Arzobispado: una pretensión fuera de lugar

2 Respuestas

  1. ildefonso dice:

    El marco jurídico de las Universidades Católicas en el mundo es la Exhortación Apostólica Ex Corde Ecclesiae (ECE), promulgada por Juan Pablo II el año 1990, y que está basada en el Código de Derecho Canónico, que es el derecho universal de la Iglesia. Este documento pontificio define qué es una Universidad Católica, cuál es su vínculo con la Iglesia y establece los criterios para mantener esa identidad Católica y Pontificia. Se trata de una Ley de la más alta jerarquía, no del parecer del Arzobispo de Lima, ni siquiera de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP).

    Este documento determina los requisitos para que una universidad pueda tener los títulos de “Católica” y “Pontificia”, entre ellos: que sus Estatutos y la confirmación del Rector en su cargo, para que tengan validez, deben ser sometidos a la aprobación de la Santa Sede ; que el Gran Canciller es el representante de la propia Santa Sede ante dicha universidad; que toda su labor universitaria debe tener una clara orientación cristiana, en coherencia con su naturaleza y su nombre: fidelidad a la enseñanza de la Iglesia y la necesidad de que las actividades de la universidad sean acordes con esa identidad católica. Todo ello sin menoscabo del legítimo pluralismo ni de la autonomía universitaria.

    Como ven, si no están de acuerdo con lo dicho, entonces deben cambiar el nombre de la Pontificia Universidad Católica del Perú, podría ser Universidad Privada del Perú

    • Ex alumno PUCP dice:

      Es claro que una vez perdido el juicio la Iglesia Católica va intervenir en la administración de la universidad. Es un hecho. Sin embargo, la preocupación principal debe ser que el nivel académico siga siendo el mismo y mejore.
      Este cambio debe ser positivo porque con ello la Universidad Católica volverá a ser una casa de estudio de acuerdo a los principios cristianos, voluntad que se observa en el herencia de Riva Aguero y el el título de Pontificia. Yo como ex-alumno me alegro saber esto, porque en mis epocas de estudiantes observe y vivi conductas no correctas de alumnos y profesores, como eran grupos de ateos, homosexuales y lo más grave personas faltos de buenos valores y costumbres. Eso es inaceptable en una universidad CATOLICA.
      Gracias a Dios las cosas se van a arreglar pronto. Hay que tener en cuenta que la Católica no es una universidad como las otras (De Lima, Pacífico, Cayetano), el la casa de estudio que tiene que enseñar de acuerdo a la doctrina cristiana. Lo cual no se hace y lo afirmo por mi experiencia de alumno. Lo más importante es que el nivel académico mejore, los otros cambios son necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*