Shutter Island: secuencia inicial.

[Visto: 164 veces]

Percy M. V. Rodríguez

Desde los créditos iniciales se introduce un aura inquietante mediante la música. Scorsese crea una atmósfera de misterio y suspenso convirtiendo a una isla en un personaje más de la película.
La secuencia inicial abre con el encuentro de “Teddy” Daniels y su compañero Chuck mientras se dirigen a Shutter Island, que alberga un hospital psiquiátrico donde los dos federales investigarán la desaparición de un asesino. Se nos intenta situar desde la perspectiva de Daniels, interpretado por Leonardo DiCaprio, porque es a través de él que descubriremos el lugar y al mismo tiempo, mediante una serie de flashbacks y sueños, las tragedias y traumas que su mente evoca.
Scorsese se enfoca principalmente en la distinción “realidad” /flashback¹ y cómo el uso de la cámara nos induce a creer en la realidad que Teddy Daniels construye. La película empieza con un plano general², en donde vemos a un bote salir de una espesa bruma. Luego el lente se abre sobre DiCaprio, cuyo personaje, junto al de Mark Ruffalo, Chuck, se dirige hacia Shutter Island.

El tono, a lo largo de esta secuencia, está en clave baja³, es decir, una luz dura que intensifica el contraste para enfatizar las sombras de la cara, con algunas excepciones. En el lavabo, donde se nos introduce por primera vez a Teddy, la luz alta que proviene de una ventana abierta echa un brillo en el lado izquierdo de su cara, mientras que el lado derecho queda parcialmente oscuro. Al caminar hacia la cubierta atraviesa dos lámparas amarillentas que perturban el tono melancólico de la luz inicial.
Ya en cubierta, los colores se vuelven monocromáticos, con un fondo borroso creando un espacio plano. En contraste al azul frío de las primeras imágenes, el primer flashback está hecho a base de temperaturas de color mixtas; amarillos, verdes y rojos; creando una sensación casi débil y endeble. Teddy y su esposa, la fallecida Dolores, son los únicos sujetos en la habitación iluminados por una luz de fondo. Esto crea un look surrealista comparado con el tono de “realidad” visto durante toda la película. Después, cuando Teddy sale del flashback por la visión del agua, Dolores regresa rápidamente en forma de un fotograma congelado. Este es el único que vemos a lo largo de la película, y que enfatiza el punto central de la trama poniendo a los espectadores al tanto de su rol.

Otro factor que usa Scorsese es la música cambiante. Como gran fan del cine de Hitchcock y las composiciones de Bernard Herrman, acompaña los momentos reveladores con fuertes repeticiones de golpes sobre los acordes. Pero durante la secuencia inicial, empieza con una melodía que, combinada con el ambiente y el sonido que hace el buque, crea una misteriosa y tensa sensación que continua a través de la escena entera. Esta melodía continúa dentro del flashback, pero se complementa con otro sonido, uno que evoca la melancólica voz de una mujer.

Justo cuando el flashback es interrumpido por la vista del mar, el sonido de las olas domina, siendo la primera vez que las oímos. Y al tiempo que aparece el fotograma congelado de la esposa, gracias al montaje, aún oímos el agua corriendo de fondo, vinculando estos dos elementos. Pues el agua es el elemento detonador del trauma de su esposa ahogando a sus hijos. A medida que se ve rodeado de más y más agua a lo largo de la película este dramático recuerdo emergerá.
Por otra parte, el ángulo de la cámara también juega un papel significante al persuadir al espectador hacia la realidad de Teddy desde el inicio. Él es el primer personaje al que se nos introduce, pero la cámara toma distancia en el primer plano donde solo vemos desde atrás en un plano medio. La cámara se ladea con las olas, provocando una sensación de mareo y conectándonos así al estado físico de los personajes. Mientras Teddy se mira en el espejo, la cámara es deliberadamente posicionada detrás suyo para mostrarlo con su sombra, creando dos hombres en un solo encuadre, lo que insinúa una división de personalidad.

Poco después, el personaje de DiCaprio rompe la cuarta pared⁴ al mirar al espectador directamente en un primer plano⁵ frontal. Al romper la cuarta pared, un personaje reconoce que se encuentra en una ficción, ya sea directa o indirectamente. En este caso es de manera indirecta, como si el director tratara de decirnos que lo que vamos a presenciar a través de Teddy es una ficción dentro de su mente y de la que no es consciente. La conexión entre él y el espectador ya ha sido establecida y seguimos su punto de vista.

Seguimos a Teddy desde el lavabo hacia la cubierta con un paneo y un zoom. Primero se enfocan las esposas colgando desde el techo y a través de ellas se cambia el enfoque a Teddy caminando a lo largo de la habitación. La cámara se acerca y lo sigue de una puerta a la otra y de nuevo se nos remarca que seguimos todos sus movimientos.

Esto se configura perfectamente con la siguiente escena con Teddy saliendo a la cubierta, encuadrado tras las barras y mirando a su colega Chuck. Chuck está posicionado según la regla de los tercios⁶ y de espaldas al espectador lo que nos impide identificar si es un amigo o enemigo.

En cubierta, la cámara continúa remitiéndonos a la condición física de Teddy, ladeándose con las olas mientras este habla. Sin embargo, cuando Chuck responde la cámara es más estable. Su conversación consiste en planos medios hasta cierto punto en que el enfoque cambia, arrastrándonos hacia la mente de Teddy justo antes del flashback.
Todos estos elementos nos posicionan en el punto de vista del personaje de Leonardo DiCaprio, quien ofrece una actuación madura y vulnerable, sin revelarnos en dónde difiere con una visión objetiva de los acontecimientos. DiCaprio es hábilmente apoyado por actores eximios como Ben Kingsley y Max von Sydow, que emanan hostilidad como el personal del hospital en todas las escenas incrementando la tensión que siente nuestro protagonista. Y que, gracias a la dirección de Scorsese al desdoblar sus herramientas a favor de la historia, como se muestra en la primera secuencia, alcanzan un clímax desconcertante y apasionante.

Glosario:

¹Flashback: técnica narrativa que altera la secuencia cronológica de la historia trasladando la acción al pasado.
²Plano general: plano cinematográfico que muestra enteramente a un sujeto junto con el escenario.
³Clave baja: técnica de iluminación que incrementa los tonos negros de la imagen para crear un efecto desolador. La clave alta sería lo opuesto.
Cuarta pared: pared invisible imaginaria frente al escenario por el que la audiencia ve a los personajes actuar.
Primer plano: plano cinematográfico que recoge el rostro y parte de los hombros.
Regla de tercios: forma de composición básica que divide una imagen en 9 partes distintas usando 2 líneas, verticales y horizontales, paralelas imaginarias. Consiste en distribuir los elementos en las intersecciones de dichas líneas.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *