El Accidente en el Jorge Chavez, una desgracia que revela los problemas de nuestra realidad aeroportuaria… algunas soluciones a la vista.

[Visto: 881 veces]

El terrible accidente sucedido este pasado viernes 18 en el Aeropuerto Internacional Jorge Chavez, a develado la ineficiente capacidad aeroportuaria de nuestro Perú, situación inaceptable si deseamos ser el país emergente que busca acceder a grandes mercados internacionales, al desarrollo del país y lo más importante brindar el bienestar general a todos lo peruanos de manera efectiva y sostenible.

Pues bien, sobre el lamentable accidente indicare que, con mi experiencia, debemos esperar y aceptar los resultados de la investigación que debe realizar la Comisión de Investigacion de Accidentes Aéreos – CIAA, cuya finalidad es que:

“Todo accidente de aviación será investigado por la Comisión de Investigación de Accidentes de Aviación, a fin de determinar sus causas y establecer las medidas tendientes a evitar que se repitan. La comisión realiza sus funciones de investigación de acuerdo a criterios técnicos y depende directamente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. La reglamentación establece su composición, atribuciones y formas de trabajo.”[1]

Como apreciarán, es claro la responsabilidad de la CIAA, en determinar las causas del accidente a fin de evitar que se repitan, y estoy seguro que esta comisión realizara un prolijo y profesional trabajo para tal fin, esperemos con prudencia dichos resultados, todo los demás comentarios al respecto, solo alimentan el “morbo” y especulan sobre las posibles causas, es por ello que debemos estar expectantes a los resultados que son publicados en el portal del MTC y a partir de ahí realizar los comentarios correspondientes si fueran necesarios, además de exigir a la autoridad aeronáutica que establezca las acciones rigurosas para que no vuelva a ocurrir tan nefasto accidente, que trajo como consecuencia la perdida de la vida de dos (02) valeroso bomberos aeronáuticos (Nicolas y Angel) y devela la ineficiente capacidad aeroportuaria de nuestro país, en lo que respecta a aeropuertos alternos, necesarios para la atención del transito aéreo que arriba o decola a nuestro aeropuerto insignia – el Jorge Chavez.

Es esa segunda consecuencia – la ineficiente capacidad aeroportuaria de nuestro país – la razón de esta publicación.

Como hemos podido apreciar o conocer a través de la vasta información que ha circulado en estos últimos días, las consecuencias de este accidente afectaron grandemente el normal desarrollo de las operaciones aéreas en Lima (únicamente), lo que expuso el gran centralismo aeroportuario que tiene el Perú, en vista que solo el aeropuerto Jorge Chavez – JCH es capaz de recibir gran y diversa cantidad de aeronaves de pasajeros, carga o de estado (FFAA / PNP) ya sean esta nacionales o extranjeras, el resto de aeropuertos no tienen esta capacidad del JCH, es decir no están adecuadamente equipados para poder atender este gran volumen de aeronaves; sin embargo, según el MTC existen otros aeropuertos internacionales[2] en el Perú como son el de Iquitos, Piura, Chiclayo, Trujillo, Ucayali, Arequipa, Cuzco, Puno, Tacna y Pisco, todos ellos con limitadas capacidades, toda vez que podemos apreciar (bajo un enfoque personal) que no cuentan con los servicios básicos de manera constante y su capacidad de atención es limitada en lo que se refiere a atender aeronaves de gran tamaño, en pocas palabras son pequeños o no están equipados, con excepción del aeropuerto de Pisco. Se preguntarán que es ser un aeropuerto internacional, según la pagina oficial del MTC está definido como:

“Aquel aeródromo público destinado al ingreso o salida del país de aeronaves, donde se prestan normalmente servicios de aduana, sanidad, migraciones y otros complementarios.”[3]

Que paso este viernes 18/11/2022, como consecuencia del accidente ocurrido en el JCH, las aeronaves que estaban prontas a aterrizar o estaban en trayectoria hacia Lima, tuvieron que desviar su vuelo o trayectoria hacia su aeródromo alterno de destino[4], que en otras palabras, es el aeropuerto donde por diversas situaciones puede aterrizar, es por ello que se espera que dicho aeropuerto alterno, cuente con todas las condiciones o capacidades de poder atender adecuadamente a una aeronave, principalmente a sus pasajeros y la carga que traslada, es ahí donde surge el problema para nosotros, no contamos con esa capacidad, y esto se reveló en el aeropuerto de Pisco, considerado el alterno principal del JCH, que por su magnitud (tamaño) estaría en la capacidad de atender sin problemas estas situaciones de emergencia, pues nada más alejado de la realidad, como pudimos apreciar en vivo y en directo, fuimos testigos que como las aeronaves aterrizaban sin problemas en Pisco, pero estas no pudieron ser atendidas, es más, hubo hasta comunicados de la misma tripulación (piloto al mando) quien manifestaba a sus pasajeros, que deberían tener mucha paciencia cuando arriben a Pisco, en vista que el aeropuerto no contaba con personal para atender la aeronave, ni siquiera para bajar las maletas y que finalmente concluye “…lamentablemente esa es la infraestructura aeroportuaria que tenemos nuestro país[5], es decir no tenemos la capacidad de contar con aeropuertos alternos adecuados, cuya consecuencia es la demora o cancelación de los diversos vuelos que llegan o salen de nuestro país, con la consiguiente afectación al usuario (en su gran mayoría turistas que visitan nuestro país, o carga / mercancías que son parte del mercado comercial que reactiva o mantiene nuestra economía) y al país, toda vez que la imagen que se pudieran formar los posibles visitantes o comerciantes sobre nuestro Perú, se ve mermada por estas razones, haciendo una analogía, es como cerrar la carretera central por algún accidente y no contar con rutas alternas, algo que ocurre en algunas ocasiones, pero que afecta directamente a los bolsillos del ciudadano de a pie, en vista que encarece los precios de los productos trasladados desde las zonas de producción, además de incomunicar a todos los ciudadanos.

Por todo ello, los afectados ante la incertidumbre de no poder lograr sus objetivos de su visita a nuestro país, ya sea esta por turismo o negocios, se ven forzados a buscar otros destinos más fiables o seguros, siendo esta situación inaceptable a razón que afecta la imagen y la economía del país.

Pero como todo problema, siempre hay una solución, la misma que observo es de corto, mediano y largo plazo, veamos cómo es esto:

La de corto plazo, es establecer a la base aérea las Palmas – próximamente Base Aérea Capitán Quiñones[6] – como aeródromo alterno de algunas aeronaves que puedan aterrizar, en vista que este aeródromo tiene limitaciones propias de su diseño e infraestructura, para ello bastaría que el MTC – Direccion General de Aeronáutica Civil / DGAC, considere a las Palmas como un aeródromo alterno de destino para ciertas aeronaves u operaciones aéreas. Es evidente que esta acción conllevaría a una inversión (de alcance y desarrollo inmediato) para la habilitación de ciertas facilidades que debería contar las Palmas[7], todo ello en coordinación con el MINDEF – FAP, a razón que este aeródromo es base para diversas operaciones u acciones militares (de las aeronaves de estado – FFAA / PNP – de defensa, seguridad y atención de desastres, siendo esta ultima la que debemos fortalecer inmediatamente, en vista que la FAP tiene este aeródromo considerado como un Centro de Operaciones Aéreas -HUB para la atención de vuelos humanitarios o de ayuda ante un eventual desastre natural, en vista que la ubicación estratégica de este aeródromo, permite la operación de aeronaves de estado (FFAA / PNP) en todo momento quienes serían las que atenderían a las zonas afectadas, además de poder recibir la ayuda de países amigos, que generalmente envían su auxilio en aeronaves militares, las mismas que pueden operar sin problema en las Palmas. Cabe resaltar, algo importante que se apreció en los recientes hechos del cierre del JCH, es el aterrizaje de aeronaves que realizaban operaciones de evacuación aeromédica, fundamentales para salvar la vida de un paciente en estado crítico.

Otra acción al corto plazo, es habilitar o implementar inmediatamente con personal técnico y equipo (servicios de aduana, sanidad, migraciones y otros complementarios – atención de aeronaves, pasajeros y carga) al aeropuerto de Pisco.

A mediano plazo, es fomentar los vuelos inter regionales (como lo está realizando LATAM entre Ayacucho – Cuzco)[8], que permitan conectar regiones y así evitar que todos los vuelos se operen desde Lima, para ello el turismo sería una gran propuesta, en donde se podría fomentar por ejemplo vuelos internacionales con llegada a Pisco – Cuzco – Arequipa, bajo la propuesta de turismo diferenciado, es decir existen turistas que no tienen como prioridad conocer Lima, y que la alternativa de visitar Pisco (Ica – Nazca), Cuzco (Machu Picchu) o Arequipa (valle del colca entre otras opciones) es una posibilidad que puede ser fomentada desde los gobiernos regionales con apoyo del gobierno central. Además, en el caso particular de Pisco, esta podría ser un HUB de aeronaves de carga, y asi presentar otra alternativa para este tipo de operaciones aéreas, así como dinamizar la agroexportación u otras exportaciones de esa zona, que tengo entendido fue una de las razones de repotenciar este aeropuerto.

Finalmente, a largo plazo, es la mejora de los diez (10) aeropuertos internacionales, que estos sean realmente funcionales las 24 horas o al menos cuenten con todo el personal y equipamiento necesario para operar adecuadamente como aeropuertos internacionales alternos al JCH, además de complementar el desarrollo del aeropuerto de Pisco con la capacidad de contar con trenes que conecten ya sea a Lima u otras ciudades del país, y asi convertir esto aeropuerto en un foco desarrollo alterno al de Lima.

 

Todo ello es posible con la voluntad de las personas que tienen la responsabilidad de liderar las acciones del transporte aéreo, por lo que planear futuras acciones es conveniente, sin embargo la respuesta debe de ser adecuada en inversión y tiempo, una respuesta tardía no tendrá los efectos que necesita nuestra deficiente infraestructura aeroportuaria.


[1]Ley Aeronáutica Civil Nº 27261, Título XV Investigación de Accidentes de Aviación, en el portal web del  Ministerio de Transportes y Comunicaciones – Comisión de Investigacion de Accidentes de Aviación / CIAA – Base legal. http://portal.mtc.gob.pe/comision/ciaa/leyes.html. Resaltado por el autor del blog.

[2] https://www.gob.pe/institucion/mtc/colecciones/250-listado-de-aeropuertos-internacionales

[3] Ibib – resaltado por el autor del blog.

[4] “Aeródromo alterno (de alternativa) de destino”: Aeródromo de alternativa al que podría dirigirse una aeronave si fuera imposible o no fuera aconsejable aterrizar en el aeródromo de aterrizaje previsto.

 Nota.- El aeródromo del que despega un vuelo también puede ser aeródromo de alternativa en ruta o aeródromo de alternativa de destino para dicho vuelo”. Ministerio de Transportes y Comunicaciones Dirección General de Aeronáutica Civil Regulaciones Aeronáuticas del Perú-  RAP 1 – Definiciones y Abreviaturas -Revisión 16.

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/388133/1._RAP_1_rev16_completa.pdf?v=1571068502

[5] https://www.infobae.com/america/peru/2022/11/19/accidente-de-latam-pasajeros-tuvieron-problemas-para-desembarcar-en-aeropuerto-de-pisco/

[6] https://wb2server.congreso.gob.pe/spley-portal/#/expediente/2021/2631

[7] Es conocido que la Base Aérea Las Palmas cuenta con sistemas de ayuda al vuelo (ILS, luces de balizaje, etc)

[8] https://andina.pe/agencia/noticia-buena-noticia-este-viernes-4-noviembre-se-inaugura-ruta-unira-cusco-y-ayacucho-915925.aspx

Puntuación: 5 / Votos: 1

Leave a Comment