[Visto: 266 veces]

Huánuco, a junio del año 2015                           CC JMSR Paucarbamba (5)

En Huánuco unos jóvenes se vienen dedicando a discutir estrategias de desarrollo humano, en sus vertientes económicas y sociales. No son la mayoría; pero su tesón, perseverancia y seriedad los están llevando a convertirse en una élite. Lo hacen a propósito de la Conferencia Nacional de Desarrollo Social Juvenil, aunque sus reflexiones los irán posicionando como generación, más allá de actividades concretas.

En ese marco, conviene repasar la situación de los jóvenes peruanos desde el punto de vista de su desarrollo económico, que pasa por sus expectativas de empleo decente. Al respecto, cabe recordar las cruciales manifestaciones contra la ley de reducción de derechos laborales de los jóvenes (“ley pulpin”) de hace algunos meses, que expresaron un rechazo radical a la explotación laboral. Y no fue para menos, en un contexto donde el 85% de los jóvenes trabaja sin un contrato, según la OIT en el informe “Trabajo decente y juventud en América Latina”. Este mismo informe advierte que 20,1% de los jóvenes de entre 15 y 24 años ni trabaja ni estudia. Porcentaje peligroso, pues podría indicar la existencia de una fuente enorme de improductividad y hasta de criminalidad en la marginalidad. En todo caso, otro estudio, esta vez de la Universidad Católica ( Jóvenes que no trabajan ni estudian: el caso peruano, http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/economia/article/view/11414) precisa que el 74,09% de las jóvenes de entre 15 a 29 años que ni trabaja ni estudia, son mujeres, lo que agudiza la desigualdad. Por su parte, el informe de la OIT indica que no se están generando empleos de calidad ni hay vinculación entre los sectores más dinámicos y los más atrasados de la economía. Es decir, el crecimiento económico no ha sido el de una locomotora, donde el motor de adelante jala a todos los vagones, incluso los de atrás.

¿Por qué ocurre esto? Porque los jóvenes peruanos no están siendo formados para la ciudadanía, en su dimensión económica. Ni para trabajar ni para producir con las exigencias del mundo y la economía de hoy. Una fuente del Banco Interamericano de Desarrollo dice “vemos continuamente que las empresas se están quejando de que no consiguen a los trabajadores con las habilidades que requieren sus procesos productivos” (http://gestion.pe/empleo-management/bid-jovenes-salen-universidades-institutos-sin-habilidades-conseguir-buen-empleo-2132899). Y luego precisa que ocurre que “Muchos jóvenes se inscriben en universidades que tienen, de verdad, una calidad muy baja”. Para contrarrestar esto propone una agencia nacional de formación para el trabajo, un fondo para dicha formación, un programa nacional de orientación vocacional y un programa nacional de aprendizaje, entre otras medidas.

Sin perjuicio de ellas, la situación exige:

1) reconocer el papel del Estado como facilitador de oportunidades, con información y financiamiento;

2) un financiamiento atado a la asesoría para la ubicación laboral o para la generación de emprendimientos productivos;

3) incentivos a las empresas para la formación laboral;

4) la intervención en las universidades e institutos, públicos y privados, que, con contadas excepciones no están cumpliendo su función de ser el espacio de transición formativa entre la educación básica regular y el mundo del trabajo y la empresa, donde se ejerce la ciudadanía económica.

Si bien el estatismo es inviable, dejar las cosas como están, a la autoregulación del mercado, implica no sólo condenar a un importante sector de nuestra juventud actual a la precariedad permanente, sino también arriesgar a toda la sociedad peruana a perder la oportunidad de un desarrollo social y humano superior. Por el contrario, aún estamos a tiempo para que liderazgos de todas las edades reformen el Estado y lo pongan al servicio de todos y todas, aprovechando la emergencia de una nueva generación, con sus ánimos y virtudes, que tiene alentadores exponentes en los jóvenes de Huánuco que inspiraron estas líneas.

Pier Paolo Marzo R.

Puntuación: 0 / Votos: 0