mediante diversos mecanismos, porque queremos acercarnos al ideal de la imparcialidad. Ello significa, aun etimológicamente, que, salvo los valores ético-sociales que presumiblemente encarna la ley, comunes a todos y base de la igualdad de todos frente a ella, el calificativo “imparcial”, aplicado a la definición de un juez, o la nota de “imparcialidad”, aplicada a la definición de su tarea, equivale a exigir de él o de ella la nota de neutralidad. Neutralidad, a su vez, significa, básicamente, apartamiento de los intereses defendidos por quienes protagonizan el conflicto a decidir (in-partial) y ausencia de prejuicio o interés particular alguno frente al caso a decidir (objetividad)

Esta independencia muchas veces se pretende ver afectada por la presencia del llamado “Cuarto Poder” (Poder de la Prensa) el cual trata a través de publicaciones muchas veces injustas y calumniosas dirigir los actos del juez a fin de que oriente su decisión hacia determinados intereses de carácter político, económico o amical. Lamentablemente, existen seudos abogados que creen poder amedrentar a los jueces a través de este instrumento de control de masas más aún cuando el mismo se encuentra en manos de seudos profesionales de la pluma que en muchos casos se venden por unas monedas con la finalidad de perjudicar la imagen de un juez a fin de que se pueda ver favorecida a la parte a la cual asesoran.

Consideramos que la prensa, la verdadera prensa es decir aquella que cuenta con distinguidos profesionales, constituyen una herramienta importante en la lucha contra la corrupción en todos los niveles, más aún cuando ésta se encuentra sustentada debidamente en pruebas y elementos contundentes que permitan verdaderamente lograr no solamente captar la atención del ciudadano de a pie, sino también de las autoridades pertinentes y en especial las del Poder Judicial a fin de poder desterrar a quienes dañan la imagen de este ente estatal.

Muchas veces se denigra tan fácilmente la imagen de un Juez sin contar con serios elementos probatorios de su conducta, con desconocimiento de  las normas y sobre todo del mismo proceso, se pretende desprestigiar al juez sin saber lo que realmente sucede al interior un proceso judicial, no se investiga, no se analiza el caso,  no se consulta a los profesionales adecuados, menos aun se conoce del tramite del proceso, de los plazos procesales, de los actos del mismo, de quienes son los que los deben de realizar, pero que fácil resulta manchar una imagen sin tomar en cuenta los mínimos elementos de análisis. Creen conocer un proceso judicial y no tiene el mínimo reparo en decir cosas que ni siquiera ellos saben.

Un verdadero profesional de la prensa un verdadero comunicador social (a ellos va este mensaje y saludo), no hace nada de esto, no se vende por el simple facilismo o por figuretismo, no!!!!, sino que por el contrario ante una denuncia formulada, por alguna parte o abogado en un proceso hace todas las averiguaciones del caso, analiza el tema, recaba la información de la parte considerada agraviada y su contraparte y sin tomar partido previo pone a criterio de la ciudadanía estos elementos a fin de que sean estos los que tomen, en base a esos elementos, el criterio que consideren pertinente.

De este modo encontramos una estrecha relación entre lo que hace un Juez y un periodista profesional (un verdadero hombre /mujer de la pluma), ambos se encuentran obligados a investigar analizar y dar conclusiones, si bien en el caso del primero resuelve un conflicto de intereses, el segundo pone en tela de juicio determinadas acciones inadecuadas que serán sancionados primero por la sociedad y luego por los estamentos correspondientes del Poder Judicial. En ambos casos, tanto en una sentencia como en un artículo periodístico, deben encontrarse debidamente sustentados en las correspondientes pruebas, las cuales deben ser contundentes a fin de  que se encuentren debidamente respaldados sus actos ante la colectividad y ante su propio ser de genuinos profesionales del derecho y de la pluma.

Algunos seudos abogados pretenden menoscabar la independencia del juez utilizando a estos “seudos periodistas” creen que con este tipo de publicaciones van a lograr lo que no pueden hacer mediante un proceso judicial, es decir que no confían en sus cualidades “profesionales” y recurren a este tipo de presiones ya que no están ni más remotamente seguros de aquellos argumentos expresados en el proceso judicial en el cual litigan, por eso pretenden sustentar su impericia e imprudencia procesal sorprendiendo a quienes no saben de leyes y menos de la función social del verdadero periodista, logrando colocar en portada hechos o situaciones que los desmerecen. Nosotros somos concientes de la importancia de aquellos periodistas cuando su labor es altamente profesional y por tanto tienen y cuentan con un respaldo ético que nos obliga a respetarlos y a tomar en cuenta sus acertados artículos periodísticos que son el resultado de una prudente y adecuada investigación, son ellos nuestros fieles colaboradores, cual Sancho Panza y Don Quijote podemos sentirnos respaldados en ellos y que sus críticas son para mejorar nuestra labor y no para dañarnos y perjudicar la imagen de nuestro Poder Judicial.

Por ello, hoy en el Día del Periodista debe una vez más destacarse la independencia a la que están obligados a respetar y hacer respetar sin temor alguno, así como también hacer partícipes de este respeto a la ciudadanía y protegiendo sin vulnerar la independencia del juez, principio que permite que pueda obtenerse el fin de una recta administración de justicia que es indispensable en aquellos funcionarios encargados de tan delicada y alta misión y se pueda lograr libremente en cuanto a la apreciación del Derecho y de la Equidad, sin más obstáculos que las reglas que la ley les fije en cuanto a la forma de adelantar el proceso y de proferir su decisión.4

Feliz día a aquellos verdaderos hombres y mujeres periodistas del Distrito Judicial de Loreto y a todos los periodistas del Perú, sean ustedes el bastión de la independencia en nuestro querido Poder Judicial, así como aquella espada de Damocles para sancionar a quienes van en contra de la ley y de nuestro pueblo a quienes nos debemos día a día.

Va para ustedes estas pequeñas líneas aunque se merecen mucho mas, darles el espaldarazo y respetar su digna labor la función que cumplen en nuestra sociedad y sobre todo, agradecer ese esfuerzo incansable diario por abrir los ojos a nuestra población cansada de tanta indignación. Gracias amigo (a) periodista.

Puntuación: 5 / Votos: 2

2 thoughts on “En el Día del Periodista, el Juez y la Prensa

  1. Excelente escrito, no tengo mas nada que agregar, una verdadera radiografia de lo que es el juez, lo que es el periodista serio y no amarillista, lo que verdaderamente significa ser un Juez,

  2. Es lamentable que los seudos periodistas, quienes dicen que ‘sólo cumplen su labor de informar’ , o aquellos comunicadores sociales que ni siquiera tienen el título procesional de periodismo, pero creen serlo por el simple hecho de tener al alcanse de ellos el micro de una emisora radial o de televisión, tengan la facilidad de transmitir ideas malas a los ciudadanos respecto a la administración de justicia de las entidades públicas, supuestos periodistas que ni siera saben la diferencia entre ‘denuncia’ y ‘demanda’, quienes piden dinero a los políticos a fin de que no hablen mal de ellos, soy testigo presencial de toda esta corrupción, pero lamentablemente los políticos y aquellas personas mal intensionadas contribuyen a ello, puesto que les proporcionan el dinero que les piden.
    Es cierto, nuestra administración de justicia está llena de corruptos, pero no todos lo son, existen tambien aquellos jueces que hacen correctamente sus trabajo, y sin embargo, por el simple hecho de que en un proceso judicial perjudican a una de las partes puesto que la otra tiene medios probatorios a su favor, son mal vistos y perjudican su imagen ante la sociedad, ¿no se dan cuenta que en los procesos siempre va a haber un ganador y un perdedor?.
    Antes de comunicar a la población, dedíquense a hacer bien su trabajo señores periodistas, investiguen, que para eso reciben un sueldo de sus trabajo, no esperen sentados a que el dinero les caiga en sus manos o que otros hagan sus trabajo, informen bien a la ciudadanía, ayuden a contribuir con el pueblo, denuncien a los corruptos, no se dejen llevar por sus diesmos, HAGAN SUS TRABAJO Y DEJEN DE DECIR MALOS COMENTARIOS DE AQUELLOS QUE NO LES QUIEREN DAR DINERO.

Deja un comentario