[Visto: 215 veces]

El caso de Grecia es clarísimo: La deuda es impagable. Carlos Parodi lo expone con precisión en su blog: “La deuda griega asciende a más de 175% del PBI. Es como si una persona tuviera que pagar 10 soles cada mes y obtuviera de ingresos solo 6. No solo no puede pagar, sino que asumiendo que todo el ingreso se destine al pago de deuda (algo irreal), aún le faltarían 4. De ahí la necesidad de endeudarse más, situación que no es sostenible“. Cabe indicar que el 73% de la deuda de los 5 años recientes habría ido a bancos y fondos de inversión ( http://blogs.gestion.pe/economiaparatodos/2015/07/crisis-en-grecia.html )

Ante esta realidad es absurdo pretender que pague como sea. Si se piensa mirando el futuro, lo único que cabe es una condonación, total o parcial.

Si se quiere ahondar en el pasado, habría que mirar a) a los bancos prestamistas (alemanes en buena parte), que prestaban para el consumo (de bienes alemanes, en gran parte). Es decir, los préstamos del pasado se usaron para dinamizar la economía de los países productores/prestamistas. Es decir, el retorno o beneficio de parte del préstamo, ya se produjo.

Si se quiere ahondar en el pasado, habría que mirar a) a los bancos prestamistas (alemanes en buena parte), que prestaban para el consumo (de bienes alemanes, en gran parte). Es decir, los préstamos del pasado se usaron para dinamizar la economía de los países productores/ prestamistas. Es decir, el retorno o beneficio de parte del préstamo, ya se produjo.

De otro lado, el pueblo griego desde el 2010 viene ajustándose. Ya puso su cuota de sangre (literalmente, con muertos y heridos), sudor y lágrimas. Pretender condenarlo a la eternidad es inútil e injusto. Más aún cuando TODA Europa, sin excepción alguna, ha gozado de condonaciones y ayudas: El plan Marshall fue una inyección de dinero sin reembolso de EEUU para reparar la destrucción causada por la II GM, destrucción en que tanto los países europeos como EEUU fueron actores, al margen del lado en que estuvieron en esa guerra. Específicamente, Grecia fue destruida por Alemania. En términos históricos, Alemania le debe más a Grecia que al revés. Algunos alemanes simbólicamente han decidido pagar su alícuota, por dignidad. Merkel sólo quiere ver el pasado hasta una fecha colocada por ella misma

Es decir, mirar al pasado no solucionará nada, aunque explicará mucho. Mejor es mirar al futuro y aplicar las mismas fórmulas aplicadas a Gran Bretaña, España, Alemania, Francia, y las aplicadas en EEUU hacia sus ciudadanos tras la recesión: condonar deudas absurdas y fomentar la productividad. La fórmula ha funcionado siempre, desde Solón en el siglo VI ac – “Solón deroga la norma de que los que no pudieran pagar la deuda fueran vendidos como esclavos; tampoco permite que se les detenga en las fincas, pagando con su trabajo”  (http://internacional.elpais.com/internacional/2012/12/03/actualidad/1354555383_819872.html). Lo sensato, para todos, los griegos, los demás europeos y el mundo que los mira, es volverla a aplicar.

Pier Paolo Marzo R.

Puntuación: 0 / Votos: 0