Cómo impacta la dieta vegana en el cuerpo

[Visto: 273 veces]

Son distintos los regímenes dietéticos que pueden llevar las personas a cabo, sin embargo, son pocos aquellos que puedan mostrar tantas contradicciones y mitos como la dieta vegana.

En este orden de ideas, muchos consideran que la dieta vegana solo se funda en el consumo de plantas, por creer que estas solo pueden surtirse de una tienda ecológica.

Lo cierto es que, muchas personas tienen falsas creencias sobre la misma, pero esta cuenta con una sola verdad generalizada y es que los veganos no consumen proteínas animales, y puede que, tampoco consuman sus derivadas. No obstante, recurren a otros alimentos que son sus sustitutos, como son los granos, vegetales, verduras, cereales y frutos secos.

¿Cuáles son los impactos de la dieta vegana en el cuerpo?

En cuanto a los impactos de la dieta vegana, conviene advertir que existen dos posturas en referencia a la misma, una que es considerada por muchos radical la cual implica que no se consume alimentos de origen animal y tampoco sus derivados.

Pero además, las personas que la asumen presentan una posición amplia y abierta frente a la defensa de los derechos animales, convirtiéndose así no solo en veganos, sino también en activistas.

Quienes optan por esta filosofía y estilo de vida, presentan un alto índice de vitalidad, especialistas de la salud, consideran que estas personas pueden presentar mejores niveles de rendimiento físico, debido a que se mantienen los rangos de presión estable, fundando en el hecho, que la omisión de la carne inhibe la viscosidad de la sangre.

Las personas que consumen una dieta fundada especialmente en plantas, es decir, que prescinden por completo del consumo animal, erradican de su organismo la posibilidad de padecer alguna enfermedad crónica.

Por otra parte, la flora intestinal se mantiene en buenas condiciones, tomando en cuenta que no existe producción de microbios, ya que las dietas veganas aumentan el consumo de fibras, necesarias para la regulación de los movimientos intestinales. Siendo así, no existen incidencias en el área abdominal que cursen con dolor o molestias desde que se asumen estos nuevos hábitos alimenticios.

Del mismo modo, cabe señalar que las estadísticas de centros de salud y de nutrición informan que los espacios donde se consume mayor cantidad de vegetales, o bien que se asumen las dietas veganas de forma completa o parcial, la población llega a presentar menores incidencias a nivel cardiovascular, o bien, llegan a disminuir por completo la posibilidad de padecer cualquier patología.

De hecho, estudios oncológicos refieren que las dietas que presentan menor cantidad de carnes, llegan a ser mucho más saludables y benéficas para la detención adecuada de las células cancerígenas.

En este sentido, puede considerarse que algunos se muestran bastante escépticos, pero la verdad es que una persona que lleva el consumo alimenticio fundado en frutas verduras, altos niveles de grasa insaturada y bajos niveles de grasa saturada, padecen de menos patologías en comparación con aquellas que tienen una ingesta animal continua.

Riesgos en la salud para aquellos que mantienen una dieta vegana

Sin embargo, cabe señalarte que algunos estudios de medicina clínica han aportado también evidencias estables, donde se demuestra que el veganismo presenta ciertos riesgos para la salud.

Tomando en cuenta que esto obedece a factores de predisposición del mismo organismo, o por el contrario, puedan deberse a ciertos efectos que las personas puedan presentar por ya anomalías sobrevenidas o genéticas.

Y es que se ha demostrado que al prescindirse por completo de la ingesta de productos o alimentos de origen animal, existe un marcado déficit de vitaminas en el organismo, como es el caso de la B12, calcio y omega 3.

Aunque estos pueden absorberse de otros sustitutos, conviene advertir que el organismo puede ser bastante lento para procesarlos, razón por la cual, estos terminan siendo no asimilados completamente o desechados, en el caso de las dietas veganas.

Es por ello, que las dietas veganas deben realizarse siempre bajo supervisión médica, tomando en cuenta, que estas pueden llegar a presentar graves problemas de salud para los involucrados si no se realiza una sustitución debida de los nutrientes o vitaminas requeridas.

Consejos para hacer una correcta transición

Ahora que has apreciado los pros y contras de una dieta vegana, vamos a mostrarte cuales son las pautas correctas que debes seguir para hacer una transición adecuada y que tu cuerpo se sienta bien, mientras tu organismo asimila la nueva cantidad de nutrientes a incorporar:

  1. Procura ir paso a paso. Esto consiste en el hecho de que no puedes eliminar los alimentos animales todos la vez, lo correcto es que vayas prescindiendo de uno cada cierto tiempo, y evaluando las reacciones de tu cuerpo, no son recomendable nunca los cambios bruscos, ya que tu organismo puede sentir o padecer el síndrome de abstinencia.
  2. Comienza tu nuevo estilo en casa, es decir, asume la idea de que vas a comer solamente tus comidas veganas en casa, donde puedes controlar por completo tu menú.
  3. No te impongas reglas ni mucho menos restricciones, empezando el proceso de transición puede haber o no avances, todo depende de ti, así que solamente preocúpate por sentirte bien y hacer tu mejor esfuerzo por esta nueva vida alimenticia.
  4. Comparte tus inquietudes, al día de hoy no es necesario que busques como tal un grupo vegano en tu comunidad. Recuerda que para ello, existen muchos foros donde puedes participar, aclarar dudas e incluso compartir experiencias con personas que están por igual, comenzado su estilo de vida vegano.
  5. Recurre a técnicas novedosas, busca en internet como preparar los platillos y asegúrate de convertir este nuevo hábito en algo divertido y no monótono. Además, procura informarte sobre todas las alternativas de alimentos que forman parte de un menú vegano, para que así no te sientas mal.
  6. Alimentante bien. Prepara raciones proporcionales y que vayan acordes a tus necesidades nutricionales.
Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *