Las palomas de Humberto Maturana y la salamandra de Sperry.

[Visto: 6018 veces]

Para explicar los resultados experimentales sobre la percepción de colores en las palomas, Humberto Maturana tuvo que admitir que la hipótesis de que el sistema nervioso de la paloma representa el mundo exterior era inadecuada, es decir el sistema nervioso de la paloma no representa ninguna realidad externa como en una cámara fotográfica ya que las diferentes longitudes de onda de energía luminosa generan una misma dinámica fisiológica en las neuronas retínales . De esto se puede concluir e inferir entonces que el sistema nervioso de la paloma es un sistema cerrado que solo hace correlaciones senso-efectoras entre sus componentes neuronales (Maturana 1973, 1999) .
En el caso de la experiencia de Sperry con la salamandra sobre la supuesta conducta errada, la afirmación planteada en los términos de que la salamandra apunta a un objeto externo, como son los insectos, encierra un presupuesto implícito: la existencia de un objeto externo al operar de la salamandra .
Pero la experiencia demuestra que la salamandra no recupera dicha coherencia con su entorno cotidiano e inmediato y en consecuencia uno puede transferir lo dicho para las palomas y afirmar que el sistema nervioso de la salamandra no representa ninguna realidad externa ya que el sistema nervioso de dicha salamandra actúa como un sistema cerrado sobre sí mismo.
Para el operar del sistema nervioso de la salamandra es indiferente que se haya rotado o no el ojo (Maturana 1973, 1994, 1999). Es para el observador que la salamandra aparece apuntando con una desviación de 180º, ella no apunta. La salamandra hace exactamente lo mismo que hacía antes. Lanzar su lengua como consecuencia de una correlación interna, entre una parte de la retina y la zona senso-efectora de la lengua de la salamandra . El cerebro de la salamandra en su operar no se equivoca, hace lo único que puede hacer y en su operar no tiene sentido lo que el observador llama equivocación (Maturana 1999).
Los seres vivos presentan en la dinámica observacional de un observador características como: autopoiesis, determinismo estructural, acoplamiento estructural y epigénesis que permiten entender claramente que sí modificó la estructura autopoiética de un ser vivo sin llegar a la destrucción del sistema , rompo la congruencia de ese sistema autopoiético con su medio, con su circunstancia y en consecuencia altero la dinámica armónica generada en millones de años de deriva natural (historia de interacciones que genera linajes evolutivos). Este es el mecanismo que nos permite explicar la conducta curiosa de la salamandra en el experimento de Sperry.
Al rotarle el ojo a la salamandra, lo que se hace es romper la coexistencia armónica de la salamandra con los insectos lograda en una larga historia (millones de años) de interacciones que permitieron sus transformaciones congruentes con su medio. Este rompimiento armónico no es posible recuperar mediante el aprendizaje o deriva ontogénica. Hay aprendizaje cuando la conducta de un organismo varía durante su ontogenia de manera congruente con las variaciones del medio, y lo hace siguiendo el curso contingente a sus interacciones en él (Maturana 1996b).
La salamandra no ve, no apunta a, su sistema nervioso continua haciendo lo que siempre hace coordinaciones senso-efectoras entre una parte de la retina y los órganos efectores de la lengua de la salamandra, ya que la interacción entre el experimentador y la salamandra no sido una interacción destructiva para la salamandra. Para la salamandra no existe adentro y afuera solo existe el adentro y afuera para el observador que utiliza dichos conceptos para explicar lo que ve, lo que observa. Pero como un observador también es un sistema autopoiético, lo que ve solo puede ser descrito en el lenguaje, pero esa descripción no remplaza el hacer de la salamandra.

Puntuación: 2.71 / Votos: 7

Un pensamiento en “Las palomas de Humberto Maturana y la salamandra de Sperry.

  1. Leo C

    Realmente cada vez que leo sobre teoría sistémica, autopoiesis, etc etc, me encuentro más prendido del tema…

    Muchas gracias por este aporte, acá en mi paiz no existe casi bibliografía sobre el tema y quería entender en qué consistieron estos primeros experimentos y conclusiones de Maturana.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *