SANGRIENTA NOCHE

[Visto: 4819 veces]

Adelantó el cielo su llanto y una alfombra de barro anunciaba una tormenta
gota a gota fueron cayendo lágrimas sobre su cabello.
Dañados los órganos internos, sangrante noche.
Sin compasión, las palabras se clavaron en la herida abierta,
sangraba sin detenerse
era roja, azul…negra
los vidrios resplandecientes reflejaron la muerte.

Bajo sus pies yace un cuerpo
inanimado, frío
ahora sí, frío…
nadie sabe el motivo de su deceso
sólo encontraron una luz prendida frente a ella
y una voz entre líneas que decía: “no lo hagas, todo es mentira”
mas el silencio de la medianoche ocultó el llanto
de una pálida mujer
que cogió un cuchillo,
y arrancó sus vísceras para no sentir más dolor.

La pena fue intensa
consumada por la indiferencia de una pérfida voz.

Entre un charco líquido
los versos de sus labios se fueron evaporando
como fuego apagado frente al mar.

La mentiras fueron cayendo,
brotando entre las espinas clavadas en un cuerpo inerte;
una por una hasta llegar a tres,
mas la sonrisa de un cuerpo ajeno no contempló piedad.

Quedan las letras grabadas en la pantalla de vida
en fecha y hora detenidas.

Aquel hombre de oscuros pensamientos se marcha,
entre lluvia de una noche en la que dijo su verdad
se rompe la noche entre sus labios
se cierra el arcoiris de los sueños idealizados,
la luna eclipsó su alma,
el mar sin una gota de ilusión.
El sol dañado se extinguió.

Micaela

Puntuación: 5.00 / Votos: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *