Archivo por meses: enero 2010

Rebeldía comprobada

[Visto: 622 veces]



Claustro donde migran mil pensamientos escondidos
alcanzan la vida en soledad
la perdida esperanza en mil años
son minutos de rebeldía comprobada
aquí yace la pasión de libertad.

¡Oh, libertad!¡Cuánto ansío tu regreso!
¡Te desprendiste de mí en una noche!
¡Fueron relámpagos de sangre brotando en el crepúsculo!
¡Segundos no contados de oculta actividad!
¡Sometieron mi voluntad!

Cambiar tu mundo y el mío fue mi único delito
desligar cadenas de sumisión
mutación de piel ensimismada en este mundo.

Excavé mi propia tumba,
entre el plomo relámpago de media noche,
donde el ímpetu y la conciencia
fueron sepultados.

Micaela Sigue leyendo

LEJANO SENTIMIENTO

[Visto: 622 veces]



En el parnaso de los siglos, a media luz del crepúsculo lunar
entre nubes alternas sobre dos mundos distantes y dispersos,
aguas en remolinos danzantes me llevan a la nueva ciudad.

Acariciando tus versos, deleitándome con ellos sobre ti me poso.
Prendida de tu voz y la distancia, sin saberlo transcurren los días
en esta noche fría, en la soledad de mis pensamientos, espero por ti.

Es el tiempo que huye desesperado escapando del bullicio
en la velocidad de azules mareas,
es a ti poeta a quien llamo
porque cada línea entre horas nocturnas digo que te amo.

Te encuentro en medio del mar de palabras
y en cada ventana buscándome, aguardando mi llegada.
En el frío de olas como un abanico de espuma
es sólo la bruma de tus besos lo que deseo.

Sumergida en el incandescente fuego de tus celos
con las estrellas de mar adornando mis cabellos
me tienes aquí, envuelta en tu lejano sentimiento.

Micaela Sigue leyendo

SUEÑO AFERRADO

[Visto: 994 veces]

Soy Nereida, en un lejano mar inventado
camino sobre las azules aguas con un sueño aferrado.

Peces me acompañan en la búsqueda del amor extraviado,
también una mariposa que me habla de un poeta por mí admirado.
Murmura que una tarde le contó de lo lejano de sus sentimientos,
y de la burda realidad que provocó su alejamiento.

(Le llamo en la distancia y mi voz atraviesa el infinito
me susurran las sirenas que él me ha oído)

El eco de mi voz le alcanza en la irrazonable distancia
como nubes grises entre relámpagos de su silenciosa arrogancia.

Con pies descalzos en días interminables esperaré
contemplando el alba en sumisión aguardaré
hasta que retorne del exilio, de su extraña y mágica soledad
como estrella fulgurante perdida en la oscuridad.

(Mis labios callados esperarán bajo una oculta amistad)

Será el pincel de sus caricias que mi cuerpo pintará
en el paisaje de acuarelas rojas su voz despertará,
pues siempre en un rincón de su mente brillaré,
celestes y azules serán mis sueños a los cuáles retornaré.

Los rizos de mis cabellos con flores violetas adornaré
porque entre versos escritos en el espacio esperando estaré
en una noche, con el claro de luna intermitente, lo amaré.

(Es el mar de su evasión que lo oculta de mí
Si no corresponde a mis pensamientos este sueño llegará a su fin).

Micaela
Sigue leyendo