Archivo por meses: julio 2008

ALBERGUE ENTRE TUS VERSOS

[Visto: 1009 veces]

En la piel de tu memoria, soy Eva
Edén por ti creado en el cielo rojo etéreo
Evoco palabras bajo el cielo callado
En turbulentas aguas del mar agitado
En alunarada noche de filtros latentes
Enclaustrada entre utopía y crueldad
Emigran imágenes de silueta oscura
Efusiva sensación de verdad
Encuentro un albergue entre tus versos
Es remoto consuelo y piedad
Excelso momento, imprescindible
Ensueño entre tus brazos de soledad
Epílogo: admiración
Es deleite de tu voz que ahora quiero evocar.
Sigue leyendo

A UN POETA:

[Visto: 1184 veces]

E C O

Atesoro tu cariño en escondidas hojas.
No existen líneas de sutiles palabras
Absorbo melodías cadenciosas,
Niegas mi compañía en frías noches
Abigarrado lugar atenúa el aislamiento,
No aparto sueños de incertidumbre
Aberrante sensación;
Necesito de tus labios
Ávido poeta ansío tus versos
Ni la sombra de un soneto tuyo
Aislará el sentimiento escondido
Ni los años transcurridos impedirán
Alcanzar una mirada tuya
No podrás en cada noche alejarme
Ahora que sabes quién te escribe.

Sigue leyendo

UNA VOZ CALLADA

[Visto: 849 veces]

MURMULLO

Voz que apacigua las ansias
sonora ave que aterriza en las tardes
lúgubres son las noches de invierno
murmullo peregrino de la soledad,
tu recuerdo se posa en las calles
tu presencia se extraña.

No proso pensamientos…
singulares aciertos los cubren
admiro tu verso escondido
lírica insinuante a la mística creación.

Densa calidez de tus líneas
resonantes
silenciosas
remontan empolvadas rimas
una voz callada emerge
en el adormido papel. Sigue leyendo

POESÍA SOBRE EL ARENAL

[Visto: 890 veces]

TIERRA SECA

Tierra seca
atemoriza el recuerdo
agobiada sin la vaga compañía
charcas de placer en un arroyo
dolida calma de un adiós.
Abrazarla es aprisionar la soledad
trozos de mi cuerpo son cristales quebrados
excesivamente calmados
en la cima de un peña
contemplo la infértil ciudad.

En la quebrada vacía
quiero imaginar un verde follaje
correr sobre ella
revivir la maleza marchita
que triste observa el atardecer de sus días.

La lluvia empapa mi temor
enfría el calor de las aguas
el lago endurece

Mas la aurora se despierta
es la inquietud de sus cielos
miradas que hacen retroceder.

SOBRE EL LLANO

La querella inquietante de dos lágrimas
se pierden en el arenal
vuelan ráfagas de polvo en el triste cielo
la claridad de sus pupilas
me conducen al sórdido paraíso terrestre
y la calma osada de mis dudas
aniquila la infértil sensación de los sueños.

Decisión confusa entre las dunas
huellas de un pasado hostil
reflejan sombras sobre el llano
inquebrantable sensación
olvido de lo triste y lejano

Micaela Sigue leyendo