Intención de voto: cuando los techos y los pisos se juntan

3 Respuestas

  1. Juan Carlos dice:

    ¿Y lo que pasa en las redes sociales tiene algún valor?

    Acabo de publicar un post sobre la penetración de los candidatos en las redes sociales. http://is.gd/s3VOYx

    • Juan Ramón Ribeyro I dice:

      ELECCIONES PRESIDENCIALES 2011: Y EL GANADOR ES…

      A pocos días de la elección y no obstante la ausencia de propuestas de políticas de gobierno coherentes y sustentadas, en las que el doping, los WikiLeaks, la niña sirenita y el matrimonio Gay han marcado la pauta, están quedando definidas las posibilidades de los que pasaran a segunda vuelta, así como las del que sería el próximo presidente, basadas esencialmente en la eficacia de sus campañas y en la pobreza de los argumentos vertidos pero, con menos errores y que, nos conducirían a la elección del menos malo, una reiterada costumbre en las últimas justas electorales que, entrañando riesgos y rechazos de moralina, es siempre una opción a la que esperamos contribuya la siguiente evaluación de los pro y contra de los únicos 5 candidatos con posibilidades:

      ALEJANDRO TOLEDO
      Las encuestas lo tienen solidamente posicionado desde hace 3 meses en el primer lugar y no obstante su ligera caída, su electorado tiene muy presente que lidero la lucha contra la dictadura fujimorista (La marcha de los 4 suyos) y su gobierno liberal produjo altas tasas de crecimiento sostenido, con mínima inflación y no hubieron actos de corrupción importantes, garantizando en consecuencia, la continuidad de las políticas macroeconómicas, sin sorpresas que puedan alterar el buen rumbo económico del país. La experiencia de gobierno, es una ventaja de la que carecen sus demás adversarios y juega un papel muy importante en la decisión de los votantes, que ya antes han reiterado su confianza a ex presidentes reeligiéndolos (Belaunde-Fujimori-García). Por otro lado su campaña publicitaria ha sido largamente superior en calidad y cantidad a la de sus oponentes, con spots en los que aparece muy asertivo personalizando en él, las decisiones, señalando categóricamente que: “lo hizo y lo hará” lo que encandila a un electorado fácilmente seducible por líderes con autoridad, que concentran el poder y dirigen al pueblo con mano fuerte, también apela al sentimiento del pueblo (ver Spot de la Tait) que es finalmente el elemento que decide a los votantes -sobre todo a los indecisos que, parecen ser más de los que sospechosamente las encuestadoras publican-, así como a ofertas populistas (precios estables y duplicar sueldos de maestros) que, nadie ha sabido desenmascarar. Finalmente sus enfrentamientos con García lo han convertido en el único líder de la oposición al gobierno que marca la agenda política mientras que los demás candidatos solo le hacen mera comparsa, captando en su favor, parte del descontento natural al final del cualquier mandato.
      A estas alturas su pase a la segunda vuelta es indudable y por ello su estrategia ha sido enfilar sus baterías contra los únicos candidatos que podían hacerle la pelea en la segunda vuelta, es decir, Castañeda y en segundo término Kusinsky, del mismo signo liberal de moda, mientras que, a Keiko y Ollanta no los ha tocado, en la seguridad de que los derrotaría “fácilmente”, pero además, entre tantas opciones liberales y cercanas a la derecha, Toledo es el más cercano al centro, no solo por su origen modesto y aspecto provinciano, sino porque los demás candidatos con opción, con excepción de Ollanta son vistos como limeños de clase media o alta, lejanos de nuestros hermanos de la sierra y selva y de los más pobres, es decir, con menor aceptación por los sectores D y E.
      Finalmente ha sabido rodearse de un grupo de fieles y eficientes colaboradores entre los que destacan Bruce, Reategui, Ayaipoma y Sheput, asimismo ha sabido neutralizar a Eliane K.

      Como contraparte, preocupan la falta de autoridad real que Toledo demostró durante su mandato, donde nunca pudo manejar a su bancada y los escándalos personales se le escaparon de control, a pesar de su alta investidura y poder lo que lo llevo a gobernar con índices de desaprobación que lo deslegitimaban. Más grave aún fue su orfandad de propuestas para pasar de una economía exportadora de materias primas a una con una industria competitiva y productora de bienes finales por lo que, bien podríamos reiterar más de lo mismo de los últimos 10 años, relegando nuestras aspiraciones de dar el gran salto que nos lleve a convertirnos en un país sin pobreza extrema, y con la infraestructura necesaria para convertirnos en un país del primer mundo. Contribuyen a esta lectura, su adicción frívola por el poder en la que su falsa impostura y el trago, las mujeres y la droga son solo su expresión más popular. Asimismo ha comenzado a cometer errores en sus presentaciones atacando con poca consistencia a sus oponentes, acusando consecutivamente a Castañeda, Keiko y ahora PPK de ser los candidatos de Alan y enfrascándose en escaramuzas con funcionarios menores del régimen, demostrando poca tolerancia y respeto de las opiniones contrarias lo que, ha producido la migración de importantes votos hacia PPK y Ollanta. Solo esperemos que siendo el principal aspirante, haya madurado y mejore tal y como lo hicieron en sus segundos mandatos los que repitieron el plato presidencial y que no cometa más errores en este último tramo ya que, no tienen un núcleo muy sólido sino más bien volátil y siempre ha iniciado muy bien sus campañas pero, las termina muy mal, al punto que unos días más y Alan le ganaba la elección del 2000

      KEIKO FUJIMORI
      El último mes, su segundo lugar según las encuestas también se ha mantenido sólido pero, sin mayores posibilidades de crecimiento por el fuerte rechazo a lo que su candidatura representa. Su mayor fortaleza como muchos ya han dicho, es también su mayor debilidad pues que duda cabe que solo por ser hija de Fujimori esta en esta situación expectante donde prevalece la idea de que él venció al terrorismo, construyó colegios y pistas y doto de agua y luz a muchos barrios marginales, sentó las bases del cambio a una economía liberal, así como la posibilidad de la libertad del ex presidente, real conductor del fujimorismo y de un hipotético retorno al gobierno como titiritero de su propia hija, son escenarios deseables para sus partidarios y para muchos más pues, no cabe duda que quien más voto escondido tiene es esta candidatura que, representa la autoridad y el orden, ofreciendo hábilmente solucionar lo que la gente siente es el principal problema actual: la criminalidad,”Si vencimos al terrorismo podemos, vencer a la delincuencia” dice su eficaz slogan.
      Otro punto a favor es que ha sabido mantener a representativos colaboradores del régimen, entre ellos Rafael Rey y Yoshiyama, la Cuculiza, Carlos Rafffo y las 3 Martas.
      Su campaña publicitaria ha sido la segunda mejor manejada en la que la frescura, ponderación y “sinceridad” de la candidata y los escasos errores, sobre todo para manejar la sinuosa línea en la que de un lado están el apoyo de un sector importante de votantes por el solo hecho de ser hija de su padre y que reclaman una mayor presencia de la figura de su líder, sin que esto la emparenté con la corrupción del pasado régimen y del otro lado aparecer como una candidata nueva y limpia e incluso enemiga del montesinismo “único culpable del descalabro fujimorista”, hablan muy bien de sus asesores y del equilibrio con se ha conducido.
      Por otro lado, se ha visto beneficiada de la estrategia de Toledo, Castañeda y PPK que no la han atacado con la previsible andanada de cuestionamientos que se suponía le iban a salpicar como hija de su corrupto padre, en la confianza de que, si ella pasa a segunda vuelta será derrotada por cualquiera de ellos, justamente recurriendo a los argumentos que ahora callan y que seguramente le enrostraran después del 10 de Abril.
      Keiko tiene un sólido 20 % lo que, la convierte en la segunda aspirante a pasar a segunda vuelta después de o con Toledo y para ello quizás baste recurrir a un mensaje emotivo de Fujimori para aquellos que aún no han decidido su voto.

      Su mayor debilidad es que quiéralo o no, su principal bandera implicita es la liberación del más corrupto presidente de la historia republicana del Perú, actualmente purgando prisión por crímenes monstruosos (Barrios Altos y La Cantuta) y que aún debe ser juzgado por una serie de latrocinios que abarcan una extensa lista de delitos del Código Penal y que para tal efecto, se vería en la obligación no solo de violar las leyes que fuesen necesarias, sino manipular a Jueces y fiscales, apartándonos de los tratados internacionales que protegen los derechos humanos y recurriendo incluso al extremo de dar un nuevo golpe de estado y porque no pensarlo: con indulto al “héroe” de la lucha antiterrorista Vladimiro Montesinos, tal y como los más genuinos líderes del fujimorismo lo catalogaron en algún momento. En tal sentido, para la opinión pública más crítica y objetiva, los discutibles éxitos del gobierno de su padre, no justifican su delictivo accionar que, ella avalo con su presencia como primera dama (tras el censurable maltrato a su madre), y ni siquiera la captura de Abimael Guzmán y la consecuente derrota del terrorismo que, sus seguidores blanden como su más grande logro, son atribuibles exclusivamente al reo ex mandatario, sino al concurso de la policía nacional, el ejercito y sus servicios de inteligencia, sin embargo, el control de los medios de comunicación y líderes de opinión comprados por el régimen, han calado en la conciencia popular que lo sigue viendo como quien derroto al terrorismo.
      Su falta de experiencia gerencial y política y su nulo aporte en el Congreso –donde la mayor parte del tiempo estuvo de licencia-, así como su condición de joven mujer sin la preparación y el carácter necesarios para dirigir un país y las razonables dudas de que la corrupción y la dictadura retornen, son también variables que una población mayoritariamente machista y demócrata, tomaran en cuenta al emitir su voto.
      Finalmente las dudas sobre la procedencia de los fondos de su campaña van desde el uso del dinero que su padre robo al erario nacional y a todos los peruanos y que también sirvieron para pagar los estudios de la candidata de Fuerza 2001, hasta los que provienen de los vínculos con el narcotráfico y que son entre otras cosas las que acertadamente llevaron a decir a MVLL que escoger entre Keiko y Humala equivalía a hacerlo entre el cáncer y el SIDA.

      LUIS CASTAÑEDA
      Su labor en el IPSS y los dos períodos consecutivos frente a la comuna limeña con obras como el Metropolitano, los intercambios viales, los hospitales de la solidaridad, la mejora en los parques zonales, las escaleras, etc que lo tuvieron en su momento punteando las encuestas, en la creencia que podría reeditar su gestión a escala nacional, contando con el nada despreciable caudal electoral de Lima, la principal plaza electoral que, reconoció su labor con un apoyo de casi el 70% al final de su mandato, por un momento personifico la imagen del gerente eficaz en la gestión pública, capaz de realizar las obras de infraestructura que el país reclama. Su ponderación y silencio en los momentos en que arreciaban las críticas le sirvieron para salir bien librado en su momento y ganar la imagen del ejecutor de obras que habla poco pero hace mucho.

      Sin embargo, La que fuera una virtud como alcalde es hoy el lastre más importante de Castañeda, su mutismo, no comunicar bien ni sus propuestas, ni su visión de país, no convence, ni transmite las ganas de ser presidente, algo que los electores no pueden perdonar en quien pretende gobernar un país tan complejo y con tantas necesidades que atender, es más, sus limitaciones verbales parecieran ir de la mano de su ignorancia sobre temas sociales y políticos indispensables para comprender y actuar eficazmente sobre la problemática nacional.
      Castañeda olvido una premisa de toda campaña: comenzar por reforzar los votos de sus simpatizantes en esta caso limeños y se lanzó a buscar votos en provincias descuidando su caudal electoral lo que le esta pasando factura.
      Su poca transparencia para responder a acusaciones como las del caso Comunicore o la sobrevaluación de obras, han comenzado a sembrar sospechas sobre su honestidad lo que resulta sumamente sensible para los votantes que de elegirlo, pondrían en sus manos el manejo de los dineros de todos los peruanos.
      La falta de una organización partidaria a nivel nacional, la endeble organización de Solidaridad Nacional y el error al momento de escoger sus alianzas que no le han sumado un voto, así como una lista parlamentaria de ilustres desconocidos, nos hacen dudar del respaldo de equipos técnicos lo que, podría derivar en improvisación, falta de control político y corrupción; ingredientes de los que se nutren los modelos de corte autoritario, en fin, la candidatura en general tienen muchos aspectos oscuros que atizan el temor a lo desconocido por lo que creo que, tanto Keiko como Ollanta tienen mejores oportunidades de disputar la presidencia contra Toledo.

      OLLANTA HUMALA
      Ha tomado un tiempo importante de la campaña el moderar sus ímpetus nacionalistas que lo convirtieron en el cuco de la democracia y las políticas económicas liberales, desvinculándose con relativo éxito de la influencia Chavista y Castrista pero sobre todo, representa la única alternativa diferente a las demás liberales o de derecha. Supo colgarse de los WikiLeaks en los que Rospigliosi ex ministro de Toledo recurrió torpemente a la embajada americana para torpedear su candidatura, escalando en su popularidad a cuestas de Toledo, con quien comparte el electorado más cercano lo que de viene reflejando las encuestas. Ha demostrado convicción, confianza en si mismo y coherencia en cada una des sus intervenciones públicas y al exponer sus propuestas en el debate organizado por la ONPE donde fue uno de los pocos no leyó y a lo largo de su campaña es uno de los que menos errores ha cometido.
      Cuenta con una natural simpatía entre los pobres a lo que contribuye su mestiza apariencia y sus sencillos y francos modales de militar.
      Debe ser junto con Keiko quien más votos escondidos tiene entre los que se han cansado escuchar de las exitosas cifras económicas del país pero, a los que el único goteo que les llega es de las lluvias que preceden a los huaicos. Tiene muchas posibilidades de pasar a segunda vuelta y aunque las encuestas digan que perdería con cualquiera de los otros cuatro favoritos su escalada ha sido tan vertiginosa que podría darnos una sorpresa.

      En contra tiene su falta de preparación y experiencia política y administrativa del sector público pero sobre toso y más allá de las campañas aterrorizantes sobre su radicalismo antisistema y la poca cobertura que le han dado los medios de comunicación que representan a las empresas privadas interesadas en minimizarlo, están las agrupaciones políticas y personajes de la izquierda que lo respaldan, no cabe duda que Javier Diez Canseco, Manuel Dammert, Nicolás Lynch, provienen de las mejores canteras de una izquierda que, a pesar de estar dentro del sistema democrático y haber madurado hacia opciones socialistas más progresistas, aún creen en una economía dirigida, planificada y con un control fuerte del estado que limitaría la libertad del mercado. El riesgo de pasar de un discurso moderado-electoral que puede virar rápidamente hacía políticas estatizantes que disfrazan de “nacionalismo”, tales y como las aplicadas por Hugo Chávez, Evo Morales o Rafael Correa a las que Humala se ha adherido más de una vez y que solo han agudizado la crisis en Venezuela , Bolivia y Ecuador, serían contraproducentes en un momento en que el país esta a punto de despegar hacía un franco desarrollo ya que, de continuar el ritmo de crecimiento sostenido en los próximos 15 años estaríamos en una situación económica similar a la de Chile y ad portas de ingresar al primer mundo por lo que, entregar el país a Humala y compañía, podría significar perder la última oportunidad de progreso y bienestar para nuestro pueblo.
      Por último su ambigua posición respecto de la dictadura de Gadafi nos pone sobre alerta del verdadero signo que podría tener su gobierno y que no es otro que el del autoritarismo y recorte de las libertades democráticas.

      PEDRO PABLO KUSINSKY
      En mi concepto el mejor de todos los candidatos, economista exitoso, tres veces ministro, con gran solvencia profesional que bien señala “si sabe como hacerlo” honesto y a sus 73 años sin mayores ambiciones de riqueza o fama, cuenta con el conocimiento y carácter necesarios para dar el gran salto desde una economía estable y en crecimiento a otra de bienestar sostenido que llegue por fin a los más pobres.
      El inicio de su campaña que muchos criticaron por hacerlas “de payaso” sirvieron para humanizarlo y encontrar la empatía necesaria para dejar de verlo como el adusto e irreductible ministro de economía que solo le importaba tener los números en azul, su absoluta franqueza, un par de groserías dichas oportunamente y sin atacar a nadie, le han valido el reconocimiento del pueblo como un compatriota más y hacer voltear la mirada de los electores hacía este candidato que parecía iba a disputar la baja con los más chicos. Luego tocando el “Condor Pasa” Con su flauta y contando la historia de un padre médico y filántropo que se dedico a atender a los enfermos de lepra y una madre profesora y de una vida de estudios y esfuerzo, se ha ido labrando una nueva imagen, más asequible a las mayorías que comenzando por los sectores A y B y siguiendo por los votantes más jóvenes a través del twitter, ha producido el tsunami más significativo en las encuestas.
      Cuenta con el respaldo del único partido organizado después del APRA, es decir el PPC, y de movimientos regionales que han cobrado suma importancia como son Alianza por el Progreso, el Partido Humanista, Restauración Nacional y mantiene en sus filas políticos de gran trayectoria y experiencia como Lourdes Alcorta, Bedoya, Yehude Simons, César Acuña etc. y con una serie de cuadros que ya han trabajado con PPK y con las canteras de los partidos mencionados, siendo el candidato con menos resistencia entre los votantes y el único outsider con posibilidades de triunfo pues, si antes de las últimas encuestas votar por PPK era prácticamente un voto perdido, su cercanía a los punteros nos hacen pensar en que esta vez, votar por el mejor candidato, puede resultar un buen negocio, aunque los votos que gana PPK sean los que pierden Toledo y Castañeda esencialmente lo que, nos pone en la situación de una segunda vuelta siempre con Fuerza 2011 o Gana Perú. Ojala que el tiempo le alcance a PPK para dar caza a Ollanta y Keiko lo que no sería sorprendente si en una semana subió entre 5 a 7 puntos y existe casi un 20% de electores que o bien no han decidido por quien votar o que pueden cambiar su voto incluso el mismo día de la votación.

      En su contra, juegan que no tiene un partido u organización política propia que lo apoyen lo que es una desventaja ya que, al no liderar a estos partidos, bien pueden presionarlo o restarle su concurso durante su gestión o peor aún este tipo de alianzas electorales suelen desmoronarse o enfrentarse tarde o temprano, además, una cosa es haber sido ministro de estado y otra ser presidente, cargo en el que prevalece el manejo político al tecnocrático y que puede ser una debilidad del economista cuyas consecuencias no podemos prever.

      Para terminar su apariencia de yankee, ciertamente bonachón, al que su esposa más gringa aún ha contribuido a fortalecer, hacen muy difícil que los sectores D y E logren identificarse con él y que, como a Lourdes Nano le carguen la mochila de “candidato de los ricos”

      EL VOTO POR EL MENOS MALO O EN CONTRA ¿?
      Nunca una elección presidencial ha tenido 5 candidatos con posibilidades tan parejas y no precisamente por sus virtudes así que, votar por el menos malo, esto es, por Castañeda o por el mejor de los candidatos Kusinsky para cerrarle el paso a Keiko y Humala es una posibilidad que no debemos descartar, dado el gravísimo riesgo que representaría para el país una segunda vuelta con la representante de la corrupción y la violación de derechos humanos y el militarote nacionalista con ideas trasnochadas pues, no podemos asegurar que Toledo no cometa más errores o se de un repunte inusitado de Fuerza 2011 o Gana Perú que desbaraten las predicciones de las encuestadoras que lo dan como seguro ganador contra Keiko o Humala en la segunda vuelta.
      Un escenario más seguro para nuestra frágil democracia e institucionalidad, para mas inversiones extranjeras, el manejo pulcro de la caja fiscal, políticas macroeconómicas estables, obras de infraestructura con miras a exportar cada vez más, una educación de calidad y asistencia de salud para todos, sin clientelismo, ni asistencialismo, que nos conduzcan firmemente hacía el desarrollo y la eliminación de la pobreza con la que soñamos todos los peruanos, es aquel en el que, Kusinsky y Toledo o Castañeda sean los que disputen la presidencia y en consecuencia nuestro voto del 10 de Abril entraña una gran responsabilidad.

      Lima, 21 de Marzo de 2011

      Juan Ramón Ribeyro Ipenza

  2. Anónimo dice:

    El Perú esta muy enfermo sino no se explica porque aun estándo con obesidad morbida(AGP)tenemos que escoger ahora entre el cáncer, el SIDA, el autismo, la cirrosis y el parkinson:

    La hija del corrupto que estudio en EE.UU. pagada por Montesinos con nuestra plata y que acepto ser primera dama vejando a su madre, no me motiva.
    El exmilitar fosforito que piensa que un par de muertes no importan y al que Chávez le paga el sueldo a la esposa, esta descartado.
    El exalcalde petulante de uñas largas y limitado vocabulario que se exhibe con una rubia figureti, no convence.
    El cholo mentiroso del Melody’s que intenta repetir el plato además del trago y no reconocía a su hija, ya fue.
    Tengo claro que votare por PPK, aun sin haberle tocado el huevo.
    Pero nuevamente estamos votando por el menos malo …
    R.E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*