Martes, 20 de Enero 2015

Alfredo Oshiro y el periodismo gráfico: a propósito de Charlie Hebdo

A casi dos semanas del atentado contra el semanario satírico francés: Charlie Hebdo, donde murieron doce personas entre dibujantes y el mismo director de la revista. Alfredo Oshiro, ex-editor de infografías del diario “El Comercio” y graduado de la Maestría en Comunicaciones PUCP, comparte con nosotros algunas ideas sobre lo acontecido.

Además, tenemos una entrevista donde nos cuenta su experiencia como egresado de nuestra maestría.

“Todo está perdonado” – Última portada del semanario francés

¿Qué es Charlie Hebdo en el periodismo gráfico?

Charlie Hebdo se ha convertido en un símbolo de la libertad de expresión, y su estilo, controvertido, en un referente del periodismo gráfico. 

Hay voces que dicen “se lo buscaron”, como si estos periodistas hubiesen tenido una vocación irresponsable y autodestructiva. Puestos en ese nivel de interpretación, lo mismo se podría decir de los corresponsales de guerra y de los profesionales que van a las zonas de riesgo a prestar ayuda y cumplir con su deber. Pienso que existe más bien una responsabilidad de esta revista, que está dirigida a sus lectores y sus convicciones. 

Obviamente este tipo de publicaciones busca una confrontación, pero la mayoría aspira idealmente a que esta se realice igualmente en el plano de las ideas

Por otro lado, la línea gráfica del semanario también me lleva a una reflexión: la imagen visual es el más potente vehículo de las ideas, por su impacto, la inmediatez de su lectura y la multiplicidad de interpretaciones. Esas fortalezas, paradójicamente, también favorecen la incomprensión, la descontextualización, la sobrevaloración o el rechazo absoluto. 

Por eso, ahora más que nunca, cuando la coyuntura hace que este tipo de imágenes se reproduzca a millones, es necesaria la condena a la violencia como respuesta a las ideas, por más ofensivas que estas puedan parecer.



Oshiro recomienda…
Tres sitios claves para el periodismo gráfico:

Algunos contratan al infografista para que les “adorne” el texto: Entrevista al graduado

Alfredo Oshiro, graduado de nuestra maestría, es infografista y se desempeñó como­ editor de infografías de El Comercio. Ha ganado premios en su categoría durante siete años consecutivos, entre ellos, los de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Society of News Design.Tiene un enfoque comunicacional para su trabajo que nos transmite en esta conversación.

Entre lo recargado y lo sintético ¿Cómo resuelves ese dilema?

Yo no veo mi producción desde un ángulo exclusivamente estético, estoy marcado por lo comunicativo, el dilema lo resuelvo poniendo por delante el proceso o concepto que debo comunicar, que funcione en relación al público. La infografía no es un muestrario de texturas, efectos 3D ni habilidades del ilustrador, debe comunicarse con el lector.


¿Te inscribes en alguna corriente o estilo?

No precisamente, pero siento admiración y quisiera poder trabajar más a menudo cosas como el estilo estadounidense del New York Times. También aprecio lo escandinavo porque es muy sintético, nada decorativo, ahí lo que vale es la data, y por eso es muy poderoso comunicativamente, yo rescato y admiro lo puro de ellos pero hacer eso aquí es muy difícil porque se requiere acceso a bases de datos muy completas rápidamente, y todavía estamos funcionando muy lento en eso. Cuanto mayor y mejor es la data, se traduce en gráficas más potentes en donde el adorno de texturas y ornamentos sale sobrando.

Y entre los españoles, alguien a seguir es Alberto Cairo, sus infografías son anti-ilustración, no usa elementos gratuitos, pero cada cosa que pone tiene un sentido, representa milimétricamente la data. Otro español interesante es Adolfo Arranz . En National Geographic en español el jefe de infografías es español también, Fernando Baptista, y se pueden tomar meses en un artículo o grupo de infografías, trabajando con sus propios cartógrafos, investigadores, modeladores, etc.

¿Y qué particularidad hay en tu trabajo del último par de años?

Se empieza a convertir en un rubro importante lo digital, aunque el papel sigue siendo importante. Infografías pensadas para ver en tablet, en computadoras, en smartphones. Son conceptos diferentes, están también la animación y la interactividad ligadas a eso, y debo actualizarme constantemente, correr para lo que viene, aunque ahora aparecen herramientas nuevas también, hace unos cinco años todo había que resolverlo con Flash e Ilustrator .

También trato de tener un sello personal y no aceptar cualquier encargo en donde lo importante sea la cantidad, la inmediatez y haya presión por llenar todo de accesorios. Hay quienes contratan al infografista para que “les adorne”  el texto. Como comunicador el truco consiste en llegar a un balance que satisfaga a todos sin perder el objetivo de narrar un proceso, transmitir visualmente una data que encierra una reflexión.

¿El mayor reto profesional que hayas asumido?

Cuando Machu Picchu fue declarado maravilla del mundo, no me lo pidieron pero me impuse el trabajo de hacer el primer recorrido en 3D interactivo hecho en el Perú, recreando la experiencia de ir explorando la ciudadela digitalmente. Me robó días de sueño y fue causa de muchos dolores de cabeza porque estaba inventando hasta la técnica, pero sentí que debía hacerlo, dar ese paso, y al final creo que pudimos ofrecer una experiencia memorable para el usuario, que es lo que realmente interesa en todo esto.

Puntuación: 5 / Votos: 2

Deja un comentario


*