20140926-wolf.jpg

La Libertad es la capacidad de la conciencia para pensar y obrar según la propia voluntad. ¡Olvida la clandestinidad y protagoniza el rumbo de tu tierra! En ejercicio de tu libertad (si verdaderamente la valoras) está en tus manos buscar tu máxima grandeza y también tu mayor degradación.

Ellos, los lobos, ejercen su libertad contra la nuestra y la subordinan hacia sus deseos. Al aprovecharse de tu ignorancia y del sonido de tus tripas; creen que tu libertad también la pueden vulnerar. Su estrategia es clara: A ellos les conviene que tengas hambre para que, al salir, puedan acometerte con todo y zapatos. Por esto, los canes políticos hasta se angustian por nuestros dedos. De nuestros dedos depende una rúbrica o una huella para darles la oportunidad de ser felices.

Y ¿por qué ser tan crueles y no alimentarlos? Simplemente, porque es cándido darle migajas al devorador: Ellos nunca se satisfacen con un pan, ellos no te dan a elegir entre la bolsa o la vida,  ellos quieren las dos y las de los tuyos. Ellos son libres para acecharte pero también tú eres libre de defenderte. Tu voto es el blasón poderoso y la espada sagrada que da y quita: ése es tu verdadero poder. ¡Echa a andar esta provincia, esta región y este país lleno de pusilánimes!

Hacia la conciencia de nuestro justo poder debemos erigirnos y darles – si no más – cuatro años de prosperidad a nuestras familias. Un voto más sensato será capaz de cambiar nuestro destino y nos hará merecedores de la Independencia antes de ser sólo alimento de manadas.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1