ASPECTOS TRIBUTARIOS DE LA EXPORTACIÓN EN EL SECTOR TURISMO: Servicio de Hospedaje y alimentación a los sujetos no domiciliados

ASPECTOS TRIBUTARIOS DE LA EXPORTACIÓN EN EL SECTOR TURISMO: Servicio de Hospedaje y alimentación a los sujetos no domiciliados

[Visto: 3152 veces]

El Perú en los últimos años califica como un país receptor de diferentes turistas de todo el mundo, siendo así, muchas ciudades del Perú se benefician con los ingresos provenientes del sector turismo, dentro de ellas está el servicio de alojamiento y alimentación a turistas nacionales y extranjeros. Al respecto, queremos destacar el incremento sostenido de los Establecimientos de Hospedaje y Agencias de Turismo a nivel nacional que venden paquetes turísticos constantemente, inclusive con varios meses de anticipación.

En ese sentido, como se ha venido incrementando sostenidamente la afluencia de turistas extranjeros o de sujetos de nacionalidad peruana que ya no tienen la calidad de domiciliados por haber permanecido fuera del territorio nacional más de 183 días calendario, conforme lo establecido en el artículo 7º TUO de la Ley del Impuesto a la Renta, consideramos que es importante resaltar el tratamiento tributario en cuanto a los requisitos y formalidades que deberán cumplir a efectos de gozar de los beneficios tributarios otorgados al sector turismo, la emisión del comprobante de pago y sus alcances, finalizando con casos prácticos de varios de los supuestos que se presentan en este rubro.

  1. Exportación de servicios:

 El concepto de exportación es un tema que no se encuentra regulado en el TUO de la Ley del Impuesto General a las Ventas-Decreto Supremo Nº 055-99-EF (en adelante LIGV), podremos encontrar lo que calificará como exportación de bienes o servicios e incluso los requisitos que debemos cumplir para que una operación califique como exportación de bienes o servicios, pero una definición exacta de qué se entiende por exportación la vamos a encontrar en el título III de la Ley General de Aduanas el cual establece que: “ La exportación es el régimen aduanero que permite la salida del territorio aduanero de las mercancías nacionales o nacionalizadas para su uso o consumo definitivo en el exterior. La exportación no está afecta a ningún tributo.”

Es en correlato a ello que el artículo 33º de la LIGV indica que las actividades calificadas como exportación (sea de bienes o de servicios) se encuentran inafectas del IGV.

En ese sentido, avocándonos a la exportación de servicios, el artículo 33º de la LIGV modificado en el año 2017[1] hace una calificación de exportación de servicios indicando que calificará como tal todas aquellas operaciones que cumplan de manera CONCURRENTE con los siguientes requisitos:

a) Se presten a título oneroso desde el país hacia el exterior, lo que debe demostrarse con el comprobante de pago que corresponda, emitido de acuerdo con el reglamento de la materia y anotado en el Registro de Ventas e Ingresos.

b) El exportador sea una persona domiciliada en el país.

c) El usuario o beneficiario del servicio sea una persona no domiciliada en el país.

d) El uso, la explotación o el aprovechamiento de los servicios por parte del no domiciliado tengan lugar en el extranjero.

  1. Conforme lo indicado por el artículo 9° del Reglamento de la Ley del IGV, modificado por el Decreto Supremo N.º 342-2017-EF, los servicios se considerarán prestados desde el país hacia el exterior cuando:
  2. La prestación del servicio por parte de la persona domiciliada en el país se realiza íntegramente en el Perú; y,
  3. El uso, la explotación o el aprovechamiento de los servicios por parte del no domiciliado tiene lugar en el extranjero, para lo cual se considera el lugar donde ocurre el primer acto de disposición del servicio, entendido como el beneficio económico inmediato que el servicio genera al usuario no domiciliado.

Para establecer que el uso, explotación o aprovechamiento de los servicios por parte del no domiciliado tiene lugar en el extranjero se evaluarán las condiciones contractuales de cada caso en particular, teniendo en cuenta no sólo lo señalado en los contratos sino también lo acordado a través de otros medios de prueba a efecto de determinar el lugar donde efectivamente se realiza dicho uso, explotación o aprovechamiento. Lo señalado en el párrafo precedente no limita las facultades de fiscalización que tiene la SUNAT. 

e) El exportador de servicios deberá, de manera previa, estar inscrito en el Registro de Exportadores de Servicios a cargo de la SUNAT.

Al respecto podemos señalar que el 27.11.2017 publicó la Resolución de Superintendencia N° 312-2017-SUNAT, mediante la cual, la SUNAT crea el Registro de Exportadores de Servicios de conformidad con la Ley 30641, Ley que Fomenta la Exportación de Servicios y el Turismo.

Esta norma señala que las personas que deseen inscribirse en el Registro deberán ingresar a SUNAT Operaciones en Línea, consignando sus datos generales y los requisitos establecidos por SUNAT.

  • Los Requisitos para inscribirse son: 

El número de RUC de la empresa no debe estar de baja o con suspensión temporal de actividades.

No tener la condición de no habido; y,

Encontrarse en el Régimen General, Régimen Especial o Régimen MYPE Tributario.

Para presentar la solicitud de inscripción.- Debe ingresarse a SUNAT Operaciones en Línea y seleccionar la opción correspondiente. Debe especificarse el tipo de servicio a exportar. Si van a exportar más de un tipo de servicio, debe consignarse aquél por el que se estima obtendrán mayores ingresos.

La validación del cumplimiento de los requisitos se realiza en línea. Si el solicitante no cumple con los requisitos, no se aceptará la solicitud de inscripción. Si el solicitante cumple con los requisitos, la inscripción surte efecto de inmediato. SUNAT procederá de oficio a incluir esta condición en el RUC del contribuyente.

Cuando se termina con la inscripción, se puede imprimir la constancia de inscripción. 

  • Exclusión del registro. – Procederá a pedido del exportador; o de oficio cuando el exportador incumpla con los requisitos establecidos.
  •  Reinscripción. – Los sujetos excluidos pueden volver a inscribirse a partir del día siguiente de su exclusión, siempre que cumplan con los requisitos establecidos por SUNAT.

      Designación como emisores electrónicos:

Se designa como emisores electrónicos del Sistema de Emisión Electrónica, a los sujetos que a partir del 1 de enero de 2018 realicen una o más operaciones de exportación de servicios, sólo respecto de estas operaciones, siempre que SUNAT no les haya asignado dicha calidad a la fecha de entrada en vigencia de esta resolución (28.11.2017). Deberán emitir facturas, notas de crédito y débito electrónicas en el Sistema de Emisión Electrónica por sus operaciones de exportación de servicios, considerando la normativa correspondiente.

En ese sentido, todo servicio que cumpla con estos requisitos calificará como una exportación de servicios no gravado con el IGV, sin considerar ninguna lista taxativa. Sin embargo, el artículo 33° de la Ley del IGV cuenta con una lista de servicios que, a pesar de no cumplir con los requisitos antes indicados, también califican como exportación de servicios como por ejemplo la prestación de servicio de hospedaje y los servicios de alimentación y transporte turístico a operadores no domiciliados.

Por consiguiente, como parte del desarrollo de este artículo, a continuación, abordaremos los siguientes puntos, referente al sector turismo:

  • Prestación de Servicios de hospedaje donde se incluye la alimentación. (numeral 4 del artículo 33° de la Ley del IGV)
  • Servicios que conforman el paquete turístico prestado por operadores turísticos domiciliados en el país. (numeral 9 del artículo 33° de la Ley del IGV).
“Leer más”

LAS ULTIMAS MODIFICACIONES DEL IMPUESTO SELECTIVO AL CONSUMO

[Visto: 6729 veces]

  1. El Impuesto Selectivo al Consumo y su finalidad:

El Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) se encuentra regulado en el TUO de la Ley del IGV e ISC-aprobado por el Decreto Supremo N° 055-99-EF-, como un impuesto Monofásico Producto Final, es decir que sólo alcanza al productor o fabricante y a nivel de la importación de los productos, este último con el objetivo de no afectar la neutralidad entre la imposición selectiva a la fabricación de productos internos y los provenientes del extranjero.

El ISC no tiene un fin recaudatorio como el impuesto general a las ventas, su fin es extrafiscal; es decir, busca incrementar el precio relativo de los productos a fin desalentar en los consumidores el consumo de ciertos bienes y servicios.

Específicamente el ISC desincentiva el consumo de productos que por su contenido son nocivos para la salud de las personas (bebidas alcohólicas, cigarrillos, gaseosas) o para el medio ambiente (combustibles) o para desalentar el consumo de servicios que generan alguna adicción (el juego de azar y apuestas). En ese sentido, para ello lo que hace el Gobierno es colocar un impuesto que encarezca el precio final de estos productos, precisamente para desalentar su consumo, influyendo en las decisiones de consumo y afectando el principio de neutralidad.

  1. Ámbito de Aplicación del ISC:

Las operaciones que se encuentran dentro del ámbito de aplicación del ISC, de acuerdo con el artículo 50° de la Ley del IGV e ISC es el siguiente:

  1. a)     La venta en el país a nivel de productor y la importación de los bienes especificados en los Apéndices III y IV:

El Apéndice III incluye bienes combustibles, y en relación a ello podemos señalar que la Ley N° 28694 que regula el contenido de azufre en el combustible diésel dispuso que gradualmente a partir del 1 de enero de 2008, se determinará el impuesto selectivo a los combustibles en función de su grado de nocividad. El fin es desalentar el consumo de combustible con alto contenido contaminante y sustituirlos por otros menos nocivos. Mediante el Decreto Supremo N° 217-2007-EF se aprobaron los montos fijos del impuesto aplicable a los combustibles en función del grado de nocividad, los cuales fueron determinados teniendo en cuenta los índices de nocividad aprobados por el consejo directivo de la Comisión Nacional del Medio Ambiente. Sin embargo, considerando que la contaminación es un factor que varía cada cierto periodo de tiempo, el Ministerio del Medio Ambiente, publicó el 09 de Mayo del 2018, el Decreto Supremo N° 003-2018-MINAM, mediante el cual aprueba los nuevos índices de nocividad de combustibles para el 2018-2019, considerando las características actuales de la matriz energética en el país.

Es por ello que mediante el Decreto Supremo N° 094-2018-EF, vigente a partir del 10.05.2018, se ha modificado el Nuevo Apéndice III del TUO de la Ley del IGV e ISC, en lo referente a los siguientes bienes aumentando los montos en soles por GALON: 

Con respecto al literal B del Apéndice IV del TUO de la Ley del IGV, es un literal que grava productos afectos a la aplicación del monto fijo:

“Leer más”

RÉGIMEN DE RECUPERACIÓN ANTICIPADA DEL IMPUESTO GENERAL A LAS VENTAS

[Visto: 4338 veces]

 

Por los diversos cambios que se han suscitado durante la vigencia del Régimen de Recuperación Anticipada del Impuesto General a las Ventas, creemos conveniente hacer un somero resumen de esas modificaciones, empezando por el Régimen General de Recuperación Anticipada regulado en el artículo 78° del TUO de la Ley del Impuesto General a las Ventas, artículo incorporado mediante el Decreto Legislativo N° 886, publicado el 10 de Noviembre de 1996. Dicho artículo establece la recuperación anticipada del IGV pagado en las importaciones y/o adquisiciones locales de bienes de capital realizadas por personas naturales o jurídicas que se dediquen en el país a actividades productivas de bienes y servicios destinados a exportación o cuya venta se encuentre gravada con el IGV.

Así mismo, existen Regímenes Sectoriales de Recuperación Anticipada del IGV como el de la minería e hidrocarburos, regulados mediante las Leyes N° 27623 y 27624 respectivamente, publicadas en el Diario Oficial “El Peruano” con  fecha el 08 de enero de 2002. Posteriormente, fue publicado en el Diario Oficial “El Peruano”, el Decreto Supremo N° 082-2002-EF, el mismo que aprueba el Reglamento de la Ley que dispone la devolución del IGV e IPM a los titulares de la Actividad Minera durante la fase de exploración.

Al igual que en los casos anteriores, se han venido aprobando regímenes de recuperación anticipada del IGV en otros sectores como en agricultura, acuicultura, recursos naturales, entre otros.

En este contexto, con fecha 10 de marzo de 2007, se publicó en el Diario Oficial “El Peruano”, el Decreto Legislativo N° 973, mediante el cual se establece un Régimen Especial de Recuperación Anticipada del Impuesto General a las Ventas, mediante el cual se unifican todos los regímenes mencionados, creándose un régimen único para tales fines.

Con fecha 08 de Diciembre de 2016 se publica el Decreto Legislativo N° 1259, que perfecciona la regulación y demás aspectos referentes a la cobertura y acceso a los regímenes especiales de devolución del Impuesto General a las Ventas regulados por el Decreto Legislativo Nº 973, Decreto Legislativo que establece el Régimen Especial de Recuperación Anticipada del Impuesto General a las Ventas, por la Ley Nº 28754, Ley que elimina sobrecostos en la provisión de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos mediante inversión pública o privada y por el Capítulo II de la Ley    Nº 30296, Ley que promueve la reactivación de la economía, orientados a promover y agilizar la inversión en el país; así como la productividad de las micro y pequeñas empresas.

Conforme lo indicado en la Segunda Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo N° 1259, el Régimen a que se refiere el artículo 3 del Capítulo II de la Ley Nº 30296, Ley que promueve la reactivación de la economía, modificado por el artículo 5 de este Decreto Legislativo, estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2020, siendo de aplicación a las importaciones y/o adquisiciones efectuadas durante su vigencia. 

  1. INTRODUCCIÓN:

La imposición al Valor Agregado adoptado por el TUO de la Ley del IGV–Decreto Supremo N° 055-99-EF-supone la deducción del IGV generado por las compras de un período respecto del IGV generado por las ventas del mismo período, resultando por dicha diferencia un Crédito Fiscal o un impuesto a pagar al fisco. Precisamente para obtener ese derecho al Crédito Fiscal, el artículo 18° de la Ley del IGV exige que las adquisiciones que la generan cumplan dos requisitos sustanciales:

  1. Que las adquisiciones sean permitidas como gasto o costo de la empresa, de acuerdo a la Ley del Impuesto a la Renta, aun cuando el contribuyente no esté afecto a este último impuesto.
  2. Que las adquisiciones se destinen a operaciones por las que se deba pagar el impuesto.

En el caso del Régimen de Recuperación Anticipada este segundo requisito no se cumple o; por lo menos, no se verifica de manera inmediata, puesto que las empresas productivas locales o empresas exportadoras al encontrarse en etapa pre-operativa, carecen de operaciones gravadas.

Pese a ello, se posibilita a dichas empresas recuperar el IGV en forma anticipada a la realización de operaciones gravadas, con el propósito de no ocasionar un costo financiero por el período de tiempo existente entre la fecha de efectuadas las adquisiciones y la fecha de inicio de operaciones.

En realidad las empresas deben recuperar su IGV de las compras, por medio del mecanismo normal del Crédito Fiscal; no obstante, existen situaciones en las cuales algunas empresas requieren etapas pre operativas prolongadas e inversiones fuertes, lo cual produce en un lapso considerablemente extenso un deterioro del valor nominal del IGV que haya afectado las adquisiciones, lo cual los inversionistas se verían obligados a reducir sus niveles de inversión, dado el costo financiero originado por la pre operatividad de sus inversiones o incluso, tal incremento de costos aumentará los precios relativos de su producción posterior.

Es por eso que el Estado ha creído conveniente crear este Régimen de Recuperación Anticipada no sólo para los bienes de capital (como ocurre en el Régimen de Recuperación Anticipada General) sino también para bienes intermedios, contratos de construcción e inclusive servicios (como Régimen de Recuperación Anticipada Especial).

En ese sentido, podemos decir que el Régimen de Recuperación Anticipada del Impuesto General a las Ventas es un mecanismo tributario de intervención por inducción, mediante el cual el Estado busca promover las exportaciones e inversiones locales productivas, posibilitando que las empresas productivas puedan recuperar anticipadamente el IGV que afecte sus adquisiciones locales e importaciones de bienes de capital estando aún en la etapa pre-operativa.

“Leer más”

RÉGIMEN TRIBUTARIO DE LAS CONSTRUCTORAS E INMOBILIARIAS

[Visto: 20494 veces]

  1. La actividad de construcción y la inmobiliaria

La actividad de construcción y la inmobiliaria o la mezcla de ambas son actividades que han tenido en nuestro país bastante participación económica. En los últimos 20 o 30 años se han desarrollado exponencialmente, aunque hubo un periodo en que el negocio bajó por una temporada, donde las personas dejaron que comprar departamentos.

Esta actividad empresarial se puede dividir en dos tipos de negocio, cada uno con un sistema de pago a cuenta distinto, pero bajo un solo régimen tributario (el régimen general[1]):

-Empresa que se dedica exclusivamente a la construcción de inmuebles por encargo de un tercero, se encuentra en el rubro de las empresas constructoras.

-Empresa que se dedica a vender inmuebles que ha construido o que ha mandado a construir sobre terreno propio, está en el rubro de las empresas inmobiliarias.

En el primer caso, desde el punto de vista del impuesto a la renta, la empresa cuenta con sistemas de pagos a cuenta regulado en el artículo 63 del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta- Decreto Supremo Nº 179-2004-EF (LIR). Dichos sistemas son opcionales y son de uso exclusivo para las empresas constructoras.

Para las empresas que tienen ambos rubros del negocio; es decir, aquellas empresas que construyen para sí o mandan a construir sobre terreno propio y venden los inmuebles, no tienen ningún régimen de pago a cuenta especial, sólo tendrán que aplicar el principio del devengo regulado en el artículo 57° del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta- Decreto Supremo Nº 179-2004-EF (LIR).

Una vez que la empresa ha decido el rubro que desea desarrollar deberá hacer el trámite ante la SUNAT para obtener el número de RUC respectivo, conforme al procedimiento N° 1 del TUPA de la SUNAT, que regula “La inscripción en el registro único de contribuyentes”.

Respecto a la emisión del Comprobante de Pago, como una obligación tributaria necesaria para realizar la operación, la empresa necesitará autorización de SUNAT para imprimir dichos comprobantes de pago. Para ello, se debe revisar el procedimiento N° 8 del TUPA de la SUNAT, el cual regula la “Autorización de impresión de comprobantes de pago u otros documentos /autorización de aplicativos”.

“Leer más”

Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog:

227 subscribers