Archivo de la categoría: Políticas Públicas Sociales

Políticas Públicas Sociales

Regulación por el Estado de los servicios de seguridad privada civil y contribución de esos servicios a la prevención del delito y la seguridad de la comunidad

[Visto: 608 veces]

A continuación se transcriben las ideas fuerza contenidas en el citado Manual.

“El crecimiento de los servicios de seguridad privada civil y el ámbito cada vez más amplio de sus actividades en muchos países exigen el establecimiento de mecanismos apropiados de regulación y supervisión para asegurarse de que observen las normas y los reglamentos nacionales e internacionales.

Si bien actualmente no existen instrumentos, reglas o normas de las Naciones Unidas que traten específicamente sobre los servicios de seguridad privada civil, hay una amplia variedad de normas relativas al sector de la seguridad, por ejemplo, las normas relacionadas con la responsabilidad del Estado de prevenir el delito, proteger los derechos humanos y regular el uso de la fuerza y la privación de la libertad, así como las referentes a la relación existente entre el sector privado y los derechos humanos y la protección de los derechos del trabajador. Estas normas deberán tenerse en cuenta y observarse cuando se formulen sistemas de regulación de los servicios de seguridad privada civil.

La experiencia demuestra que los servicios de seguridad privada civil ofrecen a los Estados un recurso que, debidamente regulado, puede contribuir de manera apreciable a la reducción de la delincuencia y al refuerzo de la seguridad de la comunidad, especialmente mediante la colaboración y el intercambio de información con la policía pública. Los códigos de conducta profesionales y las leyes deberán dirigir y regular el intercambio de información entre los responsables de la seguridad pública y la privada.

El sector de los servicios de seguridad privada civil comprende actividades de muy diversa índole, y la regulación debería abarcar el mayor número posible de ellas para evitar lagunas, asegurar la rendición de cuentas y maximizar la contribución de la seguridad privada a la prevención del delito y la seguridad de la comunidad.

Las facultades y restricciones del sector de la seguridad privada civil deberían establecerse en las leyes pertinentes. Si los trabajadores del sector de la seguridad privada tienen facultades especiales o el derecho a portar armas, ello deberá estar expresamente previsto y reglamentado, según corresponda. La legislación también debería especificar las esferas en que las entidades de seguridad privada no tienen competencia para actuar.

La piedra angular de un sistema eficaz de regulación es un mecanismo de concesión de licencias a los agentes y los proveedores de estos servicios. Según las mejores prácticas aceptadas es aconsejable aplicar el régimen de licencias a ambos, de modo que sea posible elevar el nivel de exigencia tanto entre las empresas como entre los titulares individuales de licencias. Los agentes y los proveedores deberían estar obligados también a cumplir con el código de conducta apropiado como requisito indispensable para la obtención de la licencia.

Las empresas deberían tener procedimientos operativos estándar documentados y formalizados en relación con la forma en que se prestan los servicios de seguridad, incluido el almacenamiento seguro de la información y documentación del cliente y la presentación de informes sobre todos los incidentes de interés, incluidos todos los casos en que un empleado detenga a alguien o recurra a la fuerza.

La seguridad física y las condiciones de trabajo de los agentes de seguridad privada civil exigen especial atención. Aun cuando existan reglamentos generales de protección de los trabajadores, las singulares dificultades del sector de la seguridad privada civil pueden exigir una reglamentación especial.

Todo agente o proveedor de seguridad privada civil que infrinja los reglamentos deberá responder de sus actos; deberían existir, además, mecanismos apropiados para la admisión e investigación de las quejas de cualquier persona contra las empresas de seguridad privada civil y su personal. Las quejas deberían ser investigadas de manera imparcial por órganos apropiados, que deberían estar facultados para sancionar a los agentes y proveedores en caso de que se establezca su culpabilidad.

Los procedimientos para presentar las quejas deberían recibir una publicidad adecuada. Debería dejarse bien sentado, asimismo, qué quejas tendrá en cuenta el regulador. Puede suceder que las quejas más graves deban ser tramitadas de manera independiente por el sistema de justicia penal. A fin de minimizar el riesgo de corrupción con respecto a los servicios de seguridad privada, incluidos sus procesos de contratación, es vital que los Estados establezcan normas y procesos apropiados, acordes con la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción.

Es esencial impartir la capacitación apropiada al personal de seguridad privada civil a fin de mejorar la calidad de esos servicios. Por consiguiente, los Estados deberán asegurarse de que se establezcan normas apropiadas de capacitación para el sector y considerar cómo han de elaborarse y aplicarse esas normas: si ha de ser responsabilidad de entidades estatales o no estatales o de órganos de seguridad privada civil sujetos a los debidos controles reglamentarios”.

Nota: El Manual introductorio sobre la regulación por el Estado de los servicios de seguridad privada civil y contribución de esos servicios a la prevención del delito y la seguridad de la comunidad fue preparado por Mark Button, consultor de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Ver página vii y viii.

Link: http://www.unodc.org/documents/justice-and-prison-reform/HB_on_private_security-Spanish.pdf

Sigue leyendo

OTRA VEZ QALI WARMA Y SU MODELO DE GESTION

[Visto: 2254 veces]

Comparto un artículo, el cual me llegó hace unos días. Contiene ideas y críticas positivas muy interesantes, en mi opinión, que deberían tenerse en cuenta a  fin de fortalecer el programa Qali Warma.

Dr. Marcial I. Silva Jaimes

Profesor Principal de la Facultad de Industrias Alimentarias – UNALM

Para el programa nacional de alimentación escolar Qali Warma el año empezó muy agitado, porque los informes periodísticos comenzaron a descubrir burdos errores en el concurso para la selección de proveedores. Por ejemplo fue revelado que 32 de los postores ganadores de licitaciones por la suma de S/.106.9 millones fueron sancionados el 2013, por el mismo programa, por no cumplir sus contratos, es decir, por no entregar los alimentos con las características ofrecidas o por entregarlos con retraso. Frente a ello un balbuceante director ejecutivo, Percy Minaya León, intentó justificar lo injustificable y la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Paola Bustamante, tuvo que salir a decir que las empresas sancionadas no estaban impedidas legalmente de volver a participar.

Inmediatamente después se hicieron público, otras deficiencias en el concurso como dar por ganador al consorcio formado por las empresas Soluciones Alimenticias S.A.C. y Fervalo Servicios Generales, que ganaron tres buenas-pro por 30 millones de soles ofreciendo la misma flota de vehículos para transportar más de 60 mil desayunos escolares al mismo tiempo. Como si fuera poco, seguidamente, aparecieron denuncias por despilfarro de dinero al elegir su sede central.

Apenas a la semana de iniciarse la distribución de alimentos ya se presentó el primer brote, esta vez en Pacarán (Cañete) y me temo que es solo el inicio. Tras el incidente, inmediatamente, Percy Minaya, se apresuró a informar que se investiga el caso y pidió esperar los resultados para conocer la fuente de contaminación, enfatizando que en temas de alimentación siempre hay un riesgo, “Hace dos días, en escuelas de Lima, 13 niños tenían síntomas diarreicos y la investigación determinó que un vendedor de ceviche que vendía pota a un sol era el responsable”. No pasaron ni dos días de estas sorprendentes declaraciones y la titular de Desarrollo e Inclusión Social, Paola Bustamante, ha tenido que salir a informar que se ha comprobado que el proveedor de Qali Warma fue el responsable por la intoxicación escolar en Pacarán. Obviamente, más de 50 personas no desarrollan síntomas comunes por haber consumido “ceviche de pota de a sol en la esquina”. Las dudas sobre la causa de la intoxicación, solo estaba en la mente de los burócratas que manejan este programa. Ahora se anuncian sanciones altisonantes, a decir de la Ministra “se resolverá el contrato con esa empresa, se está armando, además, el expediente para formular una denuncia ante la fiscalía respectiva”. Así están las cosas en Qali Warma y este año será más y peor, que el pasado 2013, para un programa en la que, al parecer, funcionarios sin experiencia en administración pública, que desconocen elementales normas de contratación y muestran fuertes falencias en gestión de calidad e inocuidad de alimentos manejan millonarios presupuestos.

En la pagina Web del PNAE Qali Warma, se mantiene vigente la “modalidad de cogestión” para el manejo de los alimentos destinados a la alimentación escolar. Según se explica esta “modalidad de cogestión para la atención del servicio alimentario del PNAE Qali Warma constituye un mecanismo que involucra la participación articulada y de cooperación entre actores de la sociedad civil y sectores público y privado a efectos de proveer un servicio de calidad a los usuarios del PNAE Qali Warma”. El proceso para la atención del servicio alimentario comprende las siguientes fases: planificación del menú escolar, proceso de compra y gestión del servicio alimentario.

En este modelo “El PNAE Qali Warma supervisa y brinda asistencia técnica permanente durante las fasesque comprende el proceso de atención del servicio alimentario mediante la modalidad de cogestión, a través de sus unidades territoriales”.

Este modelo, sociológicamente correcto, funcionaría bien si el objeto de la gestión no fuesen alimentos. ¿Porque?. Pues al tratarse de productos tan sensibles, como los alimentos, los objetos de gestión tienen que centrarse en los requisitos de los consumidores: atributos nutricionales, sensoriales y de inocuidad. Con respecto a la inocuidad no se puede ignorar que el consumo de alimentos entraña un riesgo permanente, que se materializa en millones de afectados y muertos en el mundo, especialmente en la población de alto riesgo (niños, ancianos e individuos inmunocomprometidos). El riesgo está íntimamente relacionado con la presencia de algún peligro en el alimento. Un alimento será más riesgoso dependiendo de la severidad del peligro y de la probabilidad de su presencia. Normalmente los peligros en los alimentos pueden ser de naturaleza física (materias extrañas), química (sustancias tóxicas y alérgenos) o biológica (bacterias, virus y parásitos). Los procesos de transformación y conservación de alimentos buscan minimizar los riesgos, implementando medidas de control para excluir los peligros.

Los procesos de conservación de alimentos se han desarrollado a la par del desarrollo de las sociedades, haciéndose más complejo a partir de los últimos 70-80 años. La forma más elemental de conservar alimentos es la que se hace en la casa (NIVEL 0), utilizando la cocina para cocer y calentar y la refrigeradora para enfriar y conservar. En este caso los alimentos son de corta duración y su consumo debe darse a los minutos o las horas luego de su preparación Un nivel más sofisticado de conservación, es la que se dan en los servicios de alimentación (NIVEL 1), es decir restaurantes, comedores, servicios de alimentación o empresas de catering, donde el tiempo de vida de los alimentos es mayor, pues tras su preparación media un tiempo de espera, transporte, servido o almacenamiento. En todos los casos en que se manejan alimentos listos para el consumo, el control de los microorganismos sobrevivientes a la cocción y los re-contaminantes, se manejan mediante el uso estricto de temperaturas. Un nivel mucho más sofisticado de conservación es la que encontramos en la mediana y gran industria alimentaria (NIVEL 2). En este, los procesos están diseñados para lograr tiempos de vida útil prolongados, que pueden ir de las semanas, meses inclusive años.

Obviamente el PNAE Qali Warma intenta gestionar alimentos del NIVEL 1 de procesamiento, mediante métodos utilizados en el NIVEL 0. El fracaso persistente del programa es que los proveedores están en un nivel de producción de grandes volúmenes (tipo catering), pero su manejo es doméstico. Por ejemplo, intentan mantener la temperatura de cocción en cajas térmicas, por tiempos muy prolongados, introduciendo, en realidad, temperaturas de incubación para ciertas bacterias patógenas. Si el objetivo es lograr alimentos listos para el consumo con un tiempo de vida útil inferior a las 24 hr, en el que previo al consumo median procesos de elaboración, almacenamiento, transporte y servido lo recomendable es una cadena de conservación basada en la temperatura. Sin olvidar que el objeto de la gestión es la inocuidad del alimento, la exclusión de los peligros es fundamental. Es decir, debería implementarse, por decir algo, una gestión basada en temperaturas que excluya la ocurrencia de peligros biológicos. En este caso los indicadores de gestión para su monitoreo, serían las ocurrencias de ETAS, las devoluciones de productos, los reclamos, los niveles de contaminación, los informes de auditoría, etc.

El modelo de “cogestión” que maneja actualmente PNAE Qali Warma, tiene como objeto de gestión a los agentes del mercado (productores, procesadores y consumidores), lo cual sociológicamente es correcto, pues se busca articular diversos actores de la sociedad civil, pero este modelo es el que está ocasionando las intoxicaciones, por un enfoque equivocado del objeto de gestión. Este modelo de cogestión que es la delicia de los científicos sociales, debería tener indicadores de gestión como el nivel de ingreso local, indicadores de hábitos alimentarios, crecimiento económico, nivel de bienestar, rendimiento escolar, comprensión lectora, entre otros.

Existe otro aspecto que el PNAE Qali Warma enfatiza. El aspecto nutricional. En este caso el objeto de la gestión es el consumidor. Si el tema es puramente nutricional el enfoque es incompleto, pues fórmulas nutritivamente completas podrían fracasar al no tomarse en cuenta el tema de la aceptabilidad (caso del pan con paté en Villa El Salvador). Si el objeto de la gestión son los niños beneficiarios, el aspecto nutricional y sensorial debería ir de la mano. Como en toda gestión los indicadores, en este caso deberían ser los índices de aceptabilidad de las raciones, el peso y la talla de los niños, análisis de hemoglobina y otros indicadores de salud y rendimiento escolar.

Al existir tres objetos de gestión diferentes, pero relacionados, un modelo de gestión funcional debería incluir una Dirección de inclusión social (la llamada “cogestión” actual), una dirección de calidad (nutrición y aceptabilidad) y una dirección de inocuidad. Cada una con sus objetos de gestión coordinados por una Dirección Ejecutiva con una visión integradora. Si este modelo se descentraliza a nivel regional o local podría aspirar a resultados mucho mejores a las actuales. La dirección de inocuidad, tendría que implementar un modelo de gestión basada en la temperatura (MGBT), que siendo más caro, es técnicamente correcto para todos los alimentos listos para el consumo, de corta duración, que se sirve caliente a los comensales, como en el caso que nos ocupa.

Todos los alimentos sometidos a cocción, para ser consumidos en el corto tiempo, incluyen peligros biológicos comunes y fácilmente identificables. La ocurrencia de diarreas, vómitos, dolores abdominales, cefaleas, etc. Son síntomas muy conocidos producidos por tres bacterias Staphylococcus aureus, Bacillus cereus (forma emética y forma diarreica) y Clostridium perfringens. Siendo los dos primeros los más recurrentes en los alimentos que entrega el PNAE Qali Warma. Por ello, una planta de proceso, bien implementada, sin importar su tamaño, durante el proceso, transporte y servido, tras evitar los peligros físicos y químicos, debe concentrar sus esfuerzos en los peligros biológicos mencionados. Los sistemas de autocontrol conocido como Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) y Análisis de Peligros y Control de Puntos Críticos (HACCP), correctamente implementados, son suficientes para el control de los peligros. Sin embargo, a pesar que la mayor parte de los peligros biológicos pueden ser controlados, no siempre es posible controlarpor largos periodos Bacillus cereus (forma emética y forma diarreica) y Clostridium perfringens. Las endosporas que forman estas bacterias las hacen resistentes al calor. Por otra parte S. aureus, tiene una gran oportunidad en alimentos cocinados que sufren alguna forma de recontaminación, especialmente en sistema de distribución de alta manipulación. A más manipulación mayor probabilidad de contaminación.

Es hartamente conocido que el control de estos microorganismos se logra mediante un MGBT. Los reglamentos y normas sanitarias de nuestro país están llenos con éstas recomendaciones. Nos remitimos a la NORMA SANITARIA PARA EL FUNCIONAMIENTO DE RESTAURANTES Y SERVICIOS AFINES (RM Nº 363-2005/MINSA), donde se indica que “las preparaciones a base de ingredientes crudos o cocidos perecibles de consumo directo deben conservarse en refrigeración a una temperatura no mayor de 5°C hasta el momento de su consumo”. Para el caso de los alimentos de mayor riesgo como cremas a base de leche y huevos crudos, el periodo de conservación no podrá ser mayor de 24 horas. Si el consumo del alimento es antes de las 24 hr, la regla básica indica que ningún alimento debe permanecer por encima de 12°C por más de 3 hr. Estas temperaturas evitan que las endosporos bacterianos germinen, crezcan y produzcan su toxina. Más allá de estas temperaturas o tiempos de conservación otros peligros podrían cobrar fuerza.

La misma norma exige que durante el proceso de cocción se verifique y registre regularmente los tiempos y temperaturas alcanzados por los alimentos, especialmente si los trozos son grandes (carnes y hamburguesas) la temperatura debería estar por encima de los 80°C. Temperaturas de 80°C o más permiten la eliminación de todos los microorganismos patógenos no esporulados, sin embargo los endosporos de Bacillus cereus (forma emética y forma diarreica) y de Clostridium perfringens y las toxinas de Staphylococcus aureus pueden permanecer inalterados. Si la temperatura de conservación de estos alimentos baja de los 65°C puede exacerbar la proliferación explosiva de cualquiera de estos microorganismos con una promesa de intoxicación segura. Por ello, una regla básica es que ningún alimento listo para el consumo debe permanecer por debajo de 65°C por más de 3 hr.

El MGBT es muy simple. Una vez que se cuenta con un proveedor que tiene implementado las BPM y el sistema HACCP, este debe garantizar, que entre la cocción y su entrega a los beneficiarios, el alimento NUNCA debería mantenerse a una temperatura entre 12 y 65°C por más de 3 hr. Obviamente, su implementación entraña mayores costos, pero la otra alternativa, simplemente es regresar a la distribución de alimentos “no perecibles”. El servicio se encarece, entre otras cosas, porque se requiere garantizar o una cadena de frío por debajo de los 12°C, lo cual implicaría, además, un sistema de calentamiento para el momento del consumo, o una cadena de calor por encima de los 65°C, lo cual resulta más complicado y peligrosa. Muchos proveedores han optado por lo más complicado, porque erróneamente creen que es más barato mantener el alimento caliente. Precisamente la mayor parte de los brotes de intoxicación se da, porque estos proveedores optan por la cadena de calor, utilizando cajas térmicas, en la que el producto permanece con una temperatura entre 12-65°C por más de 2-3 hr.

Los controles de calidad mediante el análisis efectuado por laboratorios acreditados, no resuelven nada. Se sabe que el nivel de detección de patógenos, por muestreo, tiene un nivel muy bajo. Es decir, lotes en la que no se han detectado patógenas, podrían causar intoxicaciones. Llenar de supervisores la cadena de suministro, sólo es encarecer el servicio y perder el control. Muchos ojos no necesariamente significan mayor vigilancia, se produce, más bien, una dilución de responsabilidades. Sin embargo debería tomarse en cuenta que un sistema de validación de procesos, un sistema de vigilancia mediante auditorías bien planificadas y profesionales puede ayudar mucho a mantener la calidad del servicio. Peor aun, es un despropósito, sugerir que la vigilancia de la inocuidad de un alimento recaiga sobre personas no formadas como estudiantes, desocupados, correligionarios, camaradas, padres de familia o población en general. El manejo de alimentos, por el enorme riesgo que significa su consumo, debe recaer sobre cuadros profesionales formados en el área de la ciencia y la tecnología de los alimentos.

Contacto: misilva@lamolina.edu.pe

Sigue leyendo

¿Están las estrategias de seguridad innovadoras detrás de la caída de los homicidios en Cali?

[Visto: 340 veces]

Armas incautadas en el plan de desarme en Cali

Las autoridades en Cali, informó el País.

El trabajo de Unipol, una unidad de la policía nacional dedicada a investigar a los jefes de los grupos criminales, también ha ayudado a la reducción de la violencia.

Varios de los programas de seguridad se pusieron en práctica en noviembre de 2013, el mismo mes en que los mismos homicidios comenzaron a caer, informó Entorno Inteligente. Las estrategias de seguridad implementadas en las tres comunas con el mayor número de homicidios en 2013 han permitido que estos tres distritos se ubiquen entre los diez con la mayor reducción en los asesinatos durante el año.

Según el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, la cifra de homicidios registrada entre enero y junio de 2014 es la más baja de cualquier período de seis meses durante los últimos seis años.

Análisis de InSight Crime

La guerra criminal por el control de Cali librada por pandillas callejeras y estructuras criminales conocidas como “Oficinas de cobro”, que actúan en nombre de organizaciones criminales más grandes, como los la ciudad más violenta de Colombia.

Aunque presuntamente los líderes de los Urabeños y los Rastrojos llegaron a un pacto para poner fin a las hostilidades en diciembre de 2013, es poco probable que el acuerdo haya tenido un gran impacto sobre las tasas de homicidio. A diferencia de Medellín, donde un pacto entre los Urabeños y la condujo a una disminución significativa de los asesinatos, el panorama criminal en Cali está más fracturado, algunas facciones disidentes de los Rastrojos no jugaron ningún papel en el pacto y hay otros actores criminales importantes que también están luchando por el territorio.

La reciente disminución de la violencia ofrece evidencia preliminar de que las estrategias de seguridad implementadas en Cali han tenido un relativo éxito. En lugar de centrarse exclusivamente en aumentar la presencia de las fuerzas de seguridad, las autoridades han combinado esta línea dura con programas más blandos destinados a mantener a los jóvenes alejados de la delincuencia, lo que debería tener un impacto a largo plazo. También se han implementado iniciativas que ya habían sido probadas en el pasado, como el programa de desarme, que ha demostrado ser exitoso en Medellín y Bogotá.

Sin embargo los retos continúan, especialmente en el proceso judicial -la tasa de impunidad de homicidios en Cali todavía es cercana al 80 por ciento según funcionarios locales. Además, la eficacia a largo plazo de las políticas no puede ser juzgada adecuadamente hasta que el incremento de las fuerzas de seguridad haya terminado y los niveles policiales vuelvan a sus niveles de largo plazo.

Escrito por Kyra Gurney. Martes, 08 julio 2014

Ver: es.insightcrime.org

Sigue leyendo

SEGUIMIENTO DE LOS PROCESOS DE COMPRAS DEL PROGRAMA QALI WARMA: UN PRONÓSTICO NO MUY ALENTADOR

[Visto: 1606 veces]

El Programa Nacional de Alimentación Escolar (QALI WARMA) ha convocado hace dos semanas, a través de sus 101 Comités de Compra, varios procesos de selección. El objetivo es seleccionar a proveedores que se encargarán de suministrar desayunos escolares a 2 millones setescientos mil escolares a nivel nacional, a partir del 4 de marzo de 2013. En dichos procesos no resulta aplicable la Ley de Contrataciones del Estado, pero si los mecanismos de solución de controversias, como es la conciliación y el arbitraje.

Del seguimiento efectuado a dichas convocarías, se advierte que el Programa también viene prorrogando la fecha para la presentación de propuestas, hasta por lo menos en dos regiones: Cajamarca y La Libertad. Parece que hay empresas, asociaciones y personas en general que no quieren participar en los procesos convocados por los comités de compras a nivel nacional.

La razón fundamental, considero, es el precio que pretenden pagar por cada desayuno escolar.

De la revisión de las Bases, de las fichas técnicas, los ítems requeridos y los requerimientos de las raciones alimentarias solicitadas, se aprecia que el valor, aproximado, de cada desayuno escolar, a nivel nacional, es 1.40 nuevos soles.

Los desayunos escolares están conformados por bebibles y un complemento (pan o alimento sólido)

Bebibles

Se ha previsto 10 recetas de desayunos por tipo de regiones, como por ejemplo, bebible de plátano con leche y harina de trigo, bebible de harina de trigo con leche, entre otros. Sólo se permite el suministro de los bebibles descritos en las fichas técnicas de producción, que forman parte de las Bases.

Por ejemplo, el volumen mínimo de cada desayuno es de 250 cc. la unidad para inicial; 250 cc para 1°,2° y 3° grado y 300 cc para 4°, 5° y 6° grado.

El contenido de cada bebible debe ser presentado en un recipiente descartable herméticamente cerrado que permita su conservación (Polypapel) o envases PET, puede utilizarse como empaque alternativo vasos de plástico, herméticos transparentes con tapa; siempre y cuando el proveedor garantice la inocuidad de los mismos y contar con la suficiente cantidad de este tipo de envases. Asimismo, la conservación del desayuno debe mantenerse a una temperatura no menor a 60°C.

El vehículo destinado debe estar limpio y protegido de las condiciones extremas del medio ambiente. La temperatura durante el transporte debe ser aproximadamente a la temperatura de almacenamiento. El bebible deberá ser entregado en cada Institución Educativa media hora antes del inicio del horario escolar. Finalmente, la dosificación de los ingredientes se especifica en la ficha técnica de cada preparación

Pan o alimento sólido (complemento)

Además del bebible, forma parte del desayuno escolar o ración alimentaria un pan o alimento sólido, como por ejemplo mantequilla, mermelada, paté, huevo, queso, cereal, tubérculo o grano, etc. La dosificación de éstos se especifica en la ficha técnica de cada preparación, tal como están descritos en las fichas técnicas de producción, que forman parte de las Bases.

Asimismo, el peso mínimo es de 40 g la unidad para inicial; 45 g para1°,2°,3° grado y 50 g para 4°, 5° y 6° grado. El contenido de cada pan o sólido debe ser presentado en un recipiente descartable herméticamente cerrado que permita su conservación. Cada pan debe estar contenido en un empaque de polietileno traslúcido. Cada sólido debe estar contenido en un empaque herméticamente cerrado y que permita su conservación. El pan o sólido deberá ser entregado en cada Institución Educativa media hora antes del inicio del horario escolar.
¿De acuerdo al estudio de mercado cuánto cuesta un bebible mas su pan o alimento?

Para saber el precio de lo que costaría un desayuno escolar, de acuerdo a la cantidad y especificaciones de los insumos que piden las Bases, consulté al Ingeniero Alimentario, Luis Alberto Sánchez Vallejos, uno de los especialistas que más conoce en el Perú sobre suministro de alimentos a los programas alimentarios. De acuerdo a lo conversado, indicó los componentes de la ración alimentaria y sus respectivos costos aproximados:

Precios (S/.) Concepto

S/. 0.25 – Envase del bebible
S/. 0.24 – Impuesto General a las Ventas
S/. 0.50 – Leche (de acuerdo a la cantidad requerida para cada ración: 90-120 gramos)
S/. 0.30 – Transporte a cada escuela (considerar las distancias entre escuelas y el horario)
S/. 0.12 – Pan (de acuerdo al peso requerido por cada edad)

S/. 14.1 –MONTO TOTAL EN SOLES DE LA RACION

Como se advierte, el precio ofrecido por el Programa solo cubren estos 5 insumos. Sin embargo, falta incluir conceptos como: costos de envase de plástico de pan, la variedad de harinas que se pide por bebible, azúcar, el huevo, tortilla, mantequilla o mermelada que se incluirá al pan, la mano de obra y demás costos asociados al servicio.

En ese sentido, económicamente, no hay muchos incentivos para ofertar; por ello, seguramente, si siguen así las cosas, me atrevo a señalar que el 90% de los procesos convocados se van a declarar como desiertos, debiendo volver a convocarlos nuevamente, lo que generaría que no se entreguen los desayunos escolares a comienzos de marzo.

Por la experiencia que tengo en lo que se refiere a contratación pública a nivel de programas sociales, me atrevo a concluir que ha habido deficiencias en el estudio de mercado. En ese sentido, una posibilidad es elevar el valor referencial, de modo que asegure un margen de retorno a los proveedores, de modo que sea sostenible el suministro.

Asimismo, por ejemplo, se puede obviar que el desayuno escolar se entregue en envases, para lo cual cada niño debería llevar su tasa o un recipiente cada mañana para recibir su ración, lo que haría que los costos del bebible se reduzcan (ello ayudaría además a evitar la contaminación ambiental, dado que diariamente se tendría que desechar dos millones setescientos mil envases de plástico).

Asimismo, se propone rediseñar la ración, en el sentido de que el porcentaje de leche sea menor al requerido, lo que no afectaría la aceptabilidad del bebible. Si se estableciera que el componente leche sea de 50 gramos, igual se lograría cumplir los valores nutricionales mínimos requeridos por la normativa de la materia; además, se reducirían los costos de la ración.

Hoy vence el plazo para presentar propuestas en algunas regiones, espero que el pronóstico que auguro no se cumpla, pero queria explicar, según mi punto de vista, lo que viene sucediendo en los procesos de compras del Programa.
Sigue leyendo

Alarmantes brechas educativas regionales

[Visto: 578 veces]

Transcribo un artículo de Gustavo Yamada, quien fuera mi profesor del Curso “Economía de la Eduación”, en la Maestría en Gestión Pública de la Universidad del Pacífico; a quien, asimismo, agradezco por aceptar gentilmente que publique algunos de sus artículos en este blog.

Al culminar el segundo grado de primaria, todos los niños peruanos rinden una evaluación de comprensión lectora y razonamiento matemático con preguntas tales como: Si por 10 figuritas se canjea una lámina, ¿cuántas figuritas necesito para canjear dos láminas? Responder bien estas es un logro esperado del segundo grado en escuelas públicas y privadas, urbanas y rurales.

Estimado lector: ¿Qué porcentaje de niños peruanos cree usted que pasa esta prueba nacional de aprendizajes?… ¡Solo 14%! Nótese que estos niños serán, al cabo de solo 10 a 15 años, nuestra fuerza laboral que tendrá que competir contra un centenar de países mejor calificados en plena sociedad del conocimiento.

La realidad es aun más dramática por regiones. Por ejemplo, en la selva, en Huánuco, Madre de Dios y San Martín solo 6 de cada 100 niños dieron con la respuesta, mientras que en Ucayali fueron 4, y en Loreto únicamente ¡1! Los mejores indicadores lo lograron Arequipa y Moquegua, con 25% de aprobados, y Tacna, con 30% (Lima Metropolitana solo obtuvo 18% de aprobación).

El Consejo Nacional de Educación elaboró por consenso el Proyecto Educativo Nacional (PEN) al 2021 que ha empezado a guiar las políticas educativas del país y que fija como meta 13 años de educación de calidad para todos los peruanos. Para hacer factible dicha ambición, el PEN tiene que ser apropiado y aplicado en todas las regiones. Por ello, el CNE está monitoreando y apoyando la implementación de proyectos educativos regionales con un sistema de información muy valioso y útil.

Este sistema hace seguimiento a áreas claves para lograr una inversión eficaz y sostenida en la educación: planificación, presupuesto, ejecución, organización, profesionalización y participación de la sociedad civil. Los resultados hasta el momento indican un insuficiente apoyo a la educación en las regiones, a pesar de un mayor volumen de recursos fiscales en muchas de ellas. Destaca Ucayali, que parte con los indicadores educativos más rezagados, pero que está atacando el problema de manera integral. Ojalá veamos pronto importantes mejoras en los aprendizajes en esta y otras regiones por el bien de nuestros niños y por el desarrollo de nuestro país”.

Artículo publicado en el blog de Gustavo Yamada, titulado: Triple E: Economía, Educación y Empleo
Se adjunta dirección electrónica:
http://gustavoyamada.blogspot.com/2012/01/alarmantes-brechas-educativas.html Sigue leyendo

UNA POLÍTICA PÚBLICA SOCIAL EXITOSA: EL CASO DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE RECICLADORES

[Visto: 2074 veces]

El Programa de Buenas Prácticas tiene su origen en el seno de la Segunda Conferencia de Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos (HABITAT II) celebrada en junio de 1996 en Estambul (Turquía), donde surge como programa específico. Con ese objetivo se instó a los Comités Nacionales de los diversos países a reunir ejemplos de prácticas que respondieran a los objetivos de la Conferencia, como una forma de identificar políticas y actuaciones urbanas que se hubiesen mostrado eficaces -desde unos criterios de sostenibilidad- para mejorar las condiciones de vida en las ciudades y pueblos. Precisamente, una de las experiencias seleccionadas en el Concurso de Buenas Prácticas fue la creación de La Asociación Nacional de Recicladores (ANR) colombiana.

En estas líneas se transcribe la referida experiencia, la cual puede ser aplicable a nuestra realidad, considerando que la realidad colombiana no es tan diferente a la nuestra, motivo por el cual hay ventajas para iniciar este tipo de políticas. Sin duda, una muy buena experiencia, que debería ser impulsada por los municipios, en coordinación con el gobierno central, desde una perspectiva multidisciplinaria.

R E S U M E N

Colombia tiene aproximadamente 50.000 familias de basureros (“recicladores”), que se ganan la vida recogiendo residuos sólidos. En 1986 una organización no gubernamental emprendió un programa para organizar a los “recicladores” en asociaciones locales (Asociación Nacional de Recicladores (ANR)). El propósito era ayudar a los “recicladores” a mejorar sus condiciones de trabajo reforzando sus sistemas de transporte y control de calidad de los residuos seleccionados. El programa se ocupa también de las necesidades sociales tales como la educación infantil, el acceso al sistema de seguridad social (asistencia médica, pensiones, etc.) y cuestiones relacionadas con la mujer.

Desde 1986, la ANR ha beneficiado a 25.000 familias de basureros en quince municipios colombianos. Ha creado instalaciones para almacenar los residuos y ha desarrollado sistemas de gestión de residuos dentro de las comunidades. El proceso de organización, provisión de equipamientos y empleo de las tecnologías adecuadas ha dado como resultado un treinta por ciento de aumento en los ingresos de los “recicladores”. Disponen de seguridad social y se han previsto ‘casas’ en las principales ciudades para la educación de los niños, la formación y reeducación de los adultos y como centros de reunión.

D E S C R I P C I Ó N

El problema de los basureros

El número de basureros en la mayor parte de las regiones del mundo va en continuo aumento, especialmente en los principales núcleos urbanos. Son el típico sector no estructurado que sobrevive económicamente mediante la recogida de basura en la calle o en vertederos.

El problema de los basureros es bien conocido en muchas ciudades del mundo. Este problema reside en su habitual ‘atomización’, acompañada por el estatus de basurero creado implícitamente y asumido por ellos mismos. Experiencias e investigaciones comparativas han demostrado que los basureros se consideran a sí mismos como una especie de clase social asociada con “características infrahumanas”.
Parte de la solución y del problema reside en la impotencia para recuperar su identidad humana como persona, y dentro de la familia y el grupo social.

Sin embargo, si bien muchos expertos o quienes toman las decisiones han señalado la magnitud de este problema social, se han dado pocas soluciones. Esto se debe a la complejidad del problema. Es en primer lugar un problema familiar: los basureros trabajan como una familia día y noche (los niños van con sus padres durante la noche; a menudo se sientan y duermen dentro de la carreta cubiertos y protegidos por “basura seleccionada”). Por consiguiente, las precarias condiciones de trabajo familiar y la temprana experiencia de identificar la suciedad con el estatus y la actividad familiar entre los niños frecuentemente llevan a un comportamiento desviado y a niveles de educación más bajos aún si cabe.

En segundo lugar es un problema individual que afecta a cada miembro de la familia desde la infancia y les hace más vulnerables, particularmente a las mujeres y niños.

Es un problema social: tales condiciones de trabajo y estatus llevan a una pobre autoestima y percepción de uno mismo, a lo que se añade la falta de seguridad social y unos bajos niveles culturales y de educación.
Es también un problema económico debido a las limitadas posibilidades de un individuo para recoger diariamente suficiente basura sin disponer de equipo, lugares para el almacenaje, diversidad del mercado de reciclaje, información y acceso a créditos para formar pequeñas empresas de actividades de reciclaje.

La Asociación Nacional de Recicladores (ANR) colombiana

Colombia tiene una población de unas 50.000 familias de basureros conocidos comúnmente como “recogedores de residuos sólidos” y más recientemente como “recicladores” (personas que reciclan) y que trabajan en las principales ciudades.

En 1986, se emprendió un programa apoyado y desarrollado por la Fundación Social, una organización no gubernamental formada por un grupo de 14 empresas. Los principios básicos de este programa son la rehabilitación de las actividades de los basureros mediante la organización y creación de iniciativas sostenibles.

Este programa organiza a los “recicladores” en asociaciones locales, forma líderes, ayuda a los “recicladores” a construir o conseguir sitios almacén, mejora sus condiciones de trabajo por medio del fortalecimiento de sus medios de transporte y su sistema de control de calidad. También se ocupa de los problemas sociales, tales como la educación de los niños, el acceso al sistema de seguridad social y las cuestiones relativas a la mujer.

Las actividades de la ANR han beneficiado directamente a 25.000 familias (unas 125.000 personas).
La mayoría de las delegaciones de la ANR han construido sus almacenes en sus respectivas ciudades y están desarrollando un programa de gestión integral de residuos sólidos con las comunidades locales. El proceso de organización, provisión de equipamiento y desarrollo de las tecnologías adecuadas ha dado como resultado aproximadamente un 30% de aumento en los ingresos de los basureros.

En este momento, cualquier miembro de una familia de basureros se puede beneficiar del sistema de seguridad social y tiene acceso a hospitales, asistencia sanitaria y fondos de pensiones. Con el aumento de la masa crítica, el sistema se está autofinanciando progresivamente.

Se han abierto “Casas de los basureros” en las principales ciudades. Ofrecen escolarización para los niños, formación para los adultos (particularmente mujeres) y son centros de reunión para los basureros.
Actualmente, la ANR ha iniciado la construcción de una nueva planta piloto para el procesado de residuos sólidos en la ciudad de Manizales con la contribución de otros socios de los sectores público y privado locales. De hecho, cualquier inversión para nueva tecnología es siempre autofinanciada por la ANR o sus delegaciones locales que tienen que encontrar socios que puedan compartir los gastos de la inversión.
Se han desarrollado nuevos modelos de participación de la comunidad en el reciclaje y eliminación de residuos.

Un total de quince de los principales municipios colombianos (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Neiva, Ibagué, Pasto, Popayán, Buga, Armenia, Manizales, Pereira, Soledad y Sincelejo) han firmado un contrato formal con la ANR y están planteando sus políticas en cuanto a la eliminación de residuos en coordinación con las delegaciones locales de la ANR. En algunas ciudades las delegaciones locales de la ANR trabajan sobre la base de subcontratas o una colaboración mediante empresas de riesgo compartido con las empresas privadas a cargo de la eliminación de residuos.

Una reciente reunión internacional, en Bogotá, diciembre de 1994, ha demostrado que la ANR es un modelo de vanguardia que podría ser reproducido en países particularmente donde el número de basureros es grande.

S O S T E N I B I L I D A D

La sostenibilidad de la ANR se ve apoyada por el creciente número de sus delegaciones locales por todas las principales ciudades colombianas y debido a sus esfuerzos para implicar a otros socios, tanto públicos como privados, en empresas de riesgo compartido. Todas las partes se comprometen en los programas tanto de gestión como financieros.

I M P A C T O

•25.000 familias directamente beneficiadas (125.000 personas).
•30% de aumento en los ingresos de los basureros.
•Los 15 municipios más importantes de Colombia implicados.

Sigue leyendo