¿Por qué es importante contratar un seguro?

[Visto: 310 veces]

Muchas personas consideran que contratar un seguro es un asunto superfluo y que nada tiene que ver con la realidad cotidiana, ya que los accidentes que puedan sufrir las personas o infortunios, son cuestión de mala suerte.

Pero la verdad, es otra, un seguro es instrumento útil para hacer frente no solo a los accidentes, sino que estos cuentan con un campo de aplicación mucho más amplio que hace que las situaciones adversas resulten más llevaderas.

Por tal razón, vamos a mostrarte a continuación datos de relevancia sobre lo que es un seguro, que puede aportarte su importancia, y lo útil que puede ser su contratación a través de un Corredor de Seguros VIP.

¿Qué es un seguro?

En sentido general, un seguro no es más que un instrumento por medio del cual, una persona puede hacer frente a contingencias que lleguen a presentarse, pudiendo estas afectar la integridad del sujeto, sus bienes, derechos, mascotas, familiares.

En fin, el seguro no es más que una prestación a la cual se compromete una empresa a brindar servicios médicos, restauradores, de protección o de asesoría en caso de situaciones que afecten la personal del contratante o sus intereses.

¿Cuáles son las características de un seguro?

En sí, como bien te reseñamos en líneas anteriores, el seguro no es más que un contrato a través del cual las empresas se comprometen a prestar un servicio, donde la primera se llama aseguradora, y la persona que se beneficiara asegurado. En todo caso, para tu mayor comprensión vamos a mostrarte los rasgos más distintivos de este contrato:

  • Bilateral, involucra la participación de dos partes.
  • Voluntario, como todo contrato es necesario que las partes actúen por su propia voluntad y sin restricción alguna.
  • Aleatorio, este es un rasgo bastante distintivo de la figura jurídica del seguro, estableciéndose así que el mismo se distingue por el hecho de que las personas pueden suscribirlo sin conocer con exactitud las consecuencias económicas del mismo. Estas vienen derivadas del hecho de que suponen el surgimiento de un evento, para que la asegurado actué, o bien, de la aparición de un desastre.
  • Oneroso, todo contrato implica un gasto para el asegurado, quien deberá de pagar una cuota por la prestación de servicio, la cual se conoce como prima. Del mismo modo, si el contrato de seguro se celebra, la empresa aseguradora deberá de pagar su contraprestación, bien sea cubriendo gastos médicos, realizando prestaciones de servicios o demás hechos a los cuales se haya comprometido.
  • De adhesión, esto implica que la parte contratante debe sujetarse a las condiciones establecidas por la empresa aseguradora, de este modo, no existen un conceso entre las voluntades, quien contrata, solamente acepta.

¿Cuáles son las partes de un contrato de seguro?

Establecidas las características, a groso modo, vamos a señalarte cuales son las partes que intervienen en el contrato:

  • La empresa aseguradora, que es la encargada de prestar el servicio.
  • Tomador, quien es el sujeto encargado de firmar el contrato.
  • Asegurado, la persona sobre la cual recaerá las prestaciones encargadas de la empresa, quien será protegido e indemnizado según contemple la situación.
  • Beneficiario, en el caso de los seguros de vida, existe una persona que recibirá la cantidad asegurada a razón del contrato, una vez suceda la muerte del asegurado.

¿Cómo contratar un seguro?

Si deseas contratar un seguro, existen dos modalidades a las cuales puedes recurrir, la primera es acudir directamente a la aseguradora, y la otra, es realizarlo por medio de un corredor de seguros. En este post, te hablaremos de la segunda opción.

¿Qué es un corredor de seguros?

De forma general, podemos indicarte que un corredor, no es más que un particular que se encarga de buscar clientes para una aseguradora, este actúa como intermediario, tanto a la hora de celebrar el contrato, como ante la atención de urgencias, trámites administrativos, solicitudes de indemnizaciones o prestaciones de servicios, jugando un papel importante también a la hora de hacer reclamos.

¿Cuál es la ventaja de contratar un corredor de seguro?

Cabe señalar que muchas personas, creen erróneamente en la idea, que al contratar un seguro por medio de un corredor, deberán de pagar más, cuando la verdad es otra.

Primero, vamos a señalarte la relación que se establece entre un corredor y la aseguradora, realmente se trata de un aspecto comercial, donde a cambio de clientes, el corredor recibe comisiones. En este caso, cuando se uno de estos, lleva a una persona ante la empresa y logra el cierre de un contrato, lo que se realiza automáticamente es el pago de su comisión que por lo general es sustanciosa.

Del mismo modo, es de apreciar, que algunos pueden recibir una cantidad a razon de sueldo, en caso tal de que se trate de un asesor de seguros también, para lo cual la empresa puede pagarle.

Sin embargo, muchos consideran que contratar directamente es mejor, la verdad es que no, la empresa puede dilatar mucho en la tramitación de asuntos administrativos. Mientras que, si contratas un corredor, este cuenta con acceso al sistema por lo que tus solicitudes o reclamos pueden ser agilizados. En todo caso, he aquí las ventajas de contratar un seguro con un corredor:

No representa gasto alguno para el cliente, debes tener esto muy en claro, tu solo pagas la prima y respectivos giros, en nada tienes que ver con el salario o comisión de aquel.

El corredor de seguro conoce plenamente la póliza, lo que involucra y las consecuencias de la misma, por lo que, ante cualquier duda o inquietud solo debes de colocarte en contacto con este y gustosamente te responderá cualquier duda.

El corredor conoce de ofertas y de promociones, tambien como de rebajas, por tal motivo te mantendrá informado de las mismas. De hecho, este puede indicarte en cualquier momento la prestación de servicios gratuitos o a menor coste por parte de las empresas de salud afiliadas a la aseguradora.

Es un asesor a tu favor, y esto se debe a que siempre estará presto a aclarar tus dudas y ayudarte con la tramitación de tus asuntos, pero debes entender que no contribuirá a actos de mala fe que quieras realizar hacia la empresa.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *