Consejos para estudiar mejor

[Visto: 50 veces]

Para muchas persona, estudiar puede convertirse en una de las tareas más complicadas de llevar a cabo, presentándose casos como, por ejemplo, que por más que leemos y releemos un texto se nos hace imposible comprender casi toda la información. Si este es tu caso, debes saber que una de las razones de este fenómeno es que probablemente no estés estudiando adecuadamente, por lo que en este artículo te ayudaremos a mejorar tu forma de estudiar con unos increíbles consejos que te van a servir para cualquier nivel académico.

Guía práctica para aprende a estudiar mejor

Aunque no lo creas, existen muchos consejos y tips que te pueden ayudar a estudiar de una mejor manera, para que puedas rendir de la mejor manera en todos tus exámenes y siempre saques las mejores calificaciones. Con la ayuda de algunas técnicas de estudio y un par de practicas, vas a poder desarrollar buenos hábitos de estudio, como los siguientes:

  • Debes destinar un lugar para estudiar: uno de los errores más grandes que cometemos a las hora de estudiar es llevar a cabo esta tarea en cualquier lugar sin darnos cuenta que el ambiente influye en nuestro aprendizaje. Cuando nos encontramos en un lugar con muchos ruido, muchas personas y varios agentes distractores, el concentrarnos puede convertirse en una tarea casi imposible. Por lo contrario, si estudias en un lugar tranquilo y cómodo, con la iluminación y la temperatura adecuada, el concentrarse será mucho más fácil.

  • Dormir es muy importante: la cantidad de horas que dormimos y si descansamos o no durante ese tiempo, se encuentra estrechamente relacionado con nuestro rendimiento a la hora de estudiar. Está comprobado científicamente que mientras mejor descansemos mejor será nuestra efectividad a la hora de estudiar, ya que nuestras habilidades verbales, cognitiva, espácieles, numéricas y de razonamiento funcionarán de mejor manera ayudándonos a comprender mejor el contenido.
  • No estudies con hambre: el hambre es uno de los elementos distractores más comunes a la hora de estudiar, por lo que nunca debes realizar esta actividad sin saciar tu apetito. Si comes un snack antes de comenzar, vas a poder concentrarte con mayor facilidad, tu mente funcionará de mejor manera y te sentirás mucho mejor a la hora de leer.
  • Establece horarios de estudio: estamos de acuerdo que estudiar muchas hora puede ser agobiante y aburrido, lo que ayuda a que perdamos la concentración en algún momento y no estudiemos efectivamente. Sin embargo establecer una o dos horas diarias para estudiar será ideal para digerir mejor la información, capacitarte anticipadamente y poder aprender todas las materias que necesitas.
  • Reúne todos los implementos necesarios antes de sentarte a estudiar: libros, apuntes, lápices de colores, goma de borrar, sacapuntas, plumones, hojas, post it, tableta, laptop, cargadores y todas las herramientas y materiales que vayas a utilizar. Esto será fundamental para evitar el perder el tiempo al levantarte del lugar y evitar perder la concentración. También debes procurar trabajar en una mesa amplia para que puedas utilizar todo con completa libertad.
  • Báñate antes de estudiar: gracias a muchos estudios científicos, se logró comprobar que tomar un baño antes de comenzar a estudiar va a ser muy eficaz para relajar los músculos, aminorar los niveles de estrés y activar la actividad cognitiva. Se recomienda comenzar con una ducha con agua caliente para relajar los músculos y periódicamente pasar a agua templada y terminar con agua fría para reactivarnos y mejorar la circulación.
  • Los descansos son importantes: una de las técnicas más utilizadas a nivel mundial es realizar pausas activas que te van a permitir no aburrirte y poder oxigenar el cerebro y los músculos para poder continuar con tu jornada exitosamente. Cada 50 minutos de estudio, párate de tu asiento, toma agua y realiza estiramientos por un aproximado de cinco minutos.
  • No estudies durante muchas horas: debes tener en cuenta que el objetivo de estudiar es aprender la información de forma precisa y, sobre todo, entender el tema a tratar, para que de esta manera puedas explicarlo de forma fluida sin necesidad de mirar los apuntes, así que olvídate aprenderte textualmente cada uno de los párrafos. Por ende, destinarle de una hora a cuatros horas diarias, será más que suficiente.
  • Evita utilizar tu celular para otra cosa que no sea estudiar: otro gran agente distractor es el teléfono celular ya que entre las redes sociales, mensajes y llamadas podemos perder la concentración muy rápidamente mientras que pierdes tiempo valioso. Te recomendamos que lo apagues o coloques en silencio.

La regla de oro: elegir una técnica de estudio

El consejo más importante para estudiar efectivamente es utilizar un método o técnicas de estudios, dependiendo de nuestras cualidades personales existirán muchísimas opciones que podemos escoger. Para los estudiantes que son más visuales, se pueden inclinar por videos explicativos, realizar mapas mentales, esquemas, imágenes detallas, dibujar, pintar, entre muchas más. Para los más auditivos, el escuchar canciones o podtcast que expliquen el tema a estudiar será una de las mejores y más entretenidas alternativas.

En el caso de los analíticos, el leer libros, crear apuntes, realizar mapas conceptuales, realizar resúmenes, entre muchas más. Sin embargo, las técnicas de estudio que siempre funcionan para todos es el separar títulos por colores, destacar la información más importante por colores, utilizar post ir con palabras claves, inventar nuevos esquemas o mapas conceptuales y el sintetizar la información con tus propias palabras.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *