Archivo de la categoría: Arte y Cultura

New category

DÍA DE LA CANCIÓN CRIOLLA

LA GALA DEL CRIOLLISMO

Lima está de fiesta, la canción criolla se viste de gala
Las guapas limeñas lucen su belleza y gracia sin par
Las cuerdas de la guitarra trinan, los criollos corazones vibran
A los alegres sones de la canción popular
Vals, Acuarela Criolla

Cantante Eligio Ronceros, gran criollo bajopontino

Se nos viene un nuevo día de la canción criolla que de seguro nos traerá, además de jaranas en callejones, centros musicales y peñas, el pánfilo debate acerca de su peruanidad, su autenticidad y hasta de su “posición política”. La referida polémica es sin duda extraña pues cuestiona una manifestación cultural no en base a criterios estéticos sino ideológicos. Más extrañas aún son algunas afirmaciones que he escuchado como: “el criollismo tomó el poder en la época de Velasco”; “el criollismo es la careta oficial del Estado que posterga a la música andina” y otras más que, por perogrullescas, no voy a reproducir.

Me parece que las ideas anteriores provienen de una lectura bastante trasnochada del Amauta José Carlos Mariátegui, cuya acertada crítica del centralismo limeño fue indistintamente aplicada por sus seguidores a las expresiones culturales limeñas, muchas de ellas de origen más bien popular. Curiosa confusión: aquellos criollos tildados casi de reaccionarios fueron los mismos zapateros, panaderos, tendederos y trabajadores textiles que conquistaron la jornada de las ocho horas en 1919, y Mariátegui los apreciaba mucho.

La cuestión de Velasco es también exuberante. En los últimos cuarenta años he escuchado y visto diferentes spots publicitarios, algunos de ellos políticos y es común que utilicen tal o cual género musical para difundirse. Este fue el caso de la omnipresente tecno-cumbia “el ritmo del chino” en 2000. No me quedan dudas de que las políticas asistenciales que el fujimorismo aplicó a los sectores urbano-marginales le han granjeado una clientela política cautiva, pero de allí a decir que la tecno-cumbia es fujimorista hay un paso hacia el abismo de la sinrazón y la ignorancia que yo no voy a dar.

Es cierto que durante el Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada se difundieron dos bellos valses -“Contigo Perú” e “Y se llama Perú”- como parte de su programa nacionalista. Estas canciones se hicieron tan populares que han trascendido en el tiempo y hasta el día de hoy forman parte de nuestro acervo patriótico. Sin embargo, cabe recordar que fue también Velasco quien aplicó la Reforma Agraria y convirtió a Túpac Amaru II en precursor indígena de la Independencia y la nación peruanas. Si un régimen en el siglo XX se preocupó por reivindicar lo andino, éste fue el de Velasco. Por ello creo pertinente una reinterpretación del proyecto nacionalista del GRFA, el que apuntó hacia la construcción de una nación plural, mestiza e inclusiva, nutrida por manifestaciones culturales diversas.

En los actuales tiempos, de fragmentación ideológica y globalización, el flolklore debe ser visto como parte del amplio repertorio cultural que conforma la identidad del individuo. Lo criollo, lo andino y lo amazónico; el vals, el huayno y la tecno-cumbia forman parte de él cuando dicho individuo es peruano. Por lo pronto baste con comprender la cuestión y a ver si este 31 de octubre les permitimos a los seguidores de Felipe Pinglo, Carlos Saco, Pedro Espinel y Pablo Casas jaranearse como es debido, sabedores de continuar una hermosa manifestación de la cultura peruana.
» Leer más

CONCIERTO DE LAVANDA AFRO-ROCK

CONCIERTO DE LAVANDA AFRO&ROCK

Estimados Lectores:

Tengo el agrado de comentarles que con motivo de mi cumpleaños LAVANDA afro&Rock dará un concierto en Jazz Zone de Miraflores, en éste se interpretará lo mejor de mi repertorio musical.

Están todos invitados

Les paso video
http://www.youtube.com/watch?v=b28fbnbJWt0

Saludos muy cordiales, los espero

Daniel Parodi Revoredo

Coordenadas
Día: Jueves 6 de octubre
Hora: 9 y 30 pm
Lugar Jazz Zone, av. La Paz 656 pje. el Suche, Miraflores
Donación 10 n/s
Reservas daupare@hotmail.com » Leer más

MIS COMBATES POR LA HISTORIA

MIS COMBATES POR LA HISTORIA

Por: Daniel Parodi Revoredo

Hoy una historia puede contarse de muchas maneras

Publicado hoy en La República
http://www.larepublica.pe/02-09-2011/combates-por-la-historia

Reflexionando acerca de la historia, el filósofo catalán Manuel Cruz sostiene que su finalidad debe ser el bien para la sociedad y “drenar al presente de la querencia del pasado por invadirlo para luego apropiárselo”. Sobre la memoria, Tzvetan Todorov nos dice que existe una de contigüidad y otra ejemplar. En la primera, el acontecimiento pasado duele en el presente; en la segunda, el recuerdo es desplazado a una posición periférica y se obtiene de él una enseñanza para el futuro.

Estas posiciones no serían posibles de no haberse producido el salto hacia la posmodernidad en el periodo situado entre los fines de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra fría (1945-1990). La Segunda Guerra condujo al quiebre a la idea moderna que sostenía el progreso continuo de la civilización, dirigido desde Occidente; la caída del muro y del mundo socialista acabaron con el imperio de las ideologías, con la polarización del mundo entre comunistas y capitalistas, y con las certezas en los marcos teóricos de las ciencias sociales.

La crisis descrita afectó la producción intelectual que giraba en torno a grandes modelos de análisis de la sociedad, como lo fueron el marxismo y el estructuralismo. Estos afrontaron el cuestionamiento de su pretendida cientificidad. La referida crítica se inició en la década de los 70 con el giro lingüístico y el aporte de los intelectuales narrativistas, quienes propusieron que las ciencias sociales en general, y la historia en particular, poseían una dimensión discursiva que filtraba en el análisis las demandas del presente, las ideologías dominantes, las propias vivencias del investigador, etc. El referido cuestionamiento abarcó también la historia positivista del siglo XIX que, por bizarro que parezca, mantiene presencia gracias a la gran demanda cotidiana de “historias verdaderas” protagonizadas por héroes, villanos, patriotas o traidores. Pero tras el giro lingüístico no había ya certezas para las grandes teorías, ni verdades absolutas para los positivistas.

Es por ello que en mi trabajo intelectual he optado por especializarme en los procesos de reconciliación históricos entre colectividades –países, grupos humanos- confrontados por conflictos del pasado; en el entendido que la superación de viejos traumas favorece el desenvolvimiento de la sociedad en el presente. De allí que algunas de mis reflexiones en esta columna hayan tratado el tema de la reconciliación al interior del Perú y de la otra –tan necesaria- con Chile, pues parto de la premisa de que la valoración subjetiva de los colectivos afecta el quehacer cotidiano.

También por ello, en mis últimas publicaciones he analizado los discursos peruano y chileno acerca de la Guerra del Pacífico, pues creo que el entendimiento de sus motivaciones profundas puede favorecer la superación de los odios. Del mismo modo, en mi ensayo CUANTO QUEDA DE AQUELLO reclamo un nuevo punto de partida para escribir la historia republicana del Perú, en el cual, sin falsear la realidad, los descendientes de protagonistas y colectividades confrontados en el pasado puedan conversar, acercarse, conocerse y vivir mejor. Creo, además, que las nuevas generaciones no quieren heredar nuestros conflictos, sino más bien superarlos, aunque sin dejar de aleccionarse con ellos.

Desde la Cátedra, abordo los temas polémicos a través de la presentación de invitados y aportes bibliográficos diversos y hasta opuestos, pues no creo en los pensamientos únicos y sí en la fragmentación de los discursos. Creo en el conocimiento caleidoscópico que integra en simultáneo variedad de puntos de vista y me imagino un universo de múltiples historias que no son estrictamente ciertas, pero que sí poseen una dimensión de verdad, todas juntas alternándose en el “zapeo” intelectual del individuo.
» Leer más

FACUNDO CABRAL

No estás deprimido, estás distraído*

Daniel Parodi Revoredo
parodi.da@pucp.edu.pe

“Dios te puso un ser humano a cargo
Y eres tú”

Facundo Cabral

Me gustaría decir, en estas líneas, que Facundo Cabral no está deprimido, está distraído, pensando sobre qué escribir y sobre qué cantarle una vez más a la vida. Me gustaría decir que está observando sus delfines y que sigue decidiendo a cada instante lo que quiere hacer, que está pensando en la gloriosa vejez de Moisés, aliviándose a sí mismo y aprendiendo más lecciones de la vida.

Me gustaría decir que sigue en constante movimiento, viviendo el presente y dejándole a Dios el futuro, me gustaría que me consolase en estos momentos, diciéndome que no perdí a nadie y que el que murió solo nos adelantó y se fue a ese lugar donde viven Gandhi, La madre Teresa, tu abuela y mi madre.

Me gustaría que hoy me diga que para encontrar la felicidad debo escuchar a mi corazón antes que a mi cabeza, aquella cabeza que no acepta que la vida es como es y no como debería ser. Que me anime, que me diga que haga lo que amo y que no haga nada por obligación, para así poder alcanzar la plenitud.

Me gustaría que me ponga de ejemplo la muerte de su esposa e hijo en un accidente de aviación para levantarme los ánimos, que me diga que me ame primero a mí para después amar a los demás, que me reconcilie conmigo mismo y que decida hoy mismo ser feliz. Y que me recuerde que sufrir es una pérdida de tiempo.

Me gustaría que me mencione las mil y una noches, la nieve del invierno, las flores de la primavera, la baguette francesa, los tacos mejicanos, el vino chileno, el fútbol de los brasileros, la Divina Comedia, el Quijote, Pedro Paramo, a Beethoven, Mozart y Chopin, A Picasso y a Rembrandt. Me gustaría que hoy me sugiera que en lugar de desocuparme en mi pena, me ocupe en el servicio a los demás, que ayude al niño que me necesita y a los viejos, y que me recuerde que, frente a su propio asesinato, el bien sigue siendo mayoría -solo que es silencioso- y que hay millones de caricias que alimentan a la vida.

Me gustaría que me diga que crezca en el amor para ser más pleno y que no deje al miedo distraerme del amor, que no me distraiga de las maravillas que suceden a mi alrededor y que no me deprima por algo que pasó. Como quisiera que hoy me diga que no me distraiga del todo, que es ahora mismo.

*Título de hermoso poema de Facundo Cabral, con el que dialogo en estas líneas.
Este artículo se publicó en el Diario La República el día de Hoy » Leer más

LOS 20 AÑOS DEL COLOQUIO DE HISTORIA DE LA PUCP

“Juventud, divino tesoro
ya te vas para no volver
y cuando te veo partir lloro
y a veces lloro sin querer”

En mi carrera de historiador he leído mucho acerca de la construcción de la nación y de como ésta se realiza, en ciertos casos, a través de tradiciones inventadas. Pensando sobre aquello me he dado cuenta, con una singular satisfacción, que he asistido, y es más, he participado del nacimiento de una tradición pero que se funda sobre bases muy reales.

Recuerdo que apenas me enteré del primer coloquio. Yo aún no pasaba a facultad y Blanche Arévalo, que entonces llevaba conmigo Realidad con Fernando Tuesta, hoy nuestro gran amigo, me comentó del evento y me animó a asistir a una de las ponencias. Recuerdo y admito que fui con bastante escepticismo pues entonces pensaba más en la política, cuando no en la pelota.

Ya en facultad, recuerdo los tres o cuatro coloquios de los que participé y que ahora se entremezclan en mi memoria, recuerdo al Padre Klaiber clausurando uno, y a Giselita Hurtado clausurando otro con emotivas y sentidas palabras en ambos casos. Recuerdo, como no, el sobrio halago que recibí de la Doctora Regalado, la iniciadora de tan rica tradición, quien, luego de que moderé una mesa -sabe Dios cuál- me dijo una sola palabra: buena! Cómo olvidar los nervios que tuve en el primer panel que integré al lado de la Doctora Margarita Guerra, cuando comentamos una ponencia sobre la Guerra del Pacífico de Patricio Rivera, amigo y colega chileno.

Recuerdo, ya años después, el homenaje a José Augustín de la Puente Candamo, el discurso de Erick Devoto sobre su trayectoria y el posterior agradecimiento del Maestro, certero y ponderado, a la vez que emocionado. Han pasado veinte años y ha llegado la efemérides, nuestra efemérides, la fiesta de una tradición que persiste y que hace veinte años inventamos todos nosotros. Que vengan muchos coloquios más entonces! y que perdure el trabajo de acercarnos cada vez más por los rectos caminos de Clío.

Daniel Parodi Revoredo

Los interesados en el XX COLOQUIO INTERNACIONAL DE ESTUDIANTES DE HISTORIA pueden consultar la web del evento:

http://blog.pucp.edu.pe/blog/coloquiodehistoria

» Leer más

LA NACION Y EL MINISTERIO DE CULTURA

El Ministerio de Cultural y la nación peruana

Por: Daniel Parodi Revoredo

La aprobación de la Ley que crea el Ministerio de Cultura torna en realidad un antiguo anhelo nacional y coloca en la agenda política el debate acerca de las que serán sus funciones y proyección sobre la sociedad.

Sin lugar a dudas, pensamos que la finalidad del flamante ministerio debe ser la construcción de la nación peruana, entendida como conjunto de personas que comparte no sólo un territorio y gobierno, sino también una serie de características históricas y culturales . Este planteamiento, sin embargo, parece oponerse a la idea que sugiere la puesta en valor de la pluriculturalidad peruana, la que se expresa en cientos de manifestaciones artísticas y lingüísticas.

En realidad, lo que a simple vista parece ser una contradicción es en realidad la gran oportunidad de concluir con el proyecto de nación iniciado por los fundadores de la República. Así, una política estatal de la cultura debe trazar los vasos comunicantes entre los diversos acervos culturales con los que contamos, para que, al compartirlos, logremos edificar un gran “nosotros colectivo”.

Creemos que es de esta manera que los peruanos podremos compartir características comunes que antes ponderábamos como factores de diferenciación. No se trata pues de homogenizar la cultura, sino de difundirla en su variedad y de darle dimensión nacional para de este modo favorecer la inclusión social.

Por otro lado, la centralización de los esfuerzos encaminados a establecer la denominación de origen de cientos de productos peruanos parece urgente y debería ser tarea del flamante Ministerio de Cultura en coordinación con Indecopi. La decidida participación del Estado en esta temática supondrá la obtención de importantes beneficios económicos para el país, así como la reafirmación de la peruanidad de una serie de especies nacionales como son los casos del pisco y de la maca.

En síntesis, ser una nación no significa compartir el mismo acervo cultural, sino más bien representa una asignatura pendiente para el Estado, que debe extender vasos comunicantes que relacionen y unifiquen a los ciudadanos de una sociedad como la nuestra, plurilíngüistica y multicultural.
» Leer más

Las Palabras Esdrújulas de Pinglo

LAS PALABRAS ESDRÚJULAS DE PINGLO
Pinglo
Pinglo en foto poco conocida

El vals Palabras Esdrújulas -que otros llaman “Las Esdrújulas”- es el que le dio el nombre a nuestro blog. La letra de esta exquisita canción de Felipe Pinglo presenta características marcadamente vanguardistas.

A través de sugerentes metáforas, “El bardo” nos introduce en las veleidades de los sentidos. El país idílico y sus melódicas romanzas evocan la China mientras que el fluido etéreo y exótico desata un universo de sensaciones. La alucinación llega del espacio con sonidos atmosféricos y las ondas hertzianas nos evaden de la realidad con un indescifrable mensaje.

Palabras Esdrújulas ubica a Pinglo en el centro del movimiento de vanguardia que se manifestó en la Lima de principios del siglo XX y de la que formaron parte poetas de la talla de Martín Adán, César Vallejo y Alberto Hidalgo. Bajo el precepto de que la única regla posible es que no existe ninguna, el compositor de los Barrios Altos combina sus esdrújulas hasta lograr un vals tan suigenérico como el teorema que propone y que guarda en su contenido un incógnito enigma.

Soñando en una hipótesis,
de aquel país idílico,
los organismos psíquicos,
de espíritu ancestral.

Resuena en mis oídos,
melódicas romanzas,
y puedo el fluido etéreo,
exótico aspirar.

Y llegan del espacio,
sonidos atmosféricos,
por las ondas hertzianas,
traídos hacia acá.

Simbólico el mensaje,
en lenguaje políglota,
jeroglíficos signos
no acierto a descifrar.

Indescifrables signos,
de un incógnito enigma,
teorema sui genérico,
de vocalización.

Simbólica y omnímoda,
otrora espiritística,
pindáricas dicciones,
anatematizadas,
por el flagrante estigma,
de la involucración.
Vals Palabras Esdrújulas
Felipe Pinglo Alva

El logaritmo en derrota
por el exágono plañe
a cera que se derrite
y a miel que fluye en Dios Cauce.
(Fragmento de La Campana Catalina
De Martín Adán)

martin_adan

Martín Adán, exponente de nuestro vanguardismo literario

» Leer más

La Casa Roja

Estimados amigos:

Comparto con ustedes el poemario titulado “La Casa Roja”. Con este trabajo gané los juegos florales de UPC en 2007 o 2008, ya no lo recuerdo bien.

Espero les agrade

Daniel

LA CASA ROJA

20100617-casa-roja.jpg

La Casa Roja

He contemplado por la tarde
Que había tonalidades en la casa
Donde persuadido de pasado
Creí sepultar mis ilusiones

Antes

No sé si atarme a la ilusión
De tu singular imagen
O si detenerme a contemplar
Cuatro trepidantes sobras
A la caza de tu laberinto

El camino

No sé hasta dónde lleva
La pequeña embarcación marina
Al océano verde de árboles y flores
O hacia el firmamento de gigantes marionetas

Por las escaleras

Soy el espiral y el vértigo
El tiempo ha vuelto a refregar mi vida
El infinito anuncia a lo alto
Que la ameba asecha
Se acerca y me intimida

Pecas

Sólo sé que no he entendido
Absorto de tu claroscuro
Los infinitos puntos que he unido con delicadeza
Para delinear perfectas tus constelaciones

Cóncavo y convexo

Con colores tenues configuras
Tus graves y agudos con los que trajinas
A mis sensaciones tras la curvatura

Voy hacia el serpentín
Que convoca tu violencia

Coloquio

El ritmo ha vencido al contenido
Del coloquio por donde se asoma
El refugio del pequeño arácnido

La cadencia ha dado paso al vértigo
Que sosiega la avidez de mi ternura
De mis ocho patas
Y mi aguijón ponzoñoso

Castañas

Las castañas que dejé sobre la mesa
Prodigaron la noche a la intemperie
Pernoctaron mirando su árbol
Y esperaron con paciencia
La graciosa calidez de su crepúsculo

Lomas

Recorrí el camino en que se extienden
Sobradas y laxas curvaturas
Con rosadas lomas que salpican
Manantiales de aguas cristalinas

Intersección

Se cruzaron las dos sendas que transito
En la intersección de un reino imaginario
Donde detallé confines y parajes
Donde pernoctó la eternidad
De mi centésima de segundo

El cactus de las lomas frescas

Me he arrebatado de la noche cubierta
Para descubrir las lomas matinales
Húmedas y versátiles

Y me deslicé desde la cima
Donde florece a veces
El frágil cactus que mañana
Humedecerá de nuevo la pradera

Pan árabe integral con queso fresco y salsa de tomate

De marrón, de rojo y blanco
Edifiqué el confín de tu paraje
Que mi saciedad ha procreado
Al atardecer de su fortaleza

Retorno

Dejé con la penumbra
Las tonalidades de la casa roja
Zarpó mi embarcación marina
A mi otra selva de cemento
De metal y de barullo

pd. 70

Falta un verso para el número 70 de tu cábala extraña

» Leer más

CRIOLLISMO PERUANO

Estimados lectores:

Tengo el agrado de compartir con ustedes la siguiente colaboración del historiador Eligio Ronceros que trata acerca de temas diversos relacionados con la cultura popular limeña o el criollismo.

Espero sea de su agrado y quedo presto a recibir sus colaboraciones para incluirlas en Palabras Esdrujulas

Saludos cordiales

Daniel Parodi Revoredo

20100411-20100312-Malambo.jpg
Calle Malambo en el Rímac

SOBRE MALAMBO, AMOR FINO Y OTROS TEMAS DEL CRIOLLISMO
Estimados amigos:

Quisiera aportar algunos datos importantes, en torno a los nombres de las calles del Rimac, al origen del nombre Malambo y por supuesto, con respecto al Amor Fino.

1- Basándonos en el plano que levantó sobre Lima el viajero francés Amadeo Frezier en 1713, en el plano del inspector Escobedo sobre los cuarteles de Lima en 1767 y, en el plano de Lima de 1821 (utilizado como fuente por Juan Gunther en su libro “Planos y Calles de Lima), podemos afirmar que los nombres de las calles de la actual avenida Francisco Pizarro son los siguientes:

Cuadra 1.- Acequia alta de Abajo el Puente.

Cuadra 2.- Prevoste.

Cuadra 3.- San Francisco de Paula Viejo.

Cuadra 4.- Malambo.

Cuadra 5.- San Francisco de Paula Nuevo.

Cuadra 6 y 7.- Bao.

Cuadras 8, 9, 10 y 11.- Guía.

Cabe mencionar, que lo que es actualmente Pizarro comenzaba en la Plazuela de San Lázaro (1er Leprosorio de Lima colonial) y terminaba en la plazuelita de la iglesia de Nuestra Señora de Guía (1er Leprosorio de Lima republicana). Por lo cual, los bajopontinos que hemos nacido y vivido en las calles del actual Av. Francisco Pizarro eramos molestados antiguamente por la gente de Barrios Altos (“Alto Lirio”) con el apodo de “Carachosos”.

2- Con respecto al término Malambo, ésta era la denominación que recibía sólo la cuadra 4 de Pizarro. Pero, este nombre con el tiempo se extendió a las cuadras 5, 6 y 7 de la avenida ya mencionada.

Sobre el nombre de Malambo, este no tiene un origen africano como es común creer; sino más bien, tiene un origen netamente americano y proviene de los árboles de Malambo que otrora, se extendían frondosos a lo largo de toda la avenida.

Al respecto, quiero mencionar que en la 1ra Relación de Indias del padre Fray Ramón Pané (1500), se hace constar la existencia de abundantes árboles de Malambo en Cuba, los cuales aún existen. También los cronistas hispanos, mencionan haber encontrado este tipo de árbol en toda la costa de la actual Cartagena de Indias en Colombia.

Pedro Cieza de León “El príncipe de los cronistas”, menciona en su “Crónica del Perú” (1555) que los Malambos ya eran abundantes en la zona del arrabal de San Lázaro, que es el nombre con el que en sus inicios se le conoció a la zona que después sería Abajo el Puente.

Toda esta información documental, permite asegurar que el término Malambo es de origen americano y probablemente Taíno (etnia originaria de las Antillas). Pero, la creencia popular la imaginaba africana. Esto último, por la gran presencia de población de origen africano desde el siglo XVI (F. Bowser, 1985) en los barrios de Abajo el Puente.

3- Sobre el género musical llamado “Amor Fino”, este consiste en un canto en contrapunto, en el cual, participan 2 ó más cantores quienes van cantando cuartetas sobre temas diversos. Ningún cantor puede repetir lo que otro cantó, pues sino, pierde y cuando se inicia un pleito -léase, un cantor reta a otro con una cuarteta- el retado debe responder con una cuarteta pertinente o más ingeniosa. En esto último, el Amor Fino guarda un gran parecido con la Cumanana Piurana.

Sobre el Amor Fino como género de canto popular, puedo asegurar que éste no está extinto. Eso sí -como bien dice el investigador Darío Mejía- hoy en día es practicado por un muy reducido grupo de criollos en algunos recónditos lugares de Lima.

Cabe mencionar, que no ha podido rastrearse el origen exacto del Amor Fino. Sin embargo, en una entrevista que le realizaron a don Augusto Azcuez Villanueva “Cabeza e Comba”, el notable periodista César Lévano y la musicóloga chilena Margot Loyola ( Revista Caretas , 1977); nuestro “Señor de la Jarana” aseguraba que sólo sabía que había llegado del norte.

El maestro Azcuez añadía en un artículo suyo, que recordaba haber escuchado “Amor Fino” desde que tenía uso de razón y que sus tíos Mateo Sancho Dávila y Santiago Villanueva (grandes cantores malambinos de la segunda mitad del siglo XIX) lo cantaban con maestría (Suplemento VSD de La República, Julio 1982); lo cual, nos remonta a por lo menos la última década del siglo XIX.

Sobre en qué momento surgió o llegó este hermoso género a Lima, habrá de por medio mucho por investigar. Pero, es pertinente recurrir a los artículos costum-bristas de Manuel Atanasio Fuentes “El Murcielago”, para confirmar que el género ya estaba instalado en los barrios bajopontinos desde mediados del siglo XIX.

Por último, quiero añadir con orgullo que en ningún otro lugar de Lima criolla se practicó y dominó el Amor Fino como en el barrio de Malambo. En donde, ilustres familias bajopontinas como: los Azcuez, Mendiola, Arteaga, Sancho Dávila, Villa-nueva, Huambachano… hicieron del Amor Fino el más representativo género de la picardía y enjundia criolla.

Y como decía mi padre:

Eso que tú estás cantando,

en cualquier lugar se enseña

Aprende a cantar en Malambo,

si quieres cantar en Peña.

Un abrazo.

Eligio Ronceros Espinoza.

Historiador y Educador.

» Leer más

Felipe Pinglo Alva

Estimados amigos: comparto con ustedes el presente artículo que publiqué en el Diario La República allá por el año 1999, cuando se conmemoraba el centenario del nacimiento de Felipe Pinglo Alva. De hecho, el nombre de este blog -Palabras Esdrújulas- alude al titulo de un vals del referido autor.

Espero sea de su agrado

Saludos cordiales

Daniel Parodi Revoredo

LAS 4 VOCES DE FELIPE PINGLO ALVA

Cuando en el año 1899 nació Felipe Pinglo, pocos imaginaron los grandes cambios que en las décadas siguientes iban a afectar, y para siempre, la vida de Lima y de los limeños. Paulatinamente, automóviles, tranvías, convulsiones sociales y un inconfundible olor a multitud iban a matizar el escenario urbano de nuestra otrora aristocrática capital.

La inversión extranjera y la proliferación de fábricas textiles agitaron el ambiente de sus calles. Los barrios populares aumentaron su población, y los artesanos de antes comenzaron a constituirse en una emergente clase obrera. Mientras tanto, los sectores acomodados cerraban sus filas y se agudizaban las diferencias y confrontaciones sociales. Como en Inglaterra un siglo antes, mujeres y niños participaban, a la par que los hombres adultos, de las faenas laborales más exigentes.

la reivindicación social es entonces la más difundida de las voces de Felipe Pinglo, quien, desde las populares calles de Barrios Altos, denunciaba:

Si muchos de nosotros auscultar pudiéramos
la verdad cruel y triste de este diario luchar
viviendo en un instante de mortal desengaño
compráramos los diarios para otorgarle el pan. (valse, el Canillita).

Pinglo también le cantó al amor, tópico fundamental en sus composiciones. Por su depurado lirismo, el periodista Willy Pinto lo comparó con los principales poetas románticos:

Bendita tu seas hada de los bosques
diosa del martirio, bello ángel de amor
hoy que tu me amas tu nombre tan puro
grabaré yo Amelia en mi corazón.
(valse, Amelia).

Por otro lado el movimiento vertiginoso que imprime la modernidad inspiró al compositor. Pinglo dedicará pasajes de sus letras al cabaret, el ferrocarril y los automóviles. Además, musicalmente se nutre con la influencia de ritmos norteamericanos de moda, como el fox trot y el one step:

Acelerando a fondo el corazón
la mano en el volante del amor
la otra está pronta a frenar
si se desvía mi pasión.
(One step, amor a 120).

La década de los veinte encontró un escenario imaginario en el que los actores sociales podían invertir los roles que le estaban asignados: el fútbol. Felipe Pinglo era hincha de Alianza Lima y de su as, Alejandro Villanueva :

Maestro del pase entre tus pies
el balón esclavo tuyo es
dominado siempre ha de llegar
donde tu saber lo quiera enviar
(polka, Alejandro Villanueva).

La reivindicación social, el amor, la modernidad y el deporte son cuatro tópicos que Felipe Pinglo maneja notablemente. Su versatilidad lo convierte en agudo observador de la realidad de su tiempo, la que describe, según el caso, con ternura, pasión, alegría o tristeza.

Sin embargo, la obra de Pinglo no ha sido aún debidamente compilada, es probable que estudios más rigurosos le descubran más facetas. Por ejemplo el compositor barrioaltino dedicó bellísimos versos a las flores en temas como Decepción, Celos, Llegó el invierno, Bouquet, entre otros.

Así como Toulouse-Lautrec inmortalizó a Jane Avril, las letras de Pinglo describieron a los personajes de su tiempo. Sus musas, muchísimas fueron inmortalizadas en temas como Amelia, La Morena Rosa Luz y Angélica. Otros, como Luis Enrique “eL Plebeyo” y Jacobo “el leñador” también fueron retratados.

Pinglo dejó escuela; sus discípulos, en singular mimetismo, lo hicieron protagonista de la Lima que retrató. De este modo, junto con la obrerita, el bodeguero italiano y la picaronera Isabel; el bardo, el maestro o, sencillamente, Felipe enriquecieron el paisaje urbano capitalino de principios de siglo. En póstumo homenaje, que hacemos nuestro, Serafina Quinteras y Eduardo Márquez Talledo le cantaron:

Subió hasta los austeros
palacios principescos
y floreció en las almas
y palpitó en las rosas.

Daniel Parodi Revoredo

P.d. Los lectores que deseen suscribirse a Palabras Esdrújulas sólo tienen que descifrar la clave y colocar su dirección electrónica a la derecha de esta página. » Leer más